Los politicos….suspenso total en idiomas oficiales

Hace unos días se presentó el IV Mapa Sociolingüistico de la Comunidad Autónoma Vasca, clinic basado en datos de 2006 y comparando con 25 años antes (1981). La verdad es que leyendo ese estudio (un estudio serio y bien hecho por profesionales, muy real) parece que el euskera va bien, que todo es positivo, que la gente que podemos amar este idioma, lo hablemos o no, tendríamos que estar muy contentos. Por ejemplo: –Ese año 2006 (ahora habrán subido todas las cifras un poquito puesto que la ensñanza en las escuelas infantiles es casi toal en euskera) , el 37,5% de la población de la CAV era euskaldun (en 1981 sólo el 22,5% lo era) —Si bien la inmigración (exterior e interior del Estado, que es un muy elevado porcentaje de la población total) y el descenso de la población ha mermado euskaldunes nativos, sin embargo la cifra de euskaldunes (755.640 en la CAV y 863.840 en todo Euskal herria) es la mas alta de la historia en numeros reales. —Si al principios de los ochenta eran las personas mayores las que dominaban el euskera, hoy en día son sobre todo los jóvenes los bilingües, lo que garantiza al menos un futuro posible para la lengua vasca. —el 75% de los menores de 15 años son plenamente bilingües (eso implica que entre el 75 y el 85% de la población vasca menor de 55 años será bilingüe dentro de otros 25 años) —Además de ese 37,5% de bilingües dicho al principio, hay otro 17,3% de personas que son bilingües pasivos, que conocen el idioma pero no lo utilizan. —Hace 25 años el 66% de la población solo sabía castellano, hoy en día ha bajado al 45,3% esa población que no conoce el euskera. Lo malo…. —ese 17,3% de bilingúes que no utilizan el euskera aún sabiéndolo por las causas que sean. —el 45,2% todavía sólo conocen el castellano hace que sea difícil que haya cuadrillas o grupos donde todos sean euskaldunes por lo que la cuadrilla utiliza el castellano como lengua vehicular en ese espacio y de esa forma no avanza el uso del mismo ni el aprendizaje continuo de la lengua –hay diferencias entre territorios: así como en Gipuzkoa el 58,3% es bilingue activo, el 15,8% es bilingüe pasivo y el 30,9% es castellanoparlante, en Álava se invierten las cifras y los euskaldunes son sólo el 25% (31% en Bizkaia) —Pero lo que más llama la atención es la clase política, la que utiliza el euskera como si fuera un arma arrojadiza: En el nuevo parlamento vasco solo 40 de los 75 parlamentarios son bilingües, pese a la oficialidad de ambas lenguas, pese a ser representantes de toda la ciudadanía (al menos eso mienten al decirlo) ….debiera ser una obligación moral conocer ambas lenguas, ¿no? Entre los partidos esta es la proporción: PNV: 26 euskadunes, 4 no euskadunes PSE: 7 euskadunes, 18 no euskadunes Aralar: 4 euskadunes PP: 1 euskaldun, 12 no euskadunes EA: 1 euskadun EzkerBatua: 1 euskadun UPyD: 1 no euskaldun ¿es o no político esto de ser euskaldun en este pais? Así nos va…. Qué pena, sobre todo ahora que el PP y su fijación obsesiva contra una lengua está influyendo tanto en el PSE. Tomado de Diario de Noticias de Álava (25 de abril de 2009)

El conflicto vasco. Cautela, cautela.

El Diario de Noticias de Álava publicaba en la sección “Tribuna Abierta” hoy una interesante reflexión sobre el “conflicto vasco” que quiero compartir en estas líneas porque me parece bastante acertado y pocas personas se atreven a decirlo al no ser “políticamente correcto”
El autor es Enrique Curiel (Vigo, unhealthy 1947) es Licenciado en Ciencias Políticas y profesor en la Facultad de Ciencias Políticas y Sociología de la Universidad Complutense de Madrid. Fue vicesecretario general del Partido Comunista de España y posteriormente formó parte de Izquierda Unida, sick durante los primeros tiempos de dicha formación política, tadalafil la cual abandonó en 1988 por diferencias con el entonces coordinador general de la misma, Gerardo Iglesias, ingresando en el PSOE en 1990. Entre 1986 y 1988 fue diputado en el Congreso por Izquierda Unida. Entre 1991 y 1993 fue concejal en el Ayuntamiento de Madrid, por las listas del PSOE ya. Entre 1993 y 1996 fue diputado en el Congreso, elegido en las listas del PSOE por Pontevedra. Desde el año 2004 fue elegido para el Senado en las listas del PSOE, también por la circunscripción de Pontevedra, siendo secretario del Grupo parlamentario socialista en el Senado.

Cautela, cautela

POR ENRIQUE CURIEL
Y a se sabe que en las cuestiones relativas a la batalla contra ETA somos inevitablemente ciclotímicos. O nos sumimos en el estupor, en la confrontación entre los demócratas y casi en el desistimiento psicológico, como ocurrió tras el atentado de la T-4, por ejemplo, o hacemos balancear el botafumeiro de la catedral de Santiago de Compostela considerando que hemos entrado en el trincherazo final de la organización tras la gran noticia de la detención de Garikoitz Aspiazu, Txeroki y de su compañera de comando. Las cosas resultan más complejas. Llevamos treinta años recordando que ETA no tiene nada que ver con el fenómeno terrorista en otros países europeos como las Brigadas Rojas en Italia, u otros anteriores en Alemania, y que, en consecuencia, una salida estrictamente y únicamente policial, es un notorio error de enfoque. No sería posible, resultaría largo, costoso en vidas humanas y podría mantener un foco de violencia por veinte años más en Euskadi o Euskal Herria, como se afirma en el Estatuto de Gernika. ¡Perdamos el miedo a las palabras! Cautela.

Esta cuestión, este debate y este diagnóstico, que parecía resuelto y asumido por todas las fuerzas políticas democráticas en el Pacto de Madrid de 1987, se quebró tras el acceso de José María Aznar a la presidencia del Partido Popular, primero, y al Gobierno, después. Y la regresión resultó letal. Lo que había constituido la base política, el acervo intelectual, también, del Pacto de Ajuria Enea, saltaba por los aires hecho añicos y entramos en los años negros de Jaime Mayor Oreja y Aznar que negociaban y negaban al tiempo la bases teóricas y políticas de la salida negociada porque, además, se refutaba, radicalmente, la existencia de cualquier tipo de conflicto político pendiente de resolución en Euskadi. La confusión política de Aznar era clamorosa, excepto para revisar la transición democrática en lo relativo a la cuestión autonómica. Un desastre sin paliativos, como afirmó el Rey en relación con Arias Navarro en su día. Aznar y la revisión de la Transición. ¡Qué disparate!

En Euskadi existe un conflicto político no resuelto. En la vida política y social, las cosas son como aparecen ante los actores sociales y políticos, aunque contradigan la historia. Es lo primero que enseñamos en la Facultad de Ciencias Políticas y Sociología de la Complutense. El error del mundo de ETA y de otros actores políticos ha consistido en no haber captado la evidencia de que con Zapatero han tenido a un interlocutor con sensibilidad suficiente, quizá con la mayor sensibilidad entre todos los presidentes de la democracia, para abordar la cuestión y sentar las bases de la superación histórica del conflicto. Han desperdiciado una gran ocasión. Punto y aparte. -Pero ¿quién dirige ETA? ¿Quién ha escrito el último comunicado amenazando a Maixabel Lasa, viuda del inolvidable camarada del PCE, Juan Mari Jáuregui, asesinado por vosotros? Además de ser políticamente e intelectualmente torpes, mediocres y escribir mal, sois unos canallas y unos cobardes. Dejad en paz a Maixabel con su dolor y su trabajo. ¿No habéis destrozado suficientemente su vida?-. Cierro el punto y aparte.

Naturalmente, con tal actitud (negando la existencia de cualquier conflicto político), se tiraba por la borda el resultado del lento y dificultoso trabajo que entre todas las fuerzas políticas habíamos realizado desde antes del 15 de junio de 1977. Se trataba de preparar el escenario de una compleja transición que nadie sabía con exactitud como se iba a desarrollar, pero que, en todo caso, la cuestión de Euskadi sería determinante. Incluyendo las conversaciones a todos los niveles, de todas las fuerzas políticas y por todos los vericuetos posibles, con portavoces oficiosos del mundo abertzale. Conviene recordar, para los jóvenes de la izquierda abertzale de hoy, que cuando Franco quiso expresar su ira, vengarse y castigar a todos, a los vascos y a todos los españoles, procesó en 1970 a dieciséis militantes de ETA, en el célebre consejo de guerra de Burgos, que fueron condenados a pena de muerte. Lo cierto es que la movilización del Partido Comunista de España, de los sectores de la Iglesia católica de nuestro país, como la Juventud Obrera Católica, la Hermandad Obrera Católica, la tajante actitud del profesor Enrique Tierno Galván, de Joaquín Ruiz Giménez y de todas las personalidades de la oposición al franquismo, las movilizaciones en todas las capitales de Europa y en las ciudades del mundo, las llamadas telefónicas del Papa a Franco, que el dictador no quiso atender, las peticiones de todos los gobiernos europeos exigiendo la conmutación de las penas de muerte impuestas y la movilización del pueblo vasco y de todo el pueblo español en condiciones tan difíciles, obligó a Franco a retroceder y a conmutar las penas. Años más tarde, en 1975, el gran asesino, se vengó fusilando a cinco jóvenes un mes antes de morir. Con la conquista de la democracia, la ley de amnistía nos permitió superar las heridas.

Lamentablemente, ETA no comprendió nada. Creyó, en su patología no curada, que nos podía vencer. Continuó asesinando, asesinando y asesinando, con una saña enfermiza, cuando la democracia española, esa que ellos detestan e insultan, abrió las cárceles de par en par, y salieron todos a la calle, incluidos los que, manchados por la sangre de inocentes, habían cometido crímenes horribles. Los responsables de aquellas muertes salieron de España. Adolfo Suárez tuvo el coraje y el valor de adoptar aquella decisión histórica para reconciliar a los españoles con el apoyo de todos los partidos democráticos a la citada ley de amnistía en un momento trascendental de nuestra historia reciente. Cautela. Desde 1986 hemos desarticulado siete, ocho o nueve cúpulas de ETA. Nada más lejos de mí que relativizar el duro golpe sufrido por los asesinos de Isaías Carrasco, de los jóvenes guardias civiles en Capbreton y de tantos otros con la detención de Txeroki . Pero tenemos que deslegitimar política, social, cultural, psicológica y simbólicamente a ETA, a sus amigos, a los violentos, a los que les justifican, les comprenden, les amparan o explican su existencia aunque no apoyan la violencia mientras desde Madrid no se abra un diálogo serio. Y ésta no es una tarea menor ni escasa en el tiempo. Necesitamos complicidades y apoyos que ya existían desde 1977.

Pero se rompieron después. La unidad democrática es de capital importancia. La tarea del PNV es vital, de todas las fuerzas sociales y culturales, de los medios de comunicación que comprenden el largo camino que nos espera hacia la paz. El PP de Euskadi es necesario, imprescindible, en esta etapa que se abre. Debemos y podemos ponernos de acuerdo. Yo soy optimista. Cautela, trabajo, inteligencia, tiempo, reflexión sincera y diálogo, diálogo intenso y sincero. ¿Treguas? No toca. Ya no. ¿Hablar? Siempre. ¿Con la izquierda abertzale? Sí. Seamos honestos y digamos la verdad a los ciudadanos.

El riesgo de nacer mujer

El riesgo de nacer mujer (editorial del Diario de noticias de álava)

Esta vez se trata de algo más que cifras, viagra o de especulaciones interesadas. La Organización Mundial de la Salud (OMS) ha llevado a cabo 25.000 entrevistas a otras tantas mujeres de una decena de países. El muestreo se ha realizado con total diversidad geográfica y cultural, sickness para mejor sacar conclusiones sobre el resultado. Y no ha podido ser más desolador. Tres cuartas partes de las mujeres consultadas han reconocido haber sufrido alguna forma de violencia. El estudio global aporta otro dato revelador, try según el cual la forma más común de violencia es el abuso de la pareja, lo que añade un mayor riesgo de desequilibrio emocional porque se silencia. Mal de muchas, porque la violencia comprobada no tiene nada que ver con la edad, ni con la educación, ni con el estado civil de las agredidas y, para colmo, esa violencia se prolonga en el tiempo. Mal de muchas, que no es ningún consuelo pero sí merece la pena conocerlo para elevar la voz de alarma en apoyo a las mujeres de Etiopía, donde hasta el 71% de ellas han sufrido violencia física o sexual; o la de Perú, con un 50% que sufre lesiones físicas considerables. El estudio de la OMS, además, comprueba el sorprendente y lamentable dato de que hasta el 90% de las mujeres agredidas justificaban los golpes. Tal como se va configurando el mundo, cuando los países ricos son cada vez más ricos y los países pobres son cada vez más pobres, es desolador conocer el dato de la OMS según el cual la violencia contra las mujeres aumenta en los países con escasos recursos y disminuye a medida que se eleva el nivel de vida. Lo de siempre, los más pobres se llevan la peor parte. De acuerdo a los datos del estudio, puede decirse sin temor a equivocarse que la violencia contra la mujer es el crimen encubierto más numeroso del mundo. La violencia machista no sólo constituye una forma de discriminación, sino que comporta violaciones al derecho a la vida, a la integridad física, libertad, seguridad y protección judicial. Del estudio de la OMS puede deducirse que nacer mujer es ya una situación de riesgo, una situación de inferioridad difícilmente subsanable por leyes que no se cumplen o por costumbres que no se abandonan. La constatación de que se trata de una violencia globalizada es aún más preocupante.