CON UN PAR DE HUEVOS! (¿le echamos huevos a la vida o no?)

¿Cuántas veces os han dicho (y os siguen diciendo) que “Hay que comer pocos huevos, check como mucho 2 o 3 a la semana”, a ver, que levanten la mano quienes han oido eso de los 2 o 3 huevos a la semana como mucho porque los huevos son muy malos para el colesterol y demás (ya me imagino todas las manos levantadas, ya….. la mía también)

Yo, que soy un huevofilo declarado, (y por eso hago esta entrada)….., a mi que que me encantan los huevos, tanto fritos como cocidos, escalfados,en tortilla, en revueltos….., yo que sin mi huevito con guarnición nocturno no soy nada…., siempre tenía antes ese remordimiento de culpa cuando ya llevaba más de 3 esa semana.
Pero que no, que hace ya mucho tiempo que no es asi chavales/as!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!
La primera vez que leí esos nuevos estudios científicos y demás, que echaban pro tierra esa teoría …, ese día se me iluminaron los ojos y me hice un huevo frito con tomate, revuelto, en sartén, untando con trozos grandes de pan, saboreando esa textura del buen tomate con sabor a huevo…., (no sigo que empiexo a babear…).

La mayor culpa de la mala fama de los huevos la tuvo la Asociación Americana del Corazón, que hasta que empezó este siglo recomendaba restringir el consumo de huevos para contener el riesgo cardiovascular por su alto nivel de colesterol sobre todo. (os suena eso de que algo que era malo antes ahora es bueno, según la ciencia médica, ¿no?, pues eso)

Ya en 2003 el cardiólogo español Pedro Zarco publicó un artículo en la Revista Madrid Médico en el que sugería la revisión de la incidencia de la yema en el nivel de colesterol en sangre: “Desde esta publicación empecé a introducir en mis pacientes con hipercolesterolemia la yema de huevo y su cifra de colesterol seguía disminuyendo con la nueva dieta”. Luego otras investigadoras e investigadores han corroborado esas tesis: Ana Luzón, médico nutricionista y vicepresidenta de la Asociación Española de Gastronomía y Nutrición, la mexicana Maria Luz Fernández (profesora del departamento de Ciencias Nutricionales de la Universidad de Connecticut), las nuevas guías dietéticas del USDA (Departamento de Agricultura de Estados Unidos), que el 7 de enero pasado comunicaban a la población que no hay restricciones de los huevos para el colesterol dietético basado en la evidencia de múltiples estudios realizados en los últimos 15 años. Teresa Ruiz Gracia, médico especialista en Endocrinología, añade también que “Diversos estudios han mostrado de manera uniforme y sólida que es improbable que el consumo de un huevo al día tenga repercusión significativa alguna sobre el riesgo cardiovascular en personas sanas”.

También se decía que eran malos para la diabetes pero el consejo asesor del Instituto de Estudios del Huevo (IEH) afirma que hay evidencias de que el consumo de huevo no supone un riesgo en personas con esta patología (de acuerdo a varios estudios, como DIABEGG, de Nicholas R. Fuller, publicado en The American Journal of Clinical Nutrition; o One egg per day improves inflammation when compared to an oatmeal-based breakfast without Increasing other cardiometabolic risk factors in diabetic patients, de Martha Nydia Ballesteros, publicado el pasado año en la revista Nutrients)

Incluso la Sociedad Española de Nutrición Comunitaria (SENC) en sus Guías Alimentarias para la Población Española, sitúa al huevo en la pirámide nutricional como alimento con consumo diario recomendado.

Teresa Ruiz Gracia incluso habla de un posible valor protector contra el ictus hemorrágico y otras enfermedades neurodegenerativas (los responsables de estos beneficios son la luteína, la zeaxantina y la colina, nutrientes presentes en el huevo: “En el Alzheimer y la demencia senil existe un déficit de colina y el consumo de huevos puede ayudar a mejor la situación de estos enfermos. Los carotenoides luteína y zeaxantina reducen el riesgo de padecer degeneración macular relacionada con la edad, una de las principales causas de ceguera en la tercera edad. Un estudio publicado en The Journal of Nutrition en 2006 por AJ Wenzel reveló que ingerir seis huevos a la semana durante 12 semanas aumenta los niveles de zeaxantina en sangre y mejora la densidad óptica del pigmento macular”. Conclusión: los ancianos necesitan consumir huevos.

Asi que…,  no os preocupéis, hoy huevo frito con patatas (sí, la patata la pones en papel secante para que chupe un poco de grasa que eso sí engorda), mañana una buena tortilla francesa (que fíjate si tienes decenas o centenares de formas de hacer una tortilla francesa…con chorizo, esparragos, ajos, lechuga, coles, espinacas, otras verduras, bacalao, setasa variadas, etc, etc, etc..), pasado huevo frito con atún de guarnición, al dia siguiente huevo con pure de tomate, o huevo rico con arroz negro, o huevo cocido con atún y mayonesa, o huevo en las ensaladas, en todas, o huevo en el arroz a la cubana, en los guisos, o huevo frito con pimiento verde…manjar de dioses si es un buen pimiento, o hazte una de esas sartenes de huevos estrellados o machacados con el ingrediente que más te guste, o…….bueno, que ya sé que sabes hacer un huevo, es lo primero que se aprende (algunos lo único, jeje).
Yo creo que el huevo es ese alimento que lo puedes mezclar con el 99% de las cosas que tienes en tu armario o en tu nevera. Prueba sin miedo, anímate a mezclarlo con lo que sea, verás que la mezcla siempre es buena (incluso en bocadillo…lo puedes poner con lo que te de la gana, hasta con tableta de chocolate)

Pues lo dicho, ahora sin remordimientos de conciencia sino todo lo contrario, ¿le echamos un par de huevos  a la vida diaria?

(La mayor parte de los datos sacados de la web de Él País: http://elpais.com/elpais/2016/04/27/buenavida/1461758708_511808.html)

Publicado por

Pais Vasco - Juan

Juan Luis, Juanlas, Juan, Jon Koldo, Ibán...pero todos Yo Mismo.

Ongi etorri, bienvenido/a!