EDUARDO GALEANO, NO SOLO UN ESCRITOR Y POETA (IN MEMORIAN)

Ayer, order dia 13 de abril y a los 74 años, murió Eduardo Galeano.
Uruguayo de Montevideo, hoy todos los medios de comunicación de Latinoamérica y Europa loarán sus obras literarias y periodísticas, estoy seguro. Hablarán de que era uno de los mejores escritores latioamericanos, hablarán de sus grandes escritos y frases, de sus libros más conocidos (Las venas abiertas de América Latina (1971), Memoria del fuego (1986), Úselo y tírelo (1994) o el último de este mismo año, “Mujeres, antología”).
Es pues uno de esos días de hipocresía colectiva del capitalismo, porque Galeano ha sido un maldito para la inmensa mayoría de ellos en realidad
Más que su biografía importa su pensamiento, ese que le supuso ganar el premio Stig Dagerman en 2010, uno de los más prestigiosos galardones literarios en Suecia, entregado anualmente por la Sociedad Stig Dagerman a aquel escritor que en su obra reconoce la importancia de la libertad de la palabra mediante la promoción de la comprensión intercultural. Galeano fue distinguido con el galardón por estar “siempre y de forma inquebrantable del lado de los condenados”, por escuchar y transmitir su testimonio mediante la poesía, el periodismo, la prosa y el activismo”, según el jurado.
En España es reconocido puesto que estuvo incluso exiliado en Madrid en 1976, pero no con la importancia que tiene, sin duda, esa que le ha hecho ser doctor honoris causa de la Universidad de La Habana, de la Universidad de El Salvador, de la Universidad Veracruzana, México, de la Universidad Nacional de Córdoba, Argentina, de la de Buenos Aires, de la de Guadalajara en Mexico, o ser Premio ALBA en 2013.
Y es que Galeano es, ha sido y será ante todo un revolucionario valiente y decidido que no se callaba aunque le pusieran los capitalistas de siempre en el “Eje de los paises del Mal”.
Defensor de los derechos sociales y también de de la Tierra y del ecosistema, luchando contra multinacionales que agreden en America latina dichoecosistema, lo que le trajo ser denostado por el partido uruguayo al que apoyó en su día y que se vendió al sistema en ese aspecto.
Pensador increible, Galeano nos deja para siempre muchas frases que han adornado escritos a centenares y que ahora quiero destacar alguna de ellas así como un par de escritos interesantes de él que siguen estando de rabiosa actualidad a pesar de los años:
SUS FRASES
He aquí algunas de las más conocidas, aunque para mi, la que mas me gusta es la siguiente:
“A veces me llaman loco por perseguir utopías, o sueños, o esperanzas lejanas….,no lo creo: “La utopía está en el horizonte. Camino dos pasos, ella se aleja dos pasos y el horizonte se corre diez pasos más allá. ¿Entonces para que sirve la utopía? Para eso, sirve para caminar.” (Eduardo Galeano)
Otras frases:
Arránqueme, Señora, las ropas y las dudas. Desnúdeme, desdúdeme.
Al fin y al cabo, somos lo que hacemos para cambiar lo que somos.
El código moral del fin del milenio no condena la injusticia, sino el fracaso.
Hay un único lugar donde ayer y hoy se encuentran y se reconocen y se abrazan. Ese lugar es mañana.
La caridad es humillante porque se ejerce verticalmente y desde arriba; la solidaridad es horizontal e implica respeto mutuo.
La palabra política se ha manoseado tanto que significa todo y no significa nada. Entonces desconfío mucho de la etiqueta política.
Me desprendo del abrazo, salgo a la calle. En el cielo, ya clareando, se dibuja, finita, la luna. La luna tiene dos noches de edad. Yo, una.
No consigo dormir. Tengo una mujer atravesada entre los párpados. Si pudiera, le diría que se vaya; pero tengo una mujer atravesada en la garganta.
Si quieres más frases de él….esta es una muy buena fuente y hay cosas maravillosas, ya verás

TEXTOS:
He escogido uno que ya puse en 2008 en mi blog y que sigue de actualidad:
El lenguaje.(Eduardo Galeano)
En la época victoriana, no se podían mencionar los pantalones en presencia de una señorita.
Hoy, por hoy, no queda bien decir ciertas cosas en presencia de la opinión pública:
El capitalismo luce el nombre artístico de economía de mercado, el imperialismo se llama globalización.
Las víctimas del imperialismo se llaman países en vías de desarrollo, es como llamar niños a los enanos.
El oportunismo se llama pragmatismo, la traición se llama realismo.
Los pobres se llaman carentes, o carenciados, o personas de escasos recursos.
La expulsión de los niños pobres del sistema educativo se conoce bajo el nombre de deserción escolar.
El derecho del patrón a despedir al obrero sin indemnización ni explicación se llama flexibilización del mercado laboral.
El lenguaje oficial reconoce a los derechos de las mujeres, entre los derechos de las minorías, como si la mitad masculina de la humanidad fuera la mayoría.
En lugar de dictadura militar, se dice proceso.
Las torturas se llaman apremios ilegales, o también presiones físicas y psicológicas.
Cuando los ladrones son de buena familia, no son ladrones, sino cleptómanos.
El saqueo de los fondos públicos por los políticos corruptos responde al nombre de enriquecimiento ilícito.
Se llaman accidentes los crímenes que cometen los automóvilistas.
Para decir ciegos, se dice no videntes, un negro es un hombre de color.
Donde dice larga y penosa enfermedad, debe leerse cáncer o SIDA.
Repentina dolencia significa infarto, nunca se dice muerte, sino desaparición física.
Tampoco son muertos los seres humanos aniquilados en las operaciones militares. Los muertos en batalla son bajas, y los civiles que la ligan sin comerla ni beberla, son daños colaterales.
En 1995, cuando las explosiones nucleares de Francia en el Pacífico sur, el embajador francés en Nueva Zelanda declaró: “No me gusta esa palabra bomba. No son bombas, Son artefactos que explotan”.
Se llaman Convivir algunas de las bandas que asesinan gente en Colombia, a la sombra de la protección militar.
Dignidad era el nombre de uno de los campos de concentración de la dictadura chilena y Libertad la mayor cárcel de la> dictadura uruguaya.
Se llama Paz y Justicia el grupo paramilitar que, en 1997, acribilló por la espalda a cuarenta y cinco campesinos, casi todos mujeres y niños, mientras rezaban en una iglesia del pueblo de Acteal, en Chiapas.

Descansa en paz, Eduardo, seguimos contigo.

Ongi etorri, bienvenido/a!

A %d blogueros les gusta esto: