La inferioridad natural de la mujer

De aquellas lluvias…estos lodos.
Tama Starr recuperó muchas frases que argumentaban despectivamente sobre la mujer en un libro titulado “La inferioridad natural de la mujer”. (Tama Starr. Buenos Aires. Alcor. 1993).
Lo más impresionante es que estas frases están dichas por muchos de los grandes pensadores de la humanidad (hombres, por supuesto) y sobre estas frases se han generado prejuicios, estructuras mentales y sociales y muchos pensamientos en el mundo. ¿De qué nos extrañamos pues?
Estas son algunas dela frases:
“Si una mujer habla (…) irrespetuosamente a un hombre, a esa mujer se le aplasta la boca con un ladrillo cocido.”
Edicto de Urukagina, rey de Sumer (ca. 2350 a.C)
“Una vez más, el varón es por naturaleza superior y la hembra inferior. Uno dirige y la otra es dirigida (…) Los de clase baja son por naturaleza esclavos, y es mejor para ellos, como para todos los inferiores, estar bajo el mando de un amo.”
Aristóteles, Política (S.IV a.C)
“Existe un principio bueno que creó el orden, la luz y el hombre, y un principio malo que creó el caos, la oscuridad y la mujer.”
Pitágoras (S. VI a.C)
“De aquellos que nacieron como hombres, todos los que fueron cobardes y se pasaron la vida haciendo maldades fueron transformados, en su segundo nacimiento, en mujeres (…) Tal es el origen de las mujeres y de todo lo que es femenino.”
Platón, Timeo (ca. 360 a.C)
“Tal es la estupidez del carácter de la mujer que en todas las cuestiones le incumbe desconfiar de sí misma y obedecer al marido.”
Confucio (ca. 500 a.C)
“Es ley natural que la mujer esté sometida al marido.”
Confucio (ca. 500 a.C)
“No corresponde a una mujer decidir nada por sí misma, sino que está sometida a la regla de las Tres Obediencias. Cuando es joven siempre tiene que obedecer a sus padres; cuando está casada tiene que obedecer a su marido; cuando es viuda tiene que obedecer a su hijo.”
Mencio, filósofo chino (ca. 320 a.C)
“He hallado que la mujer es más amarga que la muerte, porque ella es como una red, su corazón como un lazo y sus brazos como cadenas. El que agrada a Dios se libra de ella, más el pecador cae en la trampa. Mira, esto he hallado, dice el Predicador, tratando de razonar, caso por caso. Aunque he seguido buscando, nada más he hallado. Un hombre entre mil, sí que hallo, pero mujer entre todas ellas, no la encuentro.”
Antiguo testamento. Eclesiastés, 7,26-28 (ca. 400 a.C)
“¿Cómo puede ser limpio lo que ha nacido de mujer?”
Antiguo testamento. Job, 25,4 (ca. 325 a.C)
“Hacia tu marido irá tu apetencia y él te dominará.”
Antiguo testamento. Génesis, 3,16 (ca. 900 a.C)
“Mujeres, sed sumisas a vuestros maridos, como conviene en el Señor.”
Nuevo testamento, Epístola a los colosenses, 3,18 (ca. 50 d.C)
“La mujer oiga la instrucción en silencio, con toda sumisión. No permito que la mujer enseñe ni que domine al hombre. Que se mantenga en silencio. Porque Adán fue formado primero y Eva en segundo lugar.”
Nuevo testamento, Primera epístola a Timoteo, 2,11-15 (ca. 50 d.C)
“Antes que enseñarlas a las mujeres, las palabras de la Torah deberían quemarse.”
Talmud, Sotah, 3,4 (ca. 150 d.C)
“Si sorprendes a tu esposa en adulterio, puedes matarla impunemente sin juicio; pero si tu cometes adulterio o actos indecentes, ella no debe atreverse a ponerte un dedo encima, ni tampoco la ley lo permite.”
Marco Catón, Sobre la dote (ca. 200 a.C)
“La esposa no debe tener sentimientos propios, sino que debe acompañar al marido en los estados de ánimo de éste, ya sean serios ya alegres, pensativos o bromistas”.
Plutarco, Preceptos conyugales (ca. 110 d.C)
“Todas y cada una de las mujeres son una bandada de buitres.”
Cayo Petronio, El satiricón (S. I d.C)
“Toda mujer debería sentirse avergonzada al pensar que es una mujer.”
San Clemente de Alejandría, El Tutor (ca. 190 d.C)
“Las buenas mujeres son obedientes y guardan en secreto lo que Alá ha guardado. En cuanto a aquellas que temáis que se rebelen, amonestadlas, haced que duerman en camas separadas y azotadlas.”
Mahoma, El Corán, 4,34 (626 d.C)
“Las niñas empiezan a hablar y tenerse en pie antes que los chicos porque los hierbajos siempre crecen más deprisa que los buenos cultivos.”
Martín Lutero, Conversaciones de sobremesa (1533)
“Dios creó a Adán dueño y señor de todas las criaturas, pero Eva lo estropeó todo.”
Martín Lutero, Conversaciones de sobremesa (1533)
“La primera y más importante cualidad de una mujer es la dulzura (…) Debe aprender a someterse sin quejarse al tratamiento injusto y las ofensas de su marido.”
Jean-Jaques Rousseau, Emilio o la educación (1762)
“Que la mujer está destinada por naturaleza a obedecer se evidencia en el hecho de que toda mujer situada en la posición antinatural de completa independencia se une inmediatamente a algún hombre a quien permite que la oriente y la dirija. Esto se debe a que necesita un señor y un amo. Si es joven, será un amante; si es vieja, un sacerdote.”
Arthur Schopenhauer, Las mujeres (1851)
“La principal distinción en las facultades intelectuales de los dos sexos queda evidenciada por la eminencia que alcanza el hombre en todo cuanto emprende, que es superior a la de la mujer, tanto si la empresa requiere un pensamiento profundo como si se trata de razón, imaginación o simplemente el uso de los sentidos y las manos.”
Charles Darwin, El origen del hombre y la selección sexual (1871)
“El hombre debe ser educado para la guerra, y la mujer, para la recreación del guerrero: todo lo demás es tontería.”
Friedrich Nietzsche, Así habló Zaratustra (1883)
“Es evidente que todos los desastres, o una enorme proporción de ellos, se deben al carácter disoluto de las mujeres.”
León Tolstoy, Diario (19 de diciembre de 1900)
“El efecto de la envidia del pene contribuye además a la vanidad física de las mujeres, puesto que inevitablemente valorarán mucho más sus encantos como una tardía compensación por su inferioridad sexual original.”
Sigmund Freud, Feminidad (1933)

Y estos lodos siguen pringándonos todos los días.

Publicado por

Pais Vasco - Juan

Juan Luis, Juanlas, Juan, Jon Koldo, Ibán...pero todos Yo Mismo.

23 comentarios en “La inferioridad natural de la mujer”

  1. Sr Juan

    Lamento mi malentendido sobre su blog, lo cual me llevó a hacer un comentario opuesto a su filosofía.
    Pensé que era un blog que apoyaba al sistema patriarcal.
    Pido disculpas a usted y a los posteadores, pues veo que todos piensan diferente a mí, salvo Jimena con quien pareciera que compartimos una forma de pensar respecto a este tema.

    Saludos y adiós.

  2. Ah! pues gracias a ti Juan, por tocar este tema tan importante, este tema tan MAL comprendido y gracias por proveernos un espacio para la expresión.
    Maravilloso tu blog!

    …si los máximos exponentes de la historia lo dijeron…

  3. Carolina, bienvenida y gracias por esas reflexiones que s eunen a las ya puestas. Me encantaría charlar contigo de eso, lo expresas de una forma estupenda con esa ironía tan fina y bien escrita. Escribe todo lo que quieras por favor, me encantará leerte.
    Juan
    ibasque(arroba)ibasque.com

  4. “El hombre debe ser educado para la guerra, y la mujer, para la recreación del guerrero: todo lo demás es tontería.”
    Friedrich Nietzsche, Así habló Zaratustra (1883)

    Ese es mi más profundo pensamiento, desde SIEMPRE!! No sabía que Nietzsche lo había dicho. Desde hoy soy su admiradora para SIEMPRE.

    Veo a la mujer actual (¿¿mis congéneres??) como machonas terribles.

    Amo y admiro al hombre.
    La testosterona es fuerza, luz prístina condensada en luz endócrina.
    Hasta la octava semana de gestación (independientemente del cariotipo todos los embriones somos hembras) luego, si un gen se activa y si hay testosterona suficiente el feto se hace un hombre, de lo contrario se queda femenino.

    El falo es presencia, luz, mandir, Yang, Sol, Purusha, Divinidad, Ideación.
    La vagina es ausencia, oscuridad, caverna húmeda, Yin, Tierra, Prakrithi, Pacha Mama, Gestación.

    Los tres motivos de existencia femenina más sublimes:
    Monja (atender a lo trascendental en directo a lo Divino)
    Madre (atender a lo trascendental reforzando los brotes)
    Geisha (atender a lo trascendental reforzando el pilar masculino)

    Seguramente soy una de las pocas Geishas en occidente.

  5. Despues se lamentan de la violencia de género y no saben que causas la producen. Pobres hombres, que han nacido de mujer tan despreciadas, ¿que les habra podido dar esas madres? seguramente lo que recibieron de sus hijos, “desprecio” por eso, las odian.
    Pero por suerte, tantos varones maravillosos que aman a sus madres, a sus esposas, a sus hijas. Pero eso no es noticia, con eso no se escriben novelas, eso es la vida real.Por eso envidian a esos hombres amados por sus madres. Saben que ellos no lo poseen, y es lo que más desearian poseer, el amor de sus madres,

  6. Son ustedes lo mas hermoso y valioso que Dios puso sobre la tierra. El don de la vida esta en ustedes. Que vivan por siempre

  7. Gracias por la ampliación de información Deildrin.
    Está claro que la marginación y desprecio sobre las mujeres fue algo más que ciertos comportamientos de algunos. Era toda una sociedad, encabezada por los grandes pensadores, quienes denigraban a la mujer. Quizá hemos madurado algo, por fin.

  8. “El efecto de la envidia del pene contribuye además a la vanidad física de las mujeres, puesto que inevitablemente valorarán mucho más sus encantos como una tardía compensación por su inferioridad sexual original.”
    Sigmund Freud, Feminidad (1933)

    interesante analisis de un hombre que luego de pocos años de matrimonio no volvió a tocar a su mujer… siempre me he si fue por aversion al sexo o por lo de los hijos…

    y por otro lado

    “ese hombre chiquito dice que las mujeres no pueden tener los mismos derechos que los hombres porque Cristo no era una mujer…¿De donde vino Cristo? .De Dios y de una mujer y el hombre no tuvo nada que ver en ello. Si la primera mujer que Dios hizo fue lo suficientemente fuerte para por si sola poner el mundo patas arriba , entonces estas mujeres, juntas, lo pondran en su posicion correcta. Y ya que ha llegado la hora de hacerlo, será mejor que los hombres las dejen” Sojourner Truth en una conferencia pro-derechos de la mujer

  9. Ay, Carito, esa es una buena forma de darle la vuelta…. Al final me voy a poner depre y todo. Creo que voy a seguir preotestando en vez de preguntarme por mi propia inseguridad…
    Besos

  10. La verdad el libro no es para todo el publico, ya que las percepciones de cada persona pueden influenciar seriamente en su interior, llegando a ofender su persona. Primero el libro solo es un compendio, el lector es quien le da el verdadero siginificado. Pero si eres un lector consagrado podras dar cuenta que el libro pretende mostrar a modo jocoso la desgracia que pesa sobre los hombres, pues el tener que recordarse día tras día que somos inferiores a ellos es muestra clara de su inseguridad y falata de confianza en sí mismos.
    Carito G.R. – colombia

  11. Bueno, y esos son los grandes pensadores, revolucionarios de su tiempo, imaginaos los reyes o los mandamases o los curas o la gente normalita….

  12. Es verdaderamente triste, aunque creo que nos sorprenderían la cantidad de contradicciones que seguramente podríamos encontrar en el discurso sobre las mujeres de todos esos hombres tan pagados de su superioridad. No sé de los demás, pero en San Pablo las hay (y en la misma Epístola a Timoteo) como herencia de las propias contradicciones del Génesis (que tan pronto afirma la igualdad como la inferioridad). Aunque por trivializar, me quedo con la frase del listo de Lutero con los hierbajos: el que no se consuela es porque no quiere.

Ongi etorri, bienvenido/a!