CARTA A ARNALDO OTEGI (por Antonio Alvarez Solís)

Unos retazos:

“Ante todo, valga de principio a este billete, que no sé si podrá leer, que cuando decidieron su encarcelamiento algo en mí quedó asimismo encarcelado. Creo que ha sido el espíritu. (….)

Le han encarcelado a usted por firmar en papel público una serie de consideraciones que conforman la estructura de su ideario o la respuesta a su vapuleado ser de vasco. No me importa la calidad o el propósito de esas razones porque pertenecen al arsenal intelectual y emocional sobre el que nadie puede poner la mano represora sin arruinar el edificio común del pensamiento. Cuando se acababa el siglo XVIII Cesare Beccaria escribió un hermoso y famoso libro -«De los delitos y las penas»- que clausuraba la justicia bárbara del ojo por ojo y diente por diente y las ordalías físicas y morales que habían caracterizado una bárbara administración de justicia basada en el simple deseo y la voluble voluntad de los reyes y de quienes les servían con soez sentido de la pena. Dos siglos después, retorna esa justicia que no sólo quiere reprimir el posible daño físico, determinado y concreto, sino aniquilar el alma, que es el objetivo fundamental de cualquier torturador.(…)

Carta completa en: Carta a Arnaldo Otegi

Publicado por

Pais Vasco - Juan

Juan Luis, Juanlas, Juan, Jon Koldo, Ibán...pero todos Yo Mismo.

Ongi etorri, bienvenido/a!