Violencia machista: Mujer asesinada en Cubillos del sil (León) (Biografía: Buodica)

El pasado martes 24 de junio una mujer más era asesinada en Cubillos del Sil (León). E. N. G tenía 63 años y ha sido asesinada de un fuerte golpe en la cabeza por su expareja, arthritis E.M.G., de 64 años que posteriormente se ha suicidado tras llamar a la Guardia Civil y avisar del hecho. El hombre tenia una orden de alejamiento que quebrantó para asesinar a la mujer. La pareja estaba en proceso de separación tras cerca de 40 años de matrimonio.
Con esta mujer son ya 34 las asesinadas por sus compañeros o excompañeros en lo que va de año. Cinco de ellas no contabilizadas todavía por el Ministerio, bien sea por estar en investigación (El Escorial (Madrid) y Sotogrande (Cádiz)), o una de Nijar (Almería) no contabilizada por el Ministerio por haber sido asesinada en 2013 aunque hasta este año no se detuvo al asesino, por tal motivo la visibilizo este año.
Las muertes han sido en: 9 en Andalucía (Cadiz (3*), Málaga, Córdoba, Granada y Almería (3**)), 2 en Baleares (Mallorca), 1 en Canarias (Tenerife), 2 en Castilla y León (Valladolid y León), 6 en Cataluña (Barcelona (4) y Tarragona (2)), 3 en Com.Valenciana (Alicante(2) y Valencia (*)), 4 en Galicia (Lugo (2), A Coruña y Pontevedra), 5 en Madrid (*), 1 en el Pais Vasco (Bizkaia), y 1 en Melilla.
(*) Cada * implica un caso en investigación por Ministerio o no oficiales todavía por otras causas.
Siguiendo la campaña “UNA POR UNA” visibilizo una vez más a mujeres de los siglos anteriores al siglo XX, tan perdidas y olvidadas en la historia, una Historia que en su mayor parte está escrita por hombres e impregnada de patriarcalismo, misogomia y machismo generalizado durante tantos siglos…
Esta vez visibilizo una mujer del siglo I deswpués de Cristo, una mujer que se enfrentó al más poderoso emperador, NERON.Gracias al blog de “Historia en femenino”, que contiene muchas biografías y que os recomiendo:

Buodicca (Actual Inglaterra, año 30 d.C…..?)

Pertenecía a la nobleza de la tribu celta de los icenas (este de Inglaterra) y se casó con Prasutago, rey de la tribu, con quien tuvo dos hijas.
Prasutago era un rey cliente de Roma (a cambio de ciertos beneficios el pueblo iceno rendía tributo al invasor romano)
Tras la muerte del rey, en el año 60, los romanos quisieron cumplir el acuerdo realizado con él y quedarse con bastos territorios icenos pero Buodicca aliada con los nobles se opuso.
Los romanos no tuvieron piedad: arrasaron a sangre y fuego los territorios, pasaron a cuchillo a buena parte de la población; mandaron a los nobles a la esclavitud y la reina Buodica fue azotada públicamente, mientras era obligada a contemplar, horrorizada, cómo la soldadesca romana violaba a sus dos hijas.
Humillada, destrozada física y moralmente, se retiró a sus territorios ancestrales donde preparó la más grande de las venganzas.
Boudicca supo ponerse al frente de su gente para liderarlos en la batalla y7 a ella se unieron a sus vecinos, los trinovantes, y a varias otras tribus locales más. El primer objetivo fue Camulodunum, (actual Colchester), antiguo feudo de los trinovantes y poco defendido. Camulodunum fue destruida, y sus habitantes pasados a cuchillo
El comandante romano Quinto Petilio Cerial decidió enfrentarse a los celtas con su legión, la IX Hispana pero los celtas la aplstaron en pocas horas.
Animados por estas victorias, los celtas de Boudicca se dirigieron a Londinium (Londres) a que hicieron arder hasta sus cimientos y luego Verulamium (actualmente St.Albans). Se calcula que las tropas de Boudicca acabaron con las vidas de entre 70.000 y 80.000 personas de las tres ciudades; en ningún caso hicieron prisioneros.

Nerón decidió enviar a la caza y captura de Boudicca a uno de sus mejores hombres: Cayo Suetonio Paulino, uno de los militares más destacados de su época. Paulino consiguió reunir a unos 10.000 hombres de la Legión XIV Gemina y a varias unidades de la XX Valeria Victrix, (las tropas de Boudicca sumaban unos 150.000 hombres pero mal preparados y desestructurados). Además eligió un desfiladero para la batalla que entorpecía el avance de Boudica y sus tropas.
Desde su carro, acompañada por sus hijas, Boudicca arengó a sus hombres, presentándose no como una aristócrata en defensa de sus tierras, sino como una mujer corriente llorando su libertad perdida, su cuerpo castigado y a sus hijas abusadas. Paulino, por su parte, hizo lo propio con sus legionarios recordándoles que no se enfrentaban a soldados profesionales, sino a “simples salvajes con más mujeres que hombres en sus filas”.
Tras varias horas de batalla se dice que aquel día cayeron 80.000 guerreros celtas, por sólo 400 soldados romanos y además las familias de los celtas britanos, que habían acudido a contemplar la batalla, fueron asesinadas sin piedad por las legiones de Paulino

La reina pudo escapar del campo de batalla con ayuda de unos pocos fieles, pero sabía que todo estaba perdido uy que si era hecha prisonera no iban a tener piedad de ella.
Por ello resolvió terminar con su vida por su propia mano, y se envenenó junto a sus hijas y fue enterrada por sus fieles siendo desconocido el lugar donde fue sepultada
Nerón envió a Britania nuevas tropas que siguieron diezmando a la población britana hasta que Cayo Julio Alpino Classiciano, el nuevo procurador provincial de la isla, llegó y puso freno al trato brutal que los romanos reservaban a la población autóctona.
La demoledora derrota de Boudicca y los suyos en Watling Street supuso la última rebelión en la zona sur de la isla hasta el final de la dominación romana de Britania, en 410 d.C.
Durante la Edad Media, la figura de Boudicca cayó en el olvido. Sin embargo, el redescubrimiento de los textos clásicos en el Renacimiento hizo que, a través de Tácito, se recuperase a la fiera reina que había aterrorizado a los romanos. Desde entonces, nadie en Inglaterra ha olvidado a la que ellos llaman “la primera reina Victoria”. Durante la Era Victoriana la figura de Boudicca fue elevada a mito nacional y el Poeta Laureado del reino, lord Alfred Tennyson, escribió uno de sus poemas más famosos en honor a la icena, “Boadicea”, y numerosos barcos fueron bautizados con el nombre de la tremenda reina guerrera.
Pero el más duradero de los homenajes del pueblo inglés a Boudicca llegó en 1905, cuatro años después de la muerte de la reina Victoria. En Westminster, frente al mismísimo Big Ben, se alza una estatua de bronce, pagada por el príncipe Alberto (el idolatrado esposo de Victoria, que murió mucho antes de ver completado el monumento), donde podemos ver a Boudicca junto a sus dos hijas, todas en el célebre carro guerrero de la reina que, para la ocasión, ha sido decorado con guadañas en las ruedas, al estilo persa. En la base de la estatua podemos leer -si los tenderetes para turistas nos lo permiten- unos versos del poema que William Cowper dedicó a la reina en 1782:
“Regions Caesar never knew
Thy posterity shall sway”
(Regiones que el César nunca conoció
Tus herederos dominarán)

SI ESTÁ SUFRIENDO VIOLENCIA DE GÉNERO O CONOCE ALGÚN CASO: el teléfono gratuito del Gobierno es el 016 (dicha llamada no queda reflejada en la factura telefónica).

2 comentarios

  1. Corregido y borro el comentario ese pidiendote disculpas porque lo estarás pasando muy muy mal. Ante todo siento mucho tu desgracia. Juan

    • Soraya en jueves, 03/Jul/2014 a las 20:53

    Por favor, antes de hacer comentarios, informate bien. Mi padre tenía 64 años y mi madre 63, mi madre era E.N.G y mi padre E.M.G, y no al revés. Y respecto a porque no se suicidó antes… también algo te podría decir,al menos para honrar su nombre, pero a nadie le importa. Todo el mundo se queda con lo que parece, pero no con lo que es. Gracias a lo periodistas y también a quienes los leemos y nos creemos todo.

Ongi etorri, bienvenido/a!

A %d blogueros les gusta esto: