Alardes y conflictos sin resolver

Resumo una carta de Victoria Mendoza (Psicoterapeuta) que es muy interesante, sobre los alardes en Irún y otros conflictos:

Alardes y conflictos sin resolver

El Alarde de Irun proyecta lo que en realidad somos los seres humanos, absurdos y prejuiciosos, con miedo a los cambios y a lo nuevo. No hace muchos años, las mujeres no podíamos usar pantalones, y algo mucho más serio, no teníamos derecho al voto ni a opinar o decidir sobre diferentes temas sociales y políticos, tampoco podíamos ocupar puestos directivos ni estudiar o trabajar en áreas que se creía que sólo era para los hombres. Afortunadamente, a pesar de las muchas lagunas al respecto, vamos conquistando sitios que antes teníamos prohibidos. Es muy posible que las nuevas generaciones vayan aceptando y consiguiendo más cambios a favor de la mujer, y seguramente que cada vez serán más los hombres implicados en la lucha de igualdad de géneros. Mi optimismo no es gratuito, pues veo que son muchos los hombres que se han sumado al alarde mixto, apoyando con su participación que la mujer siga conquistando espacios a los que también tiene derecho. Soy menos optimista con los políticos, ya que es preocupante ver que solamente ANV, Izquierda Unida y Aralar han acompañado y dado la bienvenida al alarde mixto. ……..

Los partidos políticos se están convirtiendo en sectas sociales y políticas que nos conducen al fanatismo y que cada vez nos separan y dividen más a los ciudadanos. El pueblo debe ir recuperando la confianza hacia sus representantes políticos y si a mí me preguntaran en qué político puedo yo confiar, contestaría que en aquel que además de ser coherente con lo que dice y hace, tiene la inteligencia suficiente para unir a unos y otros en la búsqueda de soluciones a los diferentes conflictos. No puedo confiar en políticos que hagan más grande un conflicto, sino en aquellos que realmente desean que se resuelva entre TODOS un conflicto que nos afecta a todos y a todas.

Si logramos resolver entre todos y todas un conflicto de alardes en Irun o en Hondarribia, es muy posible que también podamos resolver entre todas las partes implicadas el conflicto vasco. Todo es cuestión de hacer algunos cuantos cambios radicales a nuestra manera tan mediocre de hacer política. ¿Estaré pecando de ingenua o de optimista? ¿O será que el calor me hace soñar despierta?

Ver completo el artículo en: Alardes y conflictos sin resolver

Publicado por

Pais Vasco - Juan

Juan Luis, Juanlas, Juan, Jon Koldo, Ibán...pero todos Yo Mismo.

Ongi etorri, bienvenido/a!