Nueva (vieja) enfermedad mental: “Fobia a envejecer”

Aurora Guerra, jefa de dermatologia del Hospital 12 de Octubre de Madrid está muy acostumbrada a ver pieles con problemas y el otro día hablaba de esta nueva enferemedad mental que ubica en las mujeres de entre 50 y 60 años  que han tomado el sol la mayor incidencia de la enfermedad.  Esta fobia a envejecer se manifiesta de muchísimas formas y una de las más visibles es la fobia por mantener una piel morena y lisa a consta de todo: son miles los euros que anualmente, y sin que ello signifique que funconen, nos gastamos en potingues para “rejuvenecer” nuestra piel. Son cientos las horas que, en cuanto sale un rayo de sol nos ponemos a que éste nos de el máximo para que se nos quede la piel cuanto más negra mejor (eso sin contar los potingues para colorearlas..que ya me gustaría saber si tienen alguna contraindicación a largo plazo).

Llega marzo y ves a muchas personas (mujeres en su gran mayoria) “cara al sol”, con cremas bronceadoras, con espejos direccionales, pasando horas y horas que se pierden de lectura, de juego, de charla, de….

¿Y en el verano?. Alguna vez me ha pasado y he sentido una especie de ridículo que finalmente se convierte en “¡pero serán gilipoyas!” con el fin de que mi ego no se resienta: yo voy a la playa con mi sillita playera o mi toalla…. Pongo la sillita o la esterilla mirando al mar para disfrutar del mismo…, incluso, si me he acordado, planto la sombrilla, y disfruto con una revista, o un libro o un períodico, mirando al horizonte,  a los/las bañistas, los barcos… de repente miro a mi alrededor y veo decenas de sillas, toallas, esterillas…orientadas en paralelo a la playa y me pregunto “¿qué habrá en ese otro lado que parece tan interesante?”, y dejo de mirar al mar y me concentro a mirar hacia ese otro lado…¡nada!, ¡joder que no veo nada raro!. Hasta que al final lo entiendo….el sol apunta esa mañana por el este, claro, y la playa está orientada casi al sur….. Decenas de mujeres miarndo al sol, sin sombrilla, con las extremidades separadas del cuerpo para ofrecer más carne a “Lorenzo”, muchas ya negras como beduinas, otras blancas, algunas rojas ya…pero todas con la misma adoración por el astro sol. Y luego, en la cafetería de la tarde, compitiendo a ver quien está más negra….

Esta enfermedad, se acrecienta en las mujeres (sober todo) entre los 35-38 años (quizá más aún en las postrimerías de la “crisis de los 40”) y puede no decaer hasta los 70 incluso…. Muchas veces la mejor forma de salir del pozo es en encuentro con nuevas parejas, con nuevas amigas o amigos….

Como decía la dermatóloga: “Una morenita de hoy será una veijita arrugada del mañana”. Ojo con el sol amigas, también las pieles blancas son dignas de acariciar, muchas veces incuso más suaves.

morena (400 x 530).jpg

Publicado por

Pais Vasco - Juan

Juan Luis, Juanlas, Juan, Jon Koldo, Ibán...pero todos Yo Mismo.

Ongi etorri, bienvenido/a!