FOTOGRAFÍAS HISTÓRICAS: “TENNIS GIRL” o “LA CHICA DEL TENIS” (o también… “Fiona, el culo más famoso del mundo”)

En esta sección de fotografías históricas estamos acostumbrados a ver fotografías de reporteros, de guerras, de instantes dramáticos, instantes únicos…., pero la historia no es solo lo tremendo, lo imposible, lo inaudito…., la historia es también aquello que marca épocas. Y esta fotografía es una de esas que marcó a toda una generación de adolescentes y jóvenes, chicos y chicas. Uno de los posters más vendidos de la historia.
Este poster estaba en miles de residencias, de habitaciones, de carpetas escolares, de colegios mayores, de taquillas, de camiones….., de repente millones de personas que compraron el poster se hicieron más tenistas que nunca (el tenis debía agradecer con una buena millonada a su culo más famoso, sin duda). Lo siento por Nadal pero……él en pocos años será un nombre de unos listados de tenistas famosos, sin embargo este culo…, seguirá viajando por la red cada día miles de veces.

Tennis Girl es una de las imágenes icónicas del siglo XX y uno de los pósters más vendidos de la historia, que ha despertado la imaginación y la libido de una generación, la de finales de los setenta y comienzos de los ochenta.
Muestra a una joven de espaldas, que camina hacia la red de una cancha de tenis con una raqueta en su mano derecha y levantando su corto vestido de juego con la mano izquierda, dejando ver que no lleva ropa interior. La imagen a contraluz despierta erotismo y ternura a la vez.

EL FOTOGRAFO
La fotografía fue tomada por Martin Elliott en septiembre de 1976 y presenta a Fiona Butler, de 18 años, su novia en aquella época (la foto fue tomada en las canchas de tennis de la Universidad de Birmingham).
Elliot vendió los derechos de la imagen a la empresa Athena. Cuando el cartel se puso a la venta, se vendieron más de dos millones de copias, donde probablemente la mayoría de los compradores hayan sido adolescentes (Elliot conservó los derechos de autor, lo que le ha dado a ganar un estimado de 250.000 Euros). Murió a los 63 años
LA MODELO
Fiona Butler tenía 18 años y en realidad no jugaba tennis con regularidad por lo que tuvo que pedir ropa prestada (los zapatos eran de su padre) para la sesión fotográfica (las pelotas de tenis que se ven ella las usaba para jugar con su perro).
Fiona no recibió nada a cambio, solo el hecho de ser la protagonista de una de las imágenes más populares, parodiadas y copiadas). Fiona Walker admite: “Creo que mis hijos le cuentan a la gente que la de la foto soy yo, pero la mayoría no les cree”, “Yo era muy ingenua, no me pagaron nada, y creo que es el póster más vendido de la historia”.
(en la foto, Fiona en la actualidad).

El dato curioso es que después de más de 30 años negándose a volver a posar, Fiona decidió promover una exposición sobre el tenis de césped como un sujeto en el arte, que se celebrará en Birmingham’s Barber Institute of Fine Arts este verano.

En 2007 se volvió a poner a la venta una edición limitada, con un precio de 300 libras.
EL LUGAR DE LOS HECHOS
El escenario de la foto era una pista de tenis universitario en Edgbaston, Birmingham, la zona donde nació el tenis como se conoce hoy, en 1859.

EL VESTIDO, A SUBASTA
Hace poco el vestido de la foto salió a la venta en una subasta y se ha vendido por 15.500 libras esterlinas, al cambio unos 20.000 euros.
LA ERÓTICA DEL TENIS
Siempre se ha hablado mucho de la erótica de tenis, y la verdad es que no le falta razón, y no hablo de tenistas internacionalmente famosas posando como modelos para anuncios y demás, no. Sería muy fácil hacer fotos sexis y eróticas de esa forma. Hablo de fotografías de las tenistas en movimiento, en el campo, jugando al tenis, en plena acción deportiva…hay miles de fotografías de tenistas así, no tienes más que ir al google. Aquí van algunas:










FOTOGRAFÍAS HISTÓRICAS: EL BESO más famoso. (“V-J Day in Times Square” – “El Beso de Times Square”)

Al hablar de fotografías históricas en esta sección del blog, no sólo quiero hablar de instantes que muestran épocas, también de imágenes que hacen historia por sí mismo. Imágenes que se quedan en la retina de generaciones por las causas que sean.

Esto me ha pasado con la fotografía de EL BESO que quería comentar, que hay dos imágenes de besos históricos por los dos motivos que he comentado anteriormente.
No sabía cuál elegir así que…. me he decidido por las dos: EL BESO de Alfred Eisenstaedt, el más famoso, y EL BESO de Robert Doisneau, el más romántico.
Cada uno de ellos marcó una época, y ambos dos, todavía hoy, son iconos y símbolos de muchas cosas: amor, pareja, paz, felicidad, pasión, romanticismo…

Empezamos por el beso más famoso: Ocurrió el 14 de julio de 1945, cerca de las 7 de la tarde. Truman acaba de anunciar el fin de la Segunda Guerra mundial tras la rendición de Japón. Miles de personas salen a las calles a celebrarlo Estamos en una calle céntrica de New York, en la intersección de la Séptima Avenida con Brodway, en Times Square. Un marinero emocionado agarra a una enfermera y la besa emocionado, ella perece cerrar los ojos y responder a dicho acto de júbilo de un desconocido. Dos desconocidos se convierten en icono del fin de la guerra desde ese instante.
Dos fotógrafos toman ese instante y hacen de esa imagen una representación del fin de la Guerra, de la alegría de la población mundial, de la PAZ. Todos los periódicos la ponen como icono del fin de la guerra, los posters que se venden de la imagen son millones… Todavía hoy millones de turistas , en ese mismo lugar, se inmortalizan besándose.

LOS FOTÓGRAFOS
Los fotógrafos son Alfred Eisenstaedt y Victor Jorgensen
La foto que se hizo más famosa fue la de Alfred, por el encuadre, ya que se ve Times Square, uno de los sitios más turísticos y visitados de New York (aunque hay que reconocer que la foto de Victor, al ser pública por pertenecer al gobierno de los EEUU, y sin derechos de autor, quizá hasta la veas más veces en internet que la famosa)

La foto de Alfred Eisenstaedt
La tituló ‘V-J Day in Times Square’ (Victory over Japan Day). Así describe la escena: “En Times Square durante el día de la Victoria, vi a un marinero a lo largo de la calle que agarraba a todas y cada una de las chicas que se ponían a su alcance. Tanto si pudieran ser su abuela, fueran altas, delgadas o viejas, no hacía distinción. fui corriendo atrás mirando por encima del hombro con mi Leica pero ninguna de las tomas que hacía me agradaba. De repente, como un destello, vi algo que se me grabó. Me di la vuelta y capturé el momento justo en que el marinero besó a una enfermera. Si ella hubiera llevado un vestido oscuro jamás me habría dado cuenta. Nunca habría disparado la toma, o si el marinero hubiera llevado uniforme blanco, lo mismo. Realicé cuatro tomas. Fue en apenas unos segundos”. De las cuatro tomas que hizo tomó la segunda por su composición y balance y esa misma semana se publicó en LIFE Magazine. Una copia positivada a partir del negativo original y firmada por Eisenstaedt se vendió en 2013 por 24.000 euros. Actualmente es distribuida por la agencia de fotografía Getty y el merchandising funciona de maravilla todavía.

 

La foto de Victor Jorgensen
Victor trabajaba como fotoperiodista para la marina estadounidense y tomó la foto desde otro ángulo más lateral, sin Times Square. La tituló ‘Kissing the War Goodbye’ y fue publicada por el New York Times, al día siguiente. Esta foto es de dominio público.

LOS PROTAGONISTAS
Pasaron muchos años sin conocerse quienes fueron el hombre y la mujer protagonistas de la foto. Hasta que el propio Alfred Eisenstaedt y la revista iniciaron una campaña para identificarles.
11 hombres y tres mujeres dijeron ser los protagonistas de la escena, en un principio dos de los hombres podrían ser los protagonistas pero ni entre ellos, ni entre ellas hay una constancia segura de quien fue en realidad y no sé si nunca lo sabremos.
Entre los hombres, el más probable sería el marinero George Mendonsa, que había ido al cine con su novia Rita Petry (sale a la izquierda en la foto original) y se enteró de la noticia de la rendición de Japón, salieron a celebrarlo. La novia, que luego fue su esposa, dijo que no le importaba aquel beso y abrazo apasionados (ella estaba enfrente cuando pasó) aunque reconocía que en todos los años pasados, nunca él la había besado así (la policía identificó al hombre como Glenn McDuffie, aunque finalmente se impuso George).
Entre las mujeres, al principio se habló de Greta Zimmer Friedman que comentó que ella no había buscado el beso ni tampoco que fuera nada apasionado ni romántico pero posteriormente todo apunta a que fue Edith Shain que en 1970 escribió afirmando serlo. Según ella, estaba trabajando en un hospital de Nueva York como enfermera cuando ella y un amigo oyeron en el radio que la Segunda Guerra Mundial había terminado. Fueron a Times Square, donde se encontraba una multitud celebrándolo y nada más salir del metro, un marinero la agarró del brazo y la besó. Shain contó que en aquel momento pensó que podía dejar que la besara puesto que aquel hombre había luchado por ella durante la guerra. Edith falleció en 2010, a los 91 de años de edad.

el beso de simpsonsEstatuas, posters, escenas de películas, revistas, teatro, fotos turísticas, grafittis…..la pose de este beso se ha visto hasta en un capítulo de los Simpons, donde Lisa es besada en similares circunstancias.

 

CRITICAS
También la fotografía se ha criticado, desde el principio criticaban tanto la técnica como lo que representaba: Algunos decían que era preparada (él siempre lo ha negado), las defensoras de los derechos de las mujeres sostenían que era un acto violento de un hombre contra una mujer (algo de ello podría haber, ya que ella parece tensa en la foto), por este último motivo la revista Life hizo la campaña para encontrar a los protagonistas y ver la versión de ambas personas.
A veces veo esa crítica, y podría ser tachada, hoy en día, de sexista (sobre todo por la postura de ella, sumisa), pero me pongo en la piel de aquella época, una guerra tan sangrienta y otros tiempos, y prefiero ver el icono, el encuadre….

Clara Campoamor Rodríguez – HOMENAJE A UNA MUJER SABIA

Clara Campoamor nació en Madrid, el 12 de febrero de 1888 y murió en Lausana (Suiza), el 30 de abril de 1972.
Es la política española que defendió hasta el final, y contra amigos y enemigos los derechos de la mujer en España y en concreto la que consiguió por fin, no sin fuertes presiones, que pudieran votar por pimera vez en 1933. Con la guerra se exilió, primero a París, luego a Buenos Aires y más tarde a Suiza, donde finalmente murió a causa de un cáncer. Sus restos mortales fueron trasladados algunos años después de su muerte al cementerio de Polloe en Donostia /San Sebastián (Gipuzkoa), y se conservan en el panteón de la familia Monsó Riu por ser Clara Campoamor madrina de dicha familia.
Mi homenaje es este discurso que en 1931 dijo en el Congreso español, tratando el tema de si las mujeres podían o debían votar o no, que debía aparecer en la nueva Constitución que se estaba creando ese año tras el triunfo de la II República. Merece la pena ser leído en todas las escuelas, esto es historia de la buena y esta es una persona política de 10:
(recordemos que había solo 3 diputadas y que la otra diputada importante republicana (Victoria Kent) defendía que había que dar el voto, sí, pero primero había que educar social y políticamente a las mujeres porque estaban totalmente abducidas por la sumisión de siglos y por la Iglesia católica derechista y si de repente votaban todas las mujeres, la mayoría irían a votar a los `partidos católicos de derechas)
“Poneos de acuerdo Señores, antes de definir de una vez a favor de quién va a votar la mujer; pero no condicionéis su voto con la esperanza de que lo emita a favor vuestro. Ése no es el principio. Pero además pónganse de acuerdo los que dicen que votará con la derecha; pónganse de acuerdo los que dicen que votará con la izquierda; pónganse de acuerdo los que dicen que votará con el marido, y pónganse de acuerdo los que dicen que llevará la perturbación a los hogares.
Señores, como ha dicho hace mucho tiempo Stuart Mill, la desgracia de la mujer es que no ha sido juzgada nunca por normas propias, tiene que ser siempre juzgada por normas varoniles, mientras no entre abiertamente por el camino del Derecho y cuando llega a última instancia, todavía tiene que ser juzgada por su definidor. Dejad que la mujer se manifieste como es, para conocerla y para juzgarla; respetad su derecho como ser humano; pensad que una Constitución es también una transacción entre las tradiciones políticas de un país y el derecho constituyente, y si el derecho constituyente, como norma jurídica de los pueblos civilizados, cada día se aproxima más al concepto de la libertad, no nos invoquéis el trasnochado principio aristotélico de la desigualdad de los seres desiguales; todavía no nos habéis demostrado que podéis definir la desigualdad, porque con esa teoría se llegó en los tiempos a decir que había hombres libres y hombres esclavos.
Recordad, además la afirmación de Hegel cuando dice que toda la Historia es un devenir hacia la conciencia liberal y cuando nos dice también que Oriente, marcando los estadios, supo que era libre uno, que Grecia y Roma supieron que lo eran unos pocos, pero que sólo nosotros sabemos que lo somos todos. El hombre específicamente es libre, y en un principio democrático no puede ser establecida una escala de derechos, ni una escala de intereses, ni una escala de actuaciones. Dejad, además a la mujer que actúe en Derecho, que será la única forma que se eduque en él, fueren cuales fueren los tropiezos y vacilaciones que en principio tuviere. (…)
Sólo voy a haceros un pequeño recuerdo. Esta historia de la lucha de los sexos es tan vieja como el mundo. Mi espíritu se regocijaba días pasados cuando por pura casualidad caía en mis manos una demostración de que no estamos discutiendo no hoy ni hace años, nada nuevo. Es aquella vieja leyenda hebraica del Talmud que nos dice que no fue Eva la primera mujer de Adán, que la primera mujer dada a Adán fue Lilita, (ver http://ibasque.com/lilith-mujer-entera-1/ y http://ibasque.com/el-lenguaje-simbolico-de-lilith-la-primera-mujer-y2/ ) que se resistió a acatar la voluntad exclusiva del varón y prefirió volver a la nada, a los alvéolos de la tierra; y entonces en la esplendidez del Paraíso, surgió Eva, astuta y dócil para la sumisión de la carne y el espíritu.
De las diecisiete constituciones dadas después de la guerra, tan solo Rumania, Yugoslavia, Grecia y Turquía niegan o aplazan el voto de la mujer; todas las demás lo reconocen (…). Pero, además, y para terminar, hay algo que me importa mucho más en esto. Yo hago un distingo preciso entre mi sentimiento ciudadano y el sentimiento de sexo, ambos potentes y poderosos, pero el primero acaso más. Yo pienso y me enorgullezco de que, en España, cuando tantas veces hemos rechazado el falso patriotismo, hoy reconocemos, cuando el patriotismo se asienta en nuestra verdad y no en las ficciones de enfrente, cómo sentimos la Patria y cómo la amamos. Yo me he regocijado pensando en que esta Constitución será, por su época y por su espíritu, la mejor, hasta ahora, de las que existen en el mundo civilizado, la más libre, la más avanzada, y he pensado también en ella como en aquel Decreto del Gobierno provisional que a los quince días de venir la República hizo más justicia a la mujer que veinte años de Monarquía. Pienso que es el primer país latino en que el derecho a la mujer va a ser reconocido, en que puede levantarse en una Cámara latina la voz de una mujer, una voz modesta como ella, pero que nos quiere traer las auras de la verdad, y me enorgullezco con la idea de que sea mi España la que alce esta bandera de liberación de la mujer, la que diga a los países latinos, a los únicos que se resisten, acaso por ese atavismo católico de que hablaba antes; que diga a los países latinos cuál es el rumbo que debe seguir la latinidad, que no es algo ajeno no extraño a todos los demás países. Y yo digo, señores legisladores: no dejad que ese airón latino caiga en el barro o en el polvo de la indiferencia, no dejéis que sea otra nación latina la que pueda poner a la cabeza de su Constitución, en días próximos, la liberación de la mujer, vuestra compañera.”

Otro extracto de su intervención del día 29 de septiembre 1931 en el debate sobre el artículo 23 de la Constitución:
“Se trata, simplemente, de subsanar un olvido en que, sin duda, se ha incurrido al redactar el párrafo primero de este artículo. Se dice en él que no podrán ser fundamento de privilegio jurídico el nacimiento, la clase social, la riqueza, las ideas políticas y las creencias religiosas. Sólo por un olvido se ha podido omitir en este párrafo el que tampoco será fundamento de privilegio el sexo. He aquí lo que queríamos salvar los firmantes de este voto particular; y a la vez, puesto que se declara que no es motivo de privilegio ninguna de estas distinciones, ni la más fundamental, que es la del sexo, se pide la supresión del párrafo segundo, ya innecesario, en el que se declara que se reconoce «en principio» la igualdad de derechos de los dos sexos.
Como estos principios pueden tener luego unos desarrollos y unas interpretaciones que no respondan en absoluto al pensamiento que los motivó, y como en realidad no se comprende que a estas alturas y en estos momentos democráticos en que elaboramos nuestra Constitución, se pueda decir que se reconoce sólo «en principio» la igualdad de derechos de los dos sexos, a ello se debe que hayamos presentado este voto particular. No creo que haya necesidad de más justificación; pero si el voto fuera atacado lo defendería esta firmante. (…) Para contestar a la señorita Kent y decirle que «en principio» también, como dice el párrafo segundo, hubieran estado justificados sus recelos, que han sido los míos, porque, en efecto, la frase «en principio» en el segundo párrafo de este artículo era una trinchera. Yo he pensado en ella, he pensado en este artículo precisamente cuando en las horas de ayer atravesaba el desfiladero de Pancorbo y me decía que acaso como en él y desde arriba, en la Constitución, se nos pudiera boicotear, se pudiera apedrear a este pobre sexo nuestro, hasta ahora tan alejado de los deberes y de los derechos públicos y jurídicos; se nos pudiera asaetar perfectamente desde allí, a base de esta declaración de «en principio» aplicada a la igualdad de los sexos. Pero desde el momento en que se modifica el párrafo primero y se dice que no podrá ser fundamento de privilegio jurídico el sexo, hubiera sido una redundancia de redacción el mantener el segundo párrafo borrando aquella incógnita de «en principio» tan aguda y tan amenazadora para las posibilidades de la mujer. Yo ruego a la Srta. Kent que se dé cuenta de que en la enmienda admitida en esta Comisión está recogido todo su anhelo, todo su espíritu, todo su deseo, que ha sido el nuestro, que ha sido el mío, en el cual permítaseme decir que no hay tanto de la idea de feminismo como de la idea de humanismo, como de la idea de ciudadanía, como del deseo de cooperar al restablecimiento de este régimen que se han dado, que nos hemos dado todos los españoles, pero al cual ha contribuido en tantas formas y aspectos la mujer en estas luchas por la República. Lo he recordado ya en otra ocasión; he recordado aquella frase del maestro Unamuno, cuando nos hablaba precisamente de las mujeres del Norte, de aquéllas que he visto yo más entusiastas en los días tenebrosos de Diciembre, de aquéllas que fueron las primeras en acudir a visitar a los presos en las cárceles, en dar ejemplo y quitar –perdonadme que lo diga– el apunte de cobardía que había en los hombres por acercarse a aquellos muros. A esas mujeres se refería el maestro Unamuno en una ocasión cuando nos decía, hablándonos de su compañera, que pasaba por la vida apoyada en el hombro del varón, con un gesto que no se podía saber si era que los sostenían o lo empujaban. Por estas inquietudes, pensando en cuánto ha colaborado la mujer al régimen, fue por lo que mi espíritu se elevó enseguida aterrado y despierto en las discusiones de la Comisión.
Extracto de su intervención del día 1 de octubre 1931 en el debate sobre el artículo 34 de la Constitución:
“Señores Diputados, yo lamento vivamente tener que levantarme en estos momentos a pronunciar unas brevísimas palabras. Se está haciendo una Constitución de tipo democrático, por un pueblo que tiene escrito como lema principal, en lo que yo llamo el arco de triunfo de su República, el respeto profundo a los principios democráticos. Yo no sé, ni puedo, ni debo, ni quiero, explanar que no es posible sentar el principio de que se han de conceder los derechos si han de ser conformes con lo que nosotros deseamos, y previendo la contingencia de que pudiese no ser así, revocarlos el día de mañana. Eso no es democrático. En otras partes, digo yo, a título de radical, en otras partes está el peligro del cura y de la reacción; no en la mujer. Señores Diputados, yo hablo en nombre de una convicción y recuerdo que, allá lejos, en la Historia, Breno echa su espada en la balanza para aumentar el precio del rescate, y yo, como prueba de mi convicción, quisiera echar en la balanza la cabeza y el corazón. Yo no creo, no puedo creer que la mujer sea un peligro para la República, porque yo he visto a la mujer reaccionar frente a la Dictadura y con la República. Lo que pudiera ser un peligro es que la mujer pensara que la Dictadura la quiso atraer y que la República la rechaza; ése sería el peligro; porque aunque lo que la Dictadura le concedió fue la igualdad en la nada, como me he complacido yo siempre en decir, lo cierto es que dentro de su sistema absurdo e ilegal, llamaba a la mujer a unos pretendidos derechos y cuando la mujer, al advenimiento de la República, asistió al hombre en la forma que lo hizo (…) Señores Diputados, como entiendo que ésta es una convicción que está muy firme, muy clara en el espíritu de todos, que nada se va a lograr con palabras y que va a resolverlo por último una votación, me limito a decir lo siguiente: La enmienda que acaba de presentarse es, en primer lugar, una forma de engañarnos nosotros mismos; porque hurtar el problema a estas Cortes, para que una ley posterior o las Cortes futuras lo resuelvan, es una falta de decisión en las Cortes Constituyentes de la Nación, es, si me permitís, una debilidad en la resolución. Resolved lo que queráis, pero afrontando la responsabilidad de dar entrada a esa mitad de género humano en la política, para que la política sea cosa de dos, porque sólo hay una cosa que hace un sexo solo: alumbrar; las demás las hacemos todos en común, y no podéis venir aquí vosotros a legislar, a votar impuestos, a dictar deberes, a legislar sobre la raza humana, sobre la mujer y sobre el hijo, aislados, fuera de nosotras. El Dr. Juarros tenía mucha razón cuando decía que nosotras aquí no representamos la voluntad femenina; somos una creación, casi puede decirse que seríamos una ficción, con la cual tratabais de cohonestar vuestra timidez para compartir con la mujer vuestros derechos y vuestro pudor de mostrarnos ante el mundo con algún adelanto; casi podría decirse que nosotras, mujeres, deberíamos negarnos a aceptar el derecho pasivo si no concedéis a nuestras hermanas el derecho activo, porque no debemos prestarnos a contribuir a esta farsa. Una mujer, dos mujeres, ¿qué hacen en un Parlamento de 465 Diputados? Dar una nota de color, prestarse a una broma, es decir, contribuir a que rija ese falso principio de la igualdad de los sexos, ése que como verdadero habéis votado ayer, Señores Diputados. Nos habéis dicho que no habrá desigualdad en los sexos, nos habéis dicho que el sexo no es un privilegio; pues bien, Sres. Diputados, al votar una Constitución democrática, después de haber afirmado que todos los españoles son iguales, que no hay privilegios de sexo, ¿os atrevéis ahora a que vaya este problema a otras Cortes más decididas que las actuales? Hacedlo, pero habréis echado en el hemiciclo en jirones y destrozadas la lógica y la equidad. (…) Ruego a la Cámara que me perdone; pero que tenga en cuenta que, en estos momentos, por razones no sólo femeninas, sino ciudadanas, tengo mi alma en tortura.
He aquí mis últimas palabras en la discusión de hoy. Yo quiero llamar la atención de la minoría que apoya esta enmienda y que si se dice: tenemos miedo a la mujer y queremos llevar a una Ley electoral la concesión de su voto, para quitárselo después si no nos ha complacido su modo de ejercerlo, se afirma una enormidad. Al decir eso, se engaña a la Cámara porque no se podrá nunca despojar del derecho electoral a un ciudadano. Eso no podrá hacerse jamás. Y en cuanto al argumento que se esgrimía ha poco por el representante de la minoría radical socialista, fijaos en que, si habéis afirmado ayer la igualdad de derechos, lo que pretendéis ahora es una igualdad condicional, con lo que no hay tal igualdad. Si habéis votado la igualdad, no podéis mantener la condición. Eso es una cosa ilógica. ¿Dónde empieza la igualdad entonces, Señores Diputados? ¿Cuando a SS.SS les plazca? ¿Cuando SS.SS quieran? Eso es lo mismo que si SS. dijera que teniendo dos hijos de su sangre, naturalmente iguales, uno de ellos empezaría a instruirse a los veinte años por capricho de SS. Para terminar, Sres. Diputados, no deis una lección de ilogicidad al votar en contra de lo que votasteis ayer en la Cámara. Los sexos son iguales, lo son por naturaleza, por derecho y por intelecto; pero además, lo son porque ayer lo declarasteis. Si queréis hoy, rebotaos; pero pido votación nominal. (…)
Señores Diputados, lejos yo de censurar ni de atacar las manifestaciones de mi colega, Srta. Kent; comprendo, por el contrario, la tortura de su espíritu al haberse visto hoy en trance de negar la capacidad inicial de la mujer; al verse en trance de negar, como ha negado, la capacidad inicial de la mujer. Creo que por su pensamiento ha debido pasar, en alguna forma, la amarga frase de Anatole France, cuando nos habla de aquellos socialistas que, forzados por la necesidad, iban al Parlamento a legislar contra los suyos. Respecto a la serie de afirmaciones que se han hecho esta tarde contra el voto de la mujer, he de decir, con toda la cordialidad necesaria, que no están apoyadas en la realidad. Tomemos al azar algunas de ellas. Que ¿cuándo las mujeres se han levantado para protestar de la guerra de Marruecos? Primero: ¿y por qué no los hombres? Segundo: ¿quién protestó y se levantó en Zaragoza cuando la guerra de Cuba más que las mujeres? ¿Quién nutrió la manifestación pro responsabilidades del Ateneo, con motivo del desastre de Annual, más que las mujeres, que iban en mayor número que los hombres? ¡Las mujeres! ¿Cómo puede decirse que cuando las mujeres den señales de vida por la República se les concederá como premio el derecho a votar? ¿Es que no han luchado las mujeres por la República? ¿Es que al hablar con elogio de las mujeres obreras y de las mujeres universitarias no se está cantando su capacidad? Además, al hablar de las mujeres obreras y universitarias, ¿se va a ignorar a todas las que no pertenecen ni a una clase ni a otra? ¿No sufren éstas como las otras las consecuencias de la legislación? ¿No pagan los impuestos para sostener al Estado en la misma forma que las otras y que los varones? ¿No refluye sobre ellas toda la consecuencia de la legislación que aquí se elabora para los dos sexos, pero solamente dirigida y matizada por uno? ¿Cómo puede decirse que la mujer no ha luchado y que necesita una época, largos años de República para demostrar su capacidad? Y ¿por qué no los hombres? ¿Por qué el hombre, al advenimiento de la República, ha de tener sus derechos y ha de ponerse un lazatero a los de la mujer? Pero, además, Señores Diputados, los que votasteis por la República, y a quienes os votaron los republicanos, meditad un momento y decid si habéis votado solos, si os votaron sólo los hombres. ¿Ha estado ausente el voto de la mujer? Pues entonces, si afirmáis que la mujer no influye para nada en la vida política del hombre, estáis –fijaos bien– afirmando su personalidad, afirmando la resistencia a acataros. ¿Y es en nombre de esa personalidad, que con vuestra repulsa reconocéis y declaráis, por lo que cerráis las puertas a la mujer en materia electoral? ¿Es que tenéis derechos a hacer eso? No; tenéis el derecho que os ha dado la ley, la ley que hicisteis vosotros, pero no tenéis el derecho natural, el derecho fundamental, que se basa en el respeto a todo ser humano y lo que hacéis es detentar un Poder; dejad que la mujer se manifieste y veréis cómo ese Poder no podéis seguir detentándolo.
¿Es que no les remuerde la conciencia a ninguno de los Diputados republicanos presentes de haber pasado a la Historia en fotografías llevando el palio en una procesión. Pues no hablemos de esas cosas, porque lo que aquí importa es el principio (el Sr. Pérez Madrigal: lo que importa es la República). Ése es el principio. A mí, Sr. Pérez Madrigal, la República me importa tanto, por lo menos –y digo por lo menos, por consideración respetuosa– que a su SS y precisamente porque la República me importa tanto, entiendo que sería un gravísimo error político apartar a la mujer del derecho de voto (Sr. Pérez Madrigal: la restauración es lo mismo que conceder el voto a la mujer). Está equivocado Su Señoría; cuanto SS afirma en ese sentido es una hipótesis… y frente a esa hipótesis yo tengo la mía: la de la conciencia, la de la fe, la del fervor; no tiene derecho SS, en nombre de esa hipótesis, a cerrar el paso a más de la mitad de la raza española. Yo ruego a la Cámara que me escuche en silencio; no es con agresiones y no es con ironías como vais a vencer mi fortaleza; la única cosa que yo tengo aquí ante vosotros, Sres. Diputados, que merezca la consideración y acaso la emulación es precisamente defender un derecho a que me obliga mi naturaleza y mi fe, con tesón y con firmeza. No quisiera recoger interrupciones para no alargar la discusión; pero, puesto que he oído en el aire que «dentro de un año» ¿es que creéis que dentro de un año la mujer sí iba a estar capacitada? ¿Es que creéis que para esa época vais a conquistar su ideología? ¿Pues por qué no empezáis la cruzada rápidamente, para conquistarla antes? ¿Es que para vencer esa naturaleza acaso necesitáis el plazo de un año? Se lanzaba ayer desde esos bancos el nombre de la telefonista de Eyerbe, diciendo que se convirtió en espía; frente a ésos cito como símbolo el de otra mujer, el de Mariana de Pineda. Pero vengamos a la pura esfera de los principios. He de comenzar por decir, Sres. Diputados, que mi situación especial en la Cámara, precisamente, es un poco la de Saturno, la de devorar mis argumentos; yo no quisiera que sobre la Cámara se sintiera la pesadumbre de la mujer. De aquí que, en vez de extenderme en refutar por menudo, como podría hacer, los argumentos vertidos, haya de concretarme, precisamente por temor a cansaros, a remitirme a lo que ayer os dije. Me encuentro en esa posición en que nosotros los abogados hemos visto tantas veces al delincuente en el banquillo de los acusados: le sobran, acaso, razones, argumentos para contrarrestar las acusaciones; pero solo frente a todos, tal vez cree que debe congraciarse un poco con el silencio y su timidez vence a su natural obligación de defensa. Por eso he de limitar mi intervención en la tarde de hoy. No se trata aquí esta cuestión desde el punto de vista del principio, que harto claro está y en vuestras conciencias repercute, que es un problema de ética, de pura ética, reconocer a la mujer, ser humano, todos sus derechos, porque ya desde Fichte, en 1796, se ha aceptado, en principio también, el postulado de que sólo aquél que no considere a la mujer un ser humano es capaz de afirmar que todos los derechos del hombre y del ciudadano no deben ser los mismos para la mujer que para el hombre. Y en el Parlamento francés, en 1848, Víctor Cousideraut se levantó para decir que una Constitución que concede el voto al mendigo, al doméstico y al analfabeto –que en España existe– no puede negárselo a la mujer. No es desde el punto de vista del principio, es desde el temor que aquí se ha expuesto, fuera del ámbito del principio –cosa dolorosa para un abogado– como se puede venir a discutir el derecho de la mujer a que le sea reconocido en la Constitución el de sufragio. Y desde el punto de vista práctico, utilitario ¿de qué acusáis a la mujer? ¿Es de ignorancia? Pues yo no puedo, por enojosas que sean las estadísticas, dejar de referirme a un estudio del Sr. Luzuriaga acerca del analfabetismo en España. Hace él un estudio cíclico desde 1868 hasta 1910, nada más, porque las estadísticas van muy lentamente y no hay en España otras. ¿Y sabéis lo que dice esa estadística? Pues dice que tomando los números globales en el ciclo de 1868 a 1910 se observa que mientras el número total de analfabetos varones, lejos de disminuir ha aumentado en 73.082, el de la mujer ha disminuido en 48.098; y refiriéndose a la proporcionalidad del analfabetismo en la población global, la disminución de los varones es sólo de 12,7 %, en tanto que en las hembras es de 20,2. Esto quiere decir simplemente, agrega el autor, que la disminución del analfabetismo es más rápida en las mujeres que en los hombres y que de continuar ese proceso de disminución en los dos sexos, no sólo llegarán a alcanzar las mujeres el grado de cultura elemental de los hombres, sino que lo sobrepasarán. Eso en 1910. Y desde 1910 ha seguido la curva ascendente y la mujer, hoy día, es menos analfabeta que el varón. No es, pues, desde el punto de vista de la ignorancia desde el que se puede negar a la mujer la obtención de este derecho. Otra cosa, además, al varón que ha de votar. No olvidéis que no sois hijos de varón tan sólo, sino que se reúne en vosotros el producto de los dos sexos. En ausencia mía y leyendo el Diario de Sesiones, puedo ver en él que un doctor hablaba aquí de que no había ecuación posible y con espíritu heredado de Moebius y Aristóteles declaraba la incapacidad de la mujer. A eso, un solo argumento: aunque no queráis y si por acaso admitís la incapacidad femenina, votáis con la mitad de vuestro ser incapaz. Yo y todas las mujeres a quienes represento queremos votar con nuestra mitad capaz masculina, porque no hay degeneración de sexos, porque todos somos hijos de hombre y de mujer y recibimos por igual las dos partes de nuestro ser. Este principio lo oía yo explicar con clarividencia magnifica al insigne maestro Unamuno refiriéndose a una discusión con Doña Emilia Pardo Bazán, discusión en que ésta se hallaba atenazada con el argumento de la incapacidad heredada, y al fin él le dio la salida en este magnifico argumento que luego han desarrollado los biólogos. Somos producto de dos seres; no hay incapacidad posible de vosotros a mí ni de mí a vosotros. Desconocer esto es negar la realidad evidente. Negadlo si queréis; sois libres de ello, pero sólo en virtud de un derecho que habéis (perdonadme la palabra, que digo sólo por su claridad y no con espíritu agresivo) detentado, porque os disteis a vosotros mismos las leyes; pero no porque tengáis un derecho natural para poner al margen de la mujer. Yo, Señores Diputados, me siento ciudadana antes que mujer, y considero que sería un profundo error político dejar a la mujer al margen de ese derecho, a la mujer que espera y confía en vosotros; a la mujer que, como ocurrió con otras fuerzas nuevas en la Revolución francesa, será indiscutiblemente una nueva fuerza que se incorpora al Derecho y no hay sino que empujarla a que siga su camino. No dejéis a la mujer que, si es regresiva, piense que su esperanza estuvo en la Dictadura; no dejéis a la mujer que piense, si es avanzada, que su esperanza de igualdad está en el comunismo. No cometáis, Señores Diputados, ese error político de graví- simas consecuencias. Salváis a la República, ayudáis a la República atrayéndoos y sumándoos esa fuerza que espera ansiosa el momento de su redención. Cada uno habla a virtud de una experiencia y yo os hablo en nombre de la mía propia. Yo soy Diputado por la provincia de Madrid; la he recorrido, no sólo en cumplimiento de mi deber, sino por cariño y muchas veces, siempre, he visto que a los actos públicos acudía una concurrencia femenina muy superior a la masculina y he visto en los ojos de esas mujeres la esperanza de redención, he visto el deseo de ayudar a la República, he visto la pasión y la emoción que ponen en sus ideales. La mujer española espera hoy de la República la redención suya y la redención del hijo. No cometáis un error histórico que no tendréis nunca bastante tiempo para llorar; que no tendréis nunca bastante tiempo para llorar al dejar al margen de la República a la mujer, que representa una fuerza nueva, una fuerza joven; que ha sido simpatía y apoyo para los hombres que estaban en las cárceles; que ha sufrido en muchos casos como vosotros mismos y que está anhelante, aplicándose a sí misma la frase de Humboldt, de que la única manera de madurarse para el ejercicio de la libertad y de hacerla accesible a todos es caminar dentro de ella. Señores Diputados, he pronunciado mis últimas palabras en este debate. Perdonadme si os molesté, considerando que es mi convicción la que habla; que hablo como republicana, pero como republicana que ante un ideal lo defendería hasta la muerte; que pondría, como dije ayer, la cabeza y el corazón en el platillo de la balanza, de igual modo que Breno colocó su espada para que se inclinara a favor del voto de la mujer, y que además sigo pensando, y no por vanidad, sino por íntima convicción, que nadie como yo sirve en estos momentos a la República española”.
Para quien quiera saber más, recomiendo este librillo de Paloma Durán y Lalaguna, de donde he sacado estos textos, que publica la Asamblea de Madrid: “El Voto femenino en España”, 2007.

UTILIDAD: Google Maps ya te permite hacer búsquedas sin conexión a internet

(importantísimo si vas al extranjero y no puedes consumir internet por la calle debido al precio de dichos datos en itinerancia, por ejemplo)

Seguramente casi todos/as habéis utilizado alguna vez el Google Maps si os habéis perdido en alguna ciudad o para programar y realizar alguna ruta o viaje ya que es gratis y bastante aceptable para dicho uso.
Un problema que había: dependía mucho de que tuvieras una buena conexión a Internet así que si un día estabas en alguna zona con poca cobertura…te perdías seguro.

O imagina que la semana que viene vas a ir yo que sé, a Oporto, de turismo. Al ser otro país es posible que tus datos los tengas desactivados porque sale muy caro el internet en otro país según qué compañías tengas. Si te conectas al Maps para pasear las calles y estás sin internet….malo malo.

Pues bien, hace pocos meses por fin Google anunció cambios en ello. Ahora podrás, con tu wifi en casa, buscar una o código postal o zona, descargar dicha zona y…. ya tienes el mapa ese descargado en tu teléfono y puedes navegar sin problemas off-line, tengas o no conexión a Internet (así en viajes o paseos que hagas, te ahorras un montón de datos también) Esto era para Android, todavía no sé si para IOs también sirve
Para hacerlo:
– Primero le das a buscar la zona que quieras (por ejemplo yo he puesto Vitoria-Gasteiz) y como veis en la primera imagen, nos sale el mapa de Vitoria-gasteiz y alrededores
– Luego vas a las tres rayitas de arriba para que te salga el menú que podéis ver en la imagen 2. En ese menú eliges “Zonas sin conexión y te sale la pantalla de Zonas descargadas, que tendrás vacía si es la primera vez)
– En esa pantalla le das al símbolo + y ya te pregunta si quieres realizar la descarga en ese momento
– Y ya está, ya la tienes descargada en tu móvil

IMÁGENES:

Screenshot_2016-03-11-14-02-06~01

Screenshot_2016-03-11-13-59-11~01

 

Screenshot_2016-03-11-13-59-34~01

RESTAURANTES VASCOS EN EL MUNDO – MUNDUKO EUSKAL JATETXEAK

Ante todo, yo recomiendo siempre siempre, que cuando vayas a otro país, pruebes y degustes la cocina local de donde estás. Lo que pasa es que a veces son comidas muy “especiales” raras, insaboras o con demasiadas especias…., el caso es que tras unos cuantos días si no te agrada demasiado…, caes en la tentación de comer algo “normal” y entonces vas a un italiano…o peor aún, a un McDonals
Bueno, pues en muchos países hay una exquisita cocina que seas del país que sea, te va a encantar probar: la cocina vasca. Si eres vasco..…por lo que comentaba antes, o también por ver el ambientillo que tiene ese restaurante vasco en ese país. Y si eres de otro país…porque si no vas, te pierdes la mejor cocina del mundo mundial y del universo universal, of course!, jeje
El caso es que el Gobierno Vasco (la “Dirección para la Comunidad Vasca en el Exterior”) edita un listado de restaurantes que ofrecen cocina vasca fuera de Euskadi.  Habrá muchos que no estén, pero bueno, el listado está actualizada a septiembre de 2015.
EL LISTADO PUEDES VERLO O DESCARGARLO EN ESTE ENLACE 

Por cierto, en este enlace puedes ver un listado de Centros Vascos o Euskal Etxeak que hay por el mundo también: http://ibasque.com/euskal-etxeak/

restaurantes vascos

CÓMO HACERTE CON UN CERTIFICADO DE VIDA LABORAL EN UN MOMENTO (SI LA SEGURIDAD SOCIAL TIENE TU TELÉFONO MÓVIL)

El Certificado de Vida Laboral es uno de esos papeles que necesitamos muchas veces. Antes era un peñazo ir a la sede de la seguridad social, presentar el papeleo, esperar varios días a que te lo envíen por correo…., ufffff
Pero ahora se puede hacer on line así que os dejo aquí las pautas, muy sencillas para tener dicho certificado en pocos minutos en tus manos (si tienes una impresora para imprimirlo, claro)
Estos son los pasos:
1. Entrad en la web de la seguridad social: Sede Electrónica de la Seguridad Social.
2. Nada más entrar veis un botón donde pone “Ciudadanos” (ya, el masculino genérico, con lo fácil que sería poner “ciudadanía”): este enlace “Ciudadanos”
3. Ahí aparece una lista de cosas que podemos hacer y por la mitad vemos “Informe de Vida Laboral”.


4. Al dar a ese enlace nos sale una pantalla para elegir si queremos acceder mediante certificado digital…., aquí elegimos acceso “Vía SMS”
5. Nos sale una pantalla donde debemos rellenar unos pocos datos y fáciles de saber: el número del DNI, el número de Afiliación a la Seguridad Social, la fecha de nacimiento y número de móvil (esto es clave, claro, si tú nunca has dado tu número de móvil en la Seguridad Social, no podrás conseguirlo. (el número de la seguridad social (no confundir con el de Osakidetza) suele ser de 10 cifras con dos barras por medio, por ejemplo 01/00256552/90, donde los dos primeros indican la provincia donde te afiliaste por primera vez a la S.Social (en ese ejemplo el 01, Álava). Hay que poner los 10 números obviando las barras, todos seguidos.
6. Una vez rellenado todo, si los datos son correctos, y la S.Social tiene tu teléfono móvil, al dar a aceptar nos llegará un SMS que deberemos introducir en la pantalla siguiente en el apartado “Introduzca su contraseña” y darle a “Aceptar”. Ahí ya nos ale el certificado de vida laboral y podemos imprimirlo.
Para que no hagas tantos pasos…este es el enlace directo (espero que no lo cambien pronto) para acceder directamente al paso 5º:  ESTE ENLACE

OJO, SI LA SEG.SOCIAL NO TIENEN TU TELÉFONO MÓVIL…TE SALE ESTE MENSAJE: “Encontrado registro con Número de afiliación, Documento Identificativo y fecha de nacimiento aportados, pero sin Número de móvil”. ¿Cómo puedes dar de alta entonces tu número móvil en la Seg.Social?. Tres opciones:
• Rellenando y enviando los datos que cada año suele enviar la TGSS en su campaña anual. Ahí metes el móvil y ya está.
• Yendo a las oficinas de la TGSS para dar de alta tu móvil allí
• En la página web de la Sede electrónica (sede.seg-social.gob.es) pero para ello has de tener un certificado digital o dni electrónico.

OTRAS COSAS QUE SE PUEDEN HACER EN ESA PÁGINA inicial donde ponía “CIUDADANOS”, obtener certificados de:
Certificado de estar al corriente en las obligaciones de la Seguridad Social
• Certificado de percepción de pensiones públicas
• Comunicación de Vida Laboral y Bases de Cotización a los trabajadores 2015
• Duplicado de documento de afiliación
• Duplicado de resolución/alta/baja en Régimen Especial de trabajadores por cuenta propia o autónomos
• Información de retenciones e ingresos a cuenta del IRPF
• Informe de alta laboral a fecha concreta
• Informe de datos identificativos y de domicilio
• Solicitud de certificado de prestaciones
Etc…
No todas las cosas puedes obtenerlas vía SMS pero sí la mayor parte de ellas.

DOS MUJERES ASESINADAS EN ESPAÑA, OTRA MUJER HERIDA TRAS SER ACUCHILLADA, UN HOMBRE ASESINADO Y OTRO SUICIDADO TRAS ASESINAR……BALANCE DE LA VIOLENCIA MACHISTA EN DOS DÍAS.

En los últimos días otras dos mujeres han vuelto a ser asesinadas por sus parejas o exparejas en España. Un río que no cesa de crecer y que el poder se empeña en minimizar o igualar con otras violencias mucho menores.

El miércoles pasado, día 11 de mayo, Marina Candelaria González, “La Corucha” como la llamaban sus vecinos, y de 50 años, era asesinada en Santa Cruz de Tenerife (Canarias). Mas de 10 años de malos tratos ha soportado la mujer, hasta que ha sido asesinada. Su marido, Dionisio Rodriguez, tiene 71 años y la estranguló con toda la sangre fría del mundo ya que después de hacerlo hizo una maleta con ropa básica y se entregó en la policía donde confesó su crimen.. No he podido confirmar que según algún vecino paso un tiempo en la cárcel por golpear a su mujer con un martillo. Lo que sí está claro es que las broncas eran contínuas, que más de una vez tuvo que ir la policía y que el Instituto Canario de Igualdad tenía constancia de haber tenido intervenciones en dicha vivienda desde el año 2002 incluso y que existían denuncias previas y medidas de protección ya caducadas aunque en los últimos años no había habido. Deja huérfanos una hija y un hijo menores de edad
¿Cómo la Administración no puede parar caso asi, y más aún habiendo menores por medio?, No me lo explico.

La segunda asesinada lo fue al día siguiente, el jueves dia 12 de mayo en Canyellas (Barcelona). Ella tenía 37 años. El presunto asesino ha sido su expareja, un hombre de 38 años. En esta caso había una denuncia en curso y una orden de alejamiento, que fue quebrantada para cometer el crimen.

Además de estas mujeres asesinadas estos días ha habido otras muertes y heridas graves relacionadas con el machismo:
—-Una mujer de 51 años fue apuñalada en el vientre el día 12 por su marido, de 68 años, en Valladolid tras mantener una fuerte discusión. Está salvo e ingresada en el hospital
—-El mismo día, en Santa Ponça, en Mallorca, un hombre de 66 años fue a casa de su exmujer, que convivía con su actual novio y disparó a con una escopeta matándolo. Tras ello se suicidó. Un crimen de los que algunos periódicos veo que llaman “pasional” pero maldita la gracia que tiene. Es un crimen machista, “o mía o de nadie” y según les da, la matan a ella o a la nueva pareja. Asesinos machistas, nada de pasión, por favor.

Con estas dos mujeres, son ya 21 las asesinadas por sus compañeros o excompañeros en lo que va de año (ver este enlace), tres de ellas no contabilizadas todavía en el listado del Ministerio por estar en Investigación todavía (Fuengirola, Lugo y Zaragoza). Además hay otra contabilizada por el Ministerio como caso en investigación (Porto Do Son – Lugo) no expuesta en este listado. Las muertes han ocurrido en:
Castilla La Mancha: 2 (Guadalajara 1, Toledo 1), Castilla y León: 1 (Salamanca), Madrid: 1, Extremadura: 1 (Badajoz), Catalunya: 3 (Tarragona y Barcelona*), Comunidad Valenciana: 3 (Valencia (2) y Alicante), Baleares: 2 (Mallorca), Asturias: 2 , Galicia: 2 (Lugo*), Andalucía: 1 (Málaga*), Aragón: 2 (Zaragoza*), Canarias: 1 (Santa Cruz de Tenerife)
(*) Cada * implica un caso en investigación por Ministerio o no oficiales todavía por otras causas.

SI ESTÁ SUFRIENDO VIOLENCIA DE GÉNERO O CONOCE ALGÚN CASO: el teléfono gratuito del Gobierno es el 016 (dicha llamada no queda reflejada en la factura telefónica).

LA FELACIÓN, ARTE Y PLACER DE DIOSES/AS. EL MITO DE ISIS.

Aunando los apartados de sexualidad y fotografía de este blog hoy os traigo esta fotografía de esta imagen egipcia antigua:

En el papiro se ve a una mujer, que puede ser la diosa Isis que parece estar realizando una felación resucitante a Osiris. Detrás de él, sujetando el cuerpo, está Anubis, dios de la muerte..
Esa es la historia más generalizada que se cuenta por el mundo y que provoca esta excitación intelectual. Pero ojo, muchos estudiosos (ver nota al final de la entrada) titulan el cuadro simplemente como “Esposa llorando antes de que su marido momificado”, no hablan de felaciones. El papiro pertenece al Libro de los Muertos de Ani, que se conserva en el Museo Británico) . Pero bueno, hay que partir que todo es posible, porque la felación en la antigüedad se separa muchas veces de lo que es un simple acto de sexo oral en sí, ya que en algunas culturas tiene un carácter espiritual, religioso, vital, …y otros aspectos psicológicos también relevantes.

Sea o no sea ese cuadro Isis, y sea o no sea la felación de la que habla el mito….., vamos a ello, luego que cada cual se cree el mito que sea.

En la mitología griega existe un mito: el de ISIS y OSIRIS
El mito tiene, como casi todos los mitos, mil lecturas y escrituras diferentes (y más ahora que existe internet) , parece ser que la más fiel reconstrucción del mito se encuentra en el “Tratado de Isis y Osiris” de Plutarco (en algunas fuentes se habla de distintas formas en las que mataron a Osiris, que su cuerpo fue descuartizado en 14 partes en un sitio, en 42 en trozos en otro sitio….., vamos, que ahora cuento yo este mito pero podríais leerlo de otras mil maneras en otros sitios con pequeños o grandes cambios, pero eso sí, con la misma :
Isis y Osiris eran hijos del dios de la tierra y la diosa del cielo, Geb y Nut respectivamente, que a su vez descendían de otra pareja divina, Shu y Tefnut, creados por el dios primordial del universo, Atum. Ambos formaban pareja y además tenían otros dos hermanos, también casados: Seth y Neftis.
El mito nace de la gran rivalidad entre los dos varones: Osiris y Seth.
Osiris fue el rey de Egipto y el dios de las regiones fértiles del valle del Nilo, sobre las que había reinado desde el principio de los tiempos. Gobernaba junto a sus esposa y hermana Isis y era quien había transmitido a los hombres y mujeres los conocimientos técnicos y económicos sobre los que se fundamentaba toda la civilización. Seth, sin embargo, reinaba en las tierras yermas del desierto y las montañas.
Corroído por la envidia y el odio, Seth decidió tramar una encerrona contra su hermano, convenciéndolo, mediante tretas, a que se introdujera en un sarcófago hecho a su medida que a continuación cerró y arrojó al Nilo para que muriera. Alertada por Neftis, Isis logró rescatar el ataúd pero una vez más, en un descuido, Set se apoderó de nuevo del cadáver y lo descuartizó en 14 trozos, que diseminó por todo el país.
Isis logró recuperar el cuerpo excepto una parte, el pene, que se la había comido un pez llamado oxirrinco (maldito desde entonces). Por ello fabricó, con ayuda de Anubis, una réplica artificial de dicho pene y lo puso en el cuerpo de Osiris. Acto seguido comenzó a chuparlo y lamerlo, saboreando todo el miembro con movimientos rítmicos, en esta que pasa a ser la más antigua y famosa felación que se tiene constancia. Esa felación dio vida al cuerpo y permitió a Isis cabalgarlo para que, fruto de dicha cópula, naciera Horus, futuro rey y quien finalmente vengaría a su padre derrotando a Seth.
Isis encarnaba por ello la encarnación de los valores de la esposa y la madre (muchos estudiosos ven en ella el anticipo de la Virgen María del cristianismo.

Hablando de felaciones y antigüedad, en la antigua Roma, no existía la distinción sexual entre masculino y femenino como se entiende ahora, sino entre activo (valorizado) y pasivo (en esa época, los esclavos y las mujeres). Por ello la relación coital entre varones no era tan infrecuente. Quien hacía la felación era la parte pasiva por lo que no estaba bien vista dicha persona. En Pompeya, hay inscripciones con el nombre de algunas prostitutas (Lahis, Myrtis, Veneria) e incluso de sus precios “Lahis fellat assibus duobus” (“Lahis practica felaciones por medio sestercio”, muy poquito teniendo en cuanta que un buen salario rondaba los 5000 sestercios).

NOTA: algunos estudiosos dudan en realidad de esta imagen: no ven en ella una felación, ya que dicen que la mujer está en otro plano diferente al del muerto (aunque viendo como dibujaban los egipcios los planos….), que es parte del Papiro de Ani, un papiro de los más grandes conservados más conocido como Libro de los Muertos y que contiene muchas imágenes. Y que esa mujer no es Isis sino una plañidera más en el funeral.

Como no tengo forma de comprobarlo…pongo la historia y el investigador…que investigue.
Vamos, que controversia para todos los gustos pero lo que está claro es que para la mayoría…, esta será la felación más antigua y famosa de la historia de la que se tiene constancia gráfica.

UNA CARTILLA ESCOLAR ANTIFASCISTA DE 1937 COMO UNA DE LAS 15 OBRAS MAS REPRESENTATIVAS DEL ARTE EN ESPAÑA

La biblioteca digital de la Unión Europea ha seleccionado las 15 obras más representativas de cada país. En el caso de España aparecen cuadros de Velázquez y el Greco, Altamira…y también una cartilla de aprendizaje de lectura y matemáticas destinada a los soldados antifascistas en el frente de batalla de 1937 (también otros dos cosas curiosas que veis al final).
Esta cartilla iba dirigida a los soldados republicanos que estaban en el Frente y era parte de esa basta obra que la República había ya empezado antes de la guerra para culturizar a la población (el 40% de la población no sabía todavía ni leer ni escribir)
La Biblioteca digital de la Unión Europea ha publicado las 15 obras más representativas en la historia artística de nuestro país.
La cartilla aparece porque el diseño gráfico de la Cartilla era una oda al color y al trato de las fotografías pocas veces visto en las ilustraciones de la época. Su autor fue Mauricio Amster, un judío ucraniano que desarrolló su activismo en España y Chile y uno de los grandes creadores gráficos de los años 30. Encontró la técnica perfecta para incrustar las imágenes entre fragmentos de los discursos de Manuel Azaña.
Ojo, esta selección no viene de España, viene de Holanda, donde Europeana solo quiso dar un humilde homenaje al diseñador pero claro, todavía muchos de los vencedores o sus sucesores están gobernando en este País y claro, esto levanta ampollas.
El resto de obras son por ejemplo: Los bisontes policromados que aún se conservan en la Cueva de Altamira, Velázquez con sus Meninas, Paseo a la orilla del mar de Sorolla, Los fusilamientos del 3 de mayo en Madrid de Goya, la Piedad de José de Ribera, La Inmaculada Concepción de Murillo, un Greco. También un Greco y varios Jenaros Pérez de Villaamil en sus tres volúmenes de litografías de paisajes y monumentos.
Y además de todas esas superfamosas obras…., también aparecen La revista Salón , que fue la primera que se editó en color en España (en 1897), con sus diseños tan cuidados y hasta un cartel turístico de las Islas Baleares.
En este enlace puedes ver las 15 obras seleccionadas españolas

Información sacada de Eldiario.es

VIOLENCIA MACHISTA EN ESPAÑA. MUJER ASESINADA EN ZARAGOZA

Ocurrió en Zaragoza, el pasado domingo día 8 de mayo. Rosario Roche Artigas tenía 72 años. Su marido, F. S. S., presuntamente la atacó con una maza de hierro de albañil. Muchos de los martillazos fueron en la cabeza y fueron esos golpes lo que la mataron. También atacó a sus hijos. A E. S., de 39 años y con discapacidad intelectual, le hirió muy gravemente y sigue ingresado en la UCI. A otro hijo, de 45 años, el asesino lo llamó por teléfono y cuando llegó a casa su padre le arrojó un cubo de lejía, por lo que tuvo que ser atendido de lesiones leves en un hospital

Con esta mujer, son ya 19 las asesinadas por sus compañeros o excompañeros en lo que va de año (ver este enlace), dos de ellas no contabilizadas todavía en el listado del Ministerio por estar en Investigación todavía (Fuengirola y Lugo). Además hay otra contabilizada por el Ministerio como caso en investigación (Porto Do Son – Lugo) no expuesta en este listado. Las muertes han ocurrido en:
Castilla La Mancha: 2 (Guadalajara 1, Toledo 1), Castilla y León: 1 (Salamanca), Madrid: 1, Extremadura: 1 (Badajoz), Catalunya: 2 (Tarragona y Barcelona*), Comunidad Valenciana: 3 (Valencia (2) y Alicante), Baleares: 2 (Mallorca), Asturias: 2 , Galicia: 2 (Lugo*), Andalucía: 1 (Málaga*), Aragón: 2 (Zaragoza)
(*) Cada * implica un caso en investigación por Ministerio o no oficiales todavía por otras causas.

SI ESTÁ SUFRIENDO VIOLENCIA DE GÉNERO O CONOCE ALGÚN CASO: el teléfono gratuito del Gobierno es el 016 (dicha llamada no queda reflejada en la factura telefónica).