Asesinato machista en Pinto (Madrid). (Biografía: Safo)

El pasado día 27 de febrero unos operarios municipales de Pinto (Madrid) descubrían, dentro de una de las alcantarillas, el cadáver semidesnudo y en avanzado estado de descomposición de una mujer. La causa de la muerte fue por un fuerte golpe en la cabeza, asestado con algún objeto contundente y, tras hacer las pruebas de ADN pertinentes, se ha podido saber que se trata de Rosa V.V., de 43 años, que había desaparecido el 25 de enero. La policia sigue buscando ahora al exnovio de dicha mujer, que podría haber abandonado ya el país, en lo que casi con toda seguridad se trata de un caso más de violencia machista. Se ha realizado ya una orden internacional de captura.

Se nos llena la boca de “Igualdad entre hombres y mujeres”, “Derechos para todas las personas”…y todavía muchos hombres y mujeres hablan de “ideologia de género”, de “moda”, de “exageraciones”, “trato a favor de las mujeres”… Basta leer cualquier periódico cualquier día y nos damos cuenta de la fatal realidad. En este mes de febrero pasado los últimos días he leido cosas como estas, un pequeño muestreo sólamente: Un empresario que asesina a su socia y luego se suicida en Castellbisbal (Barcelona), un hijo que tira a su madre por el balcón en roquetas del Mar, Arabia Saudí (un pais, al que nuestros gobiernos hacen la ola y le ponen la alfombra roja habitualmente) prohibe a las mujeres participar en los Juegos Olímpicos y sólo los hombres peuden hacer educación física o federarse en clubes deportivos (¿cómo es posible que sea invitada a los JJOO por el COI con esa prohibición???), Queman viva a una mujer en Nepal acusada de ser bruja, Una mujer golpeada en Cadiz por su marido por no ponerse el velo islámico, Un hombre que cuelga a su hijo de 5 años de una cuerda y luego se suicida también él en Mallorca (al parecer su mujer pretendía separase de él), Un hombre que mata a golpes a una mujer a la que había invitado a subir a su casa en Valencia, una mujer de 80 años asesinada y quemada en su casa de Utiel (Valencia), Otra mujer fallecida a causa de los golpes de un hombre que pretendía robarles a ella y su amiga, que paseaban por el campo, etc, etc, etc….
También conocía dos casos de violencia domestica y familiar realizados por mujeres: el caso de una mujer de 55 años que trató de matar (aunque por fin pudo evadirse y salvarse) a su marido de 80, con el que llevaba solo un mes casada, metiéndole agua mientras dormia por el agujero de su traqueotomía y otra mujer, junto a su amigo, que mató o mataron a su madre de 69 años en Salou (Tarragona)
Con esta mujer son ya 10 las mujeres asesinadas por sus compañeros o excompañeros en lo que va de año (incluida una que no es contada por las estadísiticas oficiales porque finalmente se demostró que había ocurrido el 31 de diciembre, no en 2012; puesto que mi propósito es visibilizar a todas las asesinadas, las incluyo en este listado ya que en el de 2011 no apareció). Siguiendo la campaña que comenzara el IHES AZAHAR (UNA POR UNA) esta campaña de este blog, denominada TRES POR UNA visibiliza una vez más a mujeres de los siglos anteriores al siglo XX. Esta vez visibilizo una mujer de una época muy antigua, una de las pocas que ha sobrevivido a tantas centurias de machismo. Gracias al blog de “El templo de las mujeres” que tantas buenas horas de lectura me sigue dando y que os recomiendo, por supuesto: http://eltemplodelasmujeres.blogspot.com

Safo (año 620 a C aprox.)

Safo fue una poetisa lírica griega tan famosa en su tiempo que Platón se refirió a ella dos siglos después de su muerte como la décima musa. Nació en la isla de Lesbos, probablemente en Mitilene. Aunque no se sabe mucho acerca de su vida, perteneció al parecer a una familia noble y fue contemporánea del poeta lírico Alceo, de quien se supone fue su amante, y de Stesichorus. También se dice que se casó con un hombre rico de la isla de Andros y que tuvo una hija llamada Cleis. Otra leyenda, que no merece credibilidad alguna, sostiene que, tras ser rechazada por el joven marino Faón, se arrojó desde un acantilado en Léucade (una isla de la costa occidental de Grecia). No se sabe cuando murió, pero en sus poemas de última época se describe a sí misma como una anciana que goza de una vida tranquila, pobre y en armonía con la naturaleza.

Los fragmentos de sus poemas que aún se conservan, indican que Safo enseñó arte, filosofía y letras a un grupo de mujeres jóvenes, practicaban la danza colectiva, la música instrumental y vocal (especialmenteCuidaban el aspecto corporal, tanto estético como atlético, sin descuidar la moda y la coquetería. Existieron otras maestras como Safo. En Máximo de Tiro se citan dos educadoras de esta clase, Andromeda y Gorgo.
Pero además, en la isla se instruía a las jóvenes en las artes del placer, razón por la cual la isla era frecuentada por hombres que veían en aquellas jóvenes a verdaderas maestras del amor físico. En esa época el sexo era importante como una manera más de cuidar y de cultivar el cuerpo, era un arte, exento de morbo y perversión. Las prácticas del arte del placer no se realizaban solamente entre maestra y alumna, sino también entre alumnas, con las que Safo llegó a tener una estrecha relación y para las que compuso sus odas nupciales cuando la abandonaban para casarse, obras por cierto, en las que se perciben fuertes sentimientos involucrados. El poeta Anacreonte (mediados del siglo VI a.C., una generación posterior a Safo), afirmaba en referencia a este grupo, que Safo sentía un amor sexual por las mujeres, de ahí proceden los términos lesbianismo y safismo, ambos usados para nombrar la homosexualidad femenina.
“De verdad que muerta quisiera estar. Ella me dejaba ir, entre muchas lágrimas me decía: ¡qué terribles penas pasamos, ¡ay, Safo!, que en contra mía te abandono Y yo le respondía: vete alegre, y acuérdate de mí. Ya sabes como te quise”.
Pero a pesar de esto, no se puede decir que Lesbos era una isla de lesbianas porque no sabemos a ciencia cierta si las jóvenes que pasaban por la isla lo hacían por obligación, y no sabemos cuántas de ellas sentían una total inclinación hacia las mujeres, cuántas se sentían atraídas por ambos sexos, o cuántas eran heterosexuales que no se involucraban sentimentalmente con otras mujeres y que se limitaban a la cuestión “académica” del asunto.
La principal razón para no afirmar que Lesbos era una isla de lesbianas es que el concepto de lesbiana como lo conocemos hoy es distinto y se aleja del estilo de vida que llevaban aquellas mujeres, que eran simplemente una comunidad de mujeres artistas. Safo no era lesbiana, en realidad era lo que hoy se llamaría, bisexual, con la debida aclaración que que los conceptos de heterosexualidad, homosexualidad y bisexualidad eran ajenos a la época ya que aparecieron recién en el siglo XIX, como producto de la medicina. Además cabe mencionar que en aquella época, la homosexualidad entre hombres estaba permitida, incluso era bien visto en la vida de los hombres con status social. Pero en lo que se refiere a las mujeres era muy distinto, la sociedad griega era lamentablemente, misógina y con conceptos machistas y patriarcales muy fuertes, que fue entre otras cosas más, lo que facilitó la entrada del cristianismo. Entre los griegos las mujeres eran invisibles, más aún las lesbianas, la función de la mujer griega era procreadora y de base.
Volviendo a Safo, esta poetisa escribió nueve libros de odas, epitalamios o canciones nupciales, elegías e himnos, pero apenas se conservan algunos fragmentos de todos ellos. Entre estos destaca la Oda a Afrodita, citada por el erudito Dionisio de Halicarnaso en el siglo I a.C. En el siglo XX se descubrió un papiro con nuevos fragmentos de sus poemas.
La poesía de Safo se caracteriza por la exquisita belleza de su dicción, su perfección formal, su intensidad y su emoción. Inventó el verso hoy conocido como oda sáfica (tres endecasílabos y un adónico final de cinco sílabas). Muchos poetas griegos posteriores asimilaron la influencia de Safo, en particular Teócrito.

SI ESTÁ SUFRIENDO VIOLENCIA DE GÉNERO O CONOCE ALGÚN CASO: el teléfono gratuito del Gobierno es el 016 (dicha llamada no queda reflejada en la factura telefónica). También la organización MalosTratos.org tiene un teléfono gratuito: 900 100
009

Publicado por

Pais Vasco - Juan

Juan Luis, Juanlas, Juan, Jon Koldo, Ibán...pero todos Yo Mismo.

Ongi etorri, bienvenido/a!