FOTOGRAFÍAS QUE HACEN HISTORIA: “THE TANK MAN” O “THE UNKNOWN REBEL” (“EL HOMBRE DEL TANQUE” O “EL REBELDE DESCONOCIDO”)

Sucedió el 5 de junio de 1989, hace hoy justo 27 años ya (cómo pasa el tempo, uffff). Tras unas semanas de protestas ciudadanas contra las políticas y la corrupción dentro del gobierno chino, mucha gente se había concentrado desde hacía semanas en la Plaza de Tiananmen (este fue quizá ese precedente de las protestas del 15 M, de las primaveras árabes, de las de ahora mismo en Francia y otros países….).
Ese día 5, un hombre, con unas bolsas en las manos, se paró delante de la gran hilera de tanques que patrullaban las zonas adyacentes a la plaza. Estuvo un rato ahí parado, con todos los tanques parados delante de él, posteriormente se subió al mismo para tratar de hablar con los ocupantes sin conseguirlo. La secuencia conocida sigue cuando el hombre vuelve a ponerse delante del tanque para que no avance, finalmente parece ser que es detenido por un par de personas que lo sacan del lugar casi en volandas. No se sabe su nombre ni qué fue de él, por eso todo el mundo lo conoce como el “Tank man”

(esa foto es del fotógrafo estadounidense Charlie Cole y está tomada en la Cháng An Dà Jie, (Gran Avenida de la Paz Eterna), a unos 200 metros de distancia de la plaza de Tiananmen.

En ese justo momento había al menos 4 fotógrafos diferentes que hicieron esta foto (todas hechas desde los balcones del Hotel Beijing donde se alojaban):

Jeff Widener, estadounidense, de Associated Press, tomada desde el sexto piso. Esta es la foto más conocida del hecho, la que más se ha distribuido. Él mismo cuenta que la foto está garcias a Kurt, un estudiante americano que le dejó usar su habitación, en la sexta planta, y que además escondió luego el carrete en su ropa interior para burlar a la policia y conseguir llevarlo a la sede de AP.
Charlie Cole, estadounidense también, para la revista Newsweek. Esta foto (que es la que he puesto al comienzo de esta entrada) fue la ganadora en 1990 del “World Press Photo of the Year singles” y por ello es la que he puesto en primer lugar (aparte de que personalmente me gusta más que la de Widener, pese a su fama) “Tomé la foto con una Nikon y una lente de 300 milímetros desde un balcón a unos 200 metros de la escena”. La noche anterior el fotógrafo había sido asaltado y agredido por la policía china que le requisó el material captado de la represión contra los estudiantes. Por eso al poco de tomar las imágenes del hombre frente al tanque, escondió el carrete en la cisterna del vater. Y pese al registro de su habitación, logró sacar la foto y enviarla a su redacción.
Stuart Franklin, británico, para la revista Time. Estaba en el mismo balcón que Charlie Cole y sus fotos son por ello muy similares, también pudo guardar su foto en la cisterna del vater.  Como mérito de Franklin, esta foto menos conocida pero donde se ve la imagen más ampliada y la magnitud de la calle y los tanques que estaban tras el “tankman” 
Arthur Tsang Hin Wah para la Agencia Reuters. En muchas webs, ni siquiera nombran a este fotógrafo, sólo nombran a los dos americanos y el británico, tres fotos, tres fotógrafos….., quizá por tener esos apellidos…, aunque también porque la agencia distribuyó primero otra en la que el hombre se subía al tanque y tardaron más de 12 horas en dar con esta.
Hay un quinto fotógrafo, Teery Jones, que no es muy conocido puesto que su foto es de antes del momento histórico y está tomada a pie de calle. En su foto se ven bajar los tanques a los lejos y se ve al “tank man” que ya está allí en medio de la calle, a la izquierda, quieto, esperándolos. Este fotógrafo no sacó esta foto hasta 20 años después. Históricamente, como noticia, esta foto es muy importante puesto que se comprueba que el hombre ya estaba allí esperando a los tanques bastante tiempo antes de que llegaran hasta el lugar de la gran fotografía, mientras otras personas ya huyen.

También se hicieron varios vídeos, un par de ellos podéis verlos al final de la entrada.

La fotografía ha sido vomitivamente usada por ambos bloques: para USA y aliados, como símbolo de la lucha por la Democracia y contra el Comunismo, para China como símbolo de que el ejército popular chino prefiere parar sus tanques que hacer daño a un solo ciudadano del país, haciendo del hombre un desdichado, un infiltrado occidental, un borracho….

Hablando de fotos y tanques, antes de seguir con los sucesos que conmemoran esa foto, os pongo esta que a mi me gusta mucho también, sucede en Palestina, por ello no es tan famosa como las anteriores:

 

 

 

¿QUIÉN ERA ESE HOMBRE?, ¿QUÉ PASO CON ÉL?

El misterio sigue, ahí, quizá nunca se sepa. Un medio británico , a los pocos días le puso nombre: Wang Weilin, estudiante de 19 años, pero es una identidad nunca confirmada por nadie.

(en la foto, escultura realista del español Fernando Sánchez Castillo en Hoog Catherine Mall, hoy parte de la Colección del Museo Central de Utrecht).
En 1990, en una entrevista con Barbara Walters, se le pidió al secretario general Jiang Zemin que dijera qué fue de dicha persona. El líder chino indicó (a través de un intérprete), “no puedo confirmar si este joven que ha mencionado fue detenido o no”, luego, en inglés, dijo “Nunca pienso matado.”
En 1999 Bruce Herschensohn, ex asistente especial adjunto de Richard Nixon, dijo que fue ejecutado 14 días después; otras fuentes dicen que fue asesinado por un pelotón de unos pocos meses después de las protestas de Tiananmen.
Sin embargo en la “China Roja Blues: Mi Gran Marcha de Mao Ahora”, Jan Wong escribía que el hombre todavía está vivo y se esconde en la China continental y también en 2006, un artículo del Hong Kong Apple Daily indicó que hay rumores de que el hombre vive actualmente en Taiwán.
En abril de 1998 la revista estadounidense Time incluyó al “Rebelde Desconocido” en su lista de las cien personas más influyentes del siglo XX.

HISTORIA: LA MATANZA DE TIANANMEN

Se habla de entre 400-800 víctimas mortales (según la propia CIA) y hasta 3 o 4 mil de otras fuentes, la mayoría manifestantes (las fuentes oficiales chinas, ni siquiera se molestaron en contarlos del todo). Aunque se llama a este suceso la “Matanza de Tiananmen”, en realidad las muertes se produjeron fuera de la plaza, en calles adyacentes y en días anteriores al de la foto.


Todo comenzó sobre el 15 de abril. Y frente a lo que se nos vendía a Occidente, no era una revuelta política contra el comunismo sin más, en algunos aspectos incluso fue lo contrario: los manifestantes provenían de diferentes grupos, desde intelectuales que creían que el gobierno del Partido Comunista era demasiado represivo y corrupto, a trabajadores de la ciudad que creían que las reformas económicas en China habían ido demasiado lejos y que la inflación y el desempleo estaban amenazando sus formas de vida. El acontecimiento que inició las protestas fue el fallecimiento de Hu Yaobang, el 15 de abril de 1989..
Años antes, el presidente Deng Xiaoping había liderado una serie de reformas políticas y económicas que conllevaban el establecimiento gradual de una economía de mercado y cierta liberalización política que distendía el sistema establecido por Mao. Estas reformas habían llevado a dos grupos a una insatisfacción con el Gobierno: por un lado los estudiantes, que creían que las reformas no eran suficientes y que China necesitaba reformar su sistema político, que las reformas solo beneficiaban a los campesinos…. , y querían algo más como lo que Gorbachov hacía en la URSS. Por otro lado los obreros industriales de las ciudades, que creían que las reformas habían ido demasiado lejos y estaban causando inflación y desempleo, lo que amenazaba su forma de vida (los grandes beneficiados de las reformas eran los campesinos rurales, pero ellos estaban muy dispersados por la basta tierra china como para organizarse).
La mecha de los tumultos fue la muerte (de un infarto) del ex Secretario General del Partido Comunista de China Hu Yaobang, un reformista que había sido expulsado del gobierno por Deng Xiaoping en febrero de 1987. En el funeral de Hu, un gran grupo de estudiantes se encontró en la plaza de Tian’anmen y pidió reunirse con el Primer Ministro Li Peng (el gran rival de Hu), pero éste no les atendió. Los estudiantes entonces llamaron a la huelga en las universidades de Pekín. El 26 de abril de 1989, un editorial en el Diario del Pueblo con un pequeño discurso del presidente, acusó a los estudiantes de crear tumultos y esto aún enfadó más a los estudiantes. Así, el 29 de abril, 50.000 estudiantes acudieron a una de las calles de Pekín, haciendo caso omiso de los avisos disuasorios realizados por las autoridades e insistieron en la retirada de lo dicho en el discurso. Los estudiantes se veían a sí mismos como patriotas chinos, herederos del Movimiento del Cuatro de Mayo por la “ciencia y la democracia” de 1919. Lo que empezó con protestas contra la corrupción política fue derivando en protestas por la libertad de prensa, la reforma del control sobre el Estado por parte del Partido Comunista. La dimisión del presidente… Los obreros se unieron puesto que estaban contra la corrupción, que era lo que unía a ambos grupos.
El 4 de mayo, aproximadamente 100.000 estudiantes y obreros marcharon en Pekín pidiendo reformas para la libertad de expresión y un diálogo formal entre las autoridades y los representantes de los estudiantes. El Gobierno rechazó la propuesta de diálogo tal como se les presentaba, mostrándose en cambio dispuesto a hablar con las organizaciones estudiantiles oficiales (controladas por el partido).
El 13 de mayo grandes grupos de estudiantes ocuparon la plaza de Tian’anmen y varios cientos de ellos emprendieron una huelga de hambre, pidiendo al Gobierno la retirada de la acusación realizada en el editorial del Diario del Pueblo y que comenzaran las conversaciones con los representantes elegidos por los estudiantes.
El gobierno chino declaró por ello la ley marcial el 20 de mayo pero las manifestaciones continuaron.
El 30 de mayo, se erigió una estatua a la Diosa de la Democracia en la plaza, esculpida por los estudiantes de Bellas Artes, con papel maché y un armazón de metal, que constituyó un símbolo visual de la protesta para los televidentes que seguían la cobertura de la prensa en todo el mundo. (en la foto se ve una réplica esculpida por Thomas Marsh y situada en la Universidad de Columbia Británica)

En el gobierno había diversas opciones de cómo afrontar la crisis, más y menos represivas. La huelga de hambre se aproximaba al fin de la tercera semana, y el Gobierno decidió acabar con el asunto antes de que se produjeran muertes. Tras una deliberación entre los líderes del Partido Comunista, se ordenó por fín el uso de la fuerza militar para resolver la crisis. El ejército y los tanques tomaron las calles de la ciudad. A pesar de la ley marcial los manifestantes salían a la calle esos días hubo centenares de bajas civiles y algunas muertes de soldados por parte de los manifestantes, que se defendían como podían.
En la noche del 3 de junio, envió los tanques y la infantería del ejército a la plaza de Tiananmén para disolver la protesta.
La noche del 4 de junio, a pesar de las barricadas, el ejercitó avanzó y los manifestantes optaron por dejar la plaza vacía y continuar los combates en las calles adyacentes donde se produjeron muchas muertes.
La imagen está tomada al día siguiente, día 5 de junio, frente a esa inmensa hilera de tanques.

¿CUANTAS PERSONAS MURIERON?

El gobierno de la República Popular China asegura que no murió nadie en la plaza, un hecho que, de acuerdo con los testimonios de los que estuvieron en la plaza, parece ser técnicamente cierto, pero no habla de las bajas durante la aproximación a la plaza. El número de muertos y heridos sigue siendo un secreto de estado y las cifras son totalmente discrepantes:
– Un funcionario no identificado de la Cruz Roja china aseguró que hubo 2.600 muertos, 2.000 ciudadanos heridos y que se perdió contacto con 400 soldados.
– De acuerdo con las universidades, murieron 23 estudiantes.
– El Comité Central de Asociaciones Autónomas de la Universidad de Tsinghua habló de 4.000 muertos y 30.000 heridos. Chen Xitong,
– El alcalde de Pekín, informó de que 36 estudiantes y decenas de soldados murieron, ascendiendo hasta un total de 200 muertos, y 3.000 civiles y 6.000 soldados heridos.
– Los reporteros extranjeros que estaban en Pekín afirmaron que habían muerto al menos 3.000 personas.
– Se crearon algunas listas de bajas a partir de fuentes clandestinas que hablaban de 5.000 muertos.
– Es interesante remarcar que los documentos de la NSA desclasificados en 1999 muestran que la inteligencia estadounidense estimó entre 180 y 500 la cantidad de muertos, (La CIA habla de entre 400 y 800 muertos)
Durante y tras la represión de la protesta se realizaron intentos de arrestar y perseguir a los líderes del Movimiento Democrático de China, en especial a Wang Dan, Chai Ling y Wu’er Kaixi. Wang Dan fue apresado y enviado a prisión, y más tarde se le permitió emigrar a los Estados Unidos. Wu’er Kaixi escapó a Taiwán. En la actualidad está casado y trabaja como comentarista político de la Televisión Nacional Taiwanesa. Chai Ling escapó a Francia y más tarde recaló en los Estados Unidos.
Como pasa siempre…..los obreros que fueron arrestados en Pekín fueron juzgados y ejecutados, en cambio, los estudiantes, muchos de los cuales provenían de familias influyentes y más adineradas…. recibieron sentencias mucho más suaves, incluido sus líderes.
Muchos políticos que habían estado más a favor de los estudiantes…fueron expulsados.
(las dos fotos anteriores fueron publicadas en 2009 por el diario L’Unità).

VIDEOS

Hay muchos vídeos, aquí os presento solo dos, uno el más conocido, occidental:


Y este video, mas progubernamental, donde se hace hincapié en los disturbios y destrozos provocados por los manifestantes pero donde sale la secuencia antes de llegar al final:

 

Publicado por

Pais Vasco - Juan

Juan Luis, Juanlas, Juan, Jon Koldo, Ibán...pero todos Yo Mismo.

Ongi etorri, bienvenido/a!