Mujer asesinada en Madrid por su marido

Un día después de la anterior entrada, una nueva víctima de la violencia machista en España. El mismo motivo que tantas y tantas veces: “LA MATÉ PORQUE ERA MÍA, O MÍA O DE NADIE”.
Ocurrió ayer, día 23, en un chalet de Villanueva de la Cañada (Madrid), ella se llamaba Cristina, tenía 66 años y hacía poco había presentado una demanda de divorcio de su marido, de 65 años, cuya vista se celebraba hoy mismo. La mató a cuchilladas, una de ellas mortal en el cuello, y luego se entregó a la policía donde confesó su crimen. La mujer tenía un gran número de heridas por todo su cuerpo. Nunca le había denunciado pero se había separado hacía ya unos meses porque “estaba harta” según un amigo de la familia.
Con esta mujer son ya 55 las mujeres asesinadas en lo que va de año por sus compañeros o excompañeros (se incluyen una decena de ellas que no son computadas todavía como violencia machista por el Ministerio de Igualdad por seguir en investigación o por no poderse probar el asesinato al haber sido muertes atribuidas a causas naturales tras una discusión, suicidios de mujeres acosadas, etc). Siguiendo la campaña UNA POR UNA esta entrada TRES POR UNA visibiliza a una gran economista socialista y por ello no muy conocida tampoco.. (podéis ver otro listado en el siguiente enlace)

Beatrice Webb (nombre real: Martha Beatrice Potter) (Inglaterra, 1858 – 1943)


Era hija de un rico empresario de Liverpool, sin embargo desde muy joven tuvo inquietudes intelectuales y se mostró interesada por todo lo relacionado con las ideas socialistas y todo aquello que sirviera para acabar con la miseria y explotación laboral indiscriminada que eran características de la revolución industrial.
El trabajo durante un tiempo en las empresas de su padre le sirvió para conocer el mundo de los negocios, lo que le permitiría cuestionar el funcionamiento de estos y entender mejor el origen de la explotación. También en ocasiones se hizo pasar por una trabajadora manual pidiendo trabajo en la industria para así entender mejor el funcionamiento de la economía industrial. También se interesó por el cooperativismo y en 1891 publico un libro titulado “El movimiento cooperativo en Gran Bretaña”.

En 1890 conoció a Sidney Webb, otro intelectual socialista con el que se casó en 1892 y con el que realizaría sus trabajos a partir de ese momento. En 1894 publicaron su primer libro conjunto, titulado “La historia del sindicalismo”, y dedicado al origen y crecimiento de los sindicatos desde el siglo XVII hasta el presente.
Su siguiente trabajo “Democracia Industrial” de 1897, es el más importante que realizaron y uno de los libros clave para entender la evolución del socialismo no marxista en Inglaterra. En él se apostaba por un papel protagonista de los sindicatos en la negociación colectiva, y además introducía la idea de un Mínimo Nacional por ley y para todos los ciudadanos, que incluyese aspectos como educación, sanidad, ocio e ingreso salarial.
La vida de Sidney y Beatrice estaría muy ligada a la Sociedad Fabiana, de la que fueron destacados dirigentes durante toda su vida. Los Fabianos eran socialistas que creían en que el socialismo no llegaría por una revolución sino por una evolución en la que poco a poco el Estado tendría cada vez mayor papel en la economía para así evitar los abusos de los capitalistas burgueses. Es un socialismo no marxista, pero que también apuesta por la propiedad colectiva de los medios de producción como forma de evitar la explotación y los abusos del mercado.
Fue precisamente la Sociedad Fabiana, con los Webb a la cabeza, la que participó activamente en la constitución del Partido Laborista, creado en 1906, que ya en 1922 se convirtió en el segundo partido más votado, desbancando a los liberales, y configurándose como alternativa de gobierno.
A partir de 1932, y tras una visita a la Unión Soviética, los Webb dan un giro importante , al darse cuenta del éxito soviético a la hora de mejorar los servicios sanitarios y los niveles educativos, además de haber conseguido la igualdad entre los sexos. Sus últimas obras “Comunismo soviético: ¿una nueva civilización?” (1935) y “La verdad sobre la Unión Soviética” (1942) muestran la gran admiración que sentian los Webb ante los logros soviéticos.

Ambos esposos fueron enterrados en la Abadía de Westminster a instancias del escritor George Bernard Shaw, y se les considera una de las mayores influencias en el posterior surgimiento del Estado del Bienestar en Europa después de la Segunda Guerra Mundial, plasmado en el famoso “Informe Beveridge” de 1945.

Publicado por

Pais Vasco - Juan

Juan Luis, Juanlas, Juan, Jon Koldo, Ibán...pero todos Yo Mismo.

Ongi etorri, bienvenido/a!