Día contra laguerra

Hoy también es, además del comercial día de San Valentín, el Día Internacional contra la guerra. Un día en que el aspirante a presidente de España se ha mofado a su estilo, de los asesinados por los golpistas de la guerra de España en el 36, a los pocos días de que el expresidente pepero dijera que ahora sabe que en Irak no había armas de destrucción masiva pero que antes “todo el mundo lo sabía”. El día en que decenas de muertos sacuden Bagdag, día en que las mujeres del Afganistán “liberado” siguen siendo asesinadas por el hecho de serlo, y tantas y tantas guerras más…. Hoy es el día contra la guerra…no sé cómo puede existir este día, la verdad.
Hoy quiero poner este editorial (El diario de Noticias de Álava) completo, me ha parecido especial para este día:
Editorial
Los enviados especiales
Faltaba poco menos de dos años para los atentados del 11-M, ni siquiera se había iniciado en serio la invasión de Irak, y la confianza que se había tejido entre aquel George W. Bush enfurecido tras la masacre de las Torres Gemelas y aquel José Mª Aznar empeñado en el meritoriaje para mamporrero llegó a tal punto de familiaridad, que entre el 21 y el 26 de julio de 2002 viajaron a Guantánamo un grupo de policías españoles para interrogar a una veintena de detenidos en el limbo penitenciario de Guantánamo. Eran entonces ministro de Defensa Federico Trillo y Ángel Acebes mandaba en Interior. Entre ellos y el presidente, en absoluta discreción, organizaron esa colaboración ilegal con la Administración norteamericana. La misión de los policías consistía en practicar los interrogatorios a detenidos oriundos de Marruecos, ceutíes y melillenses. Según un diario madrileño, que ayer desvelaba esta circunstancia, hubo tres expediciones de policías españoles destinadas a esa tarea, ninguna autorizada por juez alguno, todas ellas coordinadas por uno de los jefes de la Unidad Central de Información Exterior y en ellas intervinieron otros tres responsables policiales. Tras conocerse esta noticia, ni Rajoy , ni Acebes, ni Zaplana fueron capaces de responder. Ni sabían nada, ni habían oído nada, ni siquiera les importa. Ellos, por supuesto, reconocieron estar ahora “en otras cosas”. No hablan del pasado. Como si el escándalo diario de muertos en Irak fuera cosa de otra época. Este vergonzoso e ilegal trasiego de enviados especiales policiales a Guantánamo corrobora la sumisión del Gobierno del PP a la enloquecida estrategia de Bush. Triste papel el de aquellos policías, enviados al máximo referente de la violación de los derechos humanos más elementales en el que dicen país de larga tradición democrática. En ese territorio sin ley, donde los presos deambulaban con grilletes en muñecas, pies y cintura, con los rostros tapados y envueltos en monos color naranja, ejercieron su trabajo de interrogadores los enviados especiales de la Policía española. Uno de los recluidos entonces, Ikassrien, que ahora vive libre en Madrid, recuerda que les decía a esos policías: “Cada vez que venís, me torturan los americanos”. Una mala señal.

Publicado por

Pais Vasco - Juan

Juan Luis, Juanlas, Juan, Jon Koldo, Ibán...pero todos Yo Mismo.

Ongi etorri, bienvenido/a!