Dos mujeres asesinadas en menos de 24 horas

La anterior noticia hablaba de una mujer asesinada por violencia machista y esta vuelve otra vez a quemarnos los ojos con la misma sangría:
Ayer sábado por la tarde, una mujer de 35 años murió a manos presuntamente de su ex marido, de 38 años, que fue detenido poco después tras entregarse él mismo a los vigilantes de un supermercado cercano. Por lo visto, el hombre se presentó en casa de su exmujer y se inició una discusión y enun momento dado él sacó un cuchillo y se lo clavó a su ex compañera, propinándole dos heridas graves, una a la altura del cuello y otra cerca del pecho. La víctimafue auxiliada en un primer momento pero falleció instantes después en el portal el domicilio.
No habían pasado ni 24 horas cuando esta misma mañana se conoció que Cecilia Natalia Coria Olivares, de 25 años fue apuñalada hasta en 15 ocasiones por su ex pareja, un joven de 29 años, en la localidad malagueña de Nerja, tras lo cual ha sido detenido el presunto autor de la agresión que tenía una orden de alejamiento de ella dictada por la autoridad judicial.

Con estas dos mujers son ya 58 las mujeres asesinadas en lo que va de año por sus compañeros o excompañeros (se incluyen una decena de ellas que no son computadas todavía como violencia machista por el Ministerio de Igualdad por seguir en investigación o por no poderse probar el asesinato al haber sido muertes atribuidas a causas naturales tras una discusión, suicidios de mujeres acosadas, etc). Siguiendo la campaña UNA POR UNA esta entrada TRES POR UNA visibiliza a dos mujeres, de muy distintas épocas, unaguerrera, otra pionera, ambas con un carácter impresionante .. (podéis ver otro listado en el siguiente enlace)

Boadicea / Boudica (aprox. el año 30 en la tierra de los iceni, que pertenecían a la cultura celta, en Gran Bretaña)


Su nombre significa “victoria”. Roma había invadido Gran Bretaña con Julio César (años 55 y 54 a. C.) y en el último ataque logró la sumisión de seis poderosas tribus, entre las que se encontraban los iceni.
Los iceni lograron una independencia casi total, pagaban tributo al Imperio Romano y no eran molestados por nadie. Su rey era Prasutagus, quien en el año 48 o 49 se casó con Boadicea, de manera que ella se convirtió en la reina de este pueblo celta.
Cuando Prasutagus murió en el año 60, una parte de su herencia se destinó a sus hijas, para asegurar su dote, y el resto -según el convenio con Roma- lo dejó al emperador, quien en ese momento era Nerón. Boadicea quedó como reina regente y guardiana de la herencia de sus hijas. Sin embargo los romanos no aceptaron la herencia de Prasutagus, pues deseaban la totalidad de sus bienes incluyendo sus tierras, por eso, a los pocos días de la muerte del rey, los enviados del procurador romano en Britania, Catus Decianus, atacaron a los iceni con soldados romanos, expulsaron a sus nobles de sus tierras, humillaron a sus familias y los vendieron como esclavos. Tras apropiarse de las riquezas de los iceni, los romanos exigieron el “pago” de las deudas para con la corte romana. Los iceni no pudieron pagar las exigencias de sus conquistadores. Boadicea fue tomada como responsable de las cuentas, y los romanos desearon poner un ejemplo con ella. Fue desnudada en público y flagelada, y sus dos hijas fueron violadas por los legionarios.
Tras este ataque, Boadicea recobró a sus hijas y regresó con su gente. Humillada y furiosa, convocó a la guerra a todos lo que quisieran unirse a ella. La noticia de la desgracia de los iceni se difundió rápidamente, y muchas tribus rebeldes que estaban dispersadas y divididas por viejas rencillas, se alistaron bajo su mando. Logró reunir a más de cien mil guerreros, hombres y mujeres que habían sufrido bajo la dominación romana y, junto a rebeldes locales, atacó la colonia de oficiales imperiales en Camulodunum. Algunos romanos lograron escapar y dar la voz de alarma en Londinium (actual Londres) y enviaron refuerzos en muy bajo número que fueron arrasados por las tropas de Boadicea y logrando finalmente arrasar y asesinar Camulodunum matando a sus habitantes.
Acudió la IX Legión Hispana con 5000 hombres pero también fueron emboscados y destruidos. Boadicea emprendió entonces su marcha hacia Londinium. Antes las noticias, el procurador londinense huyó con su personal y el ejército de Boadicea entró sin gran resistencia, capturando y asesinando a nobles romanos y destruyendo la ciudad.
Siguió su marcha Boadicea arrasando nuevas ciudades y finalmente se enfrentó al gobernador Suetonius, militar con mucha experiencia y con su legiones y sus estrategias consiguieron diezmar al ejército comandado por Boadicea.
Aunque Boadicea pudo escapar, finalmente, sabiendo que ocurriría con ella si era capturada, puso fin a su propia vida por medio del veneno.

Amelia Earhart (Kansas, 1897 – Océano pacifico, 1937)


Vivió parte de su niñez con su abuelo materno Alfred Otis, adinerado ciudadano de Atchison y su primer avión lo vio a los 10 años de edad, en la Feria Estatal de Iowa. El padre, Edwin, empezó a beber y ello fue causa del despido del trabajo y de la separación del matrimonio. Amy, la madre, y Amelia y sus hermanas se fueron a vivir a Chicago con unos amigos de la familia. Tras varios intentos frustrados por razones económicas, en 1919 por fin Amelia se alistó para estudiar medicina en la Universidad de Columbia, en Nueva York, pero solo estuvo un semestre ya que lo dejó y regresó al lado de sus padres, que se habían reconciliado poco tiempo antes y vivían en California. En 1920 asistieron a una exhibición aérea en Long Beach y al día siguiente tuvo la oportunidad de volar por primera vez, en un paseo aéreo de 10 minutos sobre Los Angeles. En enero de 1921 comenzó a tomar lecciones con la pionera de aviación Anita “Neta” Snook y seis meses después Amelia compró su primer avión: un Kinner Airster de segunda mano, que bautizó como “Canary”, poco tiempo después estableció el récord de altitud para una mujer: 14.000 pies.
En 1924 se trasladó a vivir a Boston, donde consiguió como asistente social aunque sin dejar la aviación donde ya era muy conocida.
El 27 de abril de 1928 su vida iba a cambiar para siempre. Recibió una llamada telefónica de H. H. Railey que le preguntó: “¿qué te parecería ser la primera mujer en volar a través del Atlántico?” Railey había recibido el encargo por parte de George Palmer, un editor de Nueva York, para encontrar una mujer que hiciera el vuelo transatlántico. Ninguna mujer hasta entonces había volado a través del Atlántico. Una semana después, Amelia se reunió con George Putnam en Nueva York y fue seleccionada para dicho viaje (en realidad ella sería sólo una pasajera en esta ocasión ya que no tenía ninguna experiencia de vuelo con aviones multimotor ni con instrumentos de navegación, siendo los pilotos Wilmer Stultz y Louis Gordon, aunque Amelia tendría el título oficial de “comandante” del vuelo).
Este vuelo lo realizaron el 18 de junio de 1928 desde Trepassey, en Terranova,a Burry Port (País de Gales), en 20 horas y 40 minutos. Su vuelo fue portada mundial y al regresar a Estados Unidos fueron recibidos con un desfile en Nueva York y una recepción con el presidente Calvin Coolidge en la Casa Blanca. (aunque ella solo fue en realidad una pasajera, sin embargo la prensa se interesó más por ella que por los otros dos pilotos y su vida cambió completamente ya que era muy solicitada para participar en conferencias y se hizo muy famosa (audada pro el editos, que lo mantenía así por beneficio editorial), e incluso público un libro titulado “20 horas, 40 minutos”, ampliamente publicitado. Ese mismo año se convirtió en la primera mujer en hacer un vuelo transcontinental, al cruzar Estados Unidos desde Nueva York hasta Los Angeles (ida y vuelta).
En 1929 adquirió un avión Lockheed Vega y compitió con él en la primera edición del Women’s Air Derby, una carrera desde Los Angeles hasta Cleveland, que finalizó en tercera posición. En 1930 rompió varios récords de velocidad en la categoría femenina con su Lockheed Vega, dejando el récord en 181.18 mph. También ese año Amelia volvía a estar de nuevo en las portadas de los periodicos, ya que estableció un nuevo récord del altitud para una mujer, con 18.415 pies. El récord no lo hizo con un avión, sino con un autogiro que el editor y ahora esposo George Putnam le había regalado por su boda.
El verdadero reto de Amelia era cruzar, esta vez como piloto y en solitario, el Atlántico así que el 20 de mayo de 1932 el Lockheed Vega modificado de Amelia emprendió su viaje. Algo desviada de la ruta prevista, finalmente aterrizó en un campo abierto cerca de Londonderry, en Irlanda del Norte. El viaje había durado 14 horas y 56 minutos. Amelia fue considerada una heroína y fue condecorada por el presidente Roosevelt con la Medalla de Oro de la National Geographic Society. Fue también nombrada Mujer del Año, distinción que aceptó en nombre de “todas las mujeres”.
Siempre quería más, y en otoño de 1934, Amelia hizo saber cual sería su próximo desafío: un vuelo transpacífico, de Hawaii a California. Diez pilotos habían perdido la vida intentando esta hazaña. Nadie lo había conseguido, ni hombres ni mujeres. Partió de Honolulú el 11 de enero de 1935 y aterrizó en Oakland, California, 17 horas y 7 minutos más tarde, después de recorrer 2.408 millas. En Oackland fue recibida por miles de fans entusiasmados.
El siguiente paso fue un vuelo alrededor del mundo, en la que debía ser su mayor proeza. El Lockheed Electra 10E fue el avión escogido para este vuelo. Sería la primera mujer en dar la vuelta al mundo y además lo haría recorriendo la distancia más larga posible, es decir circunnavegando el planeta cerca del ecuador aunque a medio camino hubieron de cambiar la ruta por problemas técnicos. Salieron desde Oackland el 17 de marzo de 1937, y aterrizaron sin contratiempos en Honolulu. El 1 de junio de 1937, Amelia y su navegante Fred Noonan salieron de Miami para cumplir la segunda parte. El vuelo desde Assab (Etiopía) hasta Karachi (Pakistán), de 1.627 millas, fué otra primicia. Nadie antes había volado sin escalas desde el Mar Rojo hasta la India.
Llegaron a Lae (Nueva Guinea), el 29 de junio. Hasta este punto, habían volado 22.000 millas y les quedaban 7.000 más por recorrer, todas sobre el Pacífico. Amelia envió su último artículo por cable al Herald Tribune. El Electra abandonó Lae a las 00:00 horas GMTdel 2 de julio, con destino a las Islas Howland, la etapa más larga del viaje, con 2.224 millas. Era el récord absoluto de distancia recorrida sobre el mar. Se cree que el Electra fué cargado con unos 1.000 galones de combustible, que permitían una autonomía de vuelo de 20 a 21 horas. A las 07:20 GMT, Amelia transmitió una comunicación ubicando su posición a unas 20 millas al suroeste de las islas Nukumanu. El último reporte del estado del tiempo que se sabe que Amelia recibió, fué antes del despegue. El viento había aumentado su intensidad 10 ó 12 millas por hora desde entonces, pero no se sabe si ella recibió esta información. A las 20:14 GMT el Itasca recibió la última transmisión de voz de Amelia proporcionando datos de su posición. El Itasca continuó transmitiendo en todas las frecuencias hasta las 21:30 GMT, cuando determinaron que el combustible ya debió agotarse y que por lo tanto en el mejor de los casos debían haber amarizado. Se iniciaron los procedimientos de búsqueda.
Se ha determinado que el avión cayó a una distancia de entre 35 y 100 millas de las costas de las islas Howland. A bordo de la aeronave llevaban una balsa salvavidas, pero nunca se encontró ningún rastro de ella. Algunos expertos creen que los tanques de combustible vacíos podían haber mantenido a flote el avión durante cierto tiempo.El Presidente Roosevelt autorizó una búsqueda con 9 buques navales y 66 aeronaves a un costo estimado de 4 millones de dólares. El 18 de julio la búsqueda fué abandonada en el área de Howland. George continuó pidiendo ayuda para la búsqueda, pero luego él también abandonó toda esperanza de encontrarlos con vida.
En una época en la que las mujeres eran confinadas a ocupar un lugar subordinado y encerradas en el hogar, Amelia Earhart no sólo rompió el espacio privado, sino que se atrevió a hacer realidad sus sueños sin más límites que el cielo.

17 de septiembre, una mujer asesinada y su hijo grave en Granollers (Bacelona)

No me había enterado de esta noticia hasta hoy. La semana pasada una mujer más fue asesinada por el exmarido de ésta e hirió grave a su hijo de doce años.
Ocurrió el día 16 de septiembre, la noche del martes, en L’Hospitalet de Llobregat (Barcelona). Ella se llamaba Fuensanta Coy Martínez, tenía 45 años y fue brutalmente apuñalada delante de su hijo, de 12 años que recibió también una puñalada en el abdomen y está hospitalizado con carácter grave.

Con esta mujer eran ya, hasta ayer, 56 las mujeres asesinadas en lo que va de año por sus compañeros o excompañeros (se incluyen una decena de ellas que no son computadas todavía como violencia machista por el Ministerio de Igualdad por seguir en investigación o por no poderse probar el asesinato al haber sido muertes atribuidas a causas naturales tras una discusión, suicidios de mujeres acosadas, etc). Siguiendo la campaña UNA POR UNA esta entrada TRES POR UNA visibiliza a una gran mujer, revolucionaria y gran luchadora por la igualdad (quizá por eso poc conocida). (podéis ver otro listado en el siguiente enlace)

Alexandra Kollontai (San Petersburgo, 1872 – 1952)


Mujer revolucionaria por autonomasia, figura importante de la revolución rusa y por su aportación teórica y práctica a la lucha inseparable por el socialismo y la igualdad de la mujer. Además fue la primera mujer que participó en un gobierno y la primera en ejercer la función de representante de su país en el extranjero.
Aunque su familia era muy liberal, sin embargo, ni aún así se le dejó ir a la escuela para no encontrarse con “malas influencias” por lo que fue educada por un instructor particular.
Después de haber estudiado historia del trabajo en Zurich, volvió a Rusia en 1899 y se afilió al Partido Social-Demócrata. En 1903 se celebró el II Congreso del Partido Social-Demócrata ruso, donde una discusión sobre qué tipo de partido debía construirse dio lugar a la escisión entre bolcheviques y mencheviques. Kollontai decidió no decantarse por ningún grupo, ofreciendo su colaboración a ambos. En 1905 presenció la matanza de obreros en la manifestación frente al Palacio de Invierno. A partir del ‘Domingo Sangriento’ se desarrolló la agitación revolucionaria por toda Rusia y aparecieron los primeros soviets o asambleas de trabajadores. Kollontai trabajó escribiendo artículos y organizando a las trabajadoras rusas. Tuvo que exiliarse de Rusia tras la publicación del panfleto “Finlandia y el socialismo”, donde animaba a los finlandeses a sublevarse contra las autoridades rusas. Militó entonces en el Partido Socialdemócrata de Alemania, donde entró en contacto con Rosa Luxemburgo y Karl Liebknecht, del Partido Laborista inglés. Se posicionó contra la guerra (en 1916 escribió el folleto “¿A quién beneficia la guerra?” y posteriormente se unió a la postura revolucionaria antiguerra de los bolcheviques los dos años siguientes dio conferencias por Estados Unidos (invitada por el Partido Socialista norteamericano) en más de 80 ciudades, explicando las razones para oponerse a la guerra.
En 1917, durante la revolución rusa, Alexandra volvió a Rusia y fue elegida miembro del comité ejecutivo del reorganizado Soviet de Petrogrado. Al llegar Lenin a Rusia, éste se puso al lado de Kollontai y reclamó todo el poder para los soviets en sus “Tesis de abril”, y lograron convencer a la dirección del Partido Bolchevique. El 10 de octubre el Comité Central votó a favor de la insurrección y el 25 tuvo lugar la toma del Palacio de Invierno que instauró las bases para un estado obrero. En el nuevo gobierno, Kollontai fue elegida Comisaria del Pueblo para la Asistencia Pública.
Con la revolución rusa se alcanzó una igualdad política, económica y sexual entre mujeres y hombres y, con ella, se establecieron las bases para una igualdad real entre sexos. Las mujeres consiguieron el pleno derecho al voto, las leyes civiles hicieron del matrimonio una relación voluntaria, eliminaron la distinción entre hijos legítimos e ilegítimos, igualaron los derechos laborales de la mujer a los del hombre, dieron el mismo salario a las mujeres y un salario universal de maternidad. También la Rusia soviética fue el primer país del mundo donde se estableció total libertad de divorcio y donde el aborto fue libre y gratuito. Para eliminar las bases económicas de la familia tradicional se establecieron una serie de decretos que abolieron el derecho de herencia, de modo que las propiedades de los ricos fallecidos pasaban al estado y se invertían en transferir el trabajo doméstico a las instituciones públicas: casas de maternidad, guarderías, parvularios, escuelas, comedores populares, lavanderías populares, centros de reparación de ropa, etc., que ayudaron a la mujer a librarse de las tareas tradicionalmente asignadas a ella.
En noviembre de 1918 se celebró el primer Congreso de Mujeres Trabajadoras de Rusia que fue organizado, entre otras, por Alexandra Kollontai, quien realizó algunos de los discursos más importantes y donde reclamó el mayor esfuerzo para luchar contra el analfabetismo mediante la educación de las mujeres. Ella creía que la nueva sociedad y la igualdad entre los sexos se conseguiría no sólo con la transformación de las bases económicas que producen las desigualdades, sino también con un cambio en las relaciones sexuales entre las personas. Alejándose políticamente de sus compañeros de partido, llamó a una revolución cultural que transformase las relaciones interpersonales. Para ello propuso una nueva forma de vida basada en el amor y el compañerismo. En ese sentido formuló la teoría llamada del ‘vaso de agua’, invitando a las mujeres a consumir la sexualidad como un vaso de agua, rompiendo así con las viejas relaciones sexuales. Admitió todo tipo de unión por amor, a excepción de existir peligro para la salud y a excepción de la prostitución en todas sus variantes. En este sentido destacan los escritos: “Los fundamentos sociales de la cuestión femenina”, “La sociedad y la maternidad” o “Autobiografía de una mujer sexualmente emancipada”.
Con la guerra creció el desempleo y las mujeres fueron las más perjudicadas. Poco a poco, las conquistas de la revolución se fueron desvaneciendo. La aparición del estalinismo significó la vuelta al papel tradicional de la mujer, con una política conservadora de exaltación de la familia y la procreación privada. La homosexualidad fue criminalizada en 1934 y se lanzó una campaña contra la promiscuidad sexual y el adulterio. La maternidad se convirtió en un tema central de propaganda y en el 1936 se ilegalizó el aborto salvo en casos extremos. En 1943 se introdujo la educación separada para chicas y chicos. En el 1944 se penalizó el divorcio con sanciones económicas impagables para la mayoría. Desgraciadamente, la sumisión de las mujeres fue sólo uno de los aspectos de la contrarrevolución estalinista. Kollontai no pudo impedir estos retrocesos debido a su edad y enfermedad pero seguirá siendo una inspiración total para los y las revolucionarias de hoy.

Mujer asesinada en Madrid por su marido

Un día después de la anterior entrada, denture una nueva víctima de la violencia machista en España. El mismo motivo que tantas y tantas veces: “LA MATÉ PORQUE ERA MÍA, cheap O MÍA O DE NADIE”.
Ocurrió ayer, día 23, en un chalet de Villanueva de la Cañada (Madrid), ella se llamaba Cristina, tenía 66 años y hacía poco había presentado una demanda de divorcio de su marido, de 65 años, cuya vista se celebraba hoy mismo. La mató a cuchilladas, una de ellas mortal en el cuello, y luego se entregó a la policía donde confesó su crimen. La mujer tenía un gran número de heridas por todo su cuerpo. Nunca le había denunciado pero se había separado hacía ya unos meses porque “estaba harta” según un amigo de la familia.
Con esta mujer son ya 55 las mujeres asesinadas en lo que va de año por sus compañeros o excompañeros (se incluyen una decena de ellas que no son computadas todavía como violencia machista por el Ministerio de Igualdad por seguir en investigación o por no poderse probar el asesinato al haber sido muertes atribuidas a causas naturales tras una discusión, suicidios de mujeres acosadas, etc). Siguiendo la campaña UNA POR UNA esta entrada TRES POR UNA visibiliza a una gran economista socialista y por ello no muy conocida tampoco.. (podéis ver otro listado en el siguiente enlace)

Beatrice Webb (nombre real: Martha Beatrice Potter) (Inglaterra, 1858 – 1943)


Era hija de un rico empresario de Liverpool, sin embargo desde muy joven tuvo inquietudes intelectuales y se mostró interesada por todo lo relacionado con las ideas socialistas y todo aquello que sirviera para acabar con la miseria y explotación laboral indiscriminada que eran características de la revolución industrial.
El trabajo durante un tiempo en las empresas de su padre le sirvió para conocer el mundo de los negocios, lo que le permitiría cuestionar el funcionamiento de estos y entender mejor el origen de la explotación. También en ocasiones se hizo pasar por una trabajadora manual pidiendo trabajo en la industria para así entender mejor el funcionamiento de la economía industrial. También se interesó por el cooperativismo y en 1891 publico un libro titulado “El movimiento cooperativo en Gran Bretaña”.

En 1890 conoció a Sidney Webb, otro intelectual socialista con el que se casó en 1892 y con el que realizaría sus trabajos a partir de ese momento. En 1894 publicaron su primer libro conjunto, titulado “La historia del sindicalismo”, y dedicado al origen y crecimiento de los sindicatos desde el siglo XVII hasta el presente.
Su siguiente trabajo “Democracia Industrial” de 1897, es el más importante que realizaron y uno de los libros clave para entender la evolución del socialismo no marxista en Inglaterra. En él se apostaba por un papel protagonista de los sindicatos en la negociación colectiva, y además introducía la idea de un Mínimo Nacional por ley y para todos los ciudadanos, que incluyese aspectos como educación, sanidad, ocio e ingreso salarial.
La vida de Sidney y Beatrice estaría muy ligada a la Sociedad Fabiana, de la que fueron destacados dirigentes durante toda su vida. Los Fabianos eran socialistas que creían en que el socialismo no llegaría por una revolución sino por una evolución en la que poco a poco el Estado tendría cada vez mayor papel en la economía para así evitar los abusos de los capitalistas burgueses. Es un socialismo no marxista, pero que también apuesta por la propiedad colectiva de los medios de producción como forma de evitar la explotación y los abusos del mercado.
Fue precisamente la Sociedad Fabiana, con los Webb a la cabeza, la que participó activamente en la constitución del Partido Laborista, creado en 1906, que ya en 1922 se convirtió en el segundo partido más votado, desbancando a los liberales, y configurándose como alternativa de gobierno.
A partir de 1932, y tras una visita a la Unión Soviética, los Webb dan un giro importante , al darse cuenta del éxito soviético a la hora de mejorar los servicios sanitarios y los niveles educativos, además de haber conseguido la igualdad entre los sexos. Sus últimas obras “Comunismo soviético: ¿una nueva civilización?” (1935) y “La verdad sobre la Unión Soviética” (1942) muestran la gran admiración que sentian los Webb ante los logros soviéticos.

Ambos esposos fueron enterrados en la Abadía de Westminster a instancias del escritor George Bernard Shaw, y se les considera una de las mayores influencias en el posterior surgimiento del Estado del Bienestar en Europa después de la Segunda Guerra Mundial, plasmado en el famoso “Informe Beveridge” de 1945.

Mujer asesinada de 11 puñaladas en Valladolid por su expareja

Ayer, stuff día 22 de septiembre Ion B., link de 44 años asesinaba de 11 puñaladas a su expareja desde hace un año, Micaela M.V., de 43 años, en la misma fábrica donde ambos trabajaban. El hombre se entregó posteriormente a la polícia donde se inculpó y el juez, tras la declaración, lo ha enviado aprisión ineludible.
Ocurría en la localidad vallisoletana de Pedrajas de San Esteban, al mediodía. Tras una discusión, él sacó el cuchillo que llevaba y la persiguió hasta acorralarla y matarla a cuchilladas. No había denuncias aunque antes de morir confesó a sus compañeros/as que llevaba un tiempo acosándola, a raiz precisamente de que ella había rehecho su vida con otra persona. Vuelve el “o mía o de nadie”.
Con esta mujer son ya 54 las mujeres asesinadas en lo que va de año por sus compañeros o excompañeros (se incluyen una decena de ellas que no son computadas todavía como violencia machista por el Ministerio de Igualdad por seguir en investigación o por no poderse probar el asesinato al haber sido muertes atribuidas a causas naturales tras una discusión, suicidios de mujeres acosadas, etc). Siguiendo la campaña UNA POR UNA esta entrada TRES POR UNA visibiliza una mujer que hizo de la valentía y la lucha por la igualdad entre todas las personas, una razón total de vida. (podéis ver otro listado en el siguiente enlace)
Aprovecho también la ocasión para poner el FORMULARIO A LA RELATORA ESPECIAL SOBRE LA VIOLENCIA CONTRA LA MUJER DE LA OFICINA DEL ALTO COMISIONADO DE LAS NACIONES UNIDAS PARA LOS DERECHOS HUMANOS. En él cualquier persona, de forma confidencial, puede denunciar violaciones contra las mujeres que haya podido observar en cualquier país europeo. Lo podéis encontrar en este enlace que mi amiga Tere ha tenido la gentileza de enviarme.

Harriet Tubman (Maryland, 1820/21 – 1913)


Nació en una plantación en Bucktown, Maryland, en una familia de esclavos. Sus padres eran Benjamin Ross y Harriet Greene Ross, le pusieron de nombre Araminta pero a los once años (adulta entre los esclavos ya) dejó de usar el nombre de Araminta y pasaría a usar el mismo que su madre, Harriet.
Con cinco años comenzó a trabajar en el servicio doméstico. Un día, cuando tenía siete años, cansada de los malos tratos y las continuas palizas que le daban se fugó de la casa. Asustada, se escondió en una cuadra en la que comía con los animales. Cuando regresó a la casa algunos días más tarde fue golpeada y azotada. Este episodio la marcaría profundamente, y nunca abandonó un firme deseo de huida. En 1844 Harriet fue obligada por su amo a contraer matrimonio con John Tubman, otro esclavo con el que tuvo varios hijos.
En 1849, ella decidió escaparse de forma definitiva, guiándose unicamente por la Estrella Polar, su marido no quería escapar por lo que finalmente Harriet escapó sola, sin él y sin los hijos.

Siguiendo en ocasiones la ruta del ferrocarril, logró llegar hasta Filadelfia, donde rehizo su vida. Entró en contacto con el pujante movimiento abolicionista, y se dedicó a partir de ese momento a luchar de forma incansable por la libertad de los esclavos que aun permanecían en el Sur, aunque para ello tuviera que arriesgar muchas veces su vida.
El nombre de Harriet Tubman ira siempre ligado al Ferrocarril Subterraneo (en inglés Underground Railroad) que era una red clandestina organizada en el siglo XIX en Estados Unidos para ayudar a los esclavos afroamericanos que se escapaban de las plantaciones (los llamados cimarrones). Esta red estaba formada tanto por afroamericanos que habían sido esclavos como por activistas blancos simpatizantes del movimiento abolicionista. El nombre de Ferrocarril Subterráneo viene por el hecho de que sus miembros utilizaban términos ferroviarios de modo metafórico para referirse a sus actividades. Por ejemplo, los “conducores” o “maquinistas” eran quienes ayudaban a los negros fugitivos en los propios estados esclavistas de Sur. Eran por lo tanto activistas muy audaces pues en aquella epoca el ayudar a esclavos fugitivos estaba castigado incluso con la muerte. Otros activistas establecían “estaciones” del ferrocarril, es decir, lugares (normalmente casas particulares) a donde los fugitivos llegaban y podían esconderse, comer, descansar, recibir asistencia medica, los esclavos fugitivos eran los “pasajeros”….
Harriet Tubman es sin duda la “conductora” más popular en la historia del Ferrocarril Subterráneo, y en su labor regresó hasta 19 veces al Sur para ayudar a escapar a cientos de esclavos. Los blancos esclavistas llegaron a ofrecer una recompensa de 40.000 dolares por capturarla viva o muerta, una cifra enorme para la época, pero pese a todo ella prosiguió su labor. Harriet era conocida por el sobrenombre de Moises, ya que igual que el profeta bíblico había conducido al pueblo judío desde la esclavitud en Egipto hacia la tierra prometida, ella conducía a los esclavos hacía la libertad. Durante el resto de su vida presumió de que “nunca había perdido ni un solo pasajero”. Normalmente la libertad definitiva para los esclavos fugitivos solo se encontraba en Canadá, ya que en la llamada “Ley del esclavo fugitivo” aprobada por el gobierno federal, se ordenaba a los ciudadanos blancos y a las autoridades locales capturar y devolver a los esclavos fugados, aun en los estados del Norte donde se había abolido la esclavitud.
Se calcula que fueron más de 300 fugitivos, incluida su propia familia, a los que logró llevar a la Tierra de Canaan, como se le llamaba a Canadá. En 1857 Harriet trasladó a sus padres desde St. Catherines, en Ontario, Canadá, donde los había llevado primero, a Auburn, Nueva York, donde pudo comprar una casa, y allí podieron llevar una vida normal.
En 1959 tuvo lugar otro conocido episodio en la vida de Harriet Tubman cuando en Nueva York ella movilizó a miles de negros y de blancos abolicionistas delante de la corte para sacar de allí a Charles Nalle, un esclavo fugitivo al que las autoridades pretendían devolver a la esclavitud. Durante el altercado con la policía Harriet fue ferozmente golpeada, aunque finalmente lograron su propósito de sacar de allí a Charles Nalle.
Durante la Guerra Civil (1861-1865) Harriet Tubman colaboró con el ejercito de la Unión, haciendo de enfermera, y también guiando a patrullas de soldados en varias incursiones a lo largo del río Comcahee, en Carolina del Sur. Precisamente en este tiempo ella conoció a un soldado llamado Nelson Davis, y ambos se enamoraron, y se casarían en 1869.

Mujer asesinada en Mallorca

Esta madrugada una nueva mujer ha sido asesinada por su pareja. Ha ocurrido en Marratxí (Mallorca), ed esta madrugada. El hombre, remedy de 31 años, informaba ala policía que había encontrado a su pareja muerta en su casa. La mujer, de 28 años, estaba llena de golpes y moratones y tenía rotos el cuello y la caja torácica. Llevaba muerta unas doce horas. Tras versiones contradictorias de lo ocurrido, el hombre ha sido detenido como sospechoso del asesinato. También en Madrid, hoy mismo, una mujer ha sido detenida como presunta autora de la muerte por apuñalamiento de su marido. Tenía 34 años y fue encontrado en la calle aún vivo pero falleció poco después. La mujer, también herida, ha sido detenida, por lo visto la agresión se produjo, tras una discusión, en el portal del domicilio de ambos. Dejan 3 hijos pequeños.

Con esta mujer son ya 53 las mujeres asesinadas en lo que va de año por sus compañeros o excompañeros (se incluyen una decena de ellas que no son computadas todavía como violencia machista por el Ministerio de Igualdad por seguir en investigación o por no poderse probar el asesinato al haber sido muertes atribuidas a causas naturales tras una discusión, suicidios de mujeres acosadas, etc). Siguiendo la campaña UNA POR UNA esta entrada TRES POR UNA visibiliza una literata muy poco conocida aquí, ya sabemos porqué.. (podéis ver otro listado en el siguiente enlace)

ANNA SEGHERS (NETTY REILING) (Mainz, 1900 – Berlín,1983)

En 1919 se matriculó en la Universidad de Heidelberg, donde estudió Historia del Arte y Sinología. En 1924 se doctoró con un trabajo sobre los judíos y el judaísmo en la obra del pintor Rembrandt. El pseudónimo de Anna Seghers procede del pintor holandés del siglo XVII Hercules Seghers. Comenzó a usarlo como parte de la ficción de uno de sus primeros trabajos, un historia corta en la que el protagonista era un capitán de barco holandés llamado Jan Seghers, y ella cuenta la historia como si fuera su propia nieta, Anna Seghers. A partir de ahí usará este nombre el resto de su vida.
Frecuentó los círculos de los exiliados políticos de Europa Oriental, y conoció al sociólogo comunista húngaro, Lászlo Radványi, con quien se casó en 1925. Al año siguiente se instaló con él en Berlín, donde Laszlo dirigía la Escuela Marxista de Trabajadores (MASCH). Tuvieron dos hijos.
En 1928 publicó su primer libro, La revuelta de los pescadores de Santa Bárbara, sobre una revuelta de pescadores bretones. Ganó con él el prestigioso premio Kleist. En ese mismo año (1928) ingresó en el Partido Comunista Alemán (el KPD). También se afilió a la Asociación de Escritores Revolucionarios. En 1930 viajó a la Unión Soviética para participar en el Congreso de la Unión Internacional de Escritores Revolucionarios celebrada en Jarkov (Ucrania).
En 1933, tras la toma del poder por los nazis, fue detenida por la Gestapo, siendo puesta en libertad poco después. Sus libros fueron prohibidos en Alemania. Huyó con su marido a Suiza y de ahí a Francia.
Desde 1933 hasta 1935, junto a otros escritores, formó parte de la redacción de la revista mensual de literatura y crítica Neue Deutsche Blittler (Nuevas Páginas Alemanas), que se editaba en Praga.
Cuando en 1940 las tropas alemanas invaden Francia, nuevamente tiene que huir. Su marido Laszlo fue internado en el campo de concentración de Le Vernet. Anna escapó con sus hijos a la parte del sur de Francia no ocupada por los nazis. Finalmente consiguió que su marido fuera liberado, y la familia pudo salir de Marsella en marzo de 1941. Esta etapa constituye la base de su novela Tránsito, publicada en 1944.
Tras una huida accidentada a traves de varios países, entre ellos Estados Unidos, que se negaron a acogerlos, llegaron a México. Anna consiguió integrarse perfectamente en el idioma y la cultura de este país. Su marido encontró trabajo de profesor universitario.
Nada más llegar el propio Pablo Neruda, entonces Cónsul General de Chile en aquel país, la invitó a cenar y ahí comenzó una gran amistad. En 1942 publica La séptima cruz (Das siebte Kreuz, 1942), su novela más conocida y que le daría fama mundial.
En 1947, catorce años después de su partida, Anna Seghers regresó a Berlín, que en aquella época era, en palabras de Bertolt Brecht, un aquelarre de brujas. La persecución de era objeto hizo que en 1949 se instalara finalmente en la zona soviética, la futura República Democrática Alemana (la mayor parte de los escritores alemanes exiliados regresaron a la zona de administración soviética: Bertolt Brecht, Ernst Bloch, Willi Bredel, Johannes R. Becher, Friedrich Wolf, Ludwig Renn, Wieland Herzfelde, Stefan Heym, Arnold Zweig, Jan Petersen, Stephan Hermlin y Erich Arendt. Años más tarde a la pregunta de por qué regresó a la zona de administración soviética respondió Anna Seghers: “Porque aquí puedo alcanzar la resonancia que todo escritor desea. Porque aquí existe una estrecha relación entre la palabra escrita y la vida. Porque aquí puedo expresar para qué he vivido”
En 1951 le fue concedido el Premio Lenin de la Paz. En 1955 Anna Seghers y su marido se mudaron a un modesto apartamento en Volkswohlstraße 81 (calle hoy llamada Anna-Seghers-Straße), en Berlín-Adlershof, donde vivió hasta su muerte y que hoy aloja un museo sobre su vida y obra.
Mientras que en la República Democrática le fueron concedidos los premios literarios más importantes, en la República Federal la condenaron a ser ignorada y fue presa de la hostilidad dictada por los criterios de la Guerra Fría, debido a su condición de comunista. Esta es una de las razones de que Anna Seghers sea poco conocida en España.

Violencia machista. De aquellas lluvias estos lodos

Mi amiga Tere realizaba hoy mismo varias entradas en el blog que compartimos (http://sexismopublicitario.blogspot.com) que no me resisto a poner también en esta categoría de este blog.

Aunque las entradas se comentan por sí solas, generic quiero poner antes de cada imagen, ed el comentario de Tere y el mío propio. Todas ellas son terribles, estamos en los años 70, es decir, antes de ayer mismo. Esto se publicitaba, esto se ponía como modelo. Esas mujeres que salen en los anuncios hoy son mujeres de poco más de 50 años.  Esos hombres tienen esa misma edad, los hijos e hijas de esas personas tienen 30 años y también han vivido esa forma de desigualdad y servidumbre en primera persoan, aprendieron de ella. A veces nos alarmamos cuando se dicen cosas que pueden parecer generalizaciones pero….esto pasaba hace 30 años ¿cuantos tienes tú?.

PRIMERA: Violencia de género y publicidad “Por si no lo podeis ver bien…ella lleva el ojo morado…leer el slogan atentamente.”no importa que te pegue…además se merece un regalo porque es un hombre y usted lo ama…” Parece que no evolucionamos pero ya lo creo que si…mirad esta publicidad(años 70) de hace pocas décadas , es de juzgado de guardia

La primera imagen es terrible (estamos en los años 70, antesdeayer casi)

SEGUNDA: Moral Franquista

“Este es el mejor argumento que se puede exhibir con las mujeres”…y él ríe y ella sonríe.

Mujer asesinada en Iparralde (Pais vasco francés)

Todavía está muy confuso puesto que ha sido hoy martes y no aparece todavía en los medios así que la noticia que he oído en la radio y leído solamente en el periódico DEIA ha de tomarse con cautela. En la radio hablaban de que podía ser un empresario vasco, no rx hijo del primer director de la Ertzantza desde que se fundó nuevamente pero en la noticia de Deia hablan de un matrimonio de nacionalidad británica pero residentes en Madrid que estaban en la casa de dicho empresario, capsule en Urrugne (Iparralde).

Parece ser, segun dicho diario que el hombre, de 76 años estranguló  su mujer y luego se suicidó. Si se confirma, puesto que ha ocurrido en el Pais Vasco francés y eran residentes en Madrid, los sumaré a la estadística de “Mujeres asesinadas popr violencia machista

Mujer asesinada en Madrid

Último día de agosto de un trágico agosto, purchase octava mujer asesinada en Madrid por violencia machista en lo que va de año (9 asesinadas en esta mes de agosto en España). Esta mañana una mujer de 53 años era encontrada muerta en su domicilio, acuchillada, tras recibir un aviso del propio marido, de 55 años, que ha sido detenido como posible autor del asesinato. No había denuncias previas de malos tratos.

También esta semana ha traido dos noticias más relacionadas con la violencia de género, una positiva aunque en origen triste: El Gobierno español ha concedido la Gran Cruz al Mérito Civil al profesor Jesús Neira por su actitud, que le convierte en un “símbolo de la defensa colectiva” frente a la violencia sobre las mujeres. Jesús entró en coma en su domicilio el pasado día 6 de agosto, cuatro días después de sufrir un agresión por parte de Antonio Puerta, al tratar de recriminarle por agredir a su pareja (y tras posible negligencias médicas investigadas ahora por no establecer un diagnóstico previo claro). Jesús ha empeorado estos dias y su estado es crítico ya.

La otra noticia se produjo el día 26: una mujer asesinó a puñaladas a su pareja, de 40 años en Almería, tras una discusión. No había tampoco denuncias previas de malos tratos

Con esta mujer madrilleña son ya 52 las mujeres asesinadas en lo que va de año por sus compañeros o excompañeros (se incluyen una decena de ellas que no son computadas todavía como violencia machista por el Ministerio de Igualdad por seguir en investigación o por no poderse probar el asesinato al haber sido muertes atribuidas a causas naturales tras una discusión, suicidios de mujeres acosadas, etc). Siguiendo la campaña UNA POR UNA esta entrada TRES POR UNA visibiliza una mujer muy importante en la historia antigua aunque poco estudiada por el común de los mortales. (podéis ver otro listado en el siguiente enlace)

TEODORA DE BIZANCIO (502-548). De la nada al todo.

Era la hija de un cirquero llamado Acacio que poseía varios osos amaestrados, y no se sabe exactamente si Teodora nació en la isla de Creta o en Siria.

Teodora desde muy chavala comenzó también a ejercer el oficio más viejo del mundo para complementar los ingresos. Entre los actos de Teodora estaba montar semidesnuda encima de briosos corceles, y en varias ocasiones le ponían gansos salvajes a recoger frutas y granos sostenidos por la muchacha en su entrepierna.

A los 16 años, Teodora se fugó del circo como amante de un oficial que a los 4 años la abandonó embarazada. Optó por refugiarse en Alejandría, lugar en el que conoció a Severo, líder de la secta cristiana de los monofisos, quienes creen que Jesús no fue mitad divino y mitad humano, sino que le adjudican a Cristo características completamente divinas.

Convencida sobre esta doctrina, regresó a Constantinopla para trabajar como hilandera en un taller cercano al palacio donde moraba Justiniano, sobrino del emperador Justino y heredero del trono bizantino. La casualidad quiso que una antigua amiga suya amante del general Belisario (hombre de confianza del futuro dignatario), la pusiera en contacto con las elites aristócratas. En esos ambientes conoció a Justiniano, que quedó prendado por su belleza e inteligencia. De inmediato se convirtieron en amantes y, en pocos meses, Teodora pasaba de los infiernos circenses a la cúspide social como patricia del Imperio Romano en Oriente, a pesar de que existía una ley que prohibía que la realeza y los nobles se casaran con prostitutas, sirvientas o mujeres de orígenes dudosos. Tras haberseles negado en tres ocasiones el derecho a casarse, sobre todo por intrigas de la tía de Justiniano (conocida como la emperatriz Lupino), por fin pudieron contraer nupcias. Tras la muerte del emperador Justino, su pariente accedió al trono y con él su flamante esposa, de 27 años de edad.

Una vez que se vio convertida en consorte del monarca, Teodora tomó cartas en distintos asuntos concernientes a mejorar la calidad de vida de las mujeres del imperio bizantino, influyendo en su esposo Justiniano para que codificara el derecho romano en el “Corpus Juris Civilis”. Inspiradas por ella aparecieron leyes que defendían la igualdad de la mujer, el derecho al divorcio, la prohibición de castigos por adulterio, el reconocimiento hacia los hijos bastardos y la defensa de sus derechos de herencia, la imposición de penas para los violadores, la posibilidad de abortar y la prohibición de la prostitución forzosa. Además, se encargó de crear planes de rescate para jóvenes que habían sido prostitutas, rehabilitándolas para otros oficios. Tambien promulgó leyes que permitieran que las mujeres pudieran ser propietarias y heredar sumas de dinero o propiedades y además mejoró el sistema de atención a la salud femenina.

El rebelde Procopio concibió un odio visceral en contra de Teodora, acusándole de hacer cornudo a Justiniano y de manejarlo como títere. Además, afirmaba que Teodora subyugaba a su pelele marido recurriendo a toda suerte de malos trucos aprendidos en su oficio de meretriz.

Teodora había sido coronada junto a su marido un 4 de abril del año 527 y gozaba al máximo de su poder. Cuando se dio la revuelta de Nika, mientras todos pensaban en escapar ella se armó de valor, lanzó un discurso de la importancia de un hombre que moría como líder por encima de la de otros que vivían como cobardes, y la gente se conmovió. Ipso facto, Justiniano se lanzó a atacar a los rebeldes con sus huestes aplastando la rebelión.

Teodora impulsó también el embellecimiento de la ciudad de Constantinopla, erigiendo puentes y acueductos además de 25 iglesias, entre ellas la de Hagia Sofía. Teodora además protegió a los miembros de la secta monofisita, llegando a instalar como patriarca de Constantinopla a un prelado de esa secta. Teodora además fue una genuina reformista social y una verdadera mecenas del arte sin necesidad de bombo y platillo o de estafar a ninguna entidad financiera.

En 548 se le manifestó un incontenible cáncer de pecho que en pocos meses le arrebató la vida. Tenía poco más de 40 años y había logrado entrar en la galería de personajes más relevantes y decisivos de la Historia. Su cuerpo fue remitido a la Iglesia del Santo Apóstol, uno de los templos más espléndidos que ella y Justiniano habían mandado a construir.

En homenaje al profesor Jesus Niera:

La violencia machista no coge vacaciones…. Tres mujeres asesinadas en dos días

Siete días desconectado y a la vuelta….. el suma y sigue de la violencia machista: TRES mujeres han muerto asesinadas en dos días de esta semana a manos de pareja o exparejas. Tres hombres han asesinado a sus mujeres o exmujeres por ser eso, SUS mujeres:
La primera en San Miguel de Abona (Tenerife), el día 18. Tenía 26 años y apareció apuñalada, en su portal. Se busca a su exnovio, contra el que existía una orden de alejamiento desde la separación de ambos, ella era controlada por agentes de la Guardia Civil desde dicha orden de alejamiento por amenazas. El presunto asesino tiene 44 años.
El mismo día 18, la policía detenía por fin, en Vigo, a Manuel D.D.S., de 44 años, presunto autor de la muerte a golpes de su pareja, Aellyca Dacosta, de 25 años, unas horas antes. Por lo visto la había asesinado a ladrillazos y delante de sus hijos de 3 y 4 años de edad, que fueron quienes dieron el aviso a una vecina.

El Día 19, Blanca, una mujer de 42 años, moría asesinada por disparos de escopeta en Ontinyent (Valencia). Mauricio, de 38 años, el presunto asesino y su pareja desde hacía más de 10 años, se suicidó posteriormente con la misma arma. Tenían un hijo en común y otros dos de un anterior matrimonio; fue el hijo, de 8 años, quien descubrió ambos cuerpos. Por lo visto era maltratada habitualmente pero el miedo le había impedido denunciar a su pareja.

Con estas tres mujeres son ya 51 las mujeres asesinadas en lo que va de año por sus compañeros o excompañeros (se incluyen una decena de ellas que no son computadas todavía como violencia machista por el Ministerio de Igualdad por seguir en investigación o por no poderse probar el asesinato al haber sido muertes atribuidas a causas naturales tras una discusión, suicidios de mujeres acosadas, etc). Siguiendo la campaña UNA POR UNA esta entrada TRES POR UNA visibiliza a tres mujeres muy distintas y en parte reconocidas históricamente esta vez. (podéis ver otro listado en el siguiente enlace)

Emmeline Goulden Pankhurst (Manchester-Inglaterra, 1858 – Londres 1928)


Una de las fundadoras del movimiento sufragista británico. Su nombre, más que cualquier otro, está asociado con la lucha por el derecho a voto para las mujeres en el período inmediatamente anterior a la Primera Guerra Mundial.
Contrajo matrimonio con Richard Marsden Pankhurst (autor de la Ley de la propiedad de la mujer casada (“Married Women’s Property Acts”)), un abogado que defendía la igualdad de derechos de la mujer, en 1879. Fue una de las fundadoras de la Liga para el Sufragio Femenino (WFL) creada en 1889, que cinco años después consiguió que se aprobara una ley que permitía votar a las mujeres en las elecciones locales.
En 1903 organizó junto con sus hijas Christabel y Silvia la Unión Social y Política de Mujeres (WSPU) en Manchester, grupo que adquirió cierto renombre cuando trasladó su sede a Londres y comenzó a organizar reuniones públicas y marchas de protesta frente a la Cámara de los Comunes. Sus actividades fueron adquiriendo un tono cada vez más agresivo, por lo que fue arrestada y encarcelada en varias ocasiones desde 1908 hasta 1913. Realizó varias huelgas de hambre en señal de protesta durante los periodos que pasó en prisión.
En 1914, a comienzos de la I Guerra Mundial, alentó a las sufragistas a que abandonaran su campaña y se entregaran al trabajo de guerra. Al final su liderazgo fue discutido, y el movimiento se segregó en varias facciones. Su autobiografía, “Mi propia historia” se publica en 1914.
Falleció en Londres el 14 de junio de 1928, pocas semanas después de que se otorgara el derecho al voto femenino, su gran sueño cumplido.

Rosalía de Castro (Santiago de Compostela, 1837 – Padrón (La Coruña), 1885)


Poeta y novelista reconocida como tal. Escribió tanto en callego como en castellano. Se la considera la figura central de rexurdimento de la literatura gallega en el siglo XIX, siendo la autora de Cantares gallegos (1863), obra fundacional de dicho movimiento,al ser uno de los primeros libros enteramente escrito en gallego de la Edad Contemporánea.
Era hija de madre soltera (María Teresa de la Cruz de Castro), perteneciente a la baja nobleza gallega (se sospecha que su padre fue el sacerdote José Martínez Viojo). Su infancia transcurrió siempre al lado de su madre, en Padrón.
Se trasladan posteriormente a Santiago de Compostela y ya a los 17 años aparece como partícipe de las actividades del “Liceo de San Agustín”. Se casa con Manuel Murguía, erudito cronista de Galicia, al que conoció en Madrid y tiene 7 hijos/as. A pesar de sus cambios de domicilio, siempre su Galicia natal estaba en lo más profundo de su ser.
Enferma de cáncer, murió a los cuarenta y ocho años en su casa de Padrón, que hoy es un museo. A pesar de que pidió que sus restos descansaran en su cantado cementerio de Adina, en Iria Flavia, en 1891 su cuerpo fue exhumado y trasladado al Panteón de Galegos Ilustres en la Iglesia de Santo Domingo de Bonaval (Santiago de Compostela), donde actualmente se encuentra en 2008.
De su obra destaca sobre todo Cantares gallegos (1863) que supone un acontecimiento cultural de primer orden en el panorama literario en lengua gallega. La obra se inspira en el Libro de los cantares (1852) de Antonio Trueba, y glosa por medio de una narración versificada un cantar popular. Follas novas (1880), una colección de poemas en gallego que contiene su modo de ver la vida, su esencia vital y su mensaje de denuncia social. En castellano, su obra maestra (y la última obra que publicó en vida), fue En las orillas del Sar (1884), versos de tono íntimo, de extraña penetración y de profunda resonancia humana.
Reconocimiento: La fecha de aparición de Cantares Gallegos (17 de mayo) se conmemora todos los años durante el Día de las Letras Gallegas y su imagen aparecía en los antiguos billetes de 500 pesetas.
Ya duermen en su tumba las pasiones
el sueño de la nada;
¿es, pues, locura del doliente espíritu,
o gusano que llevo en mis entrañas?
Yo sólo sé que es un placer que duele,
que es un dolor que atormentando halaga,
llama que de la vida se alimenta,
mas sin la cual la vida se apagara.

Cecilia Bohl de Faber – FERNAN CABALLERO (Morges-Suiza, 1796 – Sevilla, 1877)


Fernán Caballero era el seudónimo masculino que utilizó la escritora española Cecilia Böhl de Faber y Larrea. Era hija del hispanista y cónsul en Cádiz cónsul Juan Nicolás Böhl y de Francisca Larrea (que también escribió, con el seudónimo de «Corina»). Durante sus primeros años vivió en Alemania y regresó a Cadiz a los 17 años. Con 20 años se casó con el capitán de infantería don Antonio Planelles y Bardaxí marchando a Puerto Rico, por ser destinado él allí aunque poco tiempo después queda viuda y tiene que buscar la protección del capitán general de la isla, que la acoge hasta su regreso a Alemania, a casa de su abuela.
En 1822 se casa con Francisco Ruiz de Arco, marqués de Arco Hermoso, de quien volvería a enviudar en 1835 (en ese tiempo su casa fue centro de la vida social hasta que fallece él en mayo de 1835). En 1937 se vuelve a casar con Antonio Arrom de Ayala quien enfermo de tisis y arruinado, se suicida en 1863. Arruinada, vive en una de las casas del Patio de Banderas del Alcazar de Sevilla, brindada por la reina Isabel II, con la que tenía amistad, hasta la revolución de 1868 en que tuvo que mudarse. Muere en 1877
Desde muy joven colaboró en diversos periódicos sevillanos y fue precisamente en «El Heraldo de Madrid», donde se publicó una de sus más importantes novelas: «La gaviota».
Anacronismo en mujer y escritora:
Digna hija de su época, donde la mujer era educada para otros menesteres, acrecentado además por su carácter conservador, elije un seudónimo masculino puesto que ella misma pensaba que escribir era cosa de “hombres”. (Incluso cuando el Gobierno belga le concede la Cruz de Leopoldo en recompensa por su obra «Relaciones populares», adoptada como texto en las escuelas belgas, se negará rotundamente a aceptarla porque ella «es una señora y no un hombre».
Conservadora, monárquica y anti revolución francesa: Se adhiere a la corriente “realista” como oposición a la novela francesa, con el fin de «contrarrestar la avalancha de ideas… de tendencia democrática y socialista» contra los afrancesados novelistas que “soliviantan a la sociedad con sus ideas democráticas a través de novelas y folletines, donde, como decía «La Censura» (París, 1844), se exponen «doctrinas escandalosas, inmorales, anticristianas…». Frente a las ideas revolucionarias europeas, ella narra la costumbre de los pueblos y personas de Andalucía, fiel a los valores religiosos y a las costumbres de antaño, que tanta seguridad le daban ante un mundo en permanente convulsión.
Pero todo ello lo hizo con un estilo muy cuidado, del gusto de la burguesía de su tiempo. A destacar entre sus obras:
La madre o el combate de Trafalgar (1835), La familia de Alvareda (1849) La gaviota (1849), Clemencia (1852) y Un servilón y un liberalito (1857).

Mujer asesinada en Álava

Una nueva mujer ha sido asesinada en la localidad alavesa de Baños de Ebro – Mañueta (Álava), muy cerca de la localidad donde vivo. Esta mañana se recibía el aviso cerca de las 10, por un familiar del matrimonio. La mujer había sido degollada, presentando diversos cortes por arma blanca y el marido, de 72 años, ha sido detenido y hospitalizado puesto que presentaba también cortes al parecer producidos por el mismo. Todavía no han transcendido más datos de la asesinada y los vecinos entrevistados, una vez más, destacaban que era un matrimonio ejemplar y que no se explicaban lo sucedido.
También hoy mismo sale en prensa que ha sido encontrado el cadáver de una mujer inglesa (P.Philips, de 63 años) que desapareció hace dos años. El cadáver se encontraba escondido debajo de unas piedras y ha sido localizado en Vall d’Alcalà (Alicante), después de que el asesino, el novio entonces de dicha mujer y que cumple condena en una prisión inglesa por ello, confesara por fín dónde había ocultado el cuerpo.
Con esta nueva mujer alavesa son ya 48 las mujeres asesinadas en lo que va de año por sus compañeros o excompañeros (se incluyen una decena de ellas que no son computadas todavía como violencia machista por el Ministerio de Igualdad por seguir en investigación o por no poderse probar el asesinato al haber sido muertes atribuidas a causas naturales tras una discusión, suicidios de mujeres acosadas, etc). Siguiendo la campaña UNA POR UNA esta entrada TRES POR UNA visibiliza una mujer bastante conocida por el mundo universitario literario sobre todo aunque desconocida en ciertas facetas por la mayoría. (podéis ver otro listado en el siguiente enlace)

Emilia Pardo Bazán, (A Coruña, 1852 – Madrid, 1921)


41 novelas, 7 dramas, 2 libros de cocina, más de 580 cuentos y cientos de ensayos, introductora del naturalismo en España, la primera gran periodista española (escribiendo sin cesar desde 1876 hasta su muerte) y una mujer orgullosa de ser mujer..

Era hija de los condes de Pardo Bazán, título que heredaría en 1890. Aunque recibió los estudios elementales propios de una mujer de su condición social y época, ella era autodidacta y sentía ansias por saber por lo que destacó en muchas disciplinas humanistas. Con apenas 17 años se casó con José Quiroga y se trasladaron a vivir a Madrid. Tuvo tres hijos, cada nacimiento emparejado con una gran novela.  Su matrimonio se rompe de facto a los pocos años —aunque no habrá separación oficial, prácticamente imposible en la época— y Emilia llevará una vida de casada “oficial” pero que no le impide tener relaciones con grandes personajes como Galdós —su verdadero gran amor—, Blasco Ibáñez, Lázaro Galdiano y hasta el mismísimo Goncourt en París.

En 1880 coincide con el escritor francés Víctor Hugo y mantienen largas conversaciones sobre literatura que le hicieron variar el rumbo de su escritura. En 1896 viaja a París y allí conoce a Émile Zola, Alphonse Daudet y los hermanos Goncourt; leyendo también a los novelistas rusos que tanto influirían en su obra.
Pero, además, Emilia fue una gran feminista de su época, poco reconocida por ello aunque poco a poco se va conociendo más dicha obra.
Los libros más importantes fueron: la novela Viaje de novios (1881), según la crítica, la primera novela naturalista española (aunque la autora lo negara), La tribuna (1883), novela proletaria de carácter naturalista, la más nombrada, Los pazos de Ulloa (1886), historia y naturaleza, religiosidad medieval y paganismo, violencia y sensualidad, feudalismo y barbarie, ciudad y campo-…retrato d ela vida rural gallega, La madre naturaleza (1887), relato de una atracción incestuosa, Insolación y Morriña, ambas de 1899, final de su periodo naturalista para pasar ala influencia rusa con La quimera (1905) y La sirena negra (1908).
Como feminista escribió La Mujer Española, que aun siendo de lo más importante del feminismo de la época, no es muy conocido ni en muchos ambientes del feminismo español (ahora se le empieza a dar importancia)

Más datos en este enlace

Nota: Con estas biografías siempre aprendo cosas y hay un dato que no conocía, o no me acordaba o no asocié en su momento: Emilia heredó una edificación que muchos españoles y españolas conocerán, el Pazo de Meirás (famoso por ser residencia del dictador Franco). Muerta Emilia y su hijo, en 1936 la propiedad, sin uso ya, pasa a manos de la hija Blanca y su nuera, quienes deciden donarlo, (con condiciones no aceptadas), a la Compañía de Jesús. En ese momento, las autoridades franquistas de A Coruña, deciden ofrecer el pazo al dictador, Francisco Franco, para que lo utilizasen como residencia veraniega y mediante donaciones lo restauran para ellos. Últimamente ha sido noticia de nuevo porque la Xunta gallega intenta valorar el valor patrimonial y artístico del Pazo para declararlo Bien de Interés Cultural, con la oposición de los herederos de la familia Franco que no autorizan la entrada de los técnicos de la Xunta para su evaluación, por lo que se ha acudido a los tribunales con objeto de conseguir esta autorización.