Mujer asesinada por violencia machista en Valencia

Anoche, la madrugada del día 12 de enero, moría asesinada una mujer Paiporta (Valencia).

Carolina P.E. tenía 23 años y es la primera mujer asesinada presuntamente por lo que denominamos violencia machista en España en este ano 2009 (en 2008 fueron 84 las mujeres asesinadas). Su asesino, ya detenido, Mohamed A. tiene 30 años y la acuchilló a la salida de su Pub (también hirió muy gravemente a Susana, de 29 años, socia de la primera). Todas las investigaciones apuntan a un crimen sentimental ya que parece ser que la acosaba y precisamente la negativa a una relación sentimental podría ser la causa de esta agresión. En algún periódico he leído que no se trata de un crimen machista porque no había relación sentimental entre ambos pero para mi precisamente esta es una de las caras del machismo: “o eres para mi o no eres para nadie”
Esta es la  primera mujer asesinada en lo que va de año por sus compañeros o excompañeros. Al igual que en 2007 y 2008, siguiendo la campaña UNA POR UNA esta entrada TRES POR UNA visibiliza a la más grande literata latinoamericana, chilena, recordando a Sol. (podéis ver otro listado en el siguiente enlace)

Gabriela Mistral (Lucila de María del Perpetuo Socorro Godoy Alcayaga) (Vicuña (Chile), 1889 – New York 1957)


Esta mujer, que tomó su nombre por su admiración a Gabriele d’Annunzio y Frédéric Mistral fue la primera persona latinoamericana que ganó el Premio Nobel de Literatura (en 1945).
Siendo bebé el padre abandonó a la familia y esa ausencia se nota en sus obras. A los 15 años empezó a trabajar como profesora ayudante en la Escuela de La Compañía Baja y también a enviar colaboraciones al diario El Coquimbo de La Serena, Chile. Obtiene el título de profesora normalista y desde 1908 es maestra en la localidad de La Cantera y después en Los Cerrillos. Posteriormente, en 1910, valida sus estudios ante la Escuela Normal N° 1 de Santiago y obtiene el título oficial de Profesora de Estado.
En 1914 obtiene el primer premio en el concurso de literatura de los Juegos Florales de Santiago, por sus Sonetos de la Muerte. Ya en 1917, con 28 años, Julio Molina Núñez y Juan Agustín Araya publican una de las más importantes antologías poéticas de Chile, “Selva Lirica”, donde Lucila Godoy aparece ya como una de las grandes poetisas chilenas (esta publicación es una de las últimas en que utiliza su nombre verdadero de Lucila Godoy).
Después de haber dirigido dos liceos de pésima calidad, postuló y ganó el puesto prestigioso de directora del Liceo # 6 de Santiago, pero los profesores no la recibieron bien, reprochándole su falta de estudios profesionales. Esa es una de las causas por las que sale de Chile y va a México en 1922, donde es muy bien recibida por el propio gobierno y donde puede trabajar con los intelectuales más destacados del mundo hispanoparlante en aquel entonces. A partir de estos momentos su vida es totalmente errante, va a Estados Unidos y Europa en diversas giras, vuelve a Chile pero se ve obligada a partir de nuevo, vuelve a Europa como representante ante la Liga de Naciones (una las pocas mujeres con ese cargo), Puerto Rico, Nicaragua, Madrid (donde publica, en 1924, uno de sus libros llamado Ternura)…
En 1945 recibió el Premio Nobel de Literatura. En la ceremonia de premios fue llamada la “reina de la literatura latinoamericana” y hasta 1951 no obtiene el Premio Nacional de Literatura chilena. También es nombrada doctora honoris causa en diversas universidades de Guatemala, EEUU, Italia…, antes que en la Universidad de Chile (donde se lo otorgan finalmente en 1954). Su íntima y duradera amistad con la escritora norteamericana Doris Dana disparó rumores sin fundamento sobre su homosexualidad en Chile por lo que ella, dolida, se negó por mucho tiempo a volver a su país natal. Finalmente, ante su delicada salud, se retiró del mundo en su casa de New York donde murió víctima de un cáncer, a los 67 años.
No hace mucho tiempo, Gabriela Mistral ha sido verdaderamente reconocida por el gobierno Chileno y en los años ochenta su efigie enmarca los billetes de 5000 pesos chilenos. Además uno de los “trenes boa” chilenos está dedicado a ella desde 2005 y en 2007 la ministra de cultura chilena recibió gran parte del material que pertenecía a Gabriela Mistral y que estaba en EEUU.
Y a pesar de este reconocimiento tan tardío, Mistral tiene obras con títulos como estos: Nubes blancas y breve descripción de Chile (1934), Recados, contando a Chile (1957) y Poema de Chile (1967, edición póstuma)

Publicado por

Pais Vasco - Juan

Juan Luis, Juanlas, Juan, Jon Koldo, Ibán...pero todos Yo Mismo.

2 comentarios en “Mujer asesinada por violencia machista en Valencia”

  1. Esta es la reproducción de la carta manuscrita de Lucila a Darío (GRACIAS SUSANA POR ENVIARLA), respetando, con mínimos retoques, la grafía de la autora. Se encuentra fechada en 1912 en la localidad chilena de Los Andes, en cuyo Liceo Gabriela ejercía como profesora de Castellano e Historia. La carta acusa en primer lugar la frustración que la todavía incipiente poeta sintió, como muchos de sus compatriotas, al cancelar Rubén Darío su viaje a Chile desde Buenos Aires, por razones de salud. El nicaragüense. con residencia habitual entonces en París, había emprendido en abril de ese año un viaje por España. Portugal y Sudamérica, que le llevó al Brasil, Uruguay y Argentina, para difundir la revista Mundial, fundada y editada en la capital francesa por los uruguayos Alberto y Armando Guido -a uno de los cuales se menciona en la carta—, de la que Rubén era director literario. La misiva de Gabriela debió llegar a su destinatario al reincorporarse a su punto de origen en noviembre. En ella, la chilena alude también a Elegancias, otra revista parisina, dedicada a la mujer, promovida asimismo por entonces por los empresarios de Mundial con la participación de Darío.

    Nuestro grande y nobilísimo poeta:
    Soi una que le aguardaba al pie de los Andes para presentarle su devoción i la de sus niñas – discípulas— que charlan de Ud. familiarmente, después de decir su «Cuento a Margarita» i su «Niña-rosa». Pero Ud. no vino i yo le mando en estas hojas extensas toda aquella cosa pura i fragante que es el querer de cien niñas a un poeta que les hace cuentos como nadie jamás los hizo bajo el cielo! Poeta: yo. que soi mujer i flaca por lo tanto, i que por ser maestra tengo algo de las abuelas —la chochez— he dado en la debilidad de querer hacer cuentos i estrofas para mis pequeñas. Y las hecho (sic); con rubores lo confieso a Ud. Yo sé que Ud. es tan grande como bueno. Pretendo —¡pretender es!— que Ud. me lea lo que le remite, a saber, un cuento orijinal mui mio, i unos versos, propios en absoluto. Pretendo —¡pretender es!— que si Ud. sonríe con dulzura fraternal leyéndolos halla por ahí núcleos de semillas que dicen algo, una promesilla para el futuro, en «Elegancias» o en «Mundial». Ud. me las publique.
    Yo, Rubén, soi una desconocida; yo no publico sino desde hace dos meses en nuestros «Sucesos»; yo. maestra, nunca pensé antes en hacer estas cosas que Ud., el mago de la Niña-Rosa, me ha tentado i empujado a que haga. ¡Es Ud. culpable de tantas cosas en el Campo juvenil! ¡ Si supiera. si supiera! Rubén; si Ud. no encuentra en mi cuento i en mis estrofitas sino cosa hueca, hilachas volantes de cosa inútil i vulgar, escríbame sólo esto en una hoja de papel: malo, malo. Y firmela. ¡ Yo, devota de hoi seguiré siéndolo tanto o más!
    Una explicación: Uds. —Ud. y el sr. Guido— dejaron en Chile como encargado de visar las colaboraciones al sr. Maluenda. Perfectamente, pero yo no he podido vencer mi injenuo (sic), i tan santo deseo: escribir a Rubén i, directamente, recibir su rechazo.
    Con emoción me despido de Ud. i le deseo primavera eterna en su campo de triunfos, en su corazón nobilísimo y en su vida, gloria de nuestra América latina.
    Humildemente,
    Lucila Godoy Prof de Castellano del Liceo de Niñas. Los Andes. 1912.
    Bórquez-Solar —¿Ud. lo conoce?— me ha ofrecido prólogo para mis cuentecillos.

  2. Gabriela una gran poetisa, me gusta ese poema suyo titulado “Intima” y que en un fragmento dice:

    “No me toques, por tanto. Mentiría
    al decir que te entrego
    mi amor en estos brazos extendidos,
    en mi boca, en mi cuello,
    y tú, al creer que lo bebiste todo,
    te engañarías como un niño ciego…

    En una carta que le envía al poeta Rubén Darío dice:”Poeta: yo. que soi mujer i flaca por lo tanto, i que por ser maestra tengo algo de las abuelas —la chochez— he dado en la debilidad de querer hacer cuentos i estrofas para mis pequeñas”….
    Dicese que estaba enamorada del poeta, además sufría tambien por verse fea.

Ongi etorri, bienvenido/a!