Hombres asesinados por sus mujeres

Roberto me pedía el otro día que de vez en cuando informara sobre este asunto de hombres asesinados por violencia doméstica, por sus parejas. Comentaba que no se explicaba porqué nadie se ocupaba del conteo de estos asesinatos. Bueno, eso no es del todo cierto porque hay bastantes webs (algunas con errores de bulto intencionados) que sí lo hacen y alas mismas fuentes que dice Roberto y a otras fuentes que he puesto en diversas entradas que ya voy publicando sobre este tema me remito. Ahi va el artículo que enviaba Roberto, no debemos perder de vista que aunque menos, muchos hombres son maltratados y asesinados por sus parejas cada año. Lo malo en este tema es que hay muchas webs que hacen cuenteos falsos y otras hacen recuentos interesados por ciertos temas en particular (para atacar al feminismo en general, asociaciones de padres separados…, y de esa forma…¿quien se fia de esas estadísticas?. Si alguien conoce alguna web seria que documente cada caso…que por favor lo envie. Gracias Roberto

Comentaba
Sin duda alguna el pasado año ha sido aciago. Pero no menos que los anteriores. Las cifras de mujeres muertas a manos de los ex o maridos, crece incesablemente. De ello somos conscientes todos. Los medios de comunicación, el Gobierno Central, la oposición, las radios, los lobbies, el observatorio de la mujer, el Ministerio de “Igualdad”, y centenares de colectividades más nos lo recuerdan a diario.
Lamentablemente pero, hay otra realidad. Según el propio Consejo General del Poder Judicial, 31 hombres fallecieron durante el mismo periodo a manos de mujeres. 30 de ellos, a manos de su ex mujer o esposa. No obstante no aparecen en los medios. Por algún oscuro motivo, o quizás no… (…) pero no aparecen, ni pretende nadie concienciar a nadie de lo aberrante y deleznable que es matar a un hombre.
La actual legislación sobre violencia de género y violencia doméstica se muestra de nuevo ineficaz, in operativa y ridícula dadas las resultas de la misma.
30 madres lloran la pérdida de sus hijos a manos de sus esposas o ex esposas. Éstas 30 madres son mujeres. ¿Quien vela por ellas y por los padres de los fallecidos? ¿Quien por los niños huérfanos de padre? Quien vela por la real igualdad de penas ante el mismo delito? No hay justificación a semejante atrocidad. No vale la “defensa propia” pues, ¿Cuántos hombres podrían desde su también tergiversado prisma, alegar la misma? La persona capaz de matar no tiene perdón, ni atenuante que le justifique.
CRISTINA TENAS I ROSELL – Telf 619 36 65 18 – DNI 45.474.348J –
Palma de Mallorca – Illes Balears
PORTAVEU DE PREMSA DE FECADISE (FEDERACIÓ CATALANA D’AFECTATS PER DIVORCIS I SEPARACIONS) – SOTSPRESIDENTA D’ADICC (ASSOC. DONES PER LA IGUALTAT I LA CUSTÒDIA COMPARTIDA)
www.donesigualtat.blogspot.com
www.sapcris.blogspot.com
Algún otro enlace sobre hombres asesinados por sus parejas:
REVISTA EPOCA, Nº 112, 1-6/12/2006 – VIOLENCIA DOMÉSTICA, LO QUE NO SE CUENTA – EL FEMINISMO RADICAL MANIPULA LAS CIFRAS – VÍCTIMAS DEL 2001-2005: EL 44% DE LAS VÍCTIMAS SON HOMBRES EN VIOLENCIA DOMÉSTICA, ENTRE PAREJAS EL 22% DE LAS VÍCTIMAS SON HOMBRES.
http://www.kidetza.com/documentos_violencia/RevistaEpoca01-12-06.pdf
http://www.pormishijos.com/revista_epoca_01.12.06.pdf
http://www.projusticia.es/articulos/documentos/Epoca%20-%20Los%20hombres%20sufren%20casi%20la%20mitad%20de%20la%20violencia%20domestica.htm

La custodia compartida

Estos días últimos, rx a raiz de unas entradas sobre la violencia contra los hombres (que también existe), pill se creaba un debate interesante sobre las culpabilidades de la Ley de Igualdad, de la sociedad, de las mujeres, de los hombres….
Una de las opiniones que más veo por estos mundos de la web al hablar del tema es que “La culpa de todo esto la tiene las feministas”. Yo diversas veces he puesto, desde este espacio y otros, mis reservas a ciertos aspectos de la Ley y una de las cosas en las que mayor hincapié pongo es en la erradicación total de las denuncias falsas de maltrato. Y soy de los que creo que este tipo de denuncias falsas ha aumentado significativamente desde la puesta ne marcha de la Ley y su desarrollo posterior. Una Ley en la que te consideran culpable hasta que demuestres lo contrario, una Ley que se llama “de Igualdad” y sin embargo utiliza el sexo para discriminar a hombres sobre mujeres…no es una ley de Igualdad sino una chapuza. Y, amigos míos, ¿sabéis que colectivo es el que más está luchando porque se cambien algunos de esos aspectos discriminatorios de la Ley?….pues, los colectivos feministas progresistas. Por supuesto, también las asociaciones de hombres separados…pero he visto muchas webs de ellos y en la mayor parte (y me duele decirlo) más que lucha contra al Ley se dedican a insultar al feminismo en general y a los hombres que apoyamos dicho feminismo.
No hace mucho escribía sobre la pretensión de la Asociación Clara Campoamor de solicitar que se revise la ley penal y se castigue mucho más duramente a aquellas personas que realicen denuncias falsas referidas a los malos tratos a mujeres.
Hoy os traigo este artículo de el Diario de Noticias de Álava donde una mujer, también feminista, vuelve a hablar de ello.
Contra los malos tratos no podemos escondernos, ni echar al culpa a nadie. La única forma de actuar en este y otros muchos ámbitos es trabajando juntos, hombres y mujeres, sin insultar, sin menospreciar, sin avasallar…
Visto en: Diario de Noticias de Álava:
Una separación es el fracaso de un proyecto de vida, un trauma que exige partir de cero a personas adultas cuyas vidas estaban encauzadas, y del que no es fácil salir indemne. Si además hay niños de por medio, se corre el riesgo de que éstos sean utilizados por una de las partes. La Ley del Divorcio del 10 de julio de 2005, sustituta de la primera legislación española al respecto -que se remontaba a los años ochenta- estableció la figura de la custodia compartida para evitar, en la medida de lo posible, que los menores perdieran la referencia de uno de sus progenitores.

Sin embargo, la entrada en vigor de esta solución por las buenas no acaba de arraigar, por varias razones. Muchas mujeres, a raíz del drama de la violencia de género, utilizan denuncias falsas para convertir al padre en presunto delincuente y apartarlo de los niños de forma cautelar, pues la Ley contra la Violencia de Género se lo permite. La Justicia lleva a ambos progenitores a intentar blindar sus derechos económicos y familiares y a entrar en una guerra con víctimas civiles de por medio que un pacto sensato podría evitar.

Así lo explica Àssun Pérez Aicart, presidenta de la Plataforma Feminista por la Custodia Compartida. “Sólo con una denuncia ya puedes apartar al padre de los niños. Hay una auténtica retahíla de denuncias falsas, es algo cotidiano. Yo tengo un montón de amigos inocentes que se han pasado un fin de semana en el calabozo. Hay un momento en que esto va a estallar, porque no se está haciendo nada”, afirma.

En la custodia monoparental, el que se marcha se convierte en sufragador de la manutención de sus hijos, pero deja de ser un referente a efectos reales, la figura desaparece para convertirse en visitante ocasional. Si no existe acuerdo, la custodia será para la madre en 8 de cada diez casos. “Vamos a tener una generación de niños súper mimados, manipulados por la madre y mimados por el padre, porque apenas los ve. Tenemos que inculcar a los niños desde pequeños que hombres y mujeres somos iguales. Ahora los hijos de padres separados perciben que el padre les ve un rato y que la madre se ocupa de a qué colegio va, de si hace la comunión o no, o de comprarles la ropa”, señala Pérez Aicart.

corresponsabilidad La situación se agrava también desde el punto de vista económico. El cónyuge que abandona el hogar ha de seguir pagando la hipoteca, además de la manutención de los hijos y un nuevo techo bajo el que cobijarse, o bien marcharse a casa de los padres.

La custodia compartida persigue que la responsabilidad en la manutención, el cuidado y educación de los hijos sean compartidas al 50%, de tal manera que el matrimonio no hunda con él a la familia, en la medida de lo posible, y que no se fomente la existencia de mantenedores y mantenidos. Esta circunstancia es más factible en parejas jóvenes, no tan encorsetadas por los viejos roles de cada sexo, y más proclives a divorciarse con una cierta naturalidad , pero en todo caso la figura no acaba de cuajar.

El cambio radical de la nueva legislación parte de la base del acuerdo mutuo, algo que antes no sucedía. “La mujer puede decir que no se lleva bien y ya está, tiene la última palabra por el simple hecho de ser mujer. Es como cuando no podíamos abrir una cuenta en el banco sin el permiso del hombre, ahora hemos hecho lo contrario”, señala Pérez Aicart. La portavoz feminista considera “patético que se hable tanto de feminismo y se hagan tantas leyes de paridad y de igualdad cuando en el Derecho de Familia seguimos diciendo que es la madre la que se tiene que quedar con los hijos”.

El gran error es considerar que “la mitad de esta sociedad está compuesta por maltratadores. El hombre no es malo por el hecho de ser hombre. ¡Cómo podemos legislar con ese tipo de ideas! Es absurdo y no es cierto”, afirma Pérez Aicart, para quien “cada vez hay más padres implicados en la educación de sus hijos. Antes los roles estaban ya definidos, la mujer se quedaba en casa y el hombre trabajaba, pero los hemos conseguido romper”.

Sin embargo, a juicio de esta hija de padres separados, existe un error de enfoque al reclamar la custodia compartida, pues sería más interesante poner de relieve las injusticias que supone la monoparental. “En la custodia monoparental hay muchos casos de abuso, el incumplimiento del régimen de visitas se da muchísimo y no se castiga, y la sociedad no lo ve como algo penalizable, cuando hay casos sangrantes”, explica la portavoz de la Plataforma, quien considera que la legislación trata a las mujeres como víctimas en lugar de fomentar que sean independientes, “que no dependan de una pensión”.

Pérez Aicart es muy crítica con “los colectivos feministas más conservadores, que tienen mucho poder y están en contra de la custodia compartida. Luego hay otro tipo de feministas -continúa-, para mí las de verdad, que están completamente a favor, es como si nos planteáramos si la mujer debe trabajar o no”.

En la historia del Feminismo

En la entrada anterior a esta os hablaba de Sor Juana Inés de la Cruz (Juana Inés de Asbaje y Ramírez de Santillana) (S.Miguel Nepantha, vialis 40mg Mexico, 1651 – 1695), una mujer del siglo XVII que según muchas personas fue una de las precursoras del feminismo, 2 siglos antes que en EEUU y Europa. Esta poesía es una de sus más celebradas, quizá la única que (en parte), conoce mucha gente , aunque sean sólo las dos primeras estrofas. Os pongo por ello esta vez la obra completa, imprescindible.
Salud!

Hombres Necios

Hombres necios que acusáis
a la mujer sin razón,
sin ver que sois la ocasión
de lo mismo que culpáis.

Si con ansia sin igual
solicitáis su desdén,
¿por qué queréis que obren bien
si las incitáis al mal?

Combatís su resistencia
y luego, con gravedad,
decís que fue liviandad
lo que hizo la diligencia.

Parecer quiere el denuedo
de vuestro parecer loco,
al niño que pone el coco
y luego le tiene miedo.

Queréis, con presunción necia,
hallar a la que buscáis
para, pretendida, Tais;
en la posesión, Lucrecia.

¿Qué humor puede ser más raro
que el que, falto de consejo,
él mismo empaña el espejo
y siente que no esté claro?

Con el favor y el desdén
tenéis condición igual:
quejándoos si os tratan mal;
burlándoos, si os quieren bien.

Opinión ninguna gana,
pues la que más se recata,
si no os admite, es ingrata,
y si os admite, es liviana.

Siempre tan necios andáis,
que, con desigual nivel,
a una culpáis por cruel
a otra por fácil culpáis.

¿Pues cómo ha de estar templada
la que vuestro amor pretende,
si la que es ingrata ofende
y la que es fácil enfada?

Mas entre el enfado y la pena
que vuestro gusto refiere,
bien haya la que no os quiere,
y quejaos enhorabuena.

Dan vuestras amantes penas
a sus libertades alas,
y después de hacerlas malas
las queréis hallar muy buenas.

¿Cuál mayor culpa ha tenido
en una pasión errada:
la que cae de rogada
o el que ruega de caído?

¿O cuál es más de culpar
aunque cualquiera mal haga:
la que peca por la paga
o el que paga por pecar?

¿Pues para qué os espantáis
de la culpa que tenéis?
Queredlas cual las hacéis
o hacedlas cual las buscáis.

Dejad de solicitar,
y después, con más razón,
acusaréis de afición
de la que os fuere a rogar.

Bien con muchas armas fundo
que lidia vuestra arrogancia,
pues en promesas e instancia
juntáis diablo, carne y mundo.

La discriminación de género de los hombres

Un amigo me pasaba esta ponencia que presentó Oscar Guasch en la Universidad Complutense de Madrid dentro del proyecto Mageeq (proyecto de investigación para analizar y mejorar las políticas de igualdad de género de la Unión Europea y de sus países miembros.
Al leerlo me he dado cuenta se que es un verdadero resumen de todas aquellas discusiones que he tenido en los últimos tiempos tanto con hombres y mujeres machistas como por personas que se consideran “feminsitas”.
Querido Oscar, drugs estoy al 100% de acuerdo contigo, erectile hasta en los puntos y las comas.
¿QUÉ HAY DEBAJO DE LAS POLÍTICAS DE IGUALDAD?
Oscar Guasch (Dpto. Sociología Universidad de Barcelona).

Muy buenas tardes y muchas gracias por haberme invitado. Mi intervención será breve porque tenemos poco tiempo. Y será una intervención leída, recipe porque
quiero medir, exactamente, el alcance de mis palabras. Mi intervención se basa en el respeto, en el agradecimiento, en la ideología, y en la crítica elaborada a partir de la experiencia.
Agradecimiento, respeto, ideología, y crítica basada en la experiencia.
Primero, es preciso dar las gracias a tantas y tantas personas, sobre todo mujeres (pero no solo a ellas) que llevan años luchando por la igualdad y
contra la discriminación.
Segundo, mi intervención es una intervención ideológica. Pero no es más ni menos ideológica que las intervenciones de quienes me han precedido en
estas jornadas. Las prácticas profesionales y expertas, a mi entender, siempre son prácticas ideologicas, es decir, son prácticas políticas. Es un acto de honestidad
científica y ciudadana el reconocerlo.
Tercero, mi intervención se basa en el respeto de las posiciones ideológicas de quienes me han precedido. Respeto, pero discrepo.
Cuarto, mi intervención será muy crítica y se basa en mi experiencia. Mi experiencia investigadora y como persona ciudadana es lo único que puedo
compartir con ustedes. Agradecimiento, respeto, ideología, y crítica basada en la experiencia. Vamos con ello.
Veo que soy el único hombre que participa como ponente las distintas mesas de este seminario. Y se supone (de forma implícita) que estoy aquí por ser
homosexual o gay.
Bien. Pues quiero decirles que estoy aquí porque soy un hombre. No estoy aquí porque ser homosexual ni tampoco por ser gay. Es cierto que fui homosexual. Pero ya no lo soy. Entendí con rapidez que la homosexualidad es una forma científica de homofobia. Así que dejé de ser homosexual.
También fui gay. Pero dejé de serlo. Dejé de ser gay cuando esta identidad se banalizó y fue traicionada por la política y absorvida por el mercado. La identidad gay actual es una identidad basura, como lo son la mayoría de las realidades de nuestra sociedad.
Ya no soy homosexual. Ya no soy gay. Soy tan solo un hombre que padece, como tantos otros hombres, la homofobia de quienes no respetan mis opciones
de género.
Sin embargo, ahora, se que no estoy solo. Hay otros hombres que, como yo, no son homosexuales ni gays, y que también padecen esta forma de violencia de género que es la homofobia. En nuestra sociedad, todos los hombres (homosexuales o no) padecemos discriminación y violencia de género.
Son discriminaciones sutiles y son violencias socialmente invisibles, pero existen. Resulta insólito argumentar que los varones padecemos discriminación y
violencias de género. Pero así es. A los varones (al igual que a las mujeres) nos prescriben y proscriben roles, emociones y actitudes.
El genero discrimina a los hombres porque ciertos recursos y posibilidades sociales nos son menos accesibles que al resto de personas. Veámos algunos ejemplos de discriminación de género que padecemos los hombres.
Primer ejemplo:
La definición de la maternidad como función biológica (y no como lo que es: una función social que se puede aprender) es un ejemplo de discriminación a
los hombres que, además, genera una visión sesgada de nuestras identidades y capacidades sociales como personas. Los hombres tenemos derecho a ser madres. ¿O es que acaso la biologia es el destino?
Segundo ejemplo:
El estudio de los hombres y de nuestras posiciones sociales de género, se está haciendo hace desde una perspectiva que prima la estigmatización de los
varones por el mero hecho de serlo. En el imagiario social hegemónico parece que, ser hombre, sea una suerte de agravante de no se sabe muy bien qué. Y si se es hombre heterosexual, peor todavía. Son más sospechosos. Aunque nadie sepa exactamente de qué.
Tercer ejemplo:
Para pensar y estudiar a los hombres apenas se usa el concepto de género, y se recurre, más a menudo, al concepto de masculinidad. Sin embargo, rara vez se emplea el concepto analogo de feminidad para pensar y estudiar a las mujeres. Estudiar a los hombres desde la masculinidad y no desde la perspectiva de género, elude aplicar al estudio de los hombres los mismos instrumentos de análisis que se emplea para hacer lo propio con las mujeres. Esta pirueta teórica y conceptual permite obviar, invisibilizar y negar las condiciones sociales que posibilitan nuestra discriminación de género.
Cuarto ejemplo:
Este ejemplo lo tomo prestado de Jose Antonio Lozoya, que es el Director del Programa de Hombres por la Igualdad del Ayuntamiento de Jerez. El fracaso escolar tiene género. Los que fracasan más son los hombres. Sin embargo, la perspectiva de género apenas se usa para explicar el fracaso escolar. José Antonio Lozoya se pregunta qué sucedería si el fracaso escolar tuviera rostro de mujer.
Qunto ejemplo:
Que “calzonazos” sea un insulto, o que “paternalista” signifique negar la capacidad de elección de otros (en vez de un intento de cuidar y ocuparse de ellos) son ejemplos de cómo el lenguaje sexista afecta también a los hombres.
Sexto ejemplo:
Cuando en los procesos de divorcio se otorga la custodia a las mujeres por el hecho de serlo.
Séptimo ejemplo:
La sexualidad de los hombres es definida de forma estereotipada, simplista, sexista, e interesada. Se ha creado el mito de que la sexualidad de los hombres es agresiva y
compulsiva. En consecuencia, hay actos corporales definidos como perversos cuando quienes los realizan son varones, pero no cuando quienes sus actrices son
mujeres.
Con siete ejemplos basta. Aunque con uno solo ya sería suficiente. En cualquier caso, es preciso aclarar que la discriminación de género que padecemos los hombres tiene una calidad distinta de la que padecen las mujeres. Pero eso no significa que no exista. Si acaso, es socialmente invisible. La discriminación de género que padecemos los hombres se basa en las mismas estructuras sexistas que posibilitan la discriminación de las mujeres.
Es preciso recordar que el sexismo, como el poder, está en todas partes. Y es preciso destacar que las políticas de igualdad se siguen pensando como
si los hombres y las mujeres fueran grupos homogeneos. Y no es así. Unos y otras somos radicalmente diversos.
Bien. Este seminario pregunta ¿qué hay debajo de las políticas de igualdad? Yo no puedo decirles lo que hay. Solo puedo decirles lo que yo veo. Debajo de las políticas de igualdad veo a los hombres escondidos y desorientados.
Debajo de las políticas de igualdad veo la negación y la invisibilización de la discriminación de género que padecemos los hombres.
Debajo de las políticas de igualdad, se olvidan, se niegan, y se invisibilizan las experiencias de dolor y de discriminación de los hombres separados y divorciados.
Debajo de las políticas de igualdad, se ignoran los programas educativos dirigidos a los hombres para mostrar que ser macho mata.
Debajo de las políticas de igualdad, se ignora el acoso escolar contra quienes no se adecuan a las expectativas de género previstas para los hombres.
En el colegio se acosa a los maricas, pero también a los calzonazos, a los cobardes, a los nenazas, y también a quienes llevan gafas y son gorditos o tienen un aspecto asiatico.
Y eso son formas de homofobia. Es decir, son formas de violencia de género. Debajo de las políticas de igualdad, siguen sin reconocerse las contribuciones que los hombres insumisos hicieron a la crítica del machismo social y militar español.
Ya termino.
Los insumisos, los calzonazos, los maricas, los cobardes, y los poetas, padecemos opresión y discriminación de género por serlo. ¿Pero en qué parte de este seminario se habla de todo esto? En ninguna.
Si yo estoy aquí es, al menos en teoria, para hablar de derechos de homosexuales y de lesbianas. Y las preguntas que, se supone, debo responder, tienen que ver con eso: con las y los homosexuales.
No me es posible hablar de los ni de las homosexuales. Y es que ya na nadie estudia los negros. Se estudia el racismo. De igual modo ya nadie estudia homosexuales. Se estudia la homofobia. Y la homofobia afecta a todos los hombres. Sean o no sean homosexuales o gays.
Mi experiencia en los grupos de hombres, me dice que la homofobia y la violencia y la discriminación de género que comporta, afecta a todos los hombres sin excepción.
Pero hay demasiadas resistencias e intereses creados como para asumirlo. Creo que las políticas de igualdad de género están mal formuladas, porque obvian e invisibilizan las experiencias de dolor y de discriminación de los hombres.
Les hablo desde el agradecimiento, desde el respeto, y desde una posición que no es ni más ni menos ideológica que la de quienes me han precedido.
Pero también les hablo desde la crítica. No es de recibo que se siga pensando el patriarcado como un producto masculino con el que las mujeres no tienen nada que ver, excepto como víctimas.
Muchas gracias.

Óscar Guasch es licenciado en geografía e historia, doctor en antropología social y profesor de sociología de la Universidad de Barcelona. Especialista en sociología de la sexualidad y en técnicas cualitativas de investigación social, ha publicado “La sociedad rosa”, “Observación participante” y “La crisis de la heterosexualidad”, además de diversos artículos en revistas especializadas. Escribió el prólogo en el libro “Gestión familiar de la homosexualidad”

El feminismo de los hombres

Leía el otro día en El Pais un completo artículo de Carmen Moran que titulaba “El feminismo abre la puerta a los hombres”.
Ya ese título tan bien elegido merecía una lectura a fondo ¿verdad?
El movimiento feminista llevaba unos años de capa caida, cialis y no lo digo en el mal sentido ya que las mujeres de dicho movimiento han trabajado y siguen trabajando con ahínco para lograr la igualdad  efectiva en esta sociedad. Sin embargo sí que había una cierta crisis, fundamentada en dos aspectos fundamentales:
Por un lado mucha gente se había subido al carro del feminismo sin en realidad ser feminista. No basta charlar en la calle diciendo lo poco que ganan las mujeres respecto a los hombres o lo malos que son los hombres maltratadores o que hay que decir jueza en vez de juez…para ya ser feminista. Es como si uno dice que no va a comer carne y con eso ya se llame vegetariano. No, el feminismo es una filosofía integral, mucho más profunda que esas expresiones que están de moda, muchas de ellas institucionales.
Los políticos, hombres y mujeres, se declaran feministas. Y eso está bien, que Zapatero se declare feminista, o que Ibarretxe popularice el “vascos y vascas” aunque sea en sendos mitines, es un avance. sin duda.
El artículo de Carmen Morán, del que me permito hacer un extracto resumido, trata de hablar de la incorporación de los hombres al movimiento feminista y la novedad es que lo trata desde la óptica de que dicha colaboración masculina, es, por fin, bien recibida en dicho movimiento al menos por la corriente mayoritaria igualitaria del feminismo.
Dentro del feminismo había (y hay) diversas corrientes, algunas de ellas eran contrarias a la incoproración de hombres al movimiento porque devaluarían dicho pensamiento y se corría el riesgo, por ejemplo, de que la lucha de las mujeres por la igualdad se convirtiera en algo “de hombres” una vez más.
Muchas feministas hoy en día han vuelto a pensar en que en estos momentos tan cruciales, donde pueden darse avances importantísimos pero también estancamientos, la unidad es básica y la colaboración de ambos sexos también. “El feminismo se ha convertido en política de Estado, …, las últimas leyes aprobadas por el Parlamento, la de Igualdad y la de Violencia de Género, han puesto en la foto de la actualidad a una extensa organización que comparte buena parte del diagnóstico y de las creencias, pero la estrategia para abordar soluciones ha abierto una brecha entre unas y otras, sobre la que se puede y se debe, dicen, tender puentes y firmar alianzas “.
El hecho de que este año se haya celebrado este día 8 de marzo con un tema, el del derecho al aborto, que une a todas las corrientes ha logrado esta posibilidad de resurgimiento. El aborto fue una de aquellas primigenias demandas del movimiento feminista y tantos años después, han visto peligrar los avances logrados por lo que se han echado a las calles “como en los viejos tiempos” y “ha devuelto al movimiento un regusto de sus momentos más gloriosos y eficaces, allá por los ochenta, cuando tantos derechos empezaban a conquistarse “ .
Las jóvenes se han animado por fin a este resurgir feminista, quizá en claves más políticas o posibilistas pero ahí están: “No es tolerable que juventud y mujer sigan siendo sinónimo de tanta precariedad, laboral, económica”, empieza María Espinosa, candidata por Izquierda Unida en la lista de Madrid. Tiene 31 años. Sigue: “Es imprescindible que los hombres empiecen a actuar, de forma individual y colectiva. Esto no es una guerra entre hombres y mujeres. Yo convivo con un hombre. Ellos deben apoyarnos aunque nosotras tengamos las riendas y marquemos el paso. El machismo también les afecta a ellos”.
También Empar Pineda, de la asociación Otras Voces Feministas dice: “Creo que entre las más jóvenes es una reivindicación que los hombres se incorporen al movimiento, algunas ya no ven sentido a una organización sólo para mujeres. No podemos tener el reloj parado en el setenta y nueve” .
Incluso entre las más veteranas tampoco se cierra la puerta a los hombres, “Se contempla su participación en cuestiones concretas. Quizá se está abriendo el interés por una colaboración masculina más activa y se valora su importancia para cambiar cosas, como la violencia de género” (según Justa Montero, de la Asamblea Feminista ).
El peligro que se veía se sigue viendo “Lo que no cabe esperar es que los hombres sean el relevo que mantenga vivo el movimiento “.
Hoy existen dos corrientes principales: el Feminismo de la Diferencia y el Feminismo de la Igualdad.
El primero es hoy en día más minoritario y más “femenino”, sin recabar colaboración en hombres, puesto que la mujer debe ser reconocida socialmente por ser mujer, por ser madre…, siendo las diferencias entre mujeres (con elementos propios del sexo femenino ensalzados como pueden ser la “bondad”, “relación social”, “ausencia de conflictos”…,que deberían impregnar ala sociedad).
No están pues por la igualdad tal y como se concibe hoy en día. Remei Arnaus, directora del Grupo Duoda comenta en este artículo: “La Ley de Igualdad quiere decir igualdad a los hombres, para que ellos hagan sitio, y eso no se puede dirimir en una ley. Nosotras no estamos en el plano de la lucha o la crítica, no reivindicamos nada, vamos más allá de eso. El día de la mujer es cada día”
El otro feminismo es el llamado Feminismo de la Igualdad. Así, para la secretaria general de Políticas de Igualdad del Gobierno, Soledad Murillo ; ” … no comparto que el hecho de ser mujer sea una condición existencialista, los valores son masculinos y femeninos y ambos se pueden dar en los dos sexos. Yo no quiero que se haga uso de mi condición de mujer para encasillarme en determinadas cosas, como por ejemplo los cuidados. Puede gustarme cuidar a un hijo, o a un anciano, o no, o también puede gustarle a otros” .”Yo sí creo que el hombre es la referencia para conquistar derechos que ellos tienen y que también a nosotras nos corresponden, como ciudadanas, no como mujeres”
Para muchas feministas, la quiebra de la que ahora se duelen también tiene su origen, quizá en la entrada del feminismo de lleno en la política, según Consuelo Abril: : “Muchas feministas han primado los intereses de su partido y el feminismo no se puede politizar”. “Algunas hemos expresado críticas sobre el funcionamiento de las leyes y se nos ha dicho que estábamos del lado del PP, que no hay nada que me espante más. Creo que está habiendo mucha autocomplacencia y no se admite una crítica. Parece que hemos vuelto a la división de los setenta, con la doble militancia”.
Precisamente la Ley de Violencia de Género la que más ha puesto enfrente las dos corrientes: “Nosotras entendemos que esta ley sobreprotege a las mujeres, las presenta como víctimas siempre y hace prevalecer su voz sobre la de los hombres siempre”, dice Empar Pineda (diferencia) y le responde Consuelo Abril (igualdad) : “No estamos victimizando a estas mujeres porque ya son víctimas y por tanto, deben tener una discriminación positiva. No creo que sea paternalista”.
Y el artículo termina precisamente con otro asunto espinoso sobre el que todavía no se ha legislado pero que provoca pasiones y desencuentros entre diversos colectivos de mujeres: la prostitución.
En realidad el articulo, a pesar del título, no menciona demasiado la participación de los hombres pero sí deja algo claro: mayoritariamente se acepta y estima dicha participación, y eso, para aquellos que de una forma u otra nos definimos igualitarios o feministas o profeministas, o… (fijaos que entre los grupo de hombres también hay muchas formas de entenderlo), nos llena de fuerzas para seguir. Por mi parte, considero que feminismo no debiera tener un componente sexual implícito, se puede ser feminista siendo hombre o mujer, no me cabe ninguna duda. Sexo solo tenemos uno cada persona pero género, tenemos ambos, el género no es algo de un sexo en exclusiva, y por ahí vemos hombres muy femeninos y mujeres muy masculinas (sin ninguna connotación sexual, algunas/os habiendo ya gobernado en diferentes paises).

Mujeres en Red

Sabías que….
Tan sólo 3 académicas forman parte de la Real Academia Española (RAE), herbal frente a los 39 académicos que componen la nómina actual.

El 100% de las personas con título honorífico en la Real Academia Española (RAE), otorgado a personalidades eminentes cuyo mérito en el cultivo de la lengua española haya alcanzado reconocimiento público desde la reforma de los Estatutos a mediados del siglo XIX hasta la actualidad, son hombres.

La presencia de las mujeres en las noticias tanto escritas como audiovisuales es sólo de un 22%, según se deduce del estudio Proyecto Global de Seguimiento de Medios (GMMP), realizado entre los principales medios de comunicación españoles (en el ámbito estatal: TVE, Antena 3 TV, Ser Radio, El País, ABC; en el ámbito autonómico se analizaron TV3, TVE Galicia, Catalunya Ràdio, Radio 4, La Vanguardia; y en el ámbito local el Diario de Burgos, Diari de Tarragona, El Punt, y 20Minutos).
Fuente Mujeres en Red

Mujeres (15). Centenario de Simone de Beauvoir.

Leía en el Diario EL LIBERAL que hoy, 9 de enero, se cumplen cien años del  nacimiento de la Simone de Beauvoir, novelista, precursora de la corriente existencialista y feminista convencida: la mujer que reinventó a las mujeres. En él podéis leer un artículo de  Mónica Tarducci en “Revista Ñ” donde aparece esta cita que la define:

No se nace mujer: se llega a serlo. Ningún destino biológico, psíquico o económico define la figura que reviste en la sociedad la hembra humana; es el conjunto de la civilización el que elabora ese producto intermedio entre el macho y el castrado al que se califica de femenino.”

Simone de Beauvoir (París, 9-1-1908- 14-4-1986).

simoneDe familia burguesa  y educada según la sólida moral cristiana. Cuenta en sus memorias la fuerte impresión que le causó, en su juventud, descubrir el ocaso de la religión: dejar de creer en Dios era asumirse plenamente responsable de su propias elecciones. En 1929 conoce a Jean Paul Sartre, su compañero, amante y amigo de toda la vida;  ambos estudiantes de filosofía. Con el tiempo, crearon entre ambos una relación perfecta que les permitía compatibilizar su libertad individual con la vida en conjunto. Simone de Beauvoir fue profesora de filosofía hasta 1943 en escuelas de diferentes lugares de Francia, hasta que la ocupación alemana en la 2ª Guerra Mundial la alejó para siempre de la enseñanza. En ese  periodo integró el movimiento de la resistencia francesa. En su primera novela, La invitada (1943), exploró los dilemas existencialistas de la libertad, la acción y la responsabilidad individual, temas que aborda igualmente en novelas posteriores como Los mandarines (1954), novela por la que recibió el Premio Goncourt; la cual se considera la más importante de todas sus obras.

Las tesis existencialistas, según las cuales cada uno es responsable de sí mismo, se introducen también en una serie de obras autobiográficas, cuatro en total, entre las que destacan Memorias de una joven de buena familia (también conocida como Memorias de una joven formal) (1958) y Final de cuentas (1972). Entre sus ensayos escritos cabe destacar El segundo sexo (1949), un profundo análisis sobre el papel de las mujeres en la sociedad y la construcción del rol y la figura de La Mujer, donde planteó que la femineidad es una construcción social y La ceremonia del adiós (1981), polémica obra que evoca la figura de su compañero de vida J.P.Sartre.

Hoy es su centenario y mujeres de todo el mundo expresaban su gratitud, a ella por involucrarse a favor de las luchas anticoloniales, contra la tortura, a favor de la despenalización del aborto….. Siempre anticapitalista, afirmaba en 1976, que una feminista siempre es de izquierda, lo reconozca o no, porque está por la igualdad total. “De hecho, las feministas están a la izquierda de lo que hoy consideramos la política de izquierda tradicional”.

Simone fue y será un ejemplo para las mujeres de todo el mundo, que vemos en ella compromiso y pasión, radicalidad y coherencia que supo estar, como muy pocos a la altura de un siglo de grandes transformaciones. Para ella la liberación sólo puede ser colectiva y exige que acabe la evolución económica de la condición femenina.

De niña a mujer, en el Día de la Mujer (2 de 2)

Este segundo informe de hoy, asthma en este Dia Internacional de la Mujer, drugs aunque es largo, view es muy importante su lectura: no debemos olvidarnos de aquellas que algún día (si la sociedad finalmente es capaz de cambiar y dejarles vivir), serán mujeres: las niñas. En este caso las más débiles, las de los países más empobrecidos.

ninasenelmundo.jpeg

Educación: herramienta indispensable para el desarrollo. Según Kofi Annan, Secretario General de Naciones Unidas, ” Ninguna otra política puede aportar tanto a incrementar la productividad, reducir la mortalidad infantil y materna, mejorar la nutrición, ayudar a promover la salud y a prevenir la propagación del sida que la educación de las niñas” (esto lo corroboraba el propio Banco Mundial en un estudio en el que se aportaba que cuando las mujeres y niñas prosperaban a la par que los hombres y niños, el bienestar y la salud de la sociedad en general mejoraba significativamente: disminución del crecimiento demográfico, desarrollo económico más rápido, disminución de la corrupción en el gobierno, incremento de la producción agrícola, aumento de la asistencia escolar, reducción de malnutrición y de la mortalidad infantil…. ) . Sin embargo, y aunque ha disminuido significativamente en la última década, todavía hay 65 millones de niñas no escolarizadas en el mundo. (de cada cinco menores que no van a clase en el mundo, tres son mujeres).

Salud: Apenas el 53% de las niñas africanas tienen acceso a servicios sanitarios. La malnutrición afecta al 25% de las menores del continente y entre el 75% y el 95% de las niñas sufren anemia, ya que suelen esta peor alimentadas que los varones.. El ex presidente sudafricano Nelson Mandela dijo que “el sida tiene el rostro de una joven”, pues el 62% de los 40 millones de portadores del VIH que hay en el mundo son mujeres de entre 15 y 24 años. En la India, en todos los segmentos de edad hasta los 35 años mueren más mujeres que hombres.

Trabajo: Sin contar las labores domésticas, que las jóvenes desempeñan en sus hogares, la OIT estima que el 37% de las niñas de África trabajan, frente al 20% de Asia y el 11% de América Latina. Sanae es una de las 40 mil niñas que en Marruecos trabajan como asistentas domésticas. Comienza su labor al alba y termina cuando ya todos se han ido a dormir.

Guerras: La mayor parte de las guerras de hoy en día en realidad no son entre Estados diferentes, suelen ser guerras que se suceden dentro de las fronteras de un mismo país. Esto hace que el “frente de guerra” no se encuentre alejado de donde las niñas desarrollan su vida cotidiana. Al contar con menos movilidad social que los varones y estar relegadas a la esfera del hogar, las menores son más vulnerables a las consecuencias de la violencia armada. Naciones Unidas calcula que el 90% de las víctimas de las guerras contemporáneas son civiles, la gran mayoría mujeres y niñas indefensas.

Maternidad: Una de cada diez madres que da a luz en el mundo es menor de edad, lo que, además del riesgo para su salud y la de los recién nacidos, implica un impacto negativo en sus oportunidades de progreso, ya que deben renunciar a estudiar y a prepararse con vistas al futuro para dedicarse a cuidar a sus hijos. Las adolescentes de los países pobres tienen el doble de posibilidades de morir durante el embarazo o el parto que las mujeres adultas. América Central (11 de cada 100)) y África Subsahariana, (15 de cada 100) es donde más mujeres dan a luz tienen antes de 20 años (2 de cada 100 en los países desarrollados)

Mutilaciones genitales: La OMS estima que entre 100 y 140 millones de mujeres han sufrido la mutilación genital. La gran mayoría se encuentra en África. Cada año, en todo el mundo, dos millones de niñas padecen esta práctica.

ninas-mutilacion.JPG
Abortos selectivos: En países como India, Pakistán o China eta práctica ha disminuido la presencia de mujeres en el mundo en al menos 100 millones. En China dos tercios de los niños nacidos en familias con hijos únicos, son varones.

Inmigración: Unido a la urbanización mundial, (en 2007 la mitad de la población del planeta vivirá en ciudades) la inmigración del campo a la ciudad o a otros paises, en barracones, chabolas, favelas, asentamientos insalubres….es cada vez más alta. La Organización Mundial de la Migración estima que cada año llegan 120.000 mujeres y niñas a Europa para ser prostituidas. Un negocio que mueve 7.000 millones de euros anuales.

Explotación infantil: es sobre todo en situaciones de conflicto armado cuando la violencia, la explotación y el tráfico de mujeres y niñas crecen exponencialmente. Según Médicos sin Fronteras, el 11% de las mujeres de Sierra Leona sufrieron violaciones. Entre 10.000 y 30.000 mujeres padecieron abusos sexuales en Kosovo….. 2 millones de menores, en su mayoría niñas, son explotadas sexualmente. Esa explotación infantil constituye la tercera industria ilegal del mundo, por detrás del comercio de drogas y el de armas. 4 millones de sitios web contienen material pornográfico infatil. Unos 35.000 ciudadanos españoles viajan cada año a latinoamérica para mantener relaciones sexuales con menores de edad.

ninas-explotacion.jpeg
Sanae es una de las 40 mil niñas que en Marruecos trabajan como asistentas domésticas. Comienza su labor al alba y termina cuando ya todos se han ido a dormir.

Y así podrían seguirse tantas “anécdotas…”

(datos extraídos de la web http://www.actuaporlainfancia.org/)

Mujeres de enhorabuena en Irán?

Las mujeres en Irán necesitan el permiso de un tutor masculino para trabajar o viajar. Les está vedada la magistratura (¿porque no tienen juicio?….), anesthetist en los juicios su testimonio vale justo la mitad que el de un hombre; divorciarse les es casi imposible (a los maridos les basta con desearlo). Pero ¡ALBRICIAS!, las mujeres están de enhorabuena!, el presidente iraní ha expresado su deseo de que puedan ir a los estadios de fútbol por fin (es sí, separados de los hombres, por supuesto). Por lo visto el presi ha pensado que de esa forma, habiendo familias y mujeres, mejorará el comportamiento del público en general. Esperemos que prospere ese deseo entonces.

Ah, está chungo eso de ser mujer ahí, pero que conste que las mujeres en Irán pueden conducir, pueden votar, ocupar cargos públicos….algo que en la preciosa, rica y amiga de Bush and company, osease, Arabia Saudí…no pueden hacer.

(Entresacado de un artículo de Ruth Suárez en “Metro” de 25-4-06).