Algunos mitos sobre la violencia de género

Os quiero poner dos entrevistas de dos personas que saben mucho de Violencia machista y de género: Miguel Llorente, médico y uno de los primeros en hablar de dicha violencia y Inmaculada Montalbán, jueza y vocal del Consejo General del Poder Judicial
Van las dos entrevistas casi completas, (excepto alguna pregunta y respuesta completa que he quitado para que no se alargara tanto y sabiendo que lo más importante sí que está), no obstante tenéis ambos enlaces por si queréis leerlas enteras.
Ambos destacan dos temas para mi fundamentales: la falta asunción por parte de la sociedad de que este es un problema mucho más serio de lo que nos tememos (y somos capaces de ver como nuestro “yerno” maltrata a nuestra hija, o como es maltratada una vecina o una amiga….sin hacer nada excepto decir que ellos lo arreglarán, que cada uno en su casa….) y por otro lado el ya masticado mito de las denuncias falsas, que está haciendo mucho daño porque se está dando a entender que hay muchas y eso es absolutamente cierto.
Yo, por mi parte, que no soy juez ni nada que se le parezca, castigaría con penas ejemplares los pocos casos de denuncias falsas que sí existen de mujeres y castigaría también a quienes hablan constantemente de ellas alegremente, denunciando que las hay sin datos, como apología de violencia de género.
Miguel Lorente: “Si fueran asesinados al año 70 taxistas, España estaría revolucionada”
Médico de profesión, Miguel Lorente (Serón, Almería, 1962) fue uno de los primeros expertos en hablar de violencia de género y, desde hace tres años, es el delegado del Gobierno en este ámbito.
Tras seis años, ¿qué balance hace de la ley contra la violencia de género?
Es complicado hacer un balance en pocas palabras, pero diré que estamos mejor que hace tres años, cuando hicimos el primero. Hemos avanzado en prevención, atención, protección y formación, y eso se ha traducido, a pesar de las víctimas mortales del último año, en más apoyo social a las mujeres para salir de la violencia. A finales de 2010, morían asesinadas un 6,2% menos que antes de la ley. Además, aunque aún estamos esperando el informe estadístico, sabemos que reivindicar el rechazo de los roles rígidos y tradicionales que las llevan a asumir determinadas funciones, ha permitido prevenir la violencia y reducir los homicidios, que es lo que más preocupa. Sin la norma, hablaríamos de 150 mujeres asesinadas al año, como ocurre en países de nuestro entorno.
Las estadísticas indican que al 016 llaman, sobre todo, mujeres. Da la sensación de que, a veces, ni las familias están concienciadas.
Esa es la clave, efectivamente. El agresor siempre cuenta con espacios para ejercer violencia porque la sociedad todavía no es lo suficientemente crítica con esas conductas de sometimiento que terminan en agresiones graves o mortales. Y voy a poner un ejemplo muy gráfico, el de un padre que el año pasado dijo a los medios de comunicación: “Sabíamos que la maltrataba, pero no pensábamos que la iba a matar”. Con estos casos, te das cuenta de la falta de concienciación que existe sobre la gravedad de que un hombre maltrate a una mujer. Ademas, según el CIS, el porcentaje de mujeres que considera grave la violencia de género es del 100%, frente a lo que ocurre con los hombres, y el 86% de las llamadas al 016 que hacen las personas que no son la víctima también son mujeres.
En Galicia, han descendido las órdenes de protección. La secretaria de Igualdade lo vincula a la crisis. ¿Está de acuerdo?
No, creo que la crisis tiene un efecto secundario. Los temas económicos son estresantes sociales, esto quiere decir que, como ocurre con el alcohol o las drogas, generan un impacto negativo sobre un problema que ya existe, pero no lo provocan, y, si decimos que inciden, podemos hacer que las mujeres no denuncien. Además, tenemos datos hasta el tercer trimestre de 2010 que indican que se produjo un incremento del 10,2% en el número de denuncias cuando la situación económica era más grave en 2009, luego no se puede decir que se den más casos por la recesión. Y lo mismo ocurre con el porcentaje de víctimas y agresores de los homicidios que estaba en desempleo, que era un 8% menor que en cualquier grupo de población que escojas.
Entonces, ¿qué influye?
Algo más grave: la campaña que se ha hecho, y que nos preocupa mucho, de que hay denuncias falsas. Con estas acusaciones se niega la violencia y se cuestiona la credibilidad de las mujeres, y eso se traduce en dos hechos: uno, que la mujer denuncie y no se siga adelante con la investigación aunque haya informes con lesiones y, dos, que no se le conceda una orden de protección porque, aunque se ve que existe violencia, no se considera grave y no se adopta esa medida.
¿Por qué hubo tanta polémica con la custodia de los agresores imputados?
Nunca entendimos la polémica porque si el artículo 92 del Código Civil ya contempla que un progenitor que está inmerso en un proceso de violencia de género, imputado formalmente, no solo denunciado, no puede ser beneficiario de la custodia compartida, ¿cómo va a tenerla solo?, que es lo que se reforma ahora. Es algo coherente con la patria potestad, que debe ejercerse en beneficio del menor. Y lo prudente es que haya un distanciamiento para recuperar al menor del efecto de la violencia y evitar que pueda ser utilizado para ejercerla sobre la madre.
El presidente del Gobierno pidió más implicación a los hombres el 8 de marzo.
Es que tienen que saber que quien genera este problema no son ellos, sino los hombres violentos, y no pueden sentirse atacados por las políticas de igualdad, que se dirigen contra los agresores. Pero también es muy importante que se den cuenta de que no hay neutralidad ante la violencia y de que tienen que implicarse. Muchos te dicen: “Es que yo no soy maltratador”. Pero no basta con no serlo, porque muchos agresores están usando a los hombres para presentarse dentro de la normalidad, camuflados entre ellos. Aquí, si no se está contra la violencia, de alguna manera se está a favor, porque es algo que ya existe, que está dentro de la convivencia de la sociedad. Y, si no hacemos todo lo que podemos para acabar con ella, estamos facilitando que continúe. Es muy importante que los hombres apoyen a las mujeres y sean ellos mismos los que denuncien. Permitir que un familiar o un amigo la ejerza no es camaradería, ni compañerismo. Lo que hay que facilitar es su reeducación.
¿Le queda todavía algo que sienta como su asignatura pendiente?
Sí, porque no hay ningún ámbito en el que se pueda decir que se ha dado una respuesta definitiva. Creo que lo prudente es seguir trabajando. Lo que pasa es que, a veces, por distintas circunstancias y no por un error o falta de implicación, como se dice, el propio sistema no puede llegar a todos los lugares en los que se produce la violencia, que se da en ámbitos privados. Eso solo se modifica a través de la concienciación. Tenemos los recursos: la prisión provisional, la pulsera GPS, la acción policial, la teleasistencia, la implicación del entorno, el tratamiento de la víctima o la reeducación del maltratador, pero, insisto, hay que aplicarlos. Además, tenemos que adaptar nuestra respuesta a los cambios de la sociedad: ahora las mujeres asesinadas son de más edad y la extrajeras suponen porcentaje mayor, por ejemplo.
¿Habrá una revisión de la ley?
No, solo estamos haciendo balance. El factor clave aquí es la conciencia social porque los recursos que tenemos no van a acabar con la violencia estructural, cuando hay actitudes que tienden a justificarla. Un dato muy gráfico. A causa del terrorismo de ETA, han muerto en España y Francia desde junio del 68 una media de 17,1 personas al año, cuando la media anual de mujeres asesinadas por la violencia de género es de 68,1. Es clara la diferencia entre un problema y otro y, en cambio, la sociedad los percibe también de manera distinta. En los últimos cinco años, ETA ha matado a doce personas, la violencia de género a 345 mujeres, y, si hay una manifestación de jóvenes por cualquier cosa se identifica con kale borroca; unas declaraciones de un político, con enaltecimiento del terrorismo, una agrupación que intenta presentarse a unas elecciones con un vínculo con el terrorismo, se ilegaliza…
¿Se cree que la violencia de género no afecta a toda la sociedad?
Efectivamente. Todo el mundo piensa que puede ser víctima del terrorismo si le pilla un explosivo, mientras que la violencia de género es estructural y se piensa que solo le afecta a las mujeres y, desde esa posición, a las que no cumplen con su rol tradicional de esposa, madre y ama de casa.
También es cierto que el Gobierno se implicó mucho antes con el problema del terrorismo.
Claro, pero es que ya no tenemos que recorrer el mismo espacio porque hemos aprendido la lección. La violencia de género existe porque hay espacio para ello. El resultado es objetivo: Si en España, en lugar de 70 mujeres, fueran asesinados al año 70 taxistas, médicos o joyeros… el país estaría revolucionado respecto a la cuestión de la inseguridad, pero la vida de 70 mujeres no produce la misma reacción crítica y este tipo de homicidios se repiten con justificación y minimización. Todavía hay muchas miradas que se desvían cuando se acercan a la violencia de género, profesionales que no responden de forma adecuada y familias que creen que es una cuestión que debe resolverse dentro de la relación. Todo ese cambio es el que necesitamos y lo vamos a conseguir sin emplear tanto tiempo.
http://www.xornal.com/artigo/2011/03/20/sociedad/miguel-lorente-fueran-asesinados-ano-taxistas-espana-estaria-revolucionada/2011032000381200669.html

«El falso mito de que la mujer denuncia sin razón dificulta la lucha contra la violencia de género»
Se confiesa fundamentalmente jueza. Inmaculada Montalbán, vocal del Consejo General del Poder Judicial, es una mujer menuda que pilota el Observatorio contra la Violencia de Género con un objetivo: combatir los malos tratos y desmontar el «falso mito de las denuncias falsas».
– Los avances en esta materia son indudables, pero también las críticas han arreciado respecto a que el exceso de celo en la protección de las mujeres ha provocado indefensión en el hombre…
– Hay que tener muy claro que en modo alguno los derechos de los denunciados por malos tratos se han rebajado en absoluto. No se han movido ni un ápice los derechos y garantías de los imputados en esta materia, nada. Tienen la misma presunción de inocencia, los mismos derechos que en cualquier otro ámbito. Nuestros jueces están muy bien formados y tienen un celo escrupuloso para que se cumplan esos derechos. La única diferencia de ahora es que antes la víctima no estaba presente en el juicio, ahora sí, está en el proceso y está porque ha habido un interés del Estado en fortalecer sus derechos, informarle y que los pueda ejercitar. La ley integral creó los fiscales especializados que se ocupan de tener esa relación directa con la víctima y hacer que sus derechos aparezcan en el proceso, es la única diferencia. El principio de presunción de inocencia en este ámbito actúa como en cualquier otro, la prueba la tenemos en las sentencias absolutorias, en los sobreseimientos y archivos que algunas veces interesadamente se quieren identificar con denuncias falsas.
– Desde algunos sectores de la judicatura se reclama que la medida de alejamiento, asociada a cualquier condena por malos tratos, deje de ser obligatoria.
– La práctica nos ha demostrado que sería conveniente una reforma legal, porque hay casos concretos donde la pena de alejamiento impuesta de manera obligatoria está produciendo disfunciones. Algunas parejas deciden reanudar la convivencia y esa medida produce entonces una distorsión porque puede ser que esa pena se haya dictado en un momento puntual, en un supuesto de violencia leve. Desde el Observatorio y un grupo de expertos se dice que habría que modificar la ley para que un juez pudiera apreciar las circunstancias de cada caso concreto y que en los leves tenga la posibilidad de no imponer el alejamiento. Eso son mejoras técnicas puntuales de la ley y para eso siempre estamos atentos.
– El nivel de renuncia es bastante alto, en La Rioja ronda el 20%.
– Las renuncias al proceso tienen varias causas, fundamentalmente pueden obedecer a que la mujer todavía no ha roto la dependencia emocional, psicológica e incluso económica del denunciado. Puede obedecer también a que tiene miedo a qué va a pasar con ella, qué va a pasar con sus hijos y puede obedecer también a que se canse de la burocracia judicial, que el proceso le resulte insoportable y entonces renuncie. ¿Qué se puede hacer? Fundamentalmente fortalecer a la mujer antes de llegar al proceso. Creemos que es muy importante que antes de la denuncia las mujeres acudan a los servicios asistenciales para asesorarse y una vez que consigan la información suficiente, cuando se vean con fuerzas, proceder a la denuncia. Denunciar es un paso muy, muy difícil para una mujer. Una mujer antes de denunciar lleva noches sin dormir, pensando que será de ella, qué será de sus hijos, porque en definitiva toda la vida que ella pensaba que iba a estar al lado de quien creía que era su pareja se ha roto. Ya no es lo que ella pensaba y es un cambio radical.
– ¿Cuáles cree que son los obstáculos con los que topa hoy la violencia de género?
– Uno es la dificultad en la obtención de prueba en el ámbito judicial. No olvidemos que más del 70% de violencia se produce dentro de los domicilios, la consecuencia es que no hay testigos y es más difícil probarlo ante los tribunales. Otro obstáculo es la dependencia emocional o psicológica respecto del agresor que hace que aparezcan las renuncias, los perdones, las retractaciones. Otro obstáculo es cuestionar la credibilidad de las mujeres a través del falso mito de las denuncias falsas, que se dirige fundamentalmente a reproducir otra vez que las mujeres son mentirosas por sistema y que van a los juzgados porque caprichosamente quieren hacer daño al marido. Los datos que se han tenido que recopilar al respecto de esta serie de mitos demuestran una y otra vez que no es cierto. Un grupo de magistrados del CGPJ realizó un estudio de 530 sentencias y sólo una decía que habría motivo para investigar si la mujer había denunciado falsamente. Ni siquiera hubo condena por denuncia falsa.
http://www.larioja.com/v/20110320/rioja-region/falso-mito-mujer-denuncia-20110320.html

Publicado por

Pais Vasco - Juan

Juan Luis, Juanlas, Juan, Jon Koldo, Ibán...pero todos Yo Mismo.

36 comentarios en “Algunos mitos sobre la violencia de género”

  1. Juan, de verdad, ¿no te parece un poco enfermizo negar la realidad de manera tan obsesiva?.

    Me parece insultante que pretendas desquitarte de un plumazo un problema tan grave diciendo que “esta noticia indica que el que la hace la paga”, como diciendo que esto es una cosa puntual y que encima, el sistema la ataja en cuanto aparece.

    Es exactamente igual que si me dices que cuando cogen a una banda de mafiosos o de ladrones o de corruptos políticos, digas lo “bien que funciona el sistema” que indica que en cuanto aparece lo erradican.

    ¿Tu de verdad te crees que porque han pillao UNA mafia criminal eso significa que no hay muchas mas operando en estos mismos momentos? ¿Tu de verdad te crees que el sistema ataja el problema en cuanto lo detecta?

    Según tu teoría, y por esa misma regla de tres, apenas existen mafias de trata de blancas, ni mafias de la droga, ni mafias de inmigración…como de vez en cuando pillan alguna…

    Venga hombre, no insultes la inteligencia, tío, que eso no lo te crees ni harto de vino.

    El hecho de que hayan pillado una mafia en El Ejido lo que indica es que el problema esta tan GENERALIZADO que las mafias de este tipo ya están consolidadas y operando a pleno rendimiento. Y han tardado mucho, muchísimo en atraparlos, porque esa mafia lleva AÑOS operando.

    Y si hay mafias consolidadas, no te digo nada el fraude a nivel personal que existe. La de miles y miles de mujeres que denuncian en falso día tras día. Y te digo una cosa: cuanto más lo neguéis, mas grave vaís a hacer el problema, porque todos los días son denunciados en falso 400 hombres, lo que significa, que hay 400 personas mas que saben lo que ocurre, mas sus familias (padres, madres, hermanos, amigos, conocidos). Van ya 1 millón de hombres denunciados por violenciade género. Obviamente no todos son en falso, pero con que sean la mitad (que son más, pero bueno), pronto tendrás una masa crítica de gente que ya no va a tragar con el cuento de que no existen las denuncias falsas.

    Para darte cuenta de que lo digo, solo tienes que pasarte por los comentarios de las noticias en las cuales aparece algo sobre violencia de género. Hace 7 años eran pocos los que hablaban de denuncias falsas. Hace 3 años eran la mitad. Y hoy son la inmensa mayoría de comentarios los que están a favor de que existen las denuncias falsas.

    ¿te has preguntado por qué la tendencia se ha vuelto así?

    Calcula…400 denuncias falsas al dia.

    Dentro de 5 años, el 10 % de la población española habrá ssufrido en sus carnes una denuncia falsa (políticos, juristas y periodistas también). Y entonces explotará esto, por mucho que gente como tu quiera taparlo, os explotará en la cara, como ya está sucediendo. Porque la realidad es imposible de borrar, por mucho que os empeñéis.

  2. Juan:

    Lo que he puesto, lo que demuestra es que los que estábais diciendo todo el rato QUE NO HABÍA DENUNCIAS FALSAS, MICAELA NAVARRO, LA PRIMERA, Y TÚ EL SEGUNDO, ESTÁBAIS EQUIEVOCADOS, ya que se dan no sólo individualmente, sino a nivel ya de mafia organizada, Y VOSOTROS NO HABÉIS QUERIDO RECONOCERLO, HASTA QUE OS HA EXPLOTADO EN LA PRENSA. A estos los han detenido porque las presentaban todas identicas en misma comisaría, sin apenas convivencias, sin conocerse, pero con todas las ayudas que dan, cuantas denunciarán individualmente????, sin organización… con los mismos o parecidos objetivos?

    Segundo, el discurso ese de que, en fin¡¡¡ denuncias falsas existen en cualquier delito. Si yo me invento que me han robado el carnet para no pagar las tasas de volverlo a sacar, o digo que me han robado (no hurtado) tal cosa, a ver si me la paga el seguro, no estoy acusando a nadie, o sea que no hay ningún perjudicado directo.

    En cambio, si yo pongo una denuncia falsa de malos tratos para quitarme al marido de casa, o por lo que sea, ACUSO A UNA PERSONA CONCRETA MI MARIDO, HAY UNA PERSONA QUE VA UNO DÍA O UNOS DÍAS AL CALABOZO (SI LA DENUNCIA SE PONE EN VIERNES COMO SUELEN ACONSEJAR LOS ABOGADOS QUE LAS PROMUEVEN) esa es la diferencia que parece que no queréis ver.

    Respecto a lecciones de personas que decían que no existían denuncias falsas, que era un mito de postmachistas, POQUITOS, POQUITOS.

  3. Gracias Roberto aunque ya conocía a noticia igual queda alguno sin conocerla.
    Me encanta que lo hayas puesto tú porque esta noticia (aunque tú la has puesto por otros motivos, claro, de ahí tus “subtítulos”) indica que el que la hace la paga, que cada vez hay menos permisividad en esto de los engaños cuando hablamos de algo tan serio como la violencía de género o violencia machista que causa tantas muertes.
    ójala que esa gente que han detenido, hombres y mujeres, paguen unos cuantos años en la carcel por este delito. Yo soy el primero en alegrarme.
    Es normal que haya este tipo de picarescas, las hay en todos los lados (yo tambien me eché las manos a la cabeza cuando vi lo que decía la ley en este sentido con mujeres inmigrantes que pueden lograr papeles al denunciar). de todas formas, si lees lo que tú mismo has escrito “….SE HA DETERMINADO LA IMPLICACIÓN …EN AL MENOS 14 DELITOS DE DENUNCIAS FALSAS POR VIOLENCIA DE GÉNERO, CON LAS QUE PRETENDÍAN OBTENER……”
    Como ves ponen “PRETENDÍAN”, espero que esa forma verbal signifique que en realidad no lo han conseguido y espero que todas las mujeres y hombres que quieren aprovecharse de algo tan serio sepan que no, que no vamos a permitirlo y que acabarán en la carcel (o al menos eso deseo yo).
    Me alegro de la noticia, gracias pues por ponerla. Siempre habrá gente que delinque, en esto y en todo, eso nadie lo duda, pero me alegra ver que estamos muy al loro para que las denuncias falsas nunca sigan adelante y sean todas atajadas de raiz.

  4. ALMERÍA | Detenidas 18 personas en la operación ‘Pomelo’

    CAE UNA RED QUE PRESENTABA DENUNCIAS POR VIOLENCIA DE GÉNERO PARA COBRAR AYUDAS

    CONTACTABA CON MARROQUÍES PARA SIMULAR SER PAREJA Y AGRESOR DE LA MUJER
    A LOS JÓVENES LES OFRECÍAN ENTRE 2.000 Y 4.000 EUROS POR SUS SERVICIOS

    Miguel Cabrera | Almería

    Actualizado martes 06/11/2012 10:16 horas

    LA GUARDIA CIVIL HA DESMANTELADO UNA RED QUE OFRECÍA A MUJERES INMIGRANTES, SOBRE TODO MARROQUÍES, REGULARIZAR SU SITUACIÓN Y ACCEDER A AYUDAS PÚBLICAS MEDIANTE FALSAS DENUNCIAS POR VIOLENCIA DE GÉNERO HACIA SUS PAREJAS RESIDENTES EN ESPAÑA, que la propia banda les buscaba en Almería, principalmente hombres de la misma nacionalidad, a quienes la banda ofrecía entre 2.000 y 4.000 euros por interpretar su papel de maltratadores.

    EN LA ‘OPERACIÓN POMELO’ HAN SIDO DETENIDAS 18 PERSONAS, entre los que se encuentran los responsables del grupo, que ponían en contacto a las inmigrantes que querían legalizar su situación en España con hombres residentes en la provincia de Almería. A continuación, SIMULABAN UNA RELACIÓN Y LA MUJER PRESENTABA UNA DENUNCIA POR VIOLENCIA DE GÉNERO PARA OBTENER ASÍ LA REGULARIZACIÓN Y, ADEMÁS, INICIAR LA TRAMITACIÓN DE UNA SUBVENCIÓN DE 400 EUROS.

    La Benemérita ha detenido a los tres organizadores de la trama, además de a otros seis varones y nueve mujeres que participaron en los hechos. En la operación también se han practicado dos registros en los domicilios de algunos de los implicados, donde se ha intervenido abundante documentación que está siendo analizada.

    HASTA EL MOMENTO, SE HA DETERMINADO LA IMPLICACIÓN DE LOS DETENIDOS EN AL MENOS 14 DELITOS DE DENUNCIAS FALSAS POR VIOLENCIA DE GÉNERO, CON LAS QUE PRETENDÍAN OBTENER LA REGULARIZACIÓN DE SU SITUACIÓN E INICIAR LA TRAMITACIÓN DE UNA SUBVENCIÓN.

    Aumento de denuncias por violencia de género

    La investigación se inició después del verano, AL DETECTARSE UN AUMENTO SIGNIFICATIVO DE DENUNCIAS POR VIOLENCIA DE GÉNERO ENTRE CIUDADANOS MARROQUÍES ANTE LA GUARDIA CIVIL DE EL EJIDO, en las que coincidían una serie de características y patrones comunes.

    Tras las primeras averiguaciones, se localizó a un grupo organizado compuesto por tres personas de nacionalidad marroquí que se dedicaban a buscar mujeres marroquíes en situación irregular en España. LES OFRECÍAN PODER ACCEDER A REGULARIZAR SU SITUACIÓN ADMINISTRATIVA SIMULANDO SER VÍCTIMAS DE VIOLENCIA DE GÉNERO, ADEMÁS DE POSIBILITARLES ACCEDER A LAS AYUDAS ECONÓMICAS QUE SE CONCEDEN EN ESPAÑA PARA LAS VÍCTIMAS DE ESTOS DELITOS.

    Para ello contactaban con varones marroquíes, con situación administrativa regularizada en España, a los cuales les ofrecían entre 2.000 y 4.000 euros por simular ser pareja y agresor de la mujer, CON LA PROMESA DE QUE CUANDO ÉSTA CONSIGUIERA SU RESIDENCIA LEGAL EN ESPAÑA RETIRARÍA LA DENUNCIA Y LA CAUSA SE ARCHIVARÍA, QUEDANDO SIN ANTECEDES POR DICHOS DELITOS.

    UNA VEZ INTERPUESTA LA DENUNCIA Y CON LA SENTENCIA PROVISIONAL, LAS MUJERES ACUDÍAN A LA OFICINA DE EXTRANJEROS DE ALMERÍA, DONDE PRESENTABAN UNA SOLICITUD DE RESIDENCIA Y TRABAJO POR CIRCUNSTANCIAS EXCEPCIONALES, CONFORME A SU CONSIDERACIÓN DE VÍCTIMAS DE VIOLENCIA DE GÉNERO. EN LOS CASOS INVESTIGADOS HASTA EL MOMENTO ESTAS AYUDAS ERAN CONCEDIDAS EN EL PLAZO DE UN MES.

    http://www.elmundo.es/elmundo/2012/11/06/andalucia/1352193401.html

    http://www.publico.es/espana/444960/una-red-simulaba-agresiones-sexuales-para-cobrar-ayudas-y-regularizar-inmigrantes

  5. Sí, claro, en el camping hay zona wifi. ¿Por qué dices que estamos arreglados?. ¿Tanto molesta lo que escribo?

    No, sí yo no estoy en el barco, no tengo que abandonarlo, lo digo por los que estén… (aviso de navegantes).

  6. ¿En los pirineos ahy cobertura?estamos arreglados!por cierto te cedo el sitio en el barco, pasa tu primero.JAJAJAJAJA

  7. Gracias por el interés Beli, pues sí me iré unos días al pirineo, a desconectar del trabajo. Pero no te preocupes, como en vacaciones hay tiempo para todo, y esto para mi no es trabajo, sino placer, me llevaré el portátil, para no perder los buenos hábitos, y seguir dejando con las verguenzas al aire los mitos de la ideología de género.

    Primero se rién de ti, luego te combaten ferozmente, hasta que tienen que aceptar lo inevitable.

    Señores, el feminismo radical se está resquebrajando, más vale que abandonen el barco cuanto antes… (eso sí, siguiendo el patriarcado dominante: “las mujeres y los niños primero…”).

  8. Roberto, ¿tu no te vas de vacaciones?como yo me ponga a colgar todos los casos de tentativas de asesinato,y todo lo que me tengo que leer todos los días,estoy segura que Juan no me deja de comentar mas ¡¡descansa chiquillo!! que te va a dar algo de los nervios

  9. No me resisto a poner para los lectores, un ejemplo de las consecuencias de la LIVG.

    Un padre, al que a pesar de no haber sido condenado nunca, en la partida de nacimiento de su hija aparece el marchamo de “violencia de género”, habiéndo sido acusado ocho veces, todas absuelto. Para que luego digan que las denuncias falsas son un mito.

    Jamás ha sido condenado por ningún tribunal. Pero en la partida de nacimiento del Registro Civil de su hija aparece la expresión «violencia sobre la mujer». Lucha para limpiar ese documento

    J. FÉLIX MACHUCA

    Día 11/07/2011 – JESÚS SPÍNOLA
    .
    —¿Ha sido usted condenado por violencia de género?

    —Nunca. Aunque llevo encima unas ocho denuncias y unos veinte procedimientos judiciales. Todo está resuelto con sentencias del tipo «resulta poco menos que imposible la declaración de la denunciante».

    —¿Está seguro que no es un error administrativo?

    —No, no. Es así, puro sexismo. En España, en pleno siglo XXI, todo está orquestado para criminalizar al varón con el mero dedo acusador de una mujer. La juez María Sanahuja lo define como «una vulneración de derechos fundamentales que repugna», también de los derechos de los niños, les da igual.

    —¿Cuánto tiempo estuvo alejado, involuntariamente, de su hija?

    —1.014 días consecutivos.

    —Insisto: si los tribunales nunca lo condenaron, ¿por qué se estigmatiza a su hija en un documento público?

    —Es que todos estos atropellos son difíciles de creer. Cuando jueces valientes como Francisco Serrano, o Gemma Vives, lo denuncian públicamente, la ideología «de género» en el poder los silencian con su rodillo de censura e intimidaciones.

    http://www.abcdesevilla.es/20110711/sevilla/sevi-durante-todo-este-desproposito-201107102314.html

Ongi etorri, bienvenido/a!