Aumento del trabajo sexual postviolencia

Del Blog de Tere transcribo esta entrada tan conmovedora y tan terriblemente realista: KENYA: Aumento del trabajo sexual post violencia

Allá donde existe este “turismo” exclavizador, machista, irresponsable, canalla…..

Gracias a JÁCARA (Colectiva Feminista de Olavarría)por el envio de la noticia.

MOMBASA, 9 de Julio 2008 (PlusNews) – Como miles de personas de Kenya, Susan Wairimu, de 17 años, fue
desplazada de su casa en la Provincia de Rift Valley del distrito de Molo durante los hechos de violencia que siguieron a la elección presidencial en Diciembre del 2007, buscando refugio en la ciudad cercana de Nakuru.
Una prima que vivía en la ciudad costera de Mombasa ofreció alojarla hasta que la violencia terminara, ofreciéndole una salida de la carpa que compartía con sus padres en el campo para personas desplazadas en Nakuru.
“Al principio no tenía idea del tipo de trabajo que mi prima hacía, me enteré unos pocos días después de mi llegada, cuando me dijo que era una trabajadora sexual”


La costa de Kenya es uno de los destinos más populares: se estima que 2 millones de turistas visitaron Kenya en el 2007, muchos de ellos se dirigieron a las ciudades de Mombasa, Malindi y Lamu, en donde el comercio sexual es una de las principales formas en que muchas mujeres ganan el dinero.
No pasó mucho tiempo para que Wairimu fuera introducida en el negocio de la venta de sexo. “Ahora tenemos las habilidades y hemos aprendido que la cantidad de dinero que un hombre paga determina el tipo de placer que se le ofrecerá. Por ejemplo, tener relaciones sexuales sin preservativo le costará al cliente más caro que si se usara uno”, dijo.
“La matanza en mi pueblo me enseñó una lección y me preparó para una vida difícil, y ahora no le tengo miedo a la muerte” agregó. “No le tengo miedo al VIH y creo que uno muere cuando le llega el día , y que la enfermedad no decide, solo Dios lo hace.”  Wairimu acepta tan poco como 300 chelines (US$4.50) por una noche entera, algunas veces con dos hombres.

Las personas que residen en la costa dicen que las trabajadoras sexuales en la región tradicionalmente solían buscar a turistas ricos, usualmente provenientes de Europa. Hoy en día la disminución de turistas producto de la violencia post elecciones y el aumento de trabajadoras sexuales derivó en que todo hombre, viejo o joven, blanco o negro, es considerado un cliente potencial.
Wairimu es una de las 200 niñas entre 15 y 18 años que ahora se dedican tiempo completo al trabajo sexual a lo largo de la costa de Kenya, según Solidaridad con Mujeres en Distress (SOLWODI), una organización local no gubernamental que sensibiliza a las trabajadoras sexuales acerca de los peligros del VIH/SIDA.

Aumento del comercio sexual infantil


La explotación sexual infantil no es poco común a lo largo de la costa de Kenya, un estudio del 2006 realizado por el gobierno y UNICEF encontró que hasta el 30% de los/as adolescentes en algunas áreas de la costa estuvieron involucrados en sexo casual a cambio de dinero. Agnetta Mirikau, una especialista en protección infantil de UNICEF Kenya, le dijo a IRIN/PlusNews  que la organización había recibido reportes de un aumento en el comercio sexual infantil desde la elección.

La coordinadora de SOLWODI en Mombasa, Grace Odembo, le dijo a IRIN/PlusNews que la mayoría de las niñas quienes fueron introducidas al trabajo sexual habían abandonado la  escuela, lo cual dificultaba el acceso a un trabajo formal.
“Las niñas han optado por vender sus cuerpos para conseguir dinero para sobrevivir”, Odembo dijo. “hacemos lo que podemos…para convencerlas que se alejan del trabajo sexual. ”
El estudio del 2006 encontró también que el 35.5 por ciento de todo los actos sexuales que involucran a niñas y turistas tuvieron lugar sin el uso de un preservativo, colocando a las niñas en riesgo de contraer VIH y otras infecciones de transmisión sexual. La prevalencia del VIH en la Provincia de la Costa de Kenya es 5.9%, mayor que el promedio nacional de 5.1 por ciento.
SOLWODI lleva adelante consejerías, programas de retorno a las escuelas y entrenamiento de habilidades vocacionales para niñas quienes desean salir del comercio sexual. Desde su formación en 1997, la organización ha logrado que 5.000 niñas y mujeres abandonen la industria del sexo.
Los hoteleros generalmente hacen vista ciega de los clientes que llevan a niñas a sus habitaciones, pero algunos tienen una política más estricta en relación al comercio sexual en sus hoteles.
“Nunca damos alojamiento a aquellos visitantes que intentan registrarse en nuestros hoteles con niñas hasta que obtengamos más información por parte de la niña“, dijo Mohammed Hersi, encargado general del Hotel de Mombasa Sarova White Sands Beach, a IRIN/PlusNews. “Generalmente establecemos quién es la niña, y lo más importante, su edad”.
SOLWODI también entrena a los hoteles para que implementen un código de conducta para prevenir explotación sexual en el sector del turismo, pero para finales del 2007, solo 20 hoteles han firmado el código de conducta.
El vice alcalde de Mombasa, John Mcharo, dijo que mantener a las niñas alejadas de las calles era difícil. “Sí, podemos arrestar a las niñas pero solo por merodear, como ya lo hemos hecho, pero esto no hace que las niñas no regresen a las calles y playas una vez que nuestra custodia se termina.”

Las niñas en las playas generalmente usan trajes de baño, por lo que es difícil distinguir entre las que están realizando trabajo sexual y las que están simplemente disfrutando un día en la playa.
Oficiales de la policía local y lideres religiosos han hecho un llamado al gobierno para tomar mayores medidas para evitar que niñas menores de edad vendan sexo en el área. “El gobierno debe diseñar un programa especial que pueda alejar a las niñas no solo de las playas sino también de las calles.”, dijo Sheikh Mohammed Khalifa, secretario organizador del consejo de imanes y predicadores de Kenya.
Agregó que su organización frecuentemente organiza talleres para ayudar a las niñas a abandonar el comercio sexual y les brindan guía espiritual.

El gobierno tiene un departamento de infancia en cada distrito, el cual es responsable de la protección de niños/as de la explotación sexual y el abuso. De acuerdo a Patrick Wafula, del departamento de policía de Mombasa, gran parte del trabajo de la unidad especial de turismo de este departamento consiste en
el arresto de perpetradores de abuso sexual infantil y explotación.
“Usualmente realizamos redadas en áreas que sospechamos son los puntos de encuentro de las niñas con sus potenciales clientes”, dijo.
El gobierno recientemente expandió las unidades de protección infantil en las estaciones de policía, aumentando la cantidad de oficiales y mejorando los servicios judiciales, para estar mejor preparados para manejar las problemáticas de niños/as.
Nota: Este artículo proviene de Irin Plusenews
(http://www.plusnews.org/Report.aspx?ReportId=79166)

Tres frases sobre el amor

Tres frases no muy oidas sobre el AMOR:

“El único modo de decir la verdad es hablar siempre con amor. (Henry David Thoreau)

Amor amortiza amor“. (Alfonso Orantes)

Aprendemos a amar no cuando encontramos a la persona perfecta, sino cuando llegamos a ver de manera perfecta a una persona imperfecta” (Sam Keen)

Los cuernos que yo pongo – primera y segunda fase

En el cuarto capítulo de este trabajo de Lom (psicólogo) nos quedábamos en las fases de los llamados “Pactos para la infidelidad de la pareja” y se definían 5 fases: 1ª: la callada por respuesta, 2ª: yo lo necesito así que tu verás, 3ª; Cuando el pacto es deseo especial de uno de los miembros, 4ª : tu pecas y yo peco que da gusto, 5ª:. Mas allá del pacto o cuando la pareja se quiere hacer liberal y común.

En este 5º capítulo o entrada vamos a analizar hoy las dos primeras fases. Podéis ver el resto en estos enlaces:
—Introducción-1: Introduciendo el tema
—Introducción-2: Continuando la introducción
—Segunda parte. “Hagamos un sexpacto, cariño
—Segunda parte-2. Pactos sexuales dentro de la pareja

Podemos considerar que estos pactos de permiso sexual son en realidad maneras de llegar a satisfacerse con el aval de la pareja cuando no un modo de “poner los cuernos” con patente de corso. Una manera de responder al deseo propio (y el ajeno) de forma que la culpabilidad se vaya evitando poco a poco o por fases y que se aplique la máxima de que el que esté libre de pecado, tire la primera piedra. Siendo las tres primeras fases una forma de progreso “cornamental” no compartido donde la necesidad de poner los cuernos al otro es mas importante que el hecho de compartir en pareja un placer secreto. O dicho de otra manera, que lo importante es que consigo lo que realmente quiero yo y no me importa qué quiere la pareja a cambio. Así, uno ejerce y asume que a cambio el otro deba ejercer mientras que el otro asume que hay que ejercer quiera o no pues el otro ya lo ejerce.
Las dos últimas fases son un consentimiento claro o como se suele decir, ser cornudo consentido real, y se acercan más a que ambos asumen el juego porque a ambos les va el rollo tanto individual como compartido ya que en estas fases se tiende a ello. Veamos las primeras:

PRIMERA FASE.  LA CALLADA POR RESPUESTA

(O la infidelidad sin pacto ni acuerdo previo).

Es lo normal en la gran mayoría de los casos. Veamos, en principio prácticamente todas las parejas “convencionales” tenemos morbos o fantasías al respecto. Tenemos deseos, fantasías y morbos más o menos escondidos o que han podido llevarse a la práctica incluso en alguna ocasión dentro de los juegos de pareja. Se ha podido hablar o usar como fantasía en el acto sexual de pareja, se ha podido “morbosear” entre ambos o puede ser el morbo placentero de al menos uno de los miembros cuando están eróticamente actuando. Independientemente de que al otro le exciten esas fantasías de sexo con otros, que puede que no. Por otro lado, la fidelidad es algo que falla mucho en nosotros/as pero el primer pacto tácito y no hablado suele ser “no saber”. El no saber es eso de “ojos que no ven corazón que no siente”.

Una pareja convencional pide a su pareja fidelidad y prefiere no saber o no preguntar por si acaso. Otras veces un miembro le dice al otro que se lo diga si lo hace pero generalmente eso es una falsa sinceridad puesto que ninguno de los dos miembros está realmente preparado para escuchar algo así. Se dice, pero realmente se prefiere no saber, y no se cuenta por si acaso. Es mas, decirlo puede ser un “sincericidio” que lleve a problemas irresolubles, pérdida de confianza y celos que acaben con la pareja por lo que la mayoría no lo harán y punto. Si le soy infiel aunque sea circunstancialmente me callo pues saberlo sería peor para el otro miembro. Es una farsa que se hace por evitar un mal mayor. Puede darse el caso frecuente de que un miembro realmente dude del otro. Los celos y su frecuencia lo confirman pero si no se le pilla, todo queda en ese recelo durante años y santas pascuas…

En la noche, podemos ver a mujeres provocando o seduciendo, alimentadas del morbo del deseo prohibido y el poder de la conquista y a hombres depredadores en busca de “hembra” aunque la mayoría de las veces no pasen de ese juego de cortejo y deseo insatisfecho (y que son personas que en su pareja nada de eso se habla ni se dice) y no deja de ser con frecuencia un escape emocional cuando no estás de juerga con tu pareja. Una infidelidad en estas parejas puede ser la ruptura sin más pero ambos pueden estar jugando en los limites cuando salen por la noche. Es la mayoría. Todo marcha bien si los celos no surgen en exceso y pueden vivir juntos así con sus deseos prohibidos que nunca llegan a hacer y sus fantasías ocultas… Una formula vieja que ahora se usa poco ya, es ir de putas o gigolos.. Suele darse en la mediana edad con más frecuencia y es una forma de dejar claro que es solo sexo y asimismo de saber que no pasa nada. Pagas, lo haces y se acaba. Algunos pueden acabar cayendo en esas prácticas sin remedio. En el caso de la mujer, por educación recibida, se da menos y a veces se contentan con el placer de sentir que las desean o que fulanito le tiene unas ganas que no puede aguantar pero no llegan a mas que una conversación cómplice entre amigas. Actualmente tenemos el ciber sexo como una práctica de desfogue distinta, controlada en general, oculta a la pareja con facilidad y más fácil de ejercer que ligar de noche y debemos incluir la pornografia de todo tipo en este carro.
Así las cosas, en esta fase no hay pacto real salvo en “déjame con mis cosas” o “no hagas algo que se vea” o “¡que peligro tienes cuando sales!” o un sincero “se que me pondrías los cuernos si pudieras” pero lo incluyo en una primera fase porque de alguna manera un miembro de la pareja (generalmente la chica en esta sociedad pero también afecta al chico ya que poco a poco las cosas van cambiando, la liberación de la mujer, su emancipación, el poder sexual que se otorga en la sociedad a la mujer, su mayor facilidad para expresar lo erótico establecido etc..) asume que su parte contraria desea “vicio” o “no le valgo yo sola” o “ si puede se va con cualquiera” y “sabe” que puede que sea “cornuda” o “cornudo” pero prefiere no confirmar o averiguar nada.

Digamos que acepta que su pareja es así.. mientras no le deje por una pelandrusca… o por uno de cuadraditos en el pecho o anden hablando por ahí de su persona a sus espaldas con risitas… Asi son la mayoría de las infidelidades que se dan entre personas convencionales y la mayoría de los amantes que pululan por ahi. Líos aceptados como establishment social, ocultos, mirando hacia otro lado, generadores de conflictos y rupturas repentinas de pareja (que esto es un pueblo que todo se llega a saber… se dice) . Pero bueno si las aguas no van a mayores, se capea el asunto, se aguanta al miembro promiscuo y se le permite sin permitirle, mediante el silencio o yo no se o no me entero…

Me viene a paso el chiste ese de la señora que esta cenando con su marido y ve en una mesa cercana a un amigo de su marido con una chica atractiva que no es su mujer y le pregunta a su marido ¿Quién es esa chica que esta con tu amigo? Es su amante contesta, tranquilamente.. La señora comienza a despotricar de cómo puede hacerle eso a su mujer y mientras en eso está se acerca una rubia despampanante a la mesa y le besa pasionalmente al marido mientras le dice “te espero como siempre, querido”. La señora ofendidísima le esputa al marido que cómo es que tiene una querida y que no se puede consentir y que va tomar cartas en el asunto y va a pedir el divorcio. El marido sin inmutarse le dice que ella verá pero que el abrigo que lleva, las joyas que luce, la posición que tiene, su casa, su gimnasio elegante, su club de alta alcurnia son cosas privadas y vicios que tiene ella, la consideración social, y muchas otras mas.. las perdería… La señora se calla y sigue comiendo. Al rato comenta.. “Cariño, nuestra querida es mucho mas guapa y elegante que la de tu amigo ¿verdad?..”. Así son las cosas a veces.. si no puedes ganar a tu enemigo únete a él.

SEGUNDA FASE: “YO LO NECESITO, ASÍ QUE…TÚ VERÁS”

O cuando el pacto se hace por la necesidad de uno o una.


La pareja convencional que se dice permitir ciertas licencias no siempre se las han planteado desde la igualdad y desde un deseo o una necesidad común de ambos. Muchas veces es debido a que uno de los miembros acaba presionando al otro para llegar a esas licencias. Bien sea por su insistencia o porque el otro miembro ve el peligro constante en su comportamiento. Cuando una pareja se plantea un pacto así es porque alguno de sus miembros tiene una “necesidad” que quiere satisfacer o quiere buscar la manera de satisfacerla (o que ya la ejerce y quiere buscar una formula que justifique el engaño).
A veces la manera de llegar a un pacto es fruto de conversaciones reflexivas entre la pareja, intimas y sinceras sobre el deseo y el morbo. Pero la mayoría de las veces se llega bien sea por que uno de los miembros ve el riesgo real de infidelidad en su parte contraria y ante la imposibilidad de quitar esa tendencia de su pareja, decide llegar a un pacto para asegurar el amor o mantener la pareja. No es su predilección pero lo acepta como “mal menor”. Busca salvar las naves… asegurar que si se enrolla por ahí no se acabe la pareja o dicho de otra manera, que sea algo que sea solo sexo y se evite el flipe, el enamoramiento o el amante.

Es frecuente que ese miembro de la pareja asuma hechos reiterativos de comportamiento poco fiel de su pareja para salvar su unión al presentir la tendencia a la “promiscuidad” de su contraria pero que realmente preferiría no tener que hacer o pactar nada. La mayoría de las veces eso acaba mal. Ya que el promiscuo o promiscua aprovecha el pacto para justificarse en todo lo que le plazca (tanto en lo ya hecho como lo que quiera hacer) y acaba no controlando la situación. “pero si quedamos que tu me dejabas”… dirá si se enteran el otro u otra de algo.

Estos pactos tácitos no reflejan nada de “liberación” en la pareja sino muchas veces al contrario. Es decir existe conflicto de pareja o de una de las personas de la misma y una insatisfacción que puede ser psicológica o de vacío de vida que se refleja en el deseo de conquista o de seducción.. También puede ser reflejo de que realmente la pareja está funcionando (se quieren) dentro de un orden pero no hay verdadera profundidad o comunión y las preferencias de cada cual son propias buscando “libertad” mal entendida o independencia de vida propia fuera de la pareja en el límite de lo comúnmente aceptable por la mayoría. Quiere experiencias que no tiene en pareja o satisfacer fantasías y deseos morbosos o de autoestima en ese campo.

Es común que los celos campeen a sus anchas o que incluso precisamente el miembro que promueve esa “libertad” sea más celoso y se mosquee ante la actuación permisiva de su parte contraria cuando vea que puede ejercer el trato y busque un control celotípico de lo que hace; que no sabes muy bien si es celos de que lo haga o de que haga mas que él o ella o que sea tanto como considera que es él o ella.

Lo habitual en estos casos es que uno de los miembros acabe con amantes mas que con sexo esporádico al igual que las parejas que ni lo hablan como en el caso primero. O que sus conductas cada vez sean más promiscuas con actos cada vez mas fuertes y sexuales con otros.… y que les lleve en el mejor de los casos a un acuerdo mas definido y controlado mediante normas o condiciones mas concretas. Cuando no a que uno se cierre en banda y se niegue a seguir con ello lo que abre otra crisis…

Mañana o pasado…más, Quedan 3 entradas

Homenaje a Benedetti

Después de tantas entradas de la película “El lado oscuro el corazón” donde Benedetti (88 años ya) es uno de los protagonistas, y siendo uno de mis poetas favoritos….., le hago un pequeño homenaje con una frase, una poesía, y su voz, en dos fragmentos de poema-video.

Esta es una de las frases que siempre conservo, frase de esperanza, para siempre:“Ojala que la espera no desgaste mis sueños”

También lo es la poesía ESTADOS DE ÁNIMO, esa que explica bien qué es ser un espejo:
Unas veces me siento
como pobre colina
y otras como montaña
de cumbres repetidas.
Unas veces me siento
como un acantilado
y en otras como un cielo
azul pero lejano.
A veces uno es
manantial entre rocas
y otras veces un árbol
con las últimas hojas.
Pero hoy me siento apenas
como laguna insomne
con un embarcadero
ya sin embarcaciones
una laguna verde
inmóvil y paciente
conforme con sus algas
sus musgos y sus peces,
sereno en mi confianza
confiando en que una tarde
te acerques y te mires,
te mires al mirarme.

Y con su voz, con su poesía, ambas muy acordes con la temática de este Blog:

Y SI DIOS FUERA MUJER:

Y una canción con poesía (Benedetti y Viglietti) en memoria de los miles de desaparecidos de la dictadura Uruguaya. Y es que Benedetti es un poeta del alma, del amor, pero también un apasionado de la libertad:

PALABRAS VERDADERAS

Como buen hijo de italiano….Mario en realidad tiene 5 nombres. Su nombre completo es: Mario Orlando Hamlet Hardy Brenno Benedetti Farugia.
Desde 1946 está casado con Luz López Alegre, su gran amor y compañera de vida. En los dos últimos años la vida de Benedetti se ha oscurecido de una forma sensible. Coincide con la muerte de Luz, en 2006 (con alzheimer), a la que tantos libros y poemas había dedicado. No he escrito casi nada estos dos últimos años y la enfermedad respiratoria que padece le mantiene atado a hospitales los últimos meses.
Fue luz la que, cuando Benedetti tuvo que exiliarse durante 10 años por la dictadura Uruguaya, se quedo en el pais cuidando de su madre y su suegra. Y es que Luz y la política social fueron sus dos musas ,las que imprimieron todos sus poemas.
http://es.wikipedia.org/wiki/Mario_Benedetti
http://www.alumnos.unican.es/~uc1531/mario/bio.html

Poema te quiero ( I love you poem). Benedetti en el lado oscuro el corazón

Epilogo de esta serie de entradas de la película “El lado oscuro el corazón”. En esta ocasión no es una escena sino que  son los personajes principales. Por un lado Nacha Guevara, la muerte en la película, la coraza que anima a finalizar las búsquedas, la conciencia realista, la que no cree en los ensueños, ni en las utopías…., pero que es vencida.

Por otro lado la poesía, el amor, la esperanza…. el poeta, Benedetti, con uno de sus mejores poemas.
Disfrutad.

Para vos.

Mujer asesinada por violencia machista en Logroño

Marín S., de 52 años, había sido procesado en marzo por un delito de maltrato y otro de amenazas, había sido condenado a 4 años de alejamiento, 6 de destierro de La Rioja y un año y medio de cárcel (no cumplido por carecer de antecedentes penales) , había avisado en el juicio que si se separaba su mujer la mataba y luego se suicidaba, en la pared del bar que regentaba ella, este sábado aparecían pintadas amenazantes (las palabras “puta”, “follar” en las paredes indicaban que Marín podría estar muy cerca de la víctima pero ¿nadie le buscó?), …

Y al día siguiente, la madrugada del lunes, Marín apuñalaba hasta la muerte a su exmujer, Tanta, de 48 años y luego se suicidaba con la misma arma. Los vecinos que acudieron ante los gritos de Tanta la descubrían desangrándose, con puñaladas en el cuello y abdomen, mientras él caía también, víctima de un propio cuchillo hundido en su pecho.
¿Quién controla a esas personas desterradas y amenazadoras?. ¿Porqué no hay policías controlando a estos individuos tan claramente peligrosos?, ¿Porqué no sale Rubalcaba, que estos días se prodiga tanto en la tele explicando sus éxitos contraterroristas, explicando porqué ha dejado que suceda un nuevo asesinato de una mujer?.
Con esta mujer son ya 43 las mujeres asesinadas en lo que va de año por sus compañeros o excompañeros (una decena de ellas no son computadas todavía como violencia machista por el Ministerio de Igualdad por seguir en investigación) algunas de ellas todavía en investigación). Siguiendo la campaña UNA POR UNA esta entrada TRES POR UNA visibiliza una mujer, esta vez bastante conocida por mucha gente aunque no en todos los ambientes sociales en general. (podéis ver otro listado en el siguiente enlace)

Clara Campoamor (Madrid, 1888 – Suiza, 1972).

“Una mujer, un voto”

Es considerada como una de las madres del movimiento feminista y sufragista en España y también una de las primeras diputadas de las primeras Cortes de la II República española. Defensora de la igualdad de derechos de la mujer, fue una de las impulsoras de la aprobación del sufragio universal en España, logrando el voto femenino en las primeras elecciones republicanas, así como la primera ley del divorcio.
Era hija de un modesto empleado y de una modista. A los 21 años ingresó en el Cuerpo en el Cuerpo de Correos y Telégrafos y con 36 años obtiene el titulo de licenciada en derecho por la Universidad de Madrid, una de las pocas abogadas en España en esa época.
Fue elegida diputada del Partido Radical en 1931 y una de las miembras encargadas de la comisión que redactaría el proyecto de Constitución de la Segunda República, sobre todo impulsó el artículo 36, el que hablaba del sufragio femenino sin limitaciones (frente a muchas personas que no lo consideraban por “hasta que las mujeres dejaran de ser retrógradas” (Álvarez Buyita, Rico); “hasta que transcurran unos años y vea la mujer los frutos de la República y la educación” (dicho por otra sufraguista de izquierdas, Victoria Kent)) o indefinidamente, “porque las mujeres son histéricas por naturaleza” (Roberto Novoa) o incluso reconocer el derecho a voto solamente a las mayores de 45 años “porque antes la mujer tiene reducida la voluntad y la inteligencia” (Ayuso). Tampoco margarita Nelken, la otra mujer del Congreso, del PSOE, y también feminista, consideraban oportuno el reconocimiento del voto femenino por que creían que iban a votar a las derechas infuenciadas por la Iglesia Católica. Finalmente, en 1931, se aprobó por mayoría exigua quedando el texto como sigue: Los ciudadanos de uno y otro sexo, mayores de 23 años, tendrán los mismos derechos electorales conforme determinen las leyes.

En la primeras elecciones con sufragio universal en España (1933), ganaron las derchas como había pronosticado Victoria Kent y tanto ésta como Clara Campoamor perdieron sus escaños. Eso le supuso numerosas críticas dentro de su propio partido.
En 1935 se separó del Partido Radical, debido a la “pérdida de confianza y la fe en el Partido” por llevar a cabo una política de derechas.
En 1936 escribió su obra más conocida Mi pecado mortal: El voto femenino y yo”, en la que argumentaba su defensa de la concesión del voto a las mujeres.
Con el estallido de la guerra civil se exilió a Francia, para pasar posteriormente a Argentina y Suiza. Murió en Lausana el 30 de abril de 1972.
Sus restos yacen en el cementerio de Polloe, en Donostia-San Sebastián
Se han hecho últimamente muchos homenajes a esta mujer. Sin ir más lejos, en 2006, el PSOE editó una proposición no de ley solicitando al Gobierno que las políticas de igualdad tengan también su reflejo en la acuñación de moneda y la figura femenina elegida para que aparezca en las futuras monedas de euros fue Clara Campoamor, por ser la principal defensora del voto femenino en la Segunda República. Esta proposición finalmente fue aprobada el martes en junio de 2007 por el Pleno del Congreso con el apoyo de todos los grupos parlamentarios salvo el PP, por supuesto. (Aunque yo miro mis euros….y sigue apareciendo un Borbón en vez de una republicana…)

MUJERES QUE AMAN DEMASIADO

(resumido de la Web de la “Red de psicólogos/as

En este artículo se trata, desde un punto de vista psicológico y desde un punto de vista de “género”, sobre aquellas mujeres que “dependen” emocionalmente de un hombre, tal como si se tratara de una droga.
Aunque este aspecto quiero tratarlo desde las mujeres que se aferran a un hombre que no les quiere, que les maltrata, una suerte de “síndrome de Estocolmo” que les hace perdonar incluso el maltrato físico, sin embargo también, en menor escala, se da en mujeres que aman a un hombre aunque este no les ame a él, sin existencia, visible, de ningún tipo de maltrato. Se da en casos, por ejemplo, de parejas o exparejas donde el hombre no muestra interés en su pareja o de hombres que han abandonado una relación con la pareja. En ambos casos la mujer siguen manteniendo un vínculo afectivo (a veces de amor-odio) que les hace imposible terminar de romper ese vínculo ya perdido o de romper el actual. Pero…..


¿qué mecanismos inducen a una mujer a seguir aferrada a su pareja después de uno o varios episodios de maltrato?. ¿qué la mantiene unida a esa persona que demuestra su falta de afecto? ¿qué mantiene expectante a esa mujer que, una vez rota la relación, todavía mantiene esperanzas de “volver” con él, a pesar de los signos evidentes en su contra?.

Todas ellas se basan en un ‘amor contaminado’ por nuestras propias necesidades o heridas emocionales sin resolver. En esos casos, cuando aparece el otro, “en vez de desarrollar una sana relación de interdependencia amorosa, pasamos a buscarlo como una suerte de droga tranquilizante o energizante, dependiendo de lo que se necesite” y por ello, “cualquier movimiento de él que no condiga con sus expectativas o sea percibido como un alejamiento, genera un malestar inmediato. Tal como sucede en una adicción, se genera un síndrome de abstinencia”.
Lo importante de estas relaciones es que sucede con cierta frecuencia, no son inusuales (bien explicado por la terapeuta estadounidense Robin Norwood en su libro “Mujeres que aman demasiado”.

En estos casos citados, para estas mujeres los “candidatos correctos” son rechazados por “aburridos”. Por eso, se vinculan con varones emocionalmente inadecuados, adictos al trabajo o deportes o hobbies, al alcohol, mujeriegos o aquellos que por diversas causas no pueden amarlas. Es decir, rechazan a cualquier que no les aporte ese vértigo que todo adicto necesita sentir. Incluso pueden ser mujeres que buscan, inconscientemente, hombres inmaduros e infantiles que pueden tener conductas de violencia, manipulación, infidelidad, maltrato o falta de compromiso en general
A veces, ese síndrome les hace descuidar a sus amistades y a sus propios intereses para estar siempre disponibles para su hombre. “Se sienten vacías sin él, a pesar de que estar con él pueda ser un tormento”.
Nachtigall describe que la mayoría de ellas recibieron poco amor de sus padres, por lo que perciben de manera inconsciente a sus parejas como una mezcla de hombres-padres. En estos casos incluso el sexo puede convertirse en uno de los vehículos adictivos que sostienen el vínculo, aún cuando este sea degradante y perjudicial para la mujer”, sentencia.

Como salir de esta situación:
Como en casi cualquier trastorno psicoafectivo, para poder recuperarse de la adicción al amor, la mujer que la padece primero debe reconocer que se encuentra en un patrón nocivo para ella. Debe observar que una y otra vez, sufre angustia y malestar con su pareja o con la posibilidad de reencuentro con su expareja, sentir que “su hombre” persiste en esas conductas que la dañan, en esa falta de compromiso…. En ese momento el tratamiento más efectivo y potente es la terapia psicológica para que la mujer aprenda a curar aquellas heridas emocionales que la han vuelto una adicta a su hombre, en un principio “tratando de experimentar aquellas escenas infantiles donde se ha sentido descuidada, maltratada o abandonada y puede volver a sentir esas emociones primarias y expresarlas en un marco seguro como lo es el contexto terapéutico”. Expresar su rabia por esas carencias le hará poder relacionarse desde otro lugar más sano, entero y adulto, menos infantil y dependiente.

“Aprender a relacionarme conmigo misma, con respeto, aceptación, valoración, apoyo y afecto incondicional, fue el camino para comenzar a vincularme de un modo constructivo con los demás”
Textos de los psicólogos/as – terapeutas: Mariela Bernardi, Pablo Nachtigall, Susana Pérez, Natchigall

Esperanza en el lado oscuro del corazon

En esta anteúltima parte de esta serie de entradas sobre Benedetti y la película “El lado oscuro el corazón” se culmina la búsqueda. Nos habla de esperanza, de caminos realizados. Ni la muerte se atreve ante semejante hecho: “es una historia imposible, es parte de tu inmadurez”. Pero contesto: “perdón pero el que ha encontrado el amor no puede perder tiempo hablando con la muerte…ni con la conciencia”. Corazón, coraza…ambos tan juntos, tan diferentes, tan necesarios
La esperanza cumplida, ambos vuelan, ambos se aman, desnudos, aunque sea una historia imposible aún se puede soñar.
Espero que sigáis disfrutando de esta serie de corazón.
Yo disfruté y me gustaría volver a hacerlo

Y como final de la serie de escenas, esta poesía impresionante que para mi resume toda esta búsqueda: “corazon coraza”. Debemos quitarnos las corazas y dejar que los corazones puedan respirar de vez en cuando. Yo lo haré. Mañana termino la serie con una bella poesia de Benedetti.

Pactos sexuales dentro de la pareja

Cuarto capítulo del trabajo de Lom sobre los “Pactos para la infidelidad de la pareja”. Podéis ver el resto en estos enlaces:

—Introducción-1: Introduciendo el tema

—Introducción-2: Continuando la introducción

—Segunda parte. “Hagamos un sexpacto, cariño

Continuación 2ª parte: Pactos sexuales dentro de la pareja

Existen otros pactos para permisos de tipo sexual pero son dentro de la pareja, quizá conviene señalarlos un momento antes de entrar en harina:
Tipo A Pactos internos entre los dos: esto son acuerdos donde sólo los dos miembros “juegan”. Por ejemplo, recuerdo una pareja cuyo pacto es un día si y otro no siempre te doy sexo y que lo cumplen a rajatabla, otro puede ser hacer pequeñas fantasías de sexo solo entre ellos como algún tipo de exhibicionismo, juegos en lugares públicos, ropa sexi,..juegos sexuales caseros, apuestas que se cumplen, juegos de fantasía como favorecer la provocación a extraños, dejarse ver con el beneplácito de la pareja disimuladamente, fardar de “hembra” o de “macho” por la calle, hablar cosas como “¿Qué le harías a esa tía buena (o tío bueno) que pasa si pudieras eh?” entre risas y morbo de saber que es fantasía y que no se realiza y otros juegos propios como ser tu putita o tu esclavo, úsame o similares.. etc.. La característica común a todo juego y fantasía en este caso es que se ciñe exclusivamente al otro miembro de la pareja. Los otros no son ni participan en todo caso son meros objetos de la escena que crea o fantasea la pareja. En estos juegos las parejas, pueden ser muy convencionales, clásicas o poco liberales sin más.
Valéríe Tasso en su “antimanual de sexo” distingue la fantasía del deseo siendo éste el que se cumple o se trata de llevar a la realidad mientras que la fantasía queda en uno mismo o en su caso en el mundo intimo de la pareja sin que tenerla suponga un impulso necesario hacia su realización. Pues bien, este tipo de pacto y este tipo de pareja convencional que lo ejerce pueden tener muchas fantasías para su juegos pero su deseo se circunscribe en un campo personal y exclusivo de la pareja sin ir mas allá . Sus deseos están en el otro, sus fantasías no llegan a ser deseos que llevar a la realidad de sus vidas Es libertad solo conmigo

Tipo B Pactos para jugar fuera juntos: En este tipo de pactos se entiende que se incluye el anterior que puede ser por donde comienzan sus juegos pero se añade que se puede “jugar” con el morbo y el sexo fuera de los miembros de la pareja. Recordando la distinción de fantasía y deseo, aquí si se tiende a llevar al deseo (y por tanto al impulso por ejercerlo en la realidad), las fantasías morbosas que tiene la pareja o sus miembros. Ya no es un acuerdo interno que sólo se dirige al otro exclusivamente sino que se empiezan a incluir a otras personas en los juegos, quizá inicialmente de manera virtual pero evolucionando a ejercerlo de manera real mediante prácticas como acudir a clubs de contactos, el intercambio de parejas, hacer un trio con otra persona, etc. Pero siempre se juega en común, es un juego de los dos miembros con otras personas y por tanto compartido en todo momento. Estos pactos son mixtos, por un lado juegan los dos miembros de la pareja y por otro se incluyen otras personas pero nunca fuera de la pareja .Es libertad con otros conmigo
Tipo C Pactos para jugar fuera sin el otro: A diferencia del anterior en este caso el factor dominante del juego es que se ejerce fuera del otro miembro de la pareja. No es un juego de pareja como tal, sino un permiso para jugar “aparte de ti”, para tener tu mundo o tu rollito fuera del mundo de la pareja… Digamos que las fantasías que se tienen, se traducen a deseo y hacerlas realidad, pero aparte de la pareja, es decir, con otros. Hasta el punto en que incluso fantasías de estar con varias personas o de un trio no se piensan preferentemente con la pareja sino con otros desconocidos ajenos a la misma (lo que no quita que se puedan ejercer algunos con la pareja sin que este sea realmente el “leif motiv” principal) Es más una libertad no compartida que permitida. Como es lógico, lo normal es que históricamente hayan pasado primero por el pacto tipo A y puede darse el caso de que se lleguen a estos acuerdos a partir de ejercer el tipo B como un paso más de conducta liberal entre ellos como pareja aunque no es habitual que suceda incluso entre esas parejas liberales puesto que el salto presupone una pérdida de control (seguridad, confianza, complicidad…) importante que en el caso del tipo B se mantiene en gran medida. Pueden llegar incluso a compartir sus aventuras después sin expresión de celos o simplemente a pactar no decirse nada sobre las andanzas de cada cual. Por otro lado, es muy probable que pueda darse sin haber pasado por el tipo B y un proceso compartido de morbo o deseos y que se llegue al mismo por otras razones o factores ajenos a una conducta liberal y de permiso compartido y real; dentro de una pareja que en realidad sea convencional o clásica (deseos ocultos de uno de los miembros, querer independencia del otro, insatisfacciones, promiscuidad deseada no conocida por el otro, amantes previos,…) Este tipo, en este caso, es una forma de hacer lo que quiero sin rendir cuentas, evitar que el otro sepa de verdad todo y reducir los celos por el desconocimiento y el no control. Se dan el permiso pero no se dicen lo que hacen ya que eso puede escocer y no interesa. Y es en este caso cuando un pacto tipo C en vez de reflejar una evolución liberal puede reflejar otro tipo de problemática personal y de pareja que lo hace muy arriesgado pese a que la norma sea el no control. Y es de estos precisamente sobre los que quiero escribir. Es libertad con otros sin ti

Llegar a pactos con tu pareja donde se permitan conductas sexuales de distintos tipos fuera de la misma o sin el control de la otra persona y sin que esto ocasione conflictos es, por la misma culturalización que tenemos, un tanto difícil. La mayoría de las veces esos pactos son forzados por uno de los miembros y es frecuente también que sea debido a la tendencia mas promiscua de uno de ellos que es quien acaba generando el pacto. Esto en si mismo no es que sea malo sino un origen común Desgraciadamente no siempre sirven para avanzar en pareja y pueden desarrollarse aspectos adictivos o promiscuidad sexual que no ayudan al amor o el compromiso. Lo que no quita que circunstancialmente o durante un tiempo el morbo que genera esa situación alimente momentos viciosos, pasionales o intensos en la misma pareja o que se sienta el “ahora te quiero más” que pudiera ser real pero generalmente será una respuesta de compensación que justifica el pacto y evita sentir dudas sobre su utilidad.. Se está jugando con emociones y “energías” muy fuertes que de alguna manera tienen que gestionar. Además generalmente ya están (o han realizado secretamente), esos actos, deseos, engaños y conductas por su cuenta antes del pacto en si mismo. Siendo éste con frecuencia, la solución para ejercer lo que ya ejerce con un permiso, mas que una manera de llegar a algo nuevo .
Estamos hablando, por tanto, de pactos para tener mi independencia aparte de la pareja. Pueden darse lógicamente dentro de una mezcla de pactos de los otros dos tipos que hemos señalado pero también se dan solos.
No se trata de que consideremos la idoneidad de estos procesos ni que condenemos sin mas los mismos. Mas bien, queremos que se reflexione sobre el entramado de situaciones, conflictos y riesgos que pueden darse y de algunas maneras en las que se llegan a realizar: sus normas, sus modos, así como su posible evolución y podemos, como no, ver distintas situaciones que se dan así como repasar algunos aspectos conflictivos de las mismas considerando distintas fases o modos en los que podemos encontrar:

1ª fase: la callada por respuesta
2ª fase: yo lo necesito así que tu verás
3ª fase; Cuando el pacto es deseo especial de uno de los miembros
4ª fase tu pecas y yo peco que da gusto
5ª fase.. Mas allá del pacto o cuando la pareja se quiere hacer liberal y común.

Reflexionemos sobre cada fase ¿tú en cual andas?… (¿o quieres estar pero no hay manera de convencerle/a?)

Tactica y estrategia de Benedetti en el lado oscuro del corazon

Cuarta parte de esta serie de fragmentos poéticos de la película “El lado oscuro el corazón” :
“mi tactica es quedarme en tu recuerdo,
no se como ni con que pretexto,
pero quedarme con vos.
Y que no nos vendamos simulacros”