Las abuelas de Eva

En el periódico “El Popular” de Olavarría (BBAA-Argentina) del pasado mayo, que me envió mi amiga Tere , aparecía un artículo muy bonito que quiero compartir. El título ya es llamativo: Las abuelas de Eva (escrito por Daniel Puertas)
Probablemente lo que me llevó a leerlo fue precisamente el título, porque, imagino yo que las abuelas de Eva son las mismas que las abuelas de Lilith ¿no? (jeje). Suficiente motivo para mi para leer y posteriormente para investigar más sobre el tema. Es más, estoy seguro que más de uno y más de una, después de leer esto, harán como yo, buscar mas cosillas por la red de redes sobre el tema.
Igualdad, curiosidades, Lilith, historia, feminismo, psicología…y hasta euskera . Una noticia que resume bastante la temática del blog ¿no?


“TODA LA HUMANIDAD DESCIENDE DE 33 MUJERES”
Así empiezan los artículos sobre este tema leidos. Todas las personas, negras o blancas, esquimales o africanos, chinos o indios, españoles o vascos..…., todos los seres humanos descendemos de esas 33 mujeres. ¿Y quien lo dice?…las investigaciones GENÉTICAS que afirman también que dichas mujeres son además del mismo grupo humano, que vivió hace unos 150.000 años en África (ojo, en distintas épocas, eso sí). 33 mujeres valientes, poderosas, dignas de su condición.
Los estudios se hicieron sobre el ADN mitocondrial (ADNmt, no confundir con el ADN (ácido desoxirribonucleico) del núcleo celular) que se transmite solamente por línea femenina de madre a hijas y estas a nietas…. El ADN mitocondrial es una molécula circular que nos lleva al origen. Para entenderlo mejor: estamos en el momento en que se concibe una vida humana. El espermatozoide ha fecundado el óvulo, pero para poder entrar en él debe desprenderse de su cola y el resto de la célula ya que el óvulo sólo permite que en su interior penetre el núcleo del espermatozoide.
Sin embargo, el óvulo se conserva intacto como célula. Por ese motivo, en el nuevo ser intervienen los núcleos de ambos padres, pero sólo las mitocondrias de su madre, porque son las que había en el óvulo. Estas mitocondrias nos interesan mucho porque contienen ADN, y éste permanece sin mezclarse con la línea masculina desde el origen de los tiempos. Está intacto pues.
Si además añadimos a la información que este ADN varía aproximadamente cada diez mil años, hemos obtenido la ecuación perfecta para encontrar la madre primigenia de la que descendemos. Tomamos el ADN mitocondrial de una persona y si presenta una sola variación en cualquiera de sus bases, procede de una antepasada de hace 10.000 años, que fue cuando se produjo la variación. Si hay tres variaciones, la madre de su clan vivió hace 30.000 años

Un”palo” para racistas

Muchos científicos creían que se podían definir los distintos grupos étnicos por su base genética, pero esto no es posible. La realidad genética nos dice que todos somos africanos y que podemos encontrar un mismo tipo de ADN repartido por todo el planeta. Nos podemos dividir por madres, pero no por razas. La mezcla es total, hasta el punto que el doctor Sykes se hizo una foto con gente perteneciente al mismo clan. La sorpresa es que en ella aparecen blancos europeos, una sudamericana, un negro… en la apariencia eran diferentes, en sus genes procedían de la misma madre.
A los racistas se les ha terminado el argumento, pues es probable que analizando sus ADN procediesen de la misma ‘madre mitocondrial’ que aquel al que atacan, ya que muchos europeos tienen ADN africano
El autor sostiene que los siete clanes europeos representados por estas mujeres descienden a su vez de uno de los tres clanes genéticos conocidos actualmente en África. Lo que viene a ser un nuevo argumento en favor de la teoría Out of Africa, según la cual todos los humanos modernos procedemos de ancestros primitivos que salieron de aquel continente hace unos 150.000 años

Según estos estudios, los seres humanos no descienden del “hombre de Neanderthal”. Esto se ha determinado estudiando el ADN de restos fósiles del “hombre de Neanderthal” y comparándolo con el de los seres humanos. La conclusión es que son dos especies diferentes. Los genetistas han descubierto que el hombre de Neanderthal tenía un 99,9% de los genes de un ser humano mientras que un gorila tiene el 99% y un perro el 90%. Los seres humanos descienden del “hombre de Cromagnon” que se originó en Africa hace 150.000 años y luego emigró hacia Europa donde convivió con el “hombre de Neanderthal” hasta que éste se extinguiera.
Tras leer estas palabras muchos pensarán: “…si el ADN muta aproximadamente cada 10.000 años, y el último cambio se dio hace ese tiempo, ¿estamos ante las puertas de un nuevo cambio en los genes? ¿Puede haber hoy mismo una mujer excepcional que está mutando sus genes? ¿Puede haber comenzado ya una mutación en cadena para toda la humanidad?

(Hoy mismo o mañana, pongo la segunda parte de estos estudios bajo el título de “Las siete hijas de Eva”).
Fuentes de esta y la siguente entrada:
Sinopsis del libro

Revista fusion

Para saber más: ADN mitocondrial

Y también AQUI

El origen de los vascos

Publicado por

Pais Vasco - Juan

Juan Luis, Juanlas, Juan, Jon Koldo, Ibán...pero todos Yo Mismo.

3 comentarios en “Las abuelas de Eva”

  1. Se “pasó” Tere con el archivio tan interesante y apasionante que te envíó.
    Tenía un somero conocimiento de esto por un archivo que me enviaron pero la verdad que no lo profundice.Me voy a poner la día con estos artículos que publicas tu.
    Cuando llegue a la Patagonia los descendientes de galeses se ufanaban de ser blancos y rubios, con el tiempo eso pasó porque las galesitas rubias se buscaban unos morochos subidos y tenían una buena prole a cuadritos (ja, ja)
    Además después supe que el color de su piel y ojos claros era porque llegaron aqui hombres y mujeres que pertenecían a las mismas familias
    Que dirían ellas si hubiran conocido esta noticia?. NI chasco que se hubieran llevado.Dirian seguramente que ellos son de otro planeta (ja, ja)

Ongi etorri, bienvenido/a!