Paganini y Benedetti frente a frente

Mas de mi amigo Mario: una poesía canción, recitada con música que escucho de fondo del maestro Paganini.  Una poesía que es capaz de poner letra a las cuerdas de su violín, por muy extraordinario que sea. Un deseo al fin y al cabo, de música compartida  al abrigo de un abrazo de fusión:
Te quiero
Tus manos son mi caricia
mis acordes cotidianos
te quiero porque tus manos
trabajan por la justicia
si te quiero es porque sos
mi amor mi cómplice y todo
y en la calle codo a codo
somos mucho más que dos
tus ojos son mi conjuro
contra la mala jornada
te quiero por tu mirada
que mira y siembra futuro
tu boca que es tuya y mía
tu boca no se equivoca
te quiero porque tu boca
sabe gritar rebeldía
si te quiero es porque sos
mi amor mi cómplice y todo
y en la calle codo a codo
somos mucho más que dos
y por tu rostro sincero
y tu paso vagabundo
y tu llanto por el mundo
porque sos pueblo te quiero
y porque amor no es aureola
ni cándida moraleja
y porque somos pareja
que sabe que no está sola
te quiero en mi paraíso
es decir que en mi país
la gente vive feliz
aunque no tenga permiso
si te quiero es porque sos
mi amor mi cómplice y todo
y en la calle codo a codo
somos mucho mas que dos.

Publicado por

Pais Vasco - Juan

Juan Luis, Juanlas, Juan, Jon Koldo, Ibán...pero todos Yo Mismo.

6 comentarios en “Paganini y Benedetti frente a frente”

  1. Mas vale trde que nunca, se me pasó contestarte y agradecerte el recuerdo que me trajiste al recomendarme escuchar Bolero de Ravel.
    Trajo a mi memoria esa película llamada: “LOs unos y los otros”, donde el bailarin argentino Jorge Donne bailaba Bolero sobre una mesa redonda roja, ¡Impagable!.La música hizo saltar los corazones de los expectadores.

  2. Me gusta Benedetti, ya lo sabes, la cadencia de su rima y la fuerza de su prosa………. Pero no pude escuchar a Paganini, lo siento… Probaré como dice Susana con las Cuatro Estaciones de Vivaldi; las pondré y luego leeré….
    El Bolero de Ravel!!!! ¡Madre mía! Te sube, te sube y te deja suspendido en el infinito…
    Besiños

  3. Delirio de palabras que se acogen con placer en el espíritu de cada enamorado.
    Y revestidos de esa fuerza innata que nos lleva a ser dos y mucho más que dos…
    Somos pueblo que ama, lucha, trabaja y sueña.
    Juan y con la música de Paganini de fondo al escuchar este poema se que te trasnportaste muy alto.
    Mira, no hay nada mejor para sentirse bien que subir el volumen y disfrutar de las 4 estaciones de este gran músico y si le agrego a Mario recitando: “Te quiero”, bueno… ya es demasiado para contenerse y no lagrimear.

Ongi etorri, bienvenido/a!