Una orquidea de Juana de Ibarbourou

Juana era uruguaya (1892.1972)
Desde muy joven empezó a publicar los primeros poemas bajo el seudónimo de Juanita de Ybar, los cuales fueron compilados en su primer libro, «Lenguas de Diamante», obra que la lanzó a la más resonante fama. Su estilo inicial fue apasionado y sensual dentro de la órbita modernista, vinculándose luego al vanguardismo. Su verso, con el paso del tiempo, ganó serenidad y melancolía, haciéndola alcanzar el Premio Nacional de Literatura en 1959.
COMO UNA SOLA FLOR DESESPERADA
Lo quiero con la sangre, con el hueso,
con el ojo que mira y el aliento,
con la frente que inclina el pensamiento,
con este corazón caliente y preso,
y con el sueño fatalmente obseso
de este amor que me copa el sentimiento,
desde la breve risa hasta el lamento,
desde la herida bruja hasta su beso.
Mi vida es de tu vida tributaria,
ya te parezca tumulto, o solitaria,
como una sola flor desesperada.
Depende de él como del leño duro
la orquídea, o cual la hiedra sobre el muro,
que solo en él respira levantada.

Publicado por

Pais Vasco - Juan

Juan Luis, Juanlas, Juan, Jon Koldo, Ibán...pero todos Yo Mismo.

4 comentarios en “Una orquidea de Juana de Ibarbourou”

  1. Esta poesía es maravillosa…así como del alma…toda vez que, la siento muy ..mmmm ardiente???; …ni malo ni bueno, sólo que me imaginé por la prosa una mujer desesperadamente tratando de que su amado le entendiera…quizás cuando la escribió era la única forma de declarar el sentimiento más puro que yace en nuestro SER…AMAR

  2. Juana de Ibarborou no te molestes pero te interpretó así lo que dices a tu amado.

    Si amor, soy como una sola flor desesperada.
    Y esta confesión abrasadora proclama que
    dependo de ti despierta y hasta en sueños.
    Navego en mis mares tranquilos y agitados
    con esta sublime “obsesión” que me provocas.

Ongi etorri, bienvenido/a!