VIOLENCIA MACHISTA EN ESPAÑA. MUJER ASESINADA EN TOLEDO (Biografía: Nellie Bly)

El día 24 de marzo el cadáver de Dolores Vargas Silva, de 31 años, fue encontrado al lado de una cuneta en la autovía A-5, a la altura de Santa Cruz del Retamar (Toledo). En un principio, incluso el propio ministro, se habló de un posible accidente de tráfico por atropello pero la autopsia ha revelado que fue atropellada de una forma consciente. Las últimas investigaciones (está en secreto de sumario) apuntan a que el novio o exnovio, Amador, que está desaparecido (se encontró su coche en Madrid) la llevó a dicho camino de tierra donde fue encontrada y la atropelló, pasando por encima de ella al menos 5 veces.

Con esta mujer, son ya 8 las mujeres (2 de ellas asesinadas por hombres que no tenían relación de pareja o expareja) asesinadas por violencia de género en lo que va de año (ver este enlace)
Los asesinatos de mujeres han ocurrido en:
Madrid: 1 (*), Galicia: 1 (A Coruña*), Asturias: 1, Canarias: 1 (Sta C. de Tenerife), Castilla La Mancha: 2 (Toledo), Andalucía: 2 (Granada y Málaga) (Los 5 menores se refieren a asesinatos cometidos en Ciudad Real (2), Madrid (2) y Barcelona (1).
Se incluyen en este listado dos mujeres (que fueron asesinadas por hombres, no parejas en un principio, pero que se cuentan como violencia de género por el caso concreto en sçi) y que están marcados por un (*) .
NOTA: de acuerdo a las indicaciones del Convenio de Estambul, ratificado por toda la Unión Europea en mayo de 2017, desde este ejercicio no sólo se identifican como violencia de género a las mujeres asesinadas por sus parejas o exparejas sino también a las que, aun sin haber esa relación, hayan sido asesinadas por hombres por el mero hecho de ser mujeres y aprovechar dicha circunstancia (en esto entrará por ello los asesinatos sexuales como el de Diana Quer, o los asesinatos de prostitutas…., es decir, “delitos contra la integridad moral, física o sexual de las mujeres por serlo, acoso psicológico y sexual, acoso laboral, víctimas de matrimonios forzados, de mutilación genital femenina, ablación, violaciones, agresiones, abusos y todos los delitos de índole sexual y trata con fines de explotación”).

Siguiendo la campaña de visibilización de este Blog, resumo una vez más a mujeres de los siglos anteriores al siglo XX, una gran parte de ellas perdidas y olvidadas en la historia, una Historia que en su mayor parte ha sido escrita por hombres e impregnada del patriarcalismo, misoginia y machismo generalizado durante tantos y tantos siglos…
Esta vez visibilizo una mujer del siglo XIX, la primera periodista de investigación:

Nellie Bly (Elizabeth Jane Cochran) (Pensilvania, 1864- N.Y, 1922)

Nellie fue una gran periodista, tenida hoy como la primera reportera de “periodismo de investigación y periodismo gonzo” aunque su salto a la fama y a la historia es porque ella fue quien “venció” a Phileas Fogg en su Vuelta al Mundo.
Tras contestar (con el seudónimo de Solitaria Huérfana”) a una columna de un rotativo local de Pittsburg, que aseguraba que las mujeres solo servían para parir, el director le ofreció un puesto de trabajo por la calidad de su texto y fue este editor quien le puso el seudónimo de Nellie Bly. Sin embargo este puesto, como para el resto de mujeres periodistas que existían, pronto se convirtió en uno más de mujeres que sólo escribían sobre temas “de mujeres” como lo eran la jardinería, la moda….. Su carácter rebelde la hizo marcharse a New York.
Nelly hizo un artículo basado en entrevistas a los directores de periódicos más importantes de la ciudad , donde les preguntaba su opinión acerca de tener a una mujer entre sus redactoras, hubo muchas respuestas misóginas y Nelly escribió un texto de contestación que se hizo famoso. Dicho texto lo leyó Joseph Pulitzer y vio el potencial de Nelly como contadora de historias que el público iba a consumir seguro, y la contrató en su periódico sensacionalista New York World. Eso sí la puso a prueba de una forma muy dura; su primer trabajo era hacerse pasar por loca en el internado de mujeres de Blackwell’s Island. Allí tuvo que soportar baños de agua gélida y sucia, comida rancia, amenazas de maltrato físico y sexual…Lo superó con creces y hasta pudo, dentro del “manicomio” defender a las enfermas más vulnerables (y a algunas extranjeras que estaban allí simplemente porque no sabían inglés).
Tras ello realizó muchos otros trabajos: con los que hoy estaría día a día en las cadenas de televisión: se infiltró en fábricas, en compañías de ballet y boxeo, en un circo de adiestramiento de elefantes, en un albergue para mujeres indigentes, en un fumadero de opio…. Tras cada aventura escribía emocionantes artículos, siendo por ello una pionera de lo que hoy se conoce como “periodismo gonzo”, donde el periodista se implica en la noticia hasta el fondo, formando parte de ella.
En noviembre de 1889 Nelly se apuntó a realizar un reportaje sobre Julio Verne y su Vuelta al Mundo en 80 días. El editor al principio le hizo ver que ella era mujer y que no podía hacerlo sola, sin un hombre que la defendiera, que necesitaría llevar pesados equipajes y ser muy rápida… Nelly no se amilanó, retó a su editor que saliera un hombre a la misma vez que ella y a los dos días, estaba zarpando en un barco rumbo a Londres con una diminuta maleta (finalmente salió a la vez que otra reportera, Elisabeth Bisland, a quien venció en ese viaje, durante el cual, además conoció a Julio Verne). Nelly culminó el viaje el 25 de enero de 1890, utilizando 72 días, y eso la catapultó a la fama mundial (lo peor de ello fue que al ser tan conocida, ya no podía infiltrarse y eso le restó trabajo). Como anécdota, meses después George Francis Train rompió el record al hacerlo en 62 días.
Llegó a ser con ello la periodista mujer más influyente de Estados Unidos, y una ídola para adolescentes y estudiantes de comunicación, sin embargo en Europa se la conoce muy poco (algunos le critican su egocentrismo y creerme mejor que le resto de compañeros y compañeras).
Se casó en 1895 con Robert Seaman, un millonario, retirándose del periodismo. Cuando murió su marido en 1904 ella tomó las riendas de las empresas y realizó múltiples reformas sociales en ellas (sanitarias, salariales, de horarios…), sin embargo finalmente se arruinó y volvió al periodismo, escribiendo en el Evening Journal, de NY. Allí cubrió las luchas por el sufragio femenino y posteriormente fue reportera en Austria durante la Primera Guerra Mundial.
Murió a los 57 años de una neumonía.

SI ESTÁ SUFRIENDO VIOLENCIA DE GÉNERO O CONOCE ALGÚN CASO: el teléfono gratuito del Gobierno es el 016 (dicha llamada no queda reflejada en la factura telefónica).

 

Ongi etorri, bienvenido/a!

A %d blogueros les gusta esto: