VIOLENCIA MACHISTA EN ESPAÑA. ANA BELÉN , 38 AÑOS, ASESINADA A GOLPES EN TENERIFE (Biografía: Caterina de Siena)

El sábado día 5 de agosto, en Santa Cruz de Tenerife una nueva mujer era asesinada. Se llamaba Ana Belén G.P., tenía 38 años y su cuerpo presentaba varios golpes, alguno de ellos en la cabeza. Ha sido detenido su pareja, André H.O., de 39 años.

Con esta mujer, son 39 las mujeres (aparte, otros 4 hijos e hijas de éstas) asesinadas por sus compañeros o excompañeros en lo que va de año (ver este enlace)
Los asesinatos han ocurrido en:
Andalucía: 6 (Almería: 2, Granada (2) y Sevilla (2)), Navarra: 1, Madrid: 9*, Galicia: 2 (Ourense y Pontevedra(*)), Castilla-La Mancha: 7 (Albacete (1), Toledo (3) y Ciudad real (3*)), Cataluña: 4 (Barcelona (3) y Tarragona), Pais Valenciano: 4 (Valencia (3*) y Alicante), Extremadura: 1 (Badajoz), Canarias: 4 (Gran Canaria (*), Las Palmas y Santa Cruz de Tenerife (2)), Murcia: 1. Los 4 menores se refieren a asesinatos cometidos en Ciudad Real (2) y Madrid (2).
Además de los cuatro menores, se incluyen en este listado cinco mujeres que no aparecen en el listado oficial del Ministerio, pero que a mi modo de ver no hay duda de que también son violencia de género: dos por estar “en investigación” (Redondela y Mogán) pero con pocas dudas, otra porque fue asesinada por un anciano para “acabar con el sufrimiento de ella” según nota dejada tras suicidarse, otra mujer de 18 años, hija de una mujer asesinada por su pareja y en el mismo suceso; y otra, una mujer asesinada por defender a su sobrina de la violencia de su pareja a la que quiso estrangular y ella denunció.

Aparte el Ministerio recoge ha incorporado hace poco al apartado de “En investigación” otra mujer asesinada el 20 de mayo en La Llagosta (Barcelona). Si se confirma la sumaré al listado (oficiales pues son 32 +3)
(*) Cada * implica un caso en investigación por Ministerio o no oficiales todavía por otras causas.

Siguiendo la campaña de visibilización de este Blog, resumo una vez más a mujeres de los siglos anteriores al siglo XX, muchas de ellas perdidas y olvidadas en la historia, una Historia que en su mayor parte ha sido escrita por hombres e impregnada de patriarcalismo, misoginia y machismo generalizado durante tantos y tantos siglos…
Esta vez visibilizo una mujer del siglo XIV, una de las pocas “doctoras” de la Iglesia Católica. Una mística que influyó bastante en la vida social y pontificia de su época

CATERINA DA SIENA (Siena, Italia,1347 – Roma,1380)

Escritora, predicadora y una de las artifices de la vuelta del Papado a Roma tras el exilio de Avignon. Es considerada una de las grandes místicas del siglo XIV y la Iglesia católica la reconoció como santa, como copatrona de Europa e Italia y como doctora de la Iglesia.
Era la hija número 23 de su familia (de 25 partos totales, aunque alguno murió tras nacer) y ya desde pequeña sintió la necesidad de soledad y oración (con 7 años ya se consagró ella misma a la mortificación e hizo voto de castidad y aunque su padre no la creía y ya a los doce años empezó a preparar su posible casamiento, ella se negó, cortándose todo su cabello y encerrándose. Tras varios intentos de obligarla hacienda pasar por fatigosas tareas doméstricas durante un tiempo, al final el padre se convenció de la vocación religiosa al ver como una paloma se posaba en la cabeza de Catalina mientras oraba. Por fin entró, con 18 años, en la Orden Tercera de los dominicos.
Catalina se mortificaba habitualmente en su soledad (mediante cilicios, ayunos prolongados (solo se alimentaba con las eucaristias)….. Con 19 años tuvo vivencias místicas de Jesucristo en su trono con San Pedro y San Pablo y con 23 otras visiones del infierno, el purgatorio y el cielo. En esa época la voz que oía le dijo que debía salir de su retiro y entrar a la vida pública. Por ello empezó a escribir cartas a hombres y mujeres de todas las condiciones, manteniendo correspondencia con las principales autoridades de los actuales territorios de Italia, rogando por la paz entre las repúblicas de Italia y el regreso del papa a Roma desde Aviñón.
Durante la peste de 1374, Catalina socorría a las personas enfermas , época en la que ya se le atribuyen varios milagros
En junio de 1376 Catalina fue enviada a Aviñón como embajadora de la República de Florencia, con el fin de lograr la paz de dicha república con los Estados Pontificios y el papa mismo.La impresión que causó Catalina en el papa significó el retorno de éste a Roma el 17 de enero de 1377.
Tras retirarse, volvió a salir al public durante el Cisma de Occidente, donde apoyó al papa romano Urbano VI
Murió con 33 años y fue sepultada en la Iglesia de Santa María sopra Minerva en Roma (
El que fuera posteriormente general de los dominicos, fray Raimundo de las Viñas escribió un libro sobre la vida de Catalina, la “Leyenda”, en 1395. Posteriormente se realize una segunda version, de la vida de Catalina, el “Suplemento”, escrito unos años después por otro de sus seguidores, fray Tomás Caffarini y un tercero: la “Leyenda Menor”

El Papa Pío II la declaró santa en 1461. En 1939 Pío XII la declaró patrona principal de Italia, junto a San Francisco de Asís y en 1970 Pablo VI le otorgó el título de Doctora de la Iglesia, siendo la segunda mujer en obtener tal distinción (después de Santa Teresa de Jesús. En 1999, bajo el pontificado de Juan Pablo II, se convirtió en una de las Santas Patronas de Europa.
Entre sus obras destacan: el “Diálogo de la Divina Providencia”, dictado a sus discípulos durante cinco días de éxtasis religioso (26 oraciones y 381 cartas). Esta obra es considerada como un importante testimonio de la literatura toscana vernácula.
En la Basílica de Santa Maria sopra Minerva en Roma, se conserva su cuerpo, en la Basílica de Santo Domingo en Siena su cabeza incorrupta y en Venecia se encuentra uan reliquia de su pie.

SI ESTÁ SUFRIENDO VIOLENCIA DE GÉNERO O CONOCE ALGÚN CASO: el teléfono gratuito del Gobierno es el 016 (dicha llamada no queda reflejada en la factura telefónica).

Publicado por

Pais Vasco - Juan

Juan Luis, Juanlas, Juan, Jon Koldo, Ibán...pero todos Yo Mismo.

Ongi etorri, bienvenido/a!