MARCOS ANA, UN POETA

Gracias a un amigo del trabajo descubría este poeta que no conocía, Marcos Ana y me gustó lo que leí así que tras visitar su página web y otras páginas quiero ofreceos todo lo bueno que de él he visto.

Para hablar de su biografía he tomado sobre todo, datos de su propia página web, donde cuenta su vida en primera persona..
BIOGRAFIA

Nació en Alconada (Salamanca) el 20 de enero de 1920 por lo que este año cumplirá ya 91 años. Cuando él habla de su edad siempre dice que tiene 23 años menos, los años que estuvo en las cárceles franquistas: desde 1939 a 1962.
Su verdadero nombre es Fernando Macarro Castillo pero tomó el nombre de su padre y su madre para firmar sus escritos.
En la cárcel entró con 19 años y salió de ella con 42 años ya, convertido en poeta. Es el hombre que más tiempo seguido ha pasado en las cárceles franquistas.
Proviene de una familia humilde que emigró a Madrid, de padres campesinos y analfabetos, él mismo no pudo ir al colegio mucho tiempo, ya que su familia no tenía recursos así que pronto se puso a trabajar.
De padres profundamente católicos, él mismo era católico practicante en su juventud. Con quince años, asistió con un grupo de jóvenes católicos a un mitin de las Juventudes Socialistas en Alcalá para repartir nuestra propaganda. Por ese mitín se empezó a preocuparse de las demás personas de su entorno, de sus problemas, de su pobreza, de su falta de libertad, afiliándose al partido socialista.
Posteriormente, durante la guerra, se pasó al Partido Comunista, donde sigue estando su corazón.
Al empezar la guerra, la JSU formó un batallón llamado “batallón Libertad” y él, con 16 años, era la mascota. A los pocos meses el ejército se regularizó, y a los menores les enviaron a casa donde siguió su carrera política llegando a ser secretario general de esa comarca de Alcalá de Henares, hasta el año 38. Cuando cumplió los 18 años se incorporó al ejército ordinario, siendo comisario político en una unidad e instructor de la juventud en el Ejército del centro hasta el final de la guerra.
Con la pérdida de la guerra se corrió la voz de que quienes tuvieran responsabilidades políticas debían concentrarse en el puerto de Alicante, porque les iban a sacar de España. Allí fueron miles de personas pero esos barcos nunca llegaron. Y fueron todos apresados por el ejército franquista. Pudo escaparse de la cárcel y volver a Madrid pero fue delatado por un confidente y reintegrado a prisión.
El régimen franquista le atribuyó el asesinato de tres personas, hechos por los que fue condenado a muerte (Marcos Ana señalaba en sus memorias: “En mi caso personal quedé impresionado y perplejo por las acusaciones del fiscal. Me hacían responsable de hechos sucedidos en Alcalá de Henares por los que ya habían sido juzgados muchos compañeros y algunos de ellos fusilados. Era la práctica habitual en aquella época confusa, especialmente en los pueblos: imputar a los dirigentes más conocidos la responsabilidad de todo lo ocurrido en el lugar”.
Marcos fue, como tantos otros, condenado a muerte. En el año 43 crearon un periódico al que llamaron ‘Juventud’, destinado a mantener el ánimo de los presos. Tras ser descubiertos Marcos se entregó y estuvo casi un mes en la Dirección General de Seguridad, donde le torturaron cruelmente. Le condenaron a una segunda pena de muerte así que cuando las penas de muerte se conmutaron por treinta años, a él le cayeron sesenta.
Las condiciones en las cárceles eran penosas, la gente moría no solo fusilada sino también de hambre y frío. La situación cambió coincidiendo con el fin de la Guerra Mundial. En esa época en Europa se volví a mirar a España y se organizaron comités de amnistía, socorro popular…
También las condiciones de las cárceles mejoraron algo por lo que los presos se sentían con más fuerza y más organizados, incluso montando clases clandestinas con los libros que escondían. Había una escuela de pintura e incluso organizaron una tertulia literaria en los últimos tiempos. También hacían una revista, que sacábamos de la cárcel y que se reproducía y se difundía fuera.
Allí Marcos se instruyó también él mismo. Llegó a conocer a personalidades Buero Vallejo y Miguel Hernández… Marcos afirmaba lo siguiente: «¡Joder, aquélla fue una de las épocas más hermosas de mi vida!» Sabías que el futuro te pertenecía, aunque estuvieras sufriendo y te pudieran llenar la cabeza de plomo, aunque te tocara caer, pero nos parecía que el futuro era nuestro. Se vivía con esperanza. El talón de Aquiles del preso era la familia. Si veías a alguno triste, preocupado, andando solo por el patio, es que su familia tenía algún problema”.
Empezó a escribir en la década de los cincuenta. Y lo hizo cuando le sacaron de la galería y le llevaron castigado a celdas, aislado. Otros presos lograban introducir, dentro del petate de dormir (que cada día le quitaban para que no pudiera dormir hasta la noche) alguna comida u otras cosas. Una de las veces le metieron unas hojas arrancadas de libros de Rafael Alberti y de Neruda (las manoseaban antes para que el sonido del papel dentro del colchón fuera imperceptible). Tras releer esas hojas mil veces, empezó a escribir con un lapicero que el habían pasado.
Cuando salió de celdas , otros presos le animaron a continuar diciéndole que lo que había escrito estaba muy bien. Pudo sacar al exterior parte de sus poemas y un tiempo después, llegó un paquete de México, en el que les mandaban revistas y otras cosas que las familias les pasaban clandestinamente y entre ellas, vino un librito suyo, con ocho o diez poemas. Publicados. Ello le animó a seguir escribiendo. Pensando en sus padres empezó a firmar todo con el nombre de Marcos Ana. (a su padre lo habían matado en la guerra y su madre murió cuando le condenaron por segunda vez a muerte. Anduvo deambulando por la puerta del penal de Burgos intentando verme sin poder hacerlo. La encontraron muerta en una zanja).
Empezó a contactar con los poetas en el exilio (María Teresa León, Rafael Alberti,…) y le encargaron que contase algo de su vida. Marcos Ana compuso este poema:
“Mi corazón es patio.
Mi vida
os la puedo contar en dos palabras:
Un patio
y un trocito de cielo donde a veces pasan
una nube perdida y algún pájaro
huyendo de sus alas.”
A partir de aquel poema, empezó a ser conocido fuera de las cárceles y se organizaron campañas por su excarcelación. Marcos pudo salir gracias a un decreto, según el cual las personas que llevaran más de veinte años ininterrumpidos en prisión serían excarceladas. Este Decreto sólo le afectó a él.
Salió en 1961 y los periódicos del mundo se hicieron eco de dicha salida. Fraga, que entonces estaba en el Ministerio de Información y Turismo, reaccionó con un folleto que se titulaba: Marcos Ana, asesino, en el que me atribuían todo lo que había pasado en Alcalá de Henares durante la guerra.
Desde el aparato clandestino francés le ayudaron a escapar de España. Allí organizó el Centro de Información y Solidaridad con España (CISE) presidido por Picasso y con gente importante en él: Yves Montand, Piccoli, Jean Paul Sartre, Jean Cassou… Con dicho comité dio conferencias por todo el mundo, presentando la dictadura española y gestionando la solidaridad internacional.
En París conoció a Vida Sender, hija de exiliados anarquistas españoles, con quien tuvo un hijo, Marquitos, en 1963.Posteriormente se separaron.[30]
Volvió a España a finales del 76 y encabezó la lista a diputado comunista en Burgos aunque no salió elegido. Marcos Ana por ese entonces ya se había alineado con Santiago Carrillo, en contra de la facción más próxima a la Unión Soviética, encabezada por Enrique Lister.
En 2008 el director Pedro Almodovar adquirió los derechos de su biografía con el objeto de rodar una película sobre su vida. En 2009, la Universidad de Granada propuso a Marcos Ana como candidato al Premio Príncipe de Asturias de la Concordia (apoyado por personalidades como los Nobel José Saramago y Wole Soyinka, escritores/as como Gioconda Belli y Eduardo Galeano, el cantautor Silvio Rodríguez, el cineasta Pedro Almodóvar, el compositor Eulogio Dávalos, el director del Festival Internacional de Poesía de Medellín, Fernando Rendón, o el juez de la Audiencia Nacional española Baltasar Garzón.
En diciembre de ese año el Gobierno de España le otorgó la Medalla de Oro al Mérito en el Trabajo.
El 13 de enero de 2010, Ana fue el primer galardonado con el Premio René Cassin de Derechos Humanos, otorgado por el Gobierno Vasco, por su actitud al salir de prisión, al defender “la paz y el diálogo” y rechazar “cualquier deseo de venganza”.
Ha participado también en numerosos actos de apoyo al juez Baltasar Garzón y sigue siendo miembro importante del Partido Comunista de España.
SU OBRA:
Su obra poética completa no se ha publicado, si bien se han recopilado en Venezuela. En 2007 publicó un libro de memorias, Decidme cómo es un árbol. Memoria de la prisión y la vida, prologado por Saramago, y centrado en su estancia en la cárcel y en su actividad política fuera de ella hasta la Transición. Fue la publicación de este libro de memorias la que le supuso su actual notoriedad.
• Poemas desde la cárcel. Brasil. 1960.
• España a tres voces. Buenos Aires: Ediciones Horizonte. 1961. , en colaboración con Luis Alberto Quesada y Jesús López Pacheco
• Las soledades del muro. Akal. 1977.
• Decidme cómo es un árbol. Memoria de la prisión y la vida. Barcelona: Umbriel. 2007. ISBN 978-84-89367-40-1.

EL FRANQUISMO “INVICTO” y AMPARADO PRO MUCHA GENTE PODEROSA TODAVÍA SIGUE VIGENTES EN ESPAÑA

Buscando datos sobre Marcos Ana encontré una campaña de difamación que desde el ultraconservador grupo de intereconomía se ha cursado recientemente (en 2010) contra él.
Fue a principios de 2010 cuando los periódicos del Grupo Intereconomía más nostalgicos del franquismo lanzaron una campaña en contra de Marcos Ana, presentando las acusaciones de los tribunales franquistas como hechos probados y verídicos. Los antecedentes a esta nueva caza de brujas de la extrema derecha parten de haber sido garlardonado por el premio René Cassin de Derechos Humanos y Concordia y, sobre todo, por haber apoyado a Garzón en algunos de sus actos (fué quien leyó el manifiesto público).
La verdad es que ya no me extraña nada de lo que oiga que diga Intereconomía y sus fieles adeptos pero os voy a poner algunas de las cosas que han dicho desde ese grupo sobre Marcos Ana. Creo que se descalifican por sí mismos):

Primero el título, ya es evidente: “Marcos Ana, condenado por tres asesinatos, lee el manifiesto de apoyo a Garzón” (Intereconomía, 23-04-2010)
Luego, tomando como verdades absolutas lo que los jueces militares franquistas realizaron en sus razzias contra la legalidad y los combatientes republicanos, afirman que “Mató a un cura, a un labrador y un militante de Acción Popular. Tomó parte en profanaciones, detenciones y crímenes contra personas de derechas…”
Incluso, sin tener ni puta idea (u ocultándola, como suele ser habitual, por supuesto), afirman que “El poeta comunista Sebastián Fernando Macarro, que oculta su identidad bajo el seudónimo Marcos Ana….”
Para este panfleto (al igual que ya hizo Fraga cuando al final pudo salir de la cárcel, Intereconomía se basa en “una completa investigación realizada”, “en la que se recogen todos los documentos e historial delictivo de Macarro, incluido en la Caja 127 –una gruesa carpeta donde el Partido Comunista de España alberga los dosieres de sus poetas más famosos: Alberti, Machado y Guillén– y en el Archivo Histórico de Defensa”. También en un documento del “Consejo Supremo de Justicia Militar de 1954 se puede leer el motivo de denegación (de indulto): “Tomó parte en profanaciones, detenciones y asesinatos de personas de derechas”.
También sacan noticias del año 1963 donde algún familiares de dichos muertos le acusaba directamente (imaginaos en esa época qué credibilidad pueden tener esas declaraciones que ahora Intereconomía saca como primicia….)
Otras frases de ese “estudio” de la revista ALBA de Intereconomía: “también ha sido festejado por los de la ceja: su cumpleaños fue celebrado con una fiesta en el Círculo de Bellas Artes por la “gauche divine”, y es cortejado cinematográficamente por Almodóvar, el pacifista director que ahora se plantea hacer una película sobre su vida” . “ALBA, nos descubre la realidad sobre este ídolo de barro: un comunista acusado de participar directamente con 16 años….. en el asesinato de tres personas –un sacerdote, un cartero militante de la derecha y un labrador sin filiación política aunque de probada religiosidad”.
Tomado de la página web de Marcos Ana ( http://www.marcos-ana.com/), de Wikipedia y otras webs culturales y poéticas.

Publicado por

Pais Vasco - Juan

Juan Luis, Juanlas, Juan, Jon Koldo, Ibán...pero todos Yo Mismo.

5 comentarios en “MARCOS ANA, UN POETA”

  1. Un beso grande Marian. Historias como esas seguro que hay a cientos. manda huevos pedir la pena de muerte por eso, y luego decimos de los musulmanes u otras religiones, aisssss.
    Desde aquí un abrazote grande para ese García esté donde esté!

  2. A mi padre en 1940 le acusaron de profanar la imagen de la virgen, cogiendo su manto para torear vaquillas; el fiscal le pedía la pena de muerte por ello. Pero un sacristán declaró en su favor, y “sólo” le echaron 12 años, de los que finalmente cumplió 3 y pico y tras los cuales le dieron libertad vigilada y le exhiliaron, prohibiéndole vivir junto a su familia ni visitarla.
    En la cárcel se pasaban muchas penalidades, evidentemente, además de que de vez en cuando se llevaban a algunos de ellos y no volvían más… Pero allí se organizaban, los que más sabían enseñaban a los que menos, y estos a los que eran analfabetos, formando una cadena de transmitir conocimientos; allí mi padre aprendió algo de matemáticas y francés.
    Apenas sé más que esto, porque a mí mi padre apenas me contó, o quizá yo no quise escucharle; ahora ya no me lo puede contar.

  3. Lo he leído. Me he comprado su libro DECIDME CÓMO ES UN ÁRBOL en cuando estuve en Argentina. Es simplemente perfecto.

    Lloré en algunas partes del libro. Me reí en otras. ¡Es estupendo! ¡Me encantó!

    Abrazos

Ongi etorri, bienvenido/a!