Curso de empresariales . Lección 5ª

Capítulo 5: Sobre los planes estratégicos
Un muchacho entra en una farmacia y dice al farmacéutico:
– Señor, deme un preservativo. Mi novia me ha invitado esta noche a cenar en su casa y está que se derrite por mí, así que esta noche pretendo calmarla.
El boticario le despacha el preservativo y cuando el joven va a salir, vuelve sobre sus pasos y dice:
– Será mejor que me dé usted otro preservativo porque la hermana de mi novia, que es un bombón, me hace unos cruces de piernas que le veo hasta las entrañas, y como voy a ir a cenar a su casa…
Coge el segundo preservativo, piensa un momento y…
– Déme uno más, porque la madre de mi chica, que está de muerte la señora, cuando no está mi novia delante, me hace unas insinuaciones que… y como voy a ir a cenar a su casa esta noche…
Llega la hora de la cena y el muchacho tiene a un lado a su novia, al otro a la hermana y enfrente la mamá de ambas.
En ese instante llega el padre, que se sienta al frente de la mesa.
El muchacho baja la cabeza y empieza a rezar:
– Señor, te damos gracias por los alimentos… Bendícenos a todos… Y perdónanos si en algo te hemos ofendido…
Pasa un minuto y el chico sigue rezando:
– ¡Gracias Señor!
A los diez minutos de rezos y oraciones la novia le dice:
-No sabía que fueras tan religioso…
– ¡¡Ni yo que tu padre era el farmacéutico!!

Conclusión: No comente los planes estratégicos de la empresa a desconocidos porque la falta de confidencialidad le puede destruir su propia organización

Publicado por

Pais Vasco - Juan

Juan Luis, Juanlas, Juan, Jon Koldo, Ibán...pero todos Yo Mismo.

2 comentarios en “Curso de empresariales . Lección 5ª”

  1. “Los conceptos desarrollados en “El arte de la guerra”, obra atribuida al tratadista chino Sun Tzu (Siglo VI AC), han sido retomados hasta el día de hoy por diferentes pensadores de empresas debido a la pertinencia de los mismos para con las actividades comerciales. Lo que se rescata es el valor estratégico del texto, que logra conceptualizar de modo muy claro lo que hay que tener en cuenta a la hora de lograr un objetivo y enfrentar un adversario. Existe, claro, una pequeña diferencia entre un ejército y un competidor comercial. Para enfrentar a un ejército los conceptos de Sun Tzu deben ser tomados literalmente, mientras que para ganarle a un competidor de mercado debemos tomarlos en forma metafórica. En la guerra las cabezas ruedan de verdad mientras que en los negocios se trata de obtener ganancia sin matar a nadie.”

    Esto dice un tal Nestor Gutman en un texto de analisis del tema negocios,
    pero echemos un vistazo al mundo de la economía y veremos donde queda eso de “sin matar a nadie”….
    Despedir obrer@s es matar.
    Cerrar empresas es matar…
    Con métodos similares que ahora se llaman “daños colaterales” los economistas de “vanguardia” arrasan el planeta.
    Aunque hay una nueva ola de economistas equitativos con el medio ambiente y los seres humanos que esperemos sigan progresando por el bién de tod@s.
    un abrazo……….Tere Marin

Ongi etorri, bienvenido/a!