8 de marzo Dia internacional de las mujeres- RAWA, Meena y Malalai Joya

Este año quiero centrar este Día internacional en la situación de las mujeres en Afganistán y las mujeres que allá son torturadas, violadas y asesinadas constantemente, solo unas pocas son capaces de dar batalla a ese feminicidio.
Par ello me voy a centrar en dos personas Malalai Joya y Meena, dos mujeres valientes en un mundo cruel y machista. La primera es la voz de la libertad, la segunda es ya mártir, asesinada por sus ideas de igualdad.
En esta primera entrada quiero contar la historia de Meena y de su partido el RAWA (Revolutionary Association of the Women of Afghanistan). Podéis ver la web del mismo en este enlace: http://www.rawa.org/index.php (tiene acceso en varios idiomas, incluido el español: http://www.rawa.org/spanish.htm )

MEENA (1956-1987) nació en Kabul en 1956 y murió asesinada a los 31 años, la misma edad que tiene ahora Joya, asesinada.

En sus años de estudiante, el alumnado de Kabul y otras ciudades afganas estaba fuertemente comprometido en luchas reivindicativas y movimientos sociales. Al dejar la universidad se dedicó al activismo para la organización y la educación de las mujeres. Persiguiendo su causa en pro del derecho a la libertad de expresión y conduciendo actividades políticas, Meena inició la fundación de RAWA en 1977. Esta organización tuvo la intención de dar la palabra a las despojadas y silenciadas mujeres de Afganistán. Empezó una campaña contra las fuerzas armadas rusas y su estado títere en 1979 y organizó numerosas marchas y encuentros en escuelas, institutos y la Universidad de Kabul para movilizar a la opinión pública. Otro gran servicio prestado por ella a las mujeres afganas es el lanzamiento de una revista bilingüe Payam-e-Zan (Mensaje de las Mujeres) en 1981. Mediante esta publicación RAWA ha ido proyectando eficaz y arriesgadamente la causa de las mujeres afganas. Payam-e-Zan ha desenmascarado constantemente la naturaleza criminal de los grupos fundamentalistas. Meena también creó las Escuelas Watan para criaturas refugiadas, así como centros hospilatarios y talleres de artesanía para mujeres en el exilio pakistaní para apoyar financieramente a las mujeres afganas. A finales de 1981, invitada por la República Francesa, Meena representó el movimiento afgano de resistencia en el Congreso del Partido Socialista Francés. La delegación soviética del mismo, encabezada por Boris Ponamaryev abandonó el vestíbulo avergonzada cuando la audiencia empezó a aclamar la intervención de Meena mostrando el signo de la victoria. Además del Estado Francés, también visitó otros puntos de Europa reuniéndose con sus personalidades. Su trabajo social y eficaz énfasis de lucha contra las posturas tanto de los fundamentalistas como del régimen títere provocó la furia Moscú y de las fuerzas fundamentalistas hasta el punto que fue asesinada por agentes del KGB y sus cómplices integrsitas en Quetta, Pakistán, el 4 de febrero de 1987.

RAWA (Asociación Revolucionaria de Mujeres de Afganistán)

Es un partido de centro-izquierda que no aboga por la violencia. Realiza campañas por los derechos de la mujer y la provisión de recursos para la educación y la salud de mujeres y niños. Ha establecido numerosos programas educativos y sanitarios en Afganistán pero ha tenido que disminuir la escala de sus operaciones a causa de las amenazas recibidas. La mayor parte de sus actividades se desarrollan en las áreas donde se encuentran refugiados afganos en Pakistán, inclusive varias escuelas bien organizadas en Peshawar y Quetta, así como un centro sanitario en Quetta. Incluso hoy las líderes de RAWA que se encuentran en Pakistán continúan recibiendo amenazas de muerte de los grupos muyaidines y varias han tenido que esconderse por temor de sus vidas.

Meena, fundadora de RAWA y trabajadora sanitaria, fue asesinada en febrero de 1987 en su casa en Quetta, junto a dos familiares. Las circunstancias del asesinato y los testimonios recibidos por Amnistía Internacional de testigos y fuentes independientes, indican que los asesinos habrían estado estrechamente vinculados al “Hezb-e-Islami”. Antes de su asesinato y por sus actividades anti-yihad (guerra santa), Meena había recibido reiteradas amenazas de muerte. Éstas estaban relacionadas con sus viajes a Europa Occidental, donde había efectuado declaraciones públicas sobre la situación de las mujeres afganas tanto en Afganistán como en los campos de refugiados en Pakistán, controlados por los grupos afganos muyaidines. A pesar de haber informado a las autoridades Pakistaníes acerca de dichas amenazas, no recibió ninguna protección policial. Cuando los cadáveres de Meena y sus dos parientes fueron hallados, numerosos diarios pakistanís, estrechamente asociados con el gobierno, se refirieron a las víctimas como agentes de la entonces policía secreta afgana. Los miembros de RAWA negaron estas acusaciones y urgieron a la policía a que investigara los asesinatos y llevara a los culpables ante la justicia. La policia pakistaní, sin embargo, no realizó acción alguna. Las líderes de RAWA, temiendo ser asesinadas por grupos fundamentalistas o arrestadas por motivos políticos, pasaron a la cladestinidad. En febrero de 1989, miembros de RAWA planearon una manifestación de protesta en contra de la negligencia de la policía pakistaní a la hora de dotar de protección adecuada a las líderes de RAWA, destacando los problemas a que se enfrentan las mujeres afganas que se oponen al gobierrno de Kabul y a los grupos muyaidines, así como presionando a las autoridades pakistanís para que llevaran ante la justicia a los responsables de la muerte de Meena Keshwar Kamal y sus parientes. Antes de la manifestación, sin embargo, la policía allanó las casas de algunas líderes de RAWA en Quetta, al parecer por instigación del “Hezb-e Islami” y otros grupos muyaidines. La convocatoria fue cancelada.

Un poema traducido de Meena:

NUNCA VOLVERÉ
Soy la mujer que ha despertado
Me he levantado y convertido en tempestad entre las cenizas de mis criaturas abrasadas
Me he alzado desde los arroyos de la sangre de mis hermanas
Me ha dado fuerzas la cólera de mi nación
Mis ruinosas y quemadas aldeas me llenan de rabia hacia el enemigo,
Soy la mujer que ha despertado,
He hallado mi camino y nunca volveré.
He abierto las puertas cerradas de la ignorancia
Me he despedido de todos los brazaletes de oro
Oh compatriota, ya no soy lo que fui
Soy la mujer que ha despertado
He hallado mi camino y nunca volveré.
He visto criaturas sin hogar vagando descalzas
He visto novias con jena vistiendo luto
He visto gigantes muros de prisiones devorando libertad en su feroz estómago
He vuelto a nacer en medio del coraje y la resistencia épica
He aprendido el canto de libertad en el último aliento, en las olas de sangre y en la victoria
Oh compatriota, oh hermano, no me veas más como débil e incapaz
Con todas mis fuerzas estoy contigo en la senda libertadora de nuestro país.
Mi voz se entremezcla con miles de mujeres en pie
Mis puños se enlazan con los puños de miles de compatriotas
Junto a ti he subido los escalones hacia el camino de mi nación,
Para acabar con todos esos sufrimientos y romper los grilletes de la esclavitud,
Oh compatriota, Oh hermano, ya no soy lo que fui
Soy la mujer que ha despertado
He hallado mi camino y nunca volveré.

Publicado por

Pais Vasco - Juan

Juan Luis, Juanlas, Juan, Jon Koldo, Ibán...pero todos Yo Mismo.

2 comentarios en “8 de marzo Dia internacional de las mujeres- RAWA, Meena y Malalai Joya”

Ongi etorri, bienvenido/a!