Un prodigio llamado amor

“Puede uno amar sin ser feliz; puede uno ser feliz sin amar; pero amar y ser feliz es algo prodigioso” (Honoré de Balzac), y sin embargo, creo en los prodigios, algún día llegarán, aunque tarde 40 años más y lo haga en una cama de hospital porque “A menudo encontramos nuestro destino por los caminos que tomamos para evitarlo” (Jean de la Fontaine).
Decía Oliver Goldsmith que “Nuestra mayor gloria no está en no haber caído nunca, sino en levantarnos cada vez que caemos” .

Me levanto, y vuelvo a caer, pero juro que seguiré levantándome, tengo fuerzas, sueños y objetivos para ello.

Publicado por

Pais Vasco - Juan

Juan Luis, Juanlas, Juan, Jon Koldo, Ibán...pero todos Yo Mismo.

Ongi etorri, bienvenido/a!