El marrón que Alfonso Alonso dejó en Vitoria

(sacado de l blog de , eskerrik asko)
Cosas como estas, en estas épocas en que los funcionarios del Ayuntamiento perdieron el 5% de su sueldo el año pasado, este año el 7%, el año que viene entre el 4 y el 5%…., me dan ganas de….., ójala la mierda les cubra de una vez.

La carrera política del alcalde pepero Alfonso Alonso despegó uno de los días más tristes de su carrera política: el 27 de mayo de 2007. Ese día Alfonso Alonso perdió las elecciones municipales y tuvo que abandonar la alcaldía de Vitoria que había ocupado durante 8 años. El resto es conocido. Desembarcó en el Congreso de los Diputados, hizo migas con Soraya Sáenz de Santamaría y fue premiado con la portavocía del grupo parlamentario del PP en el Congreso.

Hoy en el Ayuntamiento de Vitoria, por iniciativa del grupo municipal de Bildu, se ha vuelto a hablar de Alfonso Alonso y de uno de los episodios más oscuros de su mandato en Vitoria. Viajemos otra vez en el tiempo. Tres meses antes de la derrota electoral, el 12 de febrero de 2007, Alfonso Alonso firma con Gonzalo Antón, empresario y ex presidente del Deportivo Alavés, un contrato por el que el Ayuntamiento alquila a Antón unos locales de su propiedad en pleno centro de Vitoria. Son los bajos del antiguo convento de las Reparadoras, casi 900 metros cuadrados. El precio que se establece es de 12.500 euros (más IVA) al mes. Han pasado cinco años y el Ayuntamiento está pagando 49.257 euros al mes, cuatro veces más que el precio que se acordó en 2007. ¿Por qué? No hay más que echar un vistazo al contrato que firmaron Alfonso Alonso y Gonzalo Antón. Tela marinera.

1. Contrato blindado a favor del empresario

Acuerdan un alquiler por 20 años, pero si el Ayuntamiento quiere abandonar el local tiene que pagarle los 20 años de alquiler íntegros al empresario. En la actualidad, esa cantidad se calcula en 7 millones de euros.

Lo curioso es que en el acta de la Junta de Gobierno del 9 de febrero de 2007 en la que Alfonso Alonso aprueba la firma del contrato, la indemnización por romper el contrato no es el pago de 20 años de alquiler, sino la mitad: 10 años.

¿Qué ocurrió entre el 9 y el 12 de febrero de 2007? ¿Por qué se modificó el acuerdo adoptado en la Junta de Gobierno para duplicar el importe de la indemnización al empresario? El resultado es que en caso de que el Ayuntamiento abandone los locales tendrá que pagar 3,5 millones de euros más de lo previsto.

2. Las obras las paga el Ayuntamiento, claro.

Ambas partes acuerdan que las obras iniciales para preparar los locales las pagará el Ayuntamiento. Ahora mismo, más de la mitad de lo que el Ayuntamiento abona al empresario, 26.752 de los 49.257 euros, son el importe destinado a financiar esas obras.

3. La traca final: el chollo de la actualización de precios

Y aquí llega lo más sorprendente. Como sería comprensible, las partes acuerdan actualizar el precio del alquiler en función del IPC, pero Alfonso Alonso se muestra más desprendido y le concede al empresario una subida anual del alquiler muy por encima del IPC. Este año 2012 es el IPC más un… ¡9%! En la actualidad, únicamente por el alquiler, el Ayuntamiento paga al empresario 22.505 euros al mes, casi el doble que hace 5 años. 

Otro detalle, el Ayuntamiento también paga el Impuesto de Bienes Inmuebles (IBI) al propietario del edificio: otros 3.264 euros al año.

Por cierto, el teniente de alcalde y concejal de Hacienda que en su día era responsable de supervisar este contrato es el actual alcalde de Vitoria Javier Maroto.

Publicado por

Pais Vasco - Juan

Juan Luis, Juanlas, Juan, Jon Koldo, Ibán...pero todos Yo Mismo.

Ongi etorri, bienvenido/a!