VIOLENCIA MACHISTA. MUJER DE 63 AÑOS ASESINADA EN MADRID (Biografía: santa Ángela de Foligno)

Agosto comienza con muerte. Tras la esperanzadora noticia de un pacto de estado firmado por fin (aunque tenga algunas críticas por no ser de mayor magnitud, es un gran paso, sin duda) el mes empieza con un asesinato a golpes en la capital del Reino.
Ocurría esta misma madrugada, día 2 de agosto, en Getafe, Madrid (aunque parece ser que ya llevaba muerta algún día). Un hombre de 71 años se acercaba a la comisaría y confesaba haber matado a su mujer. Tras ir a la vivienda, encontraron el cuerpo sin vida, (asesinada a golpes en la cabeza), de Mª Raquel Castaño Fenoll, de 63 años.
Parece ser había antecedentes de violencia de género: en 2011, a instancias de los propios vecinos, la policía local accedió al piso pero finalmente ella no acudió a la entrevista con la Asistente Social ni quiso protección.
En 2012 fue la policía nacional la que acudió al domicilio, abriéndose una denuncia por agresiones, pero posteriormente ella misma la retiró del proceso judicial
Espero que el nuevo Pacto contenga alguna acción que sirva para este tipo de casos tan frecuentes de retirada de denuncias: muchas se retiran por miedo alas amenazas de hombre, otras por esa relación toxica que consideran amor y que las tiene enfermas, otras por el síndrome de Estocolmo, otras “por los hijos he de aguantar”, otras por presiones de la familia, tanto de ella como de él, e incluso habrá alguna que la retira porque es falsa. En cualquier caso, todas esas denuncias deberían ser totalmente investigadas por la policía, hasta el final, hayan sido retiradas o no. En este caso no podemos seguir dejando a mujeres durante décadas conviviendo con su maltratador.

Con esta mujer, son 38 las mujeres (aparte, otros 4 hijos e hijas de éstas) asesinadas por sus compañeros o excompañeros en lo que va de año (ver este enlace)
Los asesinatos han ocurrido en:
Andalucía: 6 (Almería: 2, Granada (2) y Sevilla (2)), Navarra: 1, Madrid: 9*, Galicia: 2 (Ourense y Pontevedra(*)), Castilla-La Mancha: 7 (Albacete (1), Toledo (3) y Ciudad real (3*)), Cataluña: 4 (Barcelona (3) y Tarragona), Pais Valenciano: 4 (Valencia (3*) y Alicante), Extremadura: 1 (Badajoz), Canarias: 3 (Gran Canaria (*), Las Palmas y Santa Cruz de Tenerife), Murcia: 1. Los 4 menores se refieren a asesinatos cometidos en Ciudad Real (2) y Madrid (2).
Además de los cuatro menores, se incluyen en este listado cinco mujeres que no aparecen en el listado oficial del Ministerio, pero que a mi modo de ver no hay duda de que también son violencia de género: dos por estar “en investigación” (Redondela y Mogán) pero con pocas dudas, otra porque fue asesinada por un anciano para “acabar con el sufrimiento de ella” según nota dejada tras suicidarse, otra mujer de 18 años, hija de una mujer asesinada por su pareja y en el mismo suceso; y otra, una mujer asesinada por defender a su sobrina de la violencia de su pareja a la que quiso estrangular y ella denunció.

Aparte el Ministerio recoge ha incorporado hace poco al apartado de “En investigación” otra mujer asesinada el 20 de mayo en La Llagosta (Barcelona). Si se confirma la sumaré al listado
(*) Cada * implica un caso en investigación por Ministerio o no oficiales todavía por otras causas.

Siguiendo la campaña de visibilización de este Blog, resumo una vez más a mujeres de los siglos anteriores al siglo XX, muchas de ellas perdidas y olvidadas en la historia, una Historia que en su mayor parte ha sido escrita por hombres e impregnada de patriarcalismo, misoginia y machismo generalizado durante tantos y tantos siglos…
Esta vez visibilizo una mujer del siglo XIII-XIV, una mística de las pocas que existen que llegó a tener importancia teológica en la historia de la Iglesia católica.

Ángela de Foligno (Foligno, Italia 1248 – 1309).

Ángela fue una escritora, mística y terciaria franciscana (es también venerada como santa por la Iglesia Católica desde 2013)
Conocemos de su vida por su propia autobiografía. Estuvo casada y tuvo 8 hijos pero en 1285 (con 37 años) Ángela cambió su vida por completo tras una experiencia mística.
En un principio fue influenciada por Beato Pedro Crisci, que era un noble 1243 que con 30 años vendió todos los bienes heredados de su padre, los distribuyó entre los pobres, y se fue a vivir al servicio de la catedral de Foligno, durmiendo en un pequeño hueco del campanario, en oración y ayuno.
Tuvo una visión de San Francisco de Asís que le concedía su deseo de iniciar una nueva vida. Tras ello hizo promesa de castidad perpetua y empezó a llevar una vida de penitencia, regalando sus mejores vestidos y privándose de la comida mediante ayunos freceuntes. Como Crisci, fue objeto de burla y además en no mucho tiempo murieron su madre, su esposo y sus ocho hijos. Tras peregrinar a Roma volvió y renunció a todos su bienes, dedicándose junto a otra mujer llamada Masazuola, a obras de caridad, especialmente la a tención a los leprosos. En 1920 ingresa en la Orden Terciaria o Tercera orden de San Francisco. (era una orden secular mixta, dirigida a personas que no vivieran en el convento sino en la ciudad, pero en continua penitencia, pudiendo estar por ellos casados o con familias).
Ángela describe diversas visiones místicas a partir de ese momento: en 1291,en mitad del camino de peregrinación a la tumba de San Francisco, sintió la presencia del espíritu santo con el que habló todo el trayecto hasta llegar a la basílica.
Ángela contó su experiencia a fray Arnaldo, su confesor y éste quedó tan impresionado que empezó a escribir todo lo que le contaba y dictaba (estos escritos componen “El Memorial”, escrito en latín y sobre la vida de Ángela y sus experiencias espirituales entre 1285 y 1296)
En torno a ella se formó un círculo espiritual que se denominó Cenáculo. También desarrolló una fuerte actividad epistolar en la que respondía a cuestiones teológicas y a problemas de dirección espiritual. Esta actividad le valió el título honorífico de Maestra de teólogos. Algunos de estos escritos y cartas se recopilaron dando lugar a las Instrucciones (cartas, relatos autobiográficos, exhortaciones, conversaciones, discursos)
Como otras mujeres del medievo, ella no escribía. Se limitaba a dictar y dar el visto bueno de lo escrito. Su Memorial e Instrucciones tuvo mucha difusión por toda Europa y todavía se conservan al menos 23 códices completos. Grandes teólogos recomendaron su lectura, entre ellos el cardenal Cisneros, que lo tradujo al castellano en 1505.
Tras enfermar, Ángela envió una última carta a sus hijos espirituales y sus discípulos se reunieron en torno a ella para despedirla de este mundo. A ellos les dejó sus últimas palabras que se pueden leer en la obra “Testamento”

En el Testamento, Ángela les dice a sus discípulos: “Os dejo toda mi herencia, es decir, la vida de Cristo: pobreza, dolor, desprecio”.

Desde su muerte (enterrada en la Iglesia de San Francisco del Convento franciscano de Foligno) fue venerada como santa por el pueblo y por la propia Orden franciscana. Ya en 1547 el papa Pablo III la inscribió en el santoral de la Tercera orden de San Francisco con el título de santa. Posteriormente en 1693 y 17017 se aprobó su culto como beata (primero de la Orden franciscana y después de toda la Iglesia Católica. El actual papa Francisco extendió su culto a toda la Iglesia y la proclamó santa el 9 de octubre de 2013.

SI ESTÁ SUFRIENDO VIOLENCIA DE GÉNERO O CONOCE ALGÚN CASO: el teléfono gratuito del Gobierno es el 016 (dicha llamada no queda reflejada en la factura telefónica).

Publicado por

Pais Vasco - Juan

Juan Luis, Juanlas, Juan, Jon Koldo, Ibán...pero todos Yo Mismo.

Ongi etorri, bienvenido/a!