Amnistía Internacional. Con tu firma

Un precioso anuncio de Greanpeace que anima a la firma de sus campañas para ser más fuertes.

Anuncio de Amnistía Internacional, en España

“Unidos tenemos más fuerza”

Qué dificil es enamorarse

Ya ha empezado una nueva semana, casi abril..uffff. Algo para meditar cada cual:

´Esta sociedad nos da facilidades para hacer el amor, pero no para enamorarnos´ (Antonio Gala)
Así nos va

24 mujeres asesinadas por violencia machista

Hoy domingo, H.A.A., una mujer de 45 años, ha sido asesinada en Ciudad Rodrigo, Salamanca por un hombre de 64 años, F.M.S. con el que, parece ser, había mantenido una relación sentimental cuando la mujer trabajó en un club de alterne. Posteriormente la mujer cambió el rumbo de su vida y alquiló el bar donde trabajaba ahora. El suceso ha podido ser propiciado por las continuas pretensiones sentimentales del presunto autor de los hechos y el rechazo de la mujer muerta.
Con esta mujer ya son 24 las mujeres asesinadas en lo que va de año por sus compañeros o excompañeros. Siguiendo la campaña UNA POR UNA esta entrada TRES POR UNA visibiliza una nueva mujer importante en la historia de la humanidad, una PREMIO NOBEL DE LA PAZ casi desapercibida por la Historia oficial (podéis ver otro listado en el siguiente enlace)

Bertha Sophie Felicitas (Bertha Von Suttner , Praga, 1843 – Viena-1914). Pacifista y escritora austriaca. Premio Nobel de la Paz.

Von Suttner fue la hija póstuma del conde Frank Kinsky Von Wchinitz und Tettau y de Sophie Von KLorner. En 1876 contrajo matrimonio con el escritor Arthur Von Suttner,barón. Ya casada estudió música y literatura y, con su marido, se trasladó a París, hasta 1885.
En 1889 publicó la novela Die Waffen nieder! (¡Abajo las armas!), que se convirtió rápidamente en un clásico del movimiento pacifista internacional. Se tradujo rápidamente a multitud de idiomas. La tradición militar de la familia de la baronesa —su padre había sido mariscal de campo del Imperio y consejero militar— pudo haber sido una de las razones de su fuerte compromiso pacifista.
Von Suttner fue una de las más destacadas figuras del movimiento internacional por la paz; difundió la ideología del mismo en numerosas conferencias en toda Europa, y creó una asociación para promoverlo en Austria. En 1905, como reconocimiento a sus tareas, recibió el Premio Nobel de la Paz. Murió en 1914 y Austria la conmemoró recientemente grabando su retrato en las acuñaciones austríacas de la moneda de 2 euros.

El ciclo de la vida

Hoy os dejo para el fin de semana una canción que siempre me ha gustado: “El ciclo de la vida“,  para esas personas especiales, como yo mismo. Porque nunca se cierran todas las puertas, porque nunca se acaba el ciclo. Lo que hoy se acaba, mañana continua, mientras haya vida, mientras haya deseo, incluso mientras haya sueños, se cumplan o no.

Contra la violencia de género y la discriminación

Anuncio de Amnistía Internacional en Españ. Me ha parecido espectacular.

Una frase optimista

Qué cosas decía Cervantes…: “Donde una puerta se cierra, otra se abre”. Y lo bueno es que es verdad y además optimista, como a mi me gusta.
Pues nada, una poesía preciosa para hoy, ya viernes. Porque no todos servimos para todo, tenemos que afrontar nuestras propias carencias, nunca ser ni parecer superhombres o supermujeres, tenemos derecho al fracaso, una bendición. Pero eso sí, nunca dejar de intentarlo, nunca dejar de luchar por lo que amas.

He decidido, por fin,
regalar mi trompeta.
Me gasté un dineral,
y ahí está,
ni la he mirado.
Pero tengo un amigo
que sabe tocarla,
y no tiene trompeta.
No digo nada,
pero pienso
que esta trompeta
nunca llegó a ser
del todo mía.
Las cosas no están hechas
para quienes las compran,
sino para quienes luchan
por conseguirlas.
(Parte I de “Breve trilogía de mi generación”, de Pako Aristi)

Pastores vascos

Después de las risas que me he echado con el vídeo del movimiento católico español  sigo con más sonrisas,unidas a un poco de culturilla. En este vídeo de un programa de humor de la Televisión Pública Vasca podéis observar el juego que hace el sketch con los concursos de pastoreo por perros, en ste caso con perros de raza”pastor vasco”. La jerarquía es el pastor, el cura el perro y los fieles…las ovejas.

Para quien no sepa como es un concurso de pastores vascos le pongo un video de un concurso real más abajo. En el Pais Vasco (y también en otros lugares como Catalunya, Aragón, Galiza…, se celebran estos concursos donde el pastor debe estar a una gran distancia del perro y solo con sus gritos y órdenes y con el movimiento de los brazos, ha de lograr que el perro lleve a las ovejas por estrechos pasos, haciendo un recorrido previamente marcado por la organización,  hasta conseguir meter a todas las ovejas en un pequeño y también estrecho redil. La verdad es que es una gozada ver a esos perros como se paran en seco a la orden del pastor, como le mira esperando la siguiente orden y como tratan a las ovejas. Lo dicho, una auténtica gozada. Hala pues, a reir primero y disfrutar después, a ver si se os quita el mal sabor del vídeo de la entrada anterior.

Movimiento católico español

Vírgenes, abortos, águilas imperiales, Franco, el Papa, banderas por doquier….., todo está unido ¿no?. Antes de verlo, sentaos por favor (para mayores de 30 años por lo menos).

Lo bueno (o lo malo) es que tuvieron 5.237 votos. puagggggggggggggggggg

La Coruña 857 votos (0,07%)
Alicante 525 votos (0,03%)
Almería 109 votos (0,01%)
Córdoba 195 votos (0,01%)
Gerona 164 votos (0,04%)
Granada 443 votos (0,03%)
Jaén 225 votos (0,02%)
La Rioja 86 votos (0,03%)
Málaga 640 votos (0,03%)
Sevilla 566 votos (0,02%)
Teruel 39 votos (0,03%)
zaragoza 230 votos (0,02%)
Madrid 1.158 votos (0,01%)

TOTAL 5.237 votos

Thomas Beattie, un hombre embarazado

Thomas nació como mujer, de sexo femenino pero él se siente un hombre, y convive en pareja con una mujer. Es transexual.

Recuerdo aquella burda historia en la que el actor de nombre impronunciable (algo parecido a “Suasenaguer” y mandíbula saltona, encarnaba a un hombre que, gracias a la ciencia, se quedaba embarazado. Eso sí, en la película Arnold era muy hombre, siempre ha sido muy “hombre” en sus pelis.

Este embarazo que ha saltado a la prensa mundial gracias a la revista The Advocate, (una revista para homosexuales) es más real, más trágico por la historia, y, por qué no, más conmovedor. Thomas se extirpó los pechos, hizo una completa terapia hormonal, muy dura, pero conservó sus órganos reproductores y por ello, puesto que su pareja, con la que está legalmente casada desde hace 10 años, no puede tener hijos, ha decidido tenerlo él. Thomas es una persona de género masculino en un cuerpo con sexo femenino, legalmente es un hombre, el marido de Nancy, un hombre con vagina y útero (más dificil d eentender son lso agujeros negros y no nos inmutamos cuando nos hablan de ellos ¿no?). Thomas se siente hombre y cuando mi hija nazca,“yo seré el padre y Nancy la madre”, comentaba en la revista.

“Desear un hijo no es una prerrogativa femenina, sino que forma parte del ser humano”.
No sé que coño dirá la Jerarquía eclesiástica ahora, seguramente clamará al cielo por el sacrilegio… (es que, perdonad que la cite, pero acabo de leer en un diario de noticias del Pais Vasco que, en unas declaraciones realizadas por el Arzobispo Emérito de Pamplona, Fernando Sebastián, durante el Sermón de las Siete Palabras de esta Semana Santa que Cristo era un ejemplo para los cristianos porque su muerte fue “absolutamente digna” a pesar de no tener “cuidados paliativos” (claro está dicho precisamente para ir contra las asociaciones por una Muerte Digna existentes). Me revienta oír esas cosas, ¿cuánto más sufres eres más cristiano?. Porque claro, comparar a un humano cualquiera, sea católico o no, con el Hijo de Dios es mucho ¿no?. No sé, yo tampoco puedo caminar sobre las aguas ni resucitar a un muerto…, Digo yo, ¿porqué en el aspecto de los cuidados paliativos o la eutanasia debo ser como él?. Y no solo en eso, también en en la relaciones sexuales, en los matrimonios entre personas adultas y libres que se aman (de cualquier sexo), en aborto en cualquier caso, en la enseñanza obligatoria de la religión, en el menosprecio a la mujer en la propia Iglesia…y en tantas y tantas cosas…. (ah, y me da lo mismo la religión que sea, todas las Jerarquías son iguales o muy similares,la cuestión es tener al fiel, al adepto, al seguidor…controlado bajo su palio, sotana o chilaba). La mejor religión: la que tenemos cada uno, cada una, dentro de nosotros mismos y no la exhibimos nunca.embarazado.jpg

El significado de la condena


El significado de la condena (carta abierta a un amigo perplejo)
Carlo Frabetti (escritor y matemático)

No es casual que el poder intente imponernos un término cuya polisemia permite, de un solo golpe, criminalizar (sin juicio previo), demonizar (equiparar al mal absoluto) e incomunicar (negar toda posibilidad de diálogo) Aunque ETA fuera realmente el mayor problema del Estado español, para intentar solucionarlo y antes de «condenar», ¿no habría que analizar las causas de su existencia?

Mi querido amigo: Como bien sabes, tengo pocas dudas sobre tu honradez y menos aún sobre tu inteligencia, por lo que tu perplejidad e indignación ante la negativa de la izquierda abertzale a «condenar» los últimos atentados de ETA me han parecido especialmente preocupantes. Porque si la perversa lógica de la «condena» ha calado en personas como tú, me temo que estamos aún peor de lo que parecía.

No hace falta que te diga que no apoyo a ETA, no pertenezco a Batasuna y ni siquiera soy vasco, por lo que las razones que yo veo para no «condenar» los atentados del 30 de diciembre de 2006 y del pasado 7 de marzo (ni ningún otro) tal vez te ayuden a comprender las de quienes se ven afectados por el «conflicto» (es decir, por la represión) de forma mucho más directa y dolorosa que nosotros. En los últimos años he expuesto esas razones en al menos media docena de artículos (por ejemplo, «Condenados condenantes» en www.nodo50.org), pero, dadas las circunstancias, creo que es oportuno repetirlas una vez más.

1. Si usamos el término en su estricto sentido jurídico, solo los jueces, y solo tras un juicio justo y un veredicto de culpabilidad, pueden condenar a alguien. Si lo usamos en el sentido religioso, condenar equivale a mandar al infierno, es decir, a demonizar. Y si lo usamos en sentido figurado (como cuando se condena una puerta o una ventana), equivale a bloquear de forma definitiva, a incomunicar. No es casual que el poder intente imponernos un término cuya polisemia permite, de un solo golpe, criminalizar (sin juicio previo), demonizar (equiparar al mal absoluto) e incomunicar (negar toda posibilidad de diálogo).

2. Y aun en el caso de que fuera lícito «condenar» públicamente ciertas acciones, ¿con qué criterio habría que elegirlas? ¿No habría que «condenar» también la inconcebible negligencia de quienes hicieron explosionar la bomba de la T-4 sin antes asegurarse de que no hubiera nadie en el aparcamiento? Y hablando de negligencia, ¿no habría que «condenar» todos los días los accidentes laborales evitables, que en el Estado español duplican la media europea (sale más barato enterrar a un trabajador que pagar las medidas de seguridad que podrían salvar su vida), o los accidentes de tráfico debidos a intolerables deficiencias de la red viaria? ¿Con qué autoridad y con qué criterio nos puede decir nadie lo qué debemos y no debemos condenar?

3. Pero vamos a suponer por un momento que, como decía Aznar a todas horas (y también Bono, por cierto), «el problema de España es ETA». Olvidémonos de las pateras, la especulación inmobiliaria, el empleo precario, el paro, la violencia de género, el envío de tropas a Afganistán y a Líbano, las bases militares estadounidenses… Aunque ETA fuera realmente el único -o el mayor- problema del Estado español, para intentar solucionarlo y antes de «condenar», ¿no habría que analizar las causas de la existencia de una organización de esas características? Somos muchos, dentro y fuera de Euskal Herria, los que pensamos que si la tortura no fuese una práctica sistemática e impune (es decir, sistémica), ETA habría muerto de inanición hace tiempo, porque lo que alimenta sus filas es, sobre todo, el odio y la desesperación que inevitablemente genera el terrorismo de estado. Esto no justifica (ni siquiera las explica) barbaridades como la bomba de Barajas o el asesinato de Isaías Carrasco; pero sí explica el hecho de que algunos no condenen la violencia disidente cuando nadie condena la violencia institucional, infinitamente más grave. Si el carnicero que secuestró, torturó, asesinó y enterró en cal viva a Lasa y Zabala no estuviera tranquilamente en su casa escribiendo sus memorias; si Felipe González se hubiera sentado en el banquillo de los acusados por la infamia de los GAL; si Iñaki de Juana no hubiera sido condenado a catorce años de cárcel por un artículo de opinión; si no se hubiera perpetrado la aberración jurídica del 18/98; si no se pusieran (en vano) más de setecientas denuncias por torturas al año; si los presos políticos no fueran dispersados y segregados de forma inconstitucional… Si esto fuera realmente un estado de derecho, a lo mejor la izquierda abertzale «condenaría» atentados como el del 7 de marzo. Aunque en ese caso ya no sería necesario, porque seguramente no habría habido ningún atentado.