Onanismo o masturbación. Placer para las mujeres (y para los hombres, o para ambos a la vez)

En otras ocasiones he hablado del onanismo o masturbación dentro del apartado de psicología y sexualidad de este Blog.

Como viene el fin de semana, es buen momento para entradas de este tipo

El otro día vi en un blog (sencillamentesimple) una entrada que me gustó sobre la masturbación femenina y, con el permiso del dueño del blog, me gustaría incluirla aquí.
Está escrita en clave de humor, por eso me gustó precisamente ya que las que yo había hecho eran mucho más seriotas o psicológicas. Podeís ver las entradas de este blog en estos enlaces:
Breve historia de la masturbacion u onanismo  (una interesante historia sobre la historia de la masturbación en la antigüedad, cómo se lo montaban los griegos, los egipcios…., hasta el siglo XX)
La masturbación es saludable (1) Historia de la masturbación. Práctica sexual saludable (y 2)  (donde se citan más datos de estudios de psicólogos y sexólogos/as muy sabias sobre estos temas a lo largo de las últimas décadas en que empezó a estudiarse este tema más científicamente).

En la entrada que comentaba al principio se hace un listado de técnicas de masturbación femenina (los nombres de dichas técnicas son cosecha propia del bloguero al que aludía). en ellas se incluyen las menos usuales porque se supone que eso de usar el dedo índice o dos dedos o tres o la mano entera, tumbada en la cama, o usar un vibrador o la almohada…las más habituales, todas y todos las conocen ya:
El estímulo vegerariano. Este lo conocereis todas. La cosa radica en comprar pepinos, zanahorias o plátanos de un tamaño medio/grande. Lavarlos bien…secarlos y lubricarlos. Y actuar en la zona vaginal. Si tienes suficiente elasticidad corporal puedes usar dos a la vez en ambos agujeros.
Colgate. Para esta técnica hay que tener a mano un cepillo eléctrico.
Usa una toalla limpia humedecida y cubres el cepillo, lubricas la zona, coóocate de espaldas con las piernas abiertas y pon en marcha el vibrador casero en la zona clitoridiana.
Cerrado por vacaciones. Usa un vibrador pequeño. Colócate boca arriba, recta y sin moverte. Introduce el vibrador en marcha y cierra totalmente las piernas. Mientras el aparato vibra, ves usando un dedo en el clítoris, si te cansas cambia de dedo.
Círculos viciosos. Ponte boca arriba con las piernas levantadas. Introduce uno o dos dedos y haz giros a una velocidad media por dentro como si estuvieras batiendo un huevo. Cambia de sentido de giro y usa la otra mano para activar el clítoris.
Chorreo. Ponte en la bañera tumbada sin llenarla de agua. Coge el cabezal de ducha y con una presión alta y una temperatura media enfoca directamente a la zona vaginal. Ves cambiando la temperatura, y mientras chorreas la zona mueve la pelvis arriba y abajo.
El caballito. Usa una almohada, cúbrela con una toalla suave un poco humedecida o lubricada. Ponte en la cama de rodillas y ponte la almohada entre las piernas. Mueve el cuerpo hacia adelante y atrás rozando contra la toalla, si roza demasiado usa una sábana.
El oso mañoso. Quien no tiene un oso de peluche? Pues es una receta perfecta para la estimulación. Poned el oso encima de la cama, mejor boca abajo. Entonces poneros boca abajo también con las piernas en V, la zona vaginal encima del oso y haced movimientos circulares rozando contra el. En el momento de más placer, girar el oso y usar , por ejemplo, la nariz del mismo.
La sentadilla placentera. En una silla colocas el vibrador de pie. Te sientas encima y con las piernas abiertas te mueves arriba y abajo controlando que no se caiga el aparato. Usar una mano si hiciera falta para agarrarlo o pegarlo con loctite.
La lengua loca. Esto son parecidos al sexo oral. Utilizaremos el cepillo eléctrico de nuevo, pero esta vez solo en la parte del clítoris, dando un roce suave y un giro circular. Otro producto que es una brocha de maquillaje o una pluma de las de limpiar el polvo.
La toalla móvil. Coger una toalla larga, enrrollarla y estando depié abrirse de piernas y coged la toalla por delante y por detrás con ambos brazos. Usadla rozando la zona vaginal fuertemente. Podeis usar un bote de gel o de crema vacio para mantenerlo dentro de la vagina mientras accionais el roce con la toalla.
La quedada sexual. Esto es muy simple pero útil para la que no tenga complejos. Cuando tienes una cita, sea laboral, amistad o a ciegas. En el bar sentada en la silla cruzas las piernas y contraes los músculos de la vagina. Escuchas a tu compañero de mesa mientra imaginas que te está tocando. El final dependerá de lo que hagas.
Bueno, pues estas son las formas de “pajearse” que podeís empezar a descubrir. con mucho gusto!!!
Por cierto, y hablando de pajas…., os pongo también las que ponía en una entrada anterior del mismo Blog, pero esta vez de las formas masturbatorias de los machos:
MASTURBACIONES MASCULINAS
La Paja Naufrago. Esta es conocida como la de la mosca. Primero cazas una mosca sin matarla, le quitas la alas con unas pinzas, mientras llenas la bañera de agua. Una vez llena te metes en ella y esperas a que el aparato salga del agua, entonces dejas la mosca en la bañera. Para ella será como estar en el mar, irá hacia tu arma subiendose encima como si fuera su isla dando vueltas sin parar. Dicen que tambien se puede hacer con cienpiés.
Empanada de carne. Esta es un poco carroñera. Sacar un bistec grande de la nevera y calentarlo al microondas unos pocos segundos, embadurnar con aceite de oliva y con ello se envuelve la zona de uso, y se menea pareciendo estar moviéndola en una zona real. Sobre todo una vez acabado, tirar el bistec. No seais marranos.
Paja Dalí. Se usa una peluca del tamaño del gran pintor catalán. Se envuelve en la zona de uso y menea con cuidado del rozamiento. Adecuado para los que les gustan las selvas tropicales en las zonas bajas. No usar más de tres veces, ya que crea hongos.
Paja Picasso. La historia está en untarte la cabeza del aparato con pintura, colocar un cuadro a la altura ideal y empezar a rozar el miembro contra el lienzo. Si al terminar has creado una obra de arte… entonces es la polla.
Paja cava. Simple, coger un vaso de cubata, llenarlo de cava e introducir el aparato dentro friccionando contra el vaso para crear más burbujitas, produce repelús.
En busca del fuego. El paso es el de coger las dos manos y frotar el aparato como si estuvieramos intentando hacer fuego con una rama de madera, o sea movimiento rotativo de ambas manos de forma contraria a un ritmo fuerte. Sobre todo soplar de vez en cuando a la cabeza del glande, para que no haya exceso de temperatura y arda todo.
La mano que mece la cuna. Este también es típico. Te sientas en una silla y pones la mano que utilizas normalmente debajo del muslo o del culo, esperar unos minutos para que se duerma. En el momento en que no notes la mano, úsala y la sensación será como si fuera la mano de otra persona.
Paja Paradiña. Es el estilo normal. Masturbarse con naturalidad pero parando justo cuando estés a punto de sacar todo lo que tienes dentro, esperar unos 5-10 segundos y volver a empezar. Así varias veces hasta que ya no soportes más. Notarás una explosión mucho más intensa, eso si…apunta bien, no sea que hagas un estucado.
Octubre rojo. Este es sencillo. Meterte en la bañera, sacar el periscopio afuera y empezar con las manualidades.
Paja Tutankamon. Esta es un poco sádica. Usar un rollo de papel higiénico entero. Insertar el aparato por el agujero del tubo de cartón y estragularlo hasta que aprete y empezar el movimiento. Puede causar arañazos.
Paja doméstica. Aquí hay que ir con cuidado. Usar un calcetin muy fino o las medias de tu mujer, se coloca en el miembro quedando bien apretadito. Seguidamente coges el aspirador de casa y le sacas la boquilla para dejarlo solo con el tubo.. incorporas el miembro dentro del tubo y pones en marcha el aspirador. Cuidado con la velocidad de aspiración no se lleve el calcetín.
Paja Manos Libres. Para no tener que utilizar las manos. Busca un sofa o colchón doble, pero que sea blando por supuesto. Incorporas el aparato en la zona intermedia y mediante movimientos pélvicos haces como si estuvieras copulando…. mientras puedes utilizar las manos para ver facebook o chatear o hacer la cena.
Y por último una tonta… Paja Sorpresa. Es tan vulgar como, estando en casa delante del ordenador, o viendo la tele, llega un momento en que miras para abajo para ver algo del suelo… te ves el aparato y dices “bueno va, me pongo” (esta me seuna, a veces estás aburrido solo en casa sin saber que hacer y………….jeje)

Gozad, que siempre es bueno quererse a uno mismo/a (con moderación, por supuesto, que todo tiene su límite y si resulta que creas una adicción al sexo tampoco es bueno para la salud).
Y olvidaos de todas esas frases que nos decían: “si te tocas te saldrán verrugas en las manos”, “ “si te tocas se te caerá el pelo” “si te tocas no podrás tener hijos”, “si te tocas ningún hombre querrá estar contigo”, “dejarás de ser virgen”, “tocarse es pecado”, “si te tocas irás al infierno”,” te quedarás ciega”, “si te masturbas estando casada es que, o eres una pervertida o una “salida” o tu marido no “vale”, “yo me masturbé hasta que me eché novio, luego no está bien hacerlo” SON TODAS FALSAS!!!!! (te lo dice un calvo con gafas, jajajajajaja).

Publicado por

Pais Vasco - Juan

Juan Luis, Juanlas, Juan, Jon Koldo, Ibán...pero todos Yo Mismo.

2 comentarios en “Onanismo o masturbación. Placer para las mujeres (y para los hombres, o para ambos a la vez)”

  1. Un placer ver mis posts en tu blog. Ya sabes que tienes todo mi permiso para publicar lo que quieras.
    A veces me da por criticar y sacar mis cosas interiores y otras veces me apetece dar un poco de risa a la vida.

    Un abrazote muy grande.

Ongi etorri, bienvenido/a!