La primera universidad del mundo activa: fundada por una mujer musulmana

Aunque cuando pensamos en universidades antiguas siempre nos vienen a la cabeza nombres como Bolonia, Oxford, salamanca….., en realidad la Universidad más antigua del mundo aún funcionando es la llamada madraza de Qarawiyyin, que fue creada por Fatima Al-Fihri (apodada “Oum al Banine”, que significa “madre de los chicos”) una mujer musulmana hija de un importante comerciante tunecino que se trasladó con toda su familia desde Túnez a Marruecos. Tras morir su esposo, Fátima quiso dedicar su fortuna a la comunidad construyendo la mezquita junto a la madraza.
Corría el año 859 (200 años antes de crearse la universidad de Bolonia, por ejemplo)
Así pues la más antigua universidad no fue fundada por hombres, ni por religiosos católicos, ni por europeos……, fue una mujer, musulmana, quien la creó. Se considera universidad porque otorgaba títulos de formación superior. El hecho de que era una institución religiosa no implica nada puesto que en esas época también en Europa las universidades nacieron vinculadas a la religión.

En pocos años la universidad de Qarawiyyin se convirtió en un símbolo y una referencia de la enseñanza superior, donde iban a estudiar gente de todo el mundo, pensadores importantes como Gilberto de Auvernia (que más tarde sería el Papa Silvestre II, famoso por traer a Europa los números arábigos y el concepto cero), el diplomático y geógrafo Al-Wazzan (conocido como León el Africano), el gran pensador Abu Al-Abbas al-Zwawi, el sabio judío andalusí Maimónides, el gran geógrafo islámico Mohamed Al-Idrisi que fue quien dibujó el más avanzado de los mapamundi de la Antigüedad, el polígrafo Ibn Jaldún –(verdadero precedesor del hombre renacentista), Ibn Al-Jatib (el primero en observar el mecanismo del contagio de las enfermedades infecciosas durante la Peste Negra del siglo XI, el gramático cristiano belga Nicolás Cleynaerts, el matemático y orientalista holandés Jacob Golius….

Tras la degradación y la regresión impuesta por líderes religiosos, hoy sólo dispone de cuatro facultades con sus correspondientes campus y enseña principalmente teología y jurisprudencia islámica, caligrafía religiosa y materias similares en lo que vendría a ser una súper-madraza. Las mujeres brillan por su ausencia en ella. Actualmente el gobierno de Marruecos está restaurando las dependencias de los estudiantes y la mezquita sigue funcionando (como lo ha hecho siempre), un ejemplo de la unión entre la espiritualidad y la educación musulmana, dos caras de una misma moneda en la cultura clásica árabe.

OTRAS UNIVERSIDADES ANTIGUAS:
La segunda más antigua todavía hoy abierta es la Universidad Al-Azhar en El Cairo (Egipto), del año 972, hoy considerada el corazón de la literatura árabe y los estudios islámicos suníes. La colección de manuscritos raros que conservan en su gigantesca biblioteca, con más de siete millones de páginas, está considerada como una de las más importantes del mundo. Pese a su clara vocación teológica, dispuso desde su origen de facultades de filosofía, astronomía, medicina, gramática y lógica, y en la actualidad también de ingeniería y agricultura.
La tercera y cuarta son de mediados del XI, las nizzamiya de Isfahán (Irán) y Bagdad (Iraq), que fueron las primeras en generalizar el principio de enseñanza superior gratuita a los estudiantes que lo merecieran mediante lo que hoy en día llamaríamos becas
La quinta es ya del mundo occidental, la universidad más antigua europea que continúa abierta: la Universidad de Bolonia. Esta fue la que acuño el nombre de “Universidad”. Empezó a formarse a finales del siglo XI, cuando un grupo de maestros de gramática, retórica y lógica comenzaron a enseñar derecho bizantino. En 1158, a petición de cuatro doctores de esta universidad, el Sacro Emperador Romano Federico I promulgó una de las normas más desconocidas y trascendentales en la historia del pensamiento humano: la Constitutio Habita, que garantizaba a la Universidad de Bolonia el derecho de investigar con independencia de cualquier otro poder. Nacía así el principio de independencia universitaria, clave para que las universidades se convirtieran en el corazón vivo de la ciencia y las humanidades a partir de ese momento. Dante Alighieri, Francesco Petrarca, Guido Guinizelli, Cino da Pistoria, Cecco d’Ascoli, Re Enzo, Salimbene da Parma y Coluccio Salutati estudiaron en Bolonia.
Posteriormente les siguieron, en el mismo siglo XI, las universidades de París (Francia), más conocida por La Sorbona, así como Oxford (Reino Unido). En el siglo XII abrió la de Montpellier (Francia), en el siglo XIII, surgirían Cambridge, Padua….Cambridge fue la primera en recibir una bula del Papa Gregorio IX que autorizaba a sus licenciados a enseñar en toda la Cristiandad.
En España la más antigua es la Universidad de Salamanca, fundada en 1218. Fue la primera de Europa que ostentó el título de Universidad por el edicto de 1253 de Alfonso X de Castilla y León y la bula del Papa Alejandro IV en1255.
Antes de todo esto podríamos hablar, quizá, de otras Universidades que ya no funcionan pero mucho más antiguas, por ejemplo, la de Nanjing en China (258 AC) pero sólo otorgaba títulos de funcionario de alto nivel.

Y la más antigua, la Universidad de Nalanda (India), fundada en el año 600 antes de Cristo, , donde estudiaron personas de Babilonia, Grecia, Siria y China también. En este lugar, que hoy son sólo unas ruinas, se encontraba una de las más célebres escuelas religiosas de la antigua India, que recibió protección especial y alcanzó su apogeo durante el reinado de la dinastía pala (siglo IX). En su apogeo, la escuela llegó a albergar a alrededor de 10 000 estudiantes.

La universidad de Bolonia y el sexismo publicitario

Mi blogcolega y sobre todo amiga de Ojú con la Publicidad me enviaba ayer una de sus fantásticas entradas que no me resisto a poner aquí también.

En estos tiempos en que Bolonia está tan de moda universitariamente hablando, sale cuando por la unificación o globalización o proceso de Bolonia se habla de que desaparezcan las filologías  y algunas otras atrocidades más…., primando la “comercialidación” de las enseñanzas; la propia Universidad de Bolonia, la la universidad más antigua de Europa se basa en un anuncio sexista de sus campus para darse a conocer.

Ahí los tienes, 4 campus universitarios, cuantro chicas enfundadas en sendos maillots con braguita al estilo de la sensual superwoman….

Una universidad, que como decía Marga, cuenta con profesores de la talla de Umberto Eco o Romano Prodi….., sin embargo se publicita así, con las 4 fantásticas, uniendo la calidad universitaria al sexo de chicas esculturales, sensuales y “fantásticas”. esa es la calidad universitaria que vende esta universidad donde ha de regirse el destino universitario europeo. Qué pena!

Eso sí, son muy democráticos que para algo los europeos somos muy heterogéneos, dos rubias y dos morenas. “Lo máximo para tus estudios universitarios”, dice el cartel

La fuente de donde Marga lo ha sacado es el diario Público

Las mujeres y la ciencia… oculta

En varias ocasiones he mencionado pequeñas biografías de mujeres sobresalientes en el campo de la ciencia. Parece que he mencionado ya bastantes pero la realidad, malady tal y como lo repito en cada biografía es que las mujeres no han formado parte del selecto campo del “laboratorio” mundial, impotent y las pocas que lo han conseguido, adiposity han sido silenciadas habitualmente, dejando solo unas decenas al abrigo de los libros de historia escolar.
En la actualidad, donde por ejemplo en España más del 51% de las estudiantes universitarias son mujeres, donde además un alto porcentaje de ellas lo son en pocas carreras feminizadas, entre las que destacan precisamente las de ciencias y salud…,también en estas las mujeres no han logrado aún trepar la escalera. Aquí no ha llegado la igualdad de listas electorales, quizá es porque no da votos, claro..
ojo-mundo-3.JPG

Desde Ibercampus  me llegaba un artículo firmado para el 8 de marzo: “La Ciencia española no entiende de paridad”
De él destaco varios datos:
En España solo hay una mujer entre los 36 galardonados con el Premio Nacional de la Ciencia.
De los 43 Premios Príncipe de Asturias de Ciencia y Tecnología, en 27 largos años, únicamente Jane Goodall, británica, tuvo ese honor.
En España no hay ni una sola catedrática ni de Ginecología y Obstetricia ni de Pediatría, dos áreas bastante relacionadas con las mujeres.
Hace sólo unas semanas, en una comisión de evaluación científica, con siete personas, se nombró a la única mujer presente como secretaria, y no al miembro de menor edad, como debiera ser.

Según la Fundación Española de Ciencia y Tecnología (FECYT), pese a que hoy se matriculan más mujeres que varones en la Universidad, en el ámbito científico no suponen más del 30% (menos del 20% en las empresas privadas).
Eso en los pies de la escalera, si ascendemos peldaños….sólo el 13,7% de las cátedras universitarias y el 17% de las plazas de profesores de investigación del Consejo Superior de Investigaciones Científicas (CSIC) son ocupados por mujeres
El miso escrito da unas pistas del porqué de esta diferencia. A veces las causas de esta discriminación no son las discriminaciones directas (pregunta y todos te dirán que así es) , sino las más sibilinas discriminaciones indirectas.

Un ejemplo: Los hombres dedican mucho tiempo a los colegas, se quedan muchas horas en el laboratorio o de cañas porque no tienen que ir a casa rápido y se tejen unas redes informales de comunicación científica que luego son las que deciden los miembros de las comisiones de evaluación o a quién se recomienda”, las mujeres sin embargo deben dedicarse más a su casa, sus hijos,…y menos a estos otros aspectos.
Desde 2005 se ha aprobado una normativa en la que se especifica que las comisiones y tribunales para evaluar el trabajo científico deben ser paritarias, así, en 2007, ¡qué casualidad!, el porcentaje de plazas de profesores de investigación obtenidas por mujeres aumentó hasta el 20% (cuando estaba antes de la ley en el 16%)
(Fuente: El Mundo – Carmen Vela, presidenta de la Asociación de Mujeres Investigadoras y Tecnólogas (AMIT) – López Sancho del Instituto de Ciencias de los Materiales (CSIC)
Un último dato: “Un estudio europeo reflejó que en el 97% de las patentes no figura ninguna mujer y eso no es casualidad”

El Euskera, ¿un idioma de pastores?

El lunes pasado, la edición estadounidense (no en la europea) del Wall Street Journal publicaba en portada el artículo “Basque Inquisition: How Do You Say Shepherd in Euskera?” (Inquisición vasca: ¿Cómo diría pastor en Euskera?) (escrito por Keith Johnson) en el que entre otras cosas comentaba lo siguiente:
– El euskera es “poco acorde con la vida actual”.
– El Gobierno Vasco obliga a miles de personas a volver a las escuelas y gastarse millones de euros en “hacer revivir un idioma rural”.
– En el artículo recaba testimonios de varias personas como el reconvertido exconsejero Joseba Arregi, que según el periódico decía: “el euskera no es bueno para una conversación de todos los días. Cuando una lengua se impone, se utiliza menos y crea un círculo diabólico de imposición y reacción. Se ha forzado demasiado el uso del idioma”
También ponía otro testimonio del también dirigente de la derecha vasca Leopoldo Barreda que afirmaba que “el euskera no se utiliza en la vida real”.
Habla también de la “la marginación del castellano en Euskadi” y de una inquisición vasca que practica una especie de limpieza lingüística.
– Al final da a entender que el euskera es un idioma atrasado, sin posibilidades de adaptarse. Para ello afirma que hay 10 maneras diferentes de decir “pastor” pero que hay que inventarse neologismos para palabras como “aeropuerto” “independencia”, “democracia” etc. (eso es profesionalidad periodística…)
– No contento con lo anterior, afirmaba que muchos “separatistas vascos han sustituido las armas por la gramática” y que “sueñan con imponer el euskera en todos los ámbitos de la vida pública”.
Un dato interesante: El Wall Street Journal fue adquirido recientemente por Rupert Murdoch. Entre los miembros del consejo de News Corporation, el gigante mediático propiedad de Murdoch, figura el ex presidente del gobierno español, José María Aznar. Ya sabemos quien maneja pues esa edición americana y porqué escriben estas cosas.
Entre las reacciones culturales e institucionales a dicho artículo destaco el siguiente:“180 profesionales rebaten que el euskera sea un ‘idioma atrasado’” (las 180 personalidades representan diferentes instituciones, medios de comunicación y universidades de ocho países y la firman y envían al The Wall Street Journal con el objetivo de que la información publicada sobre la lengua vasca por el periodista Keith Johnson sea corregida y publicada en el mismo lugar en el que el periódico acogió ese artículo: en primera página (sin embargo en la edición europea no aparece rastro de dicho artículo). Los firmantes demuestran en una extensa misiva de casi cinco páginas que el euskera es un idioma vivo y que se utiliza en todos los aspectos de la vida, incluso en el de la ciencia, en contra de lo que señalaba Johnson en su artículo y ponen especial hincapié en recabar las firmas de ingenieros nucleares o biólogos celulares, a los que se han sumado traductores, escritores y directores, además de otras personalidades (profesores universitarios de Euskal Herria, Valencia, Madrid, Argentina, California, México, Boise o Venezuela de diversos ámbitos, incluida la ciencia, ingenieros vascos que trabajan en industrias tecnológicas, trabajadores de la industria aeronáutica o científicos como Pedro Miguel Etxenike, escritores de la talla de Bernardo Atxaga (que cuenta con novelas escritas en euskera y traducidas a más de 30 idiomas) y personalidades como Pete Cenarrusa, secretario de Estado de Idaho entre 1967 y 2003…
Puedes leer en eitb24.com la carta enviada ayer domingo.

Euskara en las universidades de Berlín, Barcelona y Brno (Chequia)

El Gobierno vasco acaba de autorizar al firma de sendos convenios de colaboración con las Universidades Autónoma de Barcelona, ask Frei de Berlín y Maseryk de Brno para el desarrollo en estas universidades de cursos de lengua y cultura vasca.

Una buena noticia para el euskera, sin duda.