Sexualidad femenina. El punto G y los orgasmos

Como continuación a la entrada que titulaba “Sexualidad fémina. El clítoris” , physician en esta segunda parte quiero mostrar algo de lo último que se sabe sobre esa gran pregunta: “¿Existe el punto G femenino?“, muy relacionada con ello.
Como comentaba, en realidad hace nada que por fin se describió la anatomía completa del clítoris (en 1998, por la uróloga australiana Helen O’Connell a través de imágenes por resonancia magnética). Y hace menos años (2009) que dos investigadores franceses, la doctora Odile Buisson y el doctor Pierre Foldès, crearon el primer sonograma completo en 3D de un clítoris estimulado.
Mucho antes,  los estudios de Bill Masters y Virginia Johnson son los que lanzaron a la fama al clítoris cuando decían que las mujeres “a menudo” no quedan satisfechas con una única experiencia orgásmica (el famoso mito del mujer multiorgásmica que tantas depres ha causado a más de una) y a la vez aseverando que la mujer bien puede prescindir del hombre al casi asegurar que el orgasmo se producía por la exclusiva estimulación del clítoris (por lo que el coito vaginal….se desdeñaba como procurador de orgasmos…un mito que también ha provocado muchas falsas expectativas y muchos errores).
De eso se trata en esta entrada, de estimulaciones, de orgasmos, de las zonas que lo producen…y por ende del famoso punto G.
Y es tal la controversia, que todavía hay dos grandes corrientes en cada uno de los casos:
– Ausencia o presencia de Punto G
– Existencia o inexistencia del orgasmo vaginal exclusivo
– Mujeres multiorgásmicas o no…que deviene de la hiperresponsabilidad e hiperimportancia que en occidente se da al orgasmo físico clitoriano y/o vaginal.
Pues es probable que todas las corrientes, incluso enfrentadas, tengan razón ¿Por qué no?. Pero vayamos primero al Punto G y luego sólo un resumen de lo citado.

EL PUNTO G

Del Punto G no hace muchos años que se habla de él, aunque ya en los años 50 del siglo XX el médico alemán Ernst Grafenberg sugirió la existencia de “una área erótica de 1-2 cm en el interior de la vagina que inducía orgasmos por estimulación mecánica directa”. Sin embargo no fue hasta 1982 que surgió el libro que le dio publicidad más popular: “El punto-G y otros descubrimientos sobre la sexualidad humana” de la sexóloga Beverly Whipple y su colaborador John Perry.
A partir de ahí muchos científicos y científicas se dedicaron a buscar ese famoso punto G por todos los medios. Al principio mediante análisis anatómicos del interior vaginal, para ver si encontraban alguna especie de órgano o estructura interna concreta a la que pudieran llamar “punto G”. Pero no encontraron nada.

Luego los histólogos/as buscaron si esa pared vaginal, en esa zona, tenía más terminaciones nerviosas…pero tampoco había nada.

Algunos hablaron de las glándulas de Skene (situadas cerca de la uretra, que es de origen común con la próstata masculina y que se sabe están involucradas en alguna forma en la eyaculación femenina) que, al ser presionadas desde el interior de la vagina, podrían ser las causantes de ese placer intenso del Punto G…pero no había datos suficientes.

En 2001 ya se empezaron a divulgar estudios científicos que negaban la existencia del Punto G y dicho punto empezó a ser ya casi más tema de chistes que de investigación científica o realidad palpable (un ejemplo: el libro “un mito de la ginecología moderna” de Hines TM, en 2001).
Sin embargo, en 2009, gracias a los estudios y sobre todo tras la consecución de primer sonograma completo en 3D, la doctora Odile Buisson publicó una hipótesis realmente interesante que volvió a resucitar este tema: el punto-G no era un botón mágico, era una zona de la vagina desde donde contactar indirectamente con el clítoris interno.
Y ahí estamos: se sabe que el clítoris de la mujer es mucho más grande y parecido al pene de lo que pensamos (ambos vienen de la misma estructura embrionaria, sólo que el pene crece y sale hacia fuera y el clítoris se desarrolla por dentro). La parte externa que vemos del clítoris es sólo su glande -equivalente al glande masculino-, y por dentro tiene un cuerpo mayor con cuerpos cavernosos y esponjosos que, como el pene, también se hinchan durante la excitación sexual.clito2

Mediante detallados sonogramas, Odile Buisson demostró que cuando el clítoris está erecto sus partes internas quedan muy cerca de la vagina, y sugirió que esto podría ser la explicación de la mayor sensibilidad ya que al estimular, con el pene o con los dedos, dicha zona, se estaría estimulando el clítoris en realidad, ese órgano que su única función es dar placer, ninguna otra, un órgano único por dicha causa. Además, esta teoría se vio reforzada por otros estudios que, por medio de imágenes de ultrasonidos, encontraron que las mujeres que obtenían orgasmos en dicha zona o punto G tenían el grosor del espacio uretrovaginal mas pequeño, por lo que el contacto era mayor.
Y ese es, todavía hoy, el Punto G: esa zona alta de la vagina, a 1 o 2 cm de la entrada que, ejerciendo presión (y sobre todo si el espacio uretrovaginal es estrecho) hace que se alcance la parte interna del clítoris y produzca el máximo placer.
Y una vez disipada la duda (perdóname la licencia, yo lo creo así, soy optimista por naturaleza)…, unos apuntes que anunciaba al principio:

¿LOS ORGASMOS SON EXCLUSIVAMENTE CLITORIANOS COMO TANTOS Y TANTAS HAN DICHO?

Si hacemos caso total a lo anterior…parece que los orgasmos se deben a la estimulación del clítoris, bien por la estimulación externa del glande o a través de la vagina por su estimulación interna ( y así lo han aseverado “prestigiosos” estudiosos y tertulianos varios).
Pero no es todo lo cierto que parece: Sin duda alguna, no son tan frecuentes los orgasmos no clitorianos (porque el clítoris gana por goleada en eso de terminaciones sensitivas y sexuales) pero existen, claro, ¡sin duda alguna!.
Y se demuestra de muchas maneras: la primera es la propia imagen de las mujeres consultada

s, que saben cómo son sus placeres y hablan de diferentes tipos de orgasmos (un orgasmo clitoriano , más localizado, y uno vaginal, más “corporal”).  Esto que parecerían “impresiones personales” son científicamente demostrables y no expli

can ese orgasmo no clitoriano en realidad ya que las terminaciones nerviosas que llegan al glande y al resto del clítoris (y del pene) son diferentes: a los glandes sólo llega el nervio pudendo mientras que al resto lo hace también el pélvico y eso explicaría esas diferentes sensaciones.

Pero hay otras investigaciones científicas que sí lo explican: estudios recientes introduciendo sensores térmicos en las vaginas han observado mayor sensibilidad de la pared anterior que la posterior sin necesidad de realizar presión alguna, o los estudios recientes del italiano Emmanuelle Jannini, que sugieren la existencia de una zona más gruesa y con más terminaciones nerviosas en la pared vaginal anterior, que en el lugar de punto-G. Y algo más importante: muchas mujeres son capaces de conseguir orgasmos “no genitales”, ya sea por mediación de besos, o por estimulación de los pechos, lametones en los lóbulos auditivos, perineo, o simplemente soñando, como ocurre también con los hombres.
Y finalmente, los datos más concluyentes son los de Barry Komisaruk con escáneres de resonancia magnética funcional, mostrando que se activan dos zonas diferentes de la corteza sensorial del cerebro cuando una mujer estimula su clítoris o el interior de la vagina. Esto indica que hay diferentes nervios recibiendo la señal del clítoris y de la vagina, y que en algunas mujeres la estimulación sólo de estos últimos puede conducir al orgasmo.

El mismo autor incuso ha investigado con mujeres con lesión medular (sin sensibilidad en clítoris ni entrada de la vagina, debido a que la lesión es por encima de la salida del nervio pudendo y pélvico), pero que sí tienen sensibilidad en áreas vaginales más internas y en el fondo del cuello del útero, donde llegan el nervio hipogástrico (que sale de la columna vertebral a una altura superior) y el nervio vago (que no pasa por la médula espinal y transmite información al cerebro de órganos internos como riñones, hígado, estómago, pulmón o útero). Según ha publicado Komisaruk algunas de estas mujeres discapacitadas sin sensibilidad clitorial han alcanzado orgasmos estimulando zonas más profundas de la vagina, siendo la evidencia más fuerte hacia la distinción entre ambos tipos de orgasmos. También otras mujeres sin clítoris o malformaciones en ellos, eran capaces de conseguir orgasmos.

¿MUJERES MULTORGÁSMICAS?

Pues claro, ¿por qué no?. Pero ojo, no es la norma en realidad, es muchísimo más frecuente que en los hombres, que necesitan un mayor tiempo de meseta, pero no es como se cree. Se basa más en el deseo machista o antimachista que en la pura realidad. Y las encuestas lo demuestran cuando se hacen con seriedad. Haced la prueba, buscar multiorgásmicas y veréis cuantas entradas existen, la mayor parte en realidad mitos, preguntas…. Buscar luego estudios serios y rigurosos, actuales, de menos de 5 años. Preguntad a conocidas sus realidades, cómo lo han buscado……
Ahí lo dejo, simplemente quiero meteros esa curiosidad, Encontraéis muchas cosas que os hara pensar y luego descubrios a vosotras mismas y mismos. ¿Qué deseáis tras un muy buen orgasmo? ¿otro?

En resumen

…simplificando graciosamente (porque la sexualidad ha de ser, sobre todo, graciosa y placentera):
– No es importante un pene largo, en todo caso grueso, para lograr dar el máximo placer
– El punto G existe, no es un punto, es una zona en la que podemos acariciar el clítoris interno, no hay otra forma de hacerlo
– Las mujeres no son multiorgásmicas por naturaleza y gracia de Dios (aunque las haya, por supuesto)…., para ellas, como para los hombres….no hay mayor placer que descansar relajada (tras un orgasmo), abrazada en cucharita con su pareja. Es posible que se “repongan” antes pero….también para ellas qué placer es relajarse y sentir esos gustitos postorgásmicos!.
– Los orgasmos no se producen exclusivamente por la estimulación del clítoris, ¡es tan ridículo pensar eso sobre la sexualidad femenina!…., ellas pueden sentir orgasmos con la penetración vaginal, por un beso estupendo, por una gran caricia, …..y por mil cosas mas, nuestra piel es en realidad el mayor órgano sexual que tenemos, ambos sexos.
– Y por supuesto que sí existe la eyaculación femenina, muy placentera y poco utilizada (por temores y tabúes sobre todo, o por tener miedo a mojar la cama o por pensar que es orina o por…por mil cosas. Pero…probando se aprende, sin duda)

Decidir sobre tu cuerpo no es un delito. Es un derecho. Protege los derechos sexuales y reproductivos.

Solo te pedimos una firma, anabolics no puedes negar eso si ganas un minuto en leer lo siguiente:
Con esta campaña, abortion “Mi Cuerpo, Mis Derechos”, Amnistía Internacional exigirá a los gobiernos que pongan fin al uso ilegítimo de la legislación penal para controlar la sexualidad y la reproducción y les pedirá que reformen sus leyes y prácticas para garantizar que se respetan, protegen y hacen efectivos los derechos sexuales y reproductivos de todas las personas.
No pienses que una firma más o menos no cambiará…mira, hace poco, en Marruecos, Amina se suicidó cuando fue obligada a casarse con su violador. Dos años después, la presión de miles de personas con su firmas y protestas logró modificar la ley que permitía a los violadores evadir la justicia si se casaban con sus víctimas. NO PODEMOS PERMITIRLO!
– Abortos prohibidos en multitud de países provocados por violadores..
– Violencia sexual y de género a mujeres sólo por el hecho de tener hijas en vez de hijos
– Embarazos de adolescentes y niñas que las matan a millares
– Falta de acceso a la salud de las mujeres en multitud de países
– Mutilaciones genitales femeninas en varios países, algunas incluso legales, y otras en base al machismo asesino.
– Violaciones impunes o que basta con “casarse” con ella para quedar impune
– Torturas, lapidaciones, cárcel, asesinatos, ejecuciones….., sólo por ser mujer soltera y tener relaciones sexuales con un hombre (o casada y tener relaciones con otro hombre)

Unos pocos datos que si ya no te hacen actuar….es que estás muerto/a:
150 millones de niñas menores de 18 años han sufrido agresiones sexuales, el 50% de ellas tenían menos de 16 años cuando la sufrieron.
47.000 mujeres mueren al año por abortos inseguros y/o clandestinos
70.000 adolescentes mueren cada año a causa de su embarazo
Todos los años se producen en el mundo 340 millones de nuevas infecciones de transmisión sexual. Los índices más altos corresponden a jóvenes de entre 15 y 24 años.
Cada día contraen el VIH 3.000 jóvenes en todo el mundo.
Hay 215 millones de mujeres en el mundo que no pueden acceder a métodos anticonceptivos.
Se calcula que todos los años se producen 22 millones de abortos no seguros.
Cincuenta millones de niñas en los próximos 10 años probablemente se casen antes de haber cumplido los 15. En 52 países, las niñas menores de 15 años pueden casarse con el consentimiento de sus padres.
En la República Democrática del Congo, la primera experiencia sexual del 64% de las mujeres fue una agresión.
En Estados Unidos, el 83% de las niñas de entre 12 y 16 años que asisten a escuelas públicas han sufrido acoso sexual en ellas.
En todo el mundo, 140 millones de mujeres y niñas han sufrido mutilación genital femenina (MGF). Todos los años se ven expuestas a esta práctica tres millones de niñas en todo el mundo.
Una de cada tres mujeres del mundo ha sufrido violencia, abusos sexuales o ambas cosas.
Las relaciones homosexuales son ilegales en la actualidad en al menos 76 países. Y aunque Amnistía Internacional no ha registrado hasta la fecha ningún caso legalmente realizado, son punibles con la muerte en Arabia Saudí, Irán, Mauritania, Sudán y Yemen, así como en partes de Nigeria y Somalia. Pero muchos homosexuales y lesbianas han sido torturados, golpeados, apalizados, insultados…en países muy cercanos al nuestro (y hace muy poco hemos visto los casos de Rusia y algún otro país europeo con bandas nazis.
…….

Y todavía hay gente por ahí que me dice que las mujeres está en Igualdad…., y…en muchos países estamos en plena regresión si no se actúa: . En enero de este año, por ejemplo, el presidente de Nigeria promulgó la opresiva Ley de Prohibición del Matrimonio Homosexual. En diciembre de 2013, el Tribunal Supremo de India anuló una decisión del Tribunal Superior de Nueva Delhi que declaraba inconstitucional un artículo del Código Penal que se remontaba a 1861 y criminalizaba las relaciones homosexuales. Ese mismo mes, el gobierno español anunció un nuevo anteproyecto de ley sobre el aborto que, si se aprueba en el Parlamento, restringirá gravemente el acceso de las mujeres y las niñas a servicios de aborto, incumpliendo las obligaciones contraídas por España en virtud del derecho internacional de los derechos humanos. En los dos últimos años se han hecho intentos de restringir el aborto también en otros países, como Lituania, Macedonia, Turquía y Estados Unidos, en Mozambique se acaba de aprobar una Ley que permite no ir a la cárcel al violador si se casa con la violada….

Si tú también consideras que debes hacer algo contra tanta injustica….puedes firmar y leer más sobre ello en este enlace:
https://web.es.amnesty.org/micuerpomisderechos/
A través de la campaña Mi Cuerpo, Mis Derechos, Amnistía Internacional instará a los gobiernos a que pongan fin al uso discriminatorio de la legislación penal para regular la sexualidad y la reproducción, así como al control por terceros de las decisiones personales. También les instará a que eliminen las barreras en el acceso a los servicios de salud y reproductiva y a la educación e información sobre la salud sexual y reproductiva abordando la discriminación en la ley y en la práctica. Y les pedirá que permitan a toda persona tomar decisiones libres e informadas sobre su sexualidad y reproducción y que puedan ejercer sus derechos sexuales y reproductivos sin sufrir discriminación, coacción ni violencia.
Gracias a la presión internacional, como esta, podemos ver algunas buenas noticias:
https://www.es.amnesty.org/micuerpomisderechos/buenas-noticias/

Pásalo, compártelo en tus redes sociales, consigamos millones de firmas, no podemos pararlo, si somos humanos.

SEXUALIDAD FEMENINA. EL CLITORIS. ¿SABÍAS?

De vez en cuando sabéis que pongo algunas cosas de psicología y sexología, como parte de mi propia formación contínua. Hoy es domingo y he tenido tiempo por fin de organizar lo que tenía sobre este tema y os lo comparto, espero os agrade y que no tarde tanto en volver a tener tiempo para poner algunas otras cosas similares.
Todos/as sabemos que el clítoris es el órgano sexual femenino, eréctil, que se encuentra en la parte superior de la vulva de la mujer y que además su única función es la de proporcionar placer sexual a la misma. Pero ¿qué más sabemos?

¿Ya sabes que el clítoris en realidad mide casi lo que miden muchos penes en erección incluso?

Vamos a ver, es posible que algunas cosas no sepas….y el placer (el saber) no ocupa lugar.
clitoris explicado

TAMAÑO

El clítoris está unido a los labios menores de la vulva y recubierto parcialmente por éstos, dejando visible sólo el capuchón y el glande.

Esta parte que se ve es apenas una décima parte del volumen total del clítoris. Es la punta del iceberg. Pero el clítoris es un órgano muchísimo mayor que el pequeñito glande externo que conocemos. Su parte interna se extiende como dos brazos que pasan por los lados de la vagina. Este hecho lleva a afirmar a algunos investigadores y sexólogos/as ortodoxos que en realidad el orgasmo exclusivamente vaginal no existe, que si se produce es porque el pene, ya que al introducirse, estimula esas partes internas del clítoris. Sin embargo para otros no es cierto puesto que dentro de la vagina hay también múltiples nervios sensibles de provocar placer (aparte del famoso “Punto G”  ubicado a un par de cm de la entrada de la vagina) y se pueden producir orgasmos por estimulación de otras muchas zonas erógeneas aparte de la vulva, vagina o clítoris.
En realidad, el clítoris en toda su longitud puede llegar a tener un tamaño de entre 8 y 13 cm de largo ya hasta 6 de ancho, mientras que el glande clitoriano que vemos mide entre 3 y 4 mm de ancho y 4 y 5 mm de largo (en estado de reposo) mientras en erección puede alcanzar los 1 a 1,5 cm de longitud en la mujer promedio. ¿¿¿¿¿12 cm de largo??????, ¡¡¡Pero si eso miden muchos penes!!!!

Pues sí, eso es, y lo jodido es que hasta hace nada (1998) a nadie se le había ocurrido investigarlo… total, son cosas de mujeres, a la ciencia no le interesan tanto….interesan menos.

DESARROLLO DEL CLÍTORIS

En el desarrollo embrionario, hay una fase en que ambos sexos son indistinguibles. El desarrollo del clítoris y los órganos sexuales externos de la mujer comienzan a partir de la 7ª semana de la vida embrionaria. El clítoris se desarrollará a partir del tubérculo genital análogo al glande del hombre. En fases muy tempranas, el clítoris parece un pequeño pene. Posteriormente, debido a la acción de las hormonas maternas, adquiere su localización —anterior a la uretra— y un tamaño más pequeño que en el varón.

HIGIENE

Cuando las células de la cara interna del prepucio del clítoris se descaman y hacen la degeneración grasa que les caracteriza, forman el esmegma, como en el caso masculino. La higiene habitual impide que éste se acumule. Si lo hiciera, produciría irritaciones y adherencias, como sucede, de hecho, en los casos de fimosis del clítoris.

HISTORIA

El término clítoris procede del griego antiguo κλειτορίς (kleitorís), que fue reintroducido sin cambios en el Renacimiento. El primer médico antiguo en haberlo descrito y nombrado fue Rufo de Éfeso (siglos I-II d. C.). Este autor señala que en griego existía un verbo derivado, κλειτοριάζω (kleitoriázō), que significaba “acariciar(se) el clítoris para producir placer”. Sin embargo, en la literatura médica moderna no se menciona por primera vez su existencia hasta el siglo XVI (Renaldo Columbus fue un profesor de cirugía en la Universidad de Padua, en Italia, y publicó en 1559 un libro, llamado De re anatomica, en el que describió “la sede del placer femenino”. Columbus concluyó que «como nadie ha descubierto estos detalles y su propósito, si se permite que le dé nombres a cosas que descubro, debería ser llamado “el amor o dulzura de Venus”». Otro médico, alumno suyo, Gabriele Falloppio se adjudicó el ser el primero en describrir el clítoris. En el siglo XVII, el anatomista holandés Caspar Bartholin rechazó ambas pretensiones, diciendo que el clítoris ya era ampliamente conocido por la ciencia médica desde el siglo II.
Durante la época victoriana del siglo XIX, las mujeres que padecían de problemas uterinos, hormonales o emocionales eran diagnosticadas con una supuesta enfermedad llamada histeria femenina, la cual no tenía remedio y solo podía ser aminorada por medio de masajes de clítoris (equivalentes a lo que hoy en día reconocemos como masturbclitoriiss2ación). Los médicos manipulaban la vulva de la “paciente” hasta que esta alcanzaba el orgasmo, momento en que se aplacaban los síntomas de su mal. La lista de síntomas asociados con este mal era tan larga que llegó un momento en que el número de casos se convirtió en una epidemia; casi cualquier dolencia leve podía servir para diagnosticar histeria.
Marie Bonaparte (segunda década del s.XX (psicoanalista y sobrina nieta de Napoleón Bonaparte) sólo tenía orgasmos cuando se masturbaba. Por ello realizó un estudio sobre las distancias del clítoris a la vagina y su relación con los orgasmos. Estimó que los orgasmos se producían precisamente cuando estaban mas cerca y la fricción del pene estimulaba el clítoris. En 1924 Marie Bonaparte publicó sus resultados bajo el seudónimo de A. E. Narjani en la revista científica Bruxelles-Médical, concluyendo que efectivamente había una relación inversclitorisssa entre la frecuencia de orgasmos durante el coito y la distancia del clítoris (hasta 2011, con Kim Wallen, de la Universidad de Emory, y Elisabeth Lloyd, del Instituto Kinsey no se dio carta de investigación oficial a dichos resultados, confirmados por ellos).
Hasta mediados del sXX no se estudió este maravilloso órgano en profundidad. Lo hicieron Masters y Johnson , pioneros del estudio de la respuesta sexual humana
Y no fue hasta antes de ayer, 1998, cuando se estudió su anatomía en toda su pleitud: la uróloga australiana Helen O’Connell realizó estudios de imagen por resonancia magnética en voluntarias y vio la anatomía completa del clítoris
En resumen, el clítoris:

–Solo sirve para gozar, no tiene fines reproductivos..
–Es el mejor amigo del orgasmo femenino (entre el 50 y el 75% de las mujeres alcanzan el orgasmo por medio de estimulación del clítoris, con o sin penetración vaginal)
–Tiene erecciones (cuando es estimulado, se agranda y se pone erecto llenándose de sangre también, al igual que el pene)
–Es mucho más grande de lo que se piensa (la parte visible puede medir de 1 a 1,5 cm pero la parte interna llegará hasta 8 y 12 centímetros de largo y 6 centímetros de ancho)
–Se descubrió (en su plenitud) hace demasiado poco tiempo: hasta que en 1998, la uróloga australiana Helen O’Connell realizó estudios de imagen por resonancia magnética en voluntarias y vio la anatomía completa del clítoris
–Todos son diferentes: Hay clítoris pequeños, grandes, más escondidos o menos. Algunos aumentan su tamaño cuando una mujer está excitada, unos son muy sensibles y necesitan mucha presión….
–Con el tiempo, se agranda: Al final de la pubertad, el clítoris de una chica habrá duplicado su tamaño. Para cuando una mujer tenga 32 años, su clítoris es casi cuatro veces más grande que cuando tenía 20 menos. Después de la menopausia, es siete veces mayor que al nacer….
–Es muy sensible a las vibraciones, por eso los juguetes sexuales vibratorios garantizan máximo placer
–Sensibilidad extrema. Ocurre como con el pene, tras el orgasmo su estimulación puede resultar dolorosa debido a su hipersensibilidad en ese momento. Al contrario de como la gente piensa, la mayor parte de las mujeres, tras llegar al climáx, necesitan un periodo, más corto o más largo, de descanso en el que no precisan estimular el clítoris directamente (excepto caricias suaves), debido a esa hipersensibilidad de después. Asi que …hombres, dejadlo descansar un poco, no seáis pesados con ese tan llevado de que todas las mujeres son “multiorgásmicas”, hay otras caricias y palabras más importantes en esos momentos de post-orgasmo.
Aquí tenéis un precioso video explicativo que va a gustar, de Tu Discovery.com
Y si queréis saber más, os podéis leer este precioso libro de la Universidad de video titulado “El Clitoris y sus secretos. Podéis descargarlo desde AQUÍ
Pues nada más, que ustedes lo gocen bien, por favor. Otro día más.