FOTOGRAFÍAS QUE HACEN HISTORIA: EL BESO más famoso. (“V-J Day in Times Square” – “El Beso de Times Square”)

Al hablar de fotografías históricas en esta sección del blog, no sólo quiero hablar de instantes que muestran épocas, también de imágenes que hacen historia por sí mismo. Imágenes que se quedan en la retina de generaciones por las causas que sean.

Esto me ha pasado con la fotografía de EL BESO que quería comentar, que hay dos imágenes de besos históricos por los dos motivos que he comentado anteriormente.
No sabía cuál elegir así que…. me he decidido por las dos: EL BESO de Alfred Eisenstaedt, el más famoso, y EL BESO de Robert Doisneau, el más romántico.
Cada uno de ellos marcó una época, y ambos dos, todavía hoy, son iconos y símbolos de muchas cosas: amor, pareja, paz, felicidad, pasión, romanticismo…


Empezamos por el beso más famoso: Ocurrió el 14 de julio de 1945, cerca de las 7 de la tarde. Truman acaba de anunciar el fin de la Segunda Guerra mundial tras la rendición de Japón. Miles de personas salen a las calles a celebrarlo Estamos en una calle céntrica de New York, en la intersección de la Séptima Avenida con Brodway, en Times Square. Un marinero emocionado agarra a una enfermera y la besa emocionado, ella perece cerrar los ojos y responder a dicho acto de júbilo de un desconocido. Dos desconocidos se convierten en icono del fin de la guerra desde ese instante.
Dos fotógrafos toman ese instante y hacen de esa imagen una representación del fin de la Guerra, de la alegría de la población mundial, de la PAZ. Todos los periódicos la ponen como icono del fin de la guerra, los posters que se venden de la imagen son millones… Todavía hoy millones de turistas , en ese mismo lugar, se inmortalizan besándose.

LOS FOTÓGRAFOS
Los fotógrafos son Alfred Eisenstaedt y Victor Jorgensen
La foto que se hizo más famosa fue la de Alfred, por el encuadre, ya que se ve Times Square, uno de los sitios más turísticos y visitados de New York (aunque hay que reconocer que la foto de Victor, al ser pública por pertenecer al gobierno de los EEUU, y sin derechos de autor, quizá hasta la veas más veces en internet que la famosa)

La foto de Alfred Eisenstaedt
La tituló ‘V-J Day in Times Square’ (Victory over Japan Day). Así describe la escena: “En Times Square durante el día de la Victoria, vi a un marinero a lo largo de la calle que agarraba a todas y cada una de las chicas que se ponían a su alcance. Tanto si pudieran ser su abuela, fueran altas, delgadas o viejas, no hacía distinción. fui corriendo atrás mirando por encima del hombro con mi Leica pero ninguna de las tomas que hacía me agradaba. De repente, como un destello, vi algo que se me grabó. Me di la vuelta y capturé el momento justo en que el marinero besó a una enfermera. Si ella hubiera llevado un vestido oscuro jamás me habría dado cuenta. Nunca habría disparado la toma, o si el marinero hubiera llevado uniforme blanco, lo mismo. Realicé cuatro tomas. Fue en apenas unos segundos”. De las cuatro tomas que hizo tomó la segunda por su composición y balance y esa misma semana se publicó en LIFE Magazine. Una copia positivada a partir del negativo original y firmada por Eisenstaedt se vendió en 2013 por 24.000 euros. Actualmente es distribuida por la agencia de fotografía Getty y el merchandising funciona de maravilla todavía.

 

La foto de Victor Jorgensen
Victor trabajaba como fotoperiodista para la marina estadounidense y tomó la foto desde otro ángulo más lateral, sin Times Square. La tituló ‘Kissing the War Goodbye’ y fue publicada por el New York Times, al día siguiente. Esta foto es de dominio público.

LOS PROTAGONISTAS
Pasaron muchos años sin conocerse quienes fueron el hombre y la mujer protagonistas de la foto. Hasta que el propio Alfred Eisenstaedt y la revista iniciaron una campaña para identificarles.
11 hombres y tres mujeres dijeron ser los protagonistas de la escena, en un principio dos de los hombres podrían ser los protagonistas pero ni entre ellos, ni entre ellas hay una constancia segura de quien fue en realidad y no sé si nunca lo sabremos.
Entre los hombres, el más probable sería el marinero George Mendonsa, que había ido al cine con su novia Rita Petry (sale a la izquierda en la foto original) y se enteró de la noticia de la rendición de Japón, salieron a celebrarlo. La novia, que luego fue su esposa, dijo que no le importaba aquel beso y abrazo apasionados (ella estaba enfrente cuando pasó) aunque reconocía que en todos los años pasados, nunca él la había besado así (la policía identificó al hombre como Glenn McDuffie, aunque finalmente se impuso George).
Entre las mujeres, al principio se habló de Greta Zimmer Friedman que comentó que ella no había buscado el beso ni tampoco que fuera nada apasionado ni romántico pero posteriormente todo apunta a que fue Edith Shain que en 1970 escribió afirmando serlo. Según ella, estaba trabajando en un hospital de Nueva York como enfermera cuando ella y un amigo oyeron en el radio que la Segunda Guerra Mundial había terminado. Fueron a Times Square, donde se encontraba una multitud celebrándolo y nada más salir del metro, un marinero la agarró del brazo y la besó. Shain contó que en aquel momento pensó que podía dejar que la besara puesto que aquel hombre había luchado por ella durante la guerra. Edith falleció en 2010, a los 91 de años de edad.

el beso de simpsonsEstatuas, posters, escenas de películas, revistas, teatro, fotos turísticas, grafittis…..la pose de este beso se ha visto hasta en un capítulo de los Simpons, donde Lisa es besada en similares circunstancias.

 

CRITICAS
También la fotografía se ha criticado, desde el principio criticaban tanto la técnica como lo que representaba: Algunos decían que era preparada (él siempre lo ha negado), las defensoras de los derechos de las mujeres sostenían que era un acto violento de un hombre contra una mujer (algo de ello podría haber, ya que ella parece tensa en la foto), por este último motivo la revista Life hizo la campaña para encontrar a los protagonistas y ver la versión de ambas personas.
A veces veo esa crítica, y podría ser tachada, hoy en día, de sexista (sobre todo por la postura de ella, sumisa), pero me pongo en la piel de aquella época, una guerra tan sangrienta y otros tiempos, y prefiero ver el icono, el encuadre….

Ongi etorri, bienvenido/a!

A %d blogueros les gusta esto: