Feminicidios y violencia machista. Continua el mes trágico en España

Este mes está siendo especialmente trágico en cuanto a violencia de género y machista se refiere. Muy pocos días no nos despertamos con algún asesinato o más. En esta entrada visibilizo a tres mujeres asesinadas en los últimos días

La primera ocurrió el 14 de abril de 2010, en Madrid, donde Jorge Stalin P.M , de 36 años, mató a puñaladas a su ex pareja, una mujer joven de 24 años llamado M-A.F.A. Se da la circunstancia que la mujer había roto su relación con este hombre esta misma semana por lo que el machista “mía o de nadie”, cual objeto cualquiera que se posee, funcionó una vez más. Posteriormente el hombre intentó suicidarse con el mismo cuchillo, sin lograrlo.
La segunda no ha sido asesinada este mes, sino hace 8 meses. Quiero meter aquí a Laura Serrano Mora, de 32 años y dos hijos pequeños Murió en junio de 2009 en Sedaví (Valencia) pero hasta mediados de abril no ha trascendido que se ha podido demostrar que el presunto homicida había sido su marido, Francisco M.M.. Puesto que no está contabilizada en 2009, no quiero que pase sin ser visibilizada, y menos sabiendo que, hasta hace muy poco, esa mujer aparecía como suicidada. Parece ser que Francisco fue detenido el 24 de febrero. Según la versión inicial del marido, Laura bebía mucho y estaba con una fuerte depresión y por ello se subió a la terraza y se lanzó al vacío un día que él no estaba. Sin embargo, los datos de ADN de una lata de cerveza que estaba en la terraza, demuestran que la bebió él y ese hecho ha sido determinante para esta detención por homicidio. La verdad es que he tratado de enterarme más sobre este caso y es bastante confuso ¿porqué se sabe ahora si fue detenido en febrero? ¿porqué hasta ahora no había pruebas de ADN? ¿por qué se había cerrado el caso sin más, solo con el testimonio del marido?
La tercera mujer asesinada ha sido ayer mismo, día 20 de abril. Sucedió en Gijón (Asturias). María Isabel González Pereira tenía 58 años y mantenía una relación aparentemente normal con su marido, y presunto asesino, Luis M.C., recién jubilado con 65 años. Presuntamente Luis descargó su escopeta de caza contra Isabel en su propia casa, rematándola ya en el rellano de la escalera, donde había huido.

Hubo otra mujer asesinada, el 15 de abril, en Denia (Alicante), aunque cuando escribo esto no se sabe todavía quien la ha matado ni los motivos del asesinato. Se trata de una mujer de 34 años que ha sido hallada asesinada de 3 tiros en la cabeza, en su propia casa.

NOTA: Leía también, respecto a la muerte de la mujer y su bebé de Zaragoza , que parece ser que la mujer trató de defender a su bebé de 4 meses, que tenía algunos cortes, pero que el abrazo fuerte y la posterior caída encima de él de la propia mujer fallecida fueron lo que provocó la muerte de la niña Prefiero no imaginarme el terror de esa mujer abrazando a su hijo. La niña se llamaba Nanyelis.

Con estas tres mujeres son ya 25 las mujeres asesinadas en lo que va de año por sus compañeros o excompañeros (incluidas TRES que el Ministerio de Igualdad no cuenta por haber desaparecido o fallecido en 2009 aunque su cuerpo se encontró este año y una más por ejercer la prostitución y no ser pareja oficial). Siguiendo la campaña UNA POR UNA esta entrada TRES POR UNA visibiliza una vez más a mujeres de los siglos anteriores al XX, desconocidas por el público en general probablemente por su condición de mujer, pero tan importantes como cualquier premio nobel, varón, de las mismas épocas. No deben caer en el olvido tampoco. Esta vez visibilizo una mujer del siglo XIX. Gracias al blog de “Mujeres para pensar”, que contiene muchas biografías y que os recomiendo. http://mujeresparapensar.wordpress.com (podéis ver otro listado en el siguiente enlace)

Charlotte Perkins Gilman (Connecticut , 03/07/1860-17/08/1935)

Charlotte es socióloga, novelista, cuentista, conferenciante y feminista utópica en una época en que sus logros eran excepcionales para la mujer.
Era hija de un bibliotecario y escritor (a su vez sobrino de la escritora Harriet Beecher Stowe, autora de La Cabaña del tío Tom). Su infancia estuvo marcada por la precariedad económica tras la separaciópm de sus padres.
A los cinco años Charlotte aprendió a leer sola durante un período de enfermedad de su madre y, solitaria como era, se volvió una lectora voraz y autodidacta. Estudió dos años en la escuela de diseño de Rhode Island (1878-80) y comenzó a ganarse la vida diseñando tarjetas de felicitación.
En 1884 se casó con Charles Walter Stetson, artista plástico. Tras el nacimiento de su hija Katharine, cayó en una depresión post partoy a los 26 años comenzó un tratamiento con el Dr. Silas Weir Mitchell. Sus recomendaciones fueron “vive una vida doméstica y nunca más toques una pluma, un pincel o un lápiz mientras vivas”. Resultado: su depresión se agudizó y tuvo comportamientos suicidas.
En 1888, a pesar del escándalo social, Gilman decidió separarse de Stetson por el bien de su salud mental y se mudó a California. En 1894, Gilman envió a su hija a vivir con su padre y su nueva esposa, también amiga de Gilman, debido a su opinión progresiva de que el padre tenía derecho a tener igual contacto con su hija.
El primer libro exitioso de Gilman fue In this our world (1893), una colección de poemas satíricos de temas feministas. En 1903, Charlotte habló en el Congreso Internacional de la Mujer en Berlín y al año siguiente viajó por Inglaterra, Holanda, Alemania, Austria y Hungría. Charlotte consiguió ganarse la vida con sus conferencias.
Desde 1909 a 1916, Gilman fue la editora de su propia publicación feminista., The Forerunner, donde apareció la mayor parte de su obra. En ella, presentaba material que al “estimular el pensamiento”, “promover el coraje, la impaciencia y la esperanza” y “expresar ideas a través de una publicación diferente” iba contra la corriente dominante. En el transcurso de siete años, la revista produjo ochenta y siete números, de veintiocho páginas cada uno.
El tratado más conocido de Gilman es Mujeres y economía (1898) en el que ataca la división tradicional de roles sociales, que para Gilman son artificiales y no necesarios para la supervivencia. En 1922 se mudó de Nueva York a Norwich en Connecticut, donde escribió La religión del hombre y de la mujer, en la que concibió una religión libre de los dictados patriarcales opresores. En 1932 le diagnosticaron cáncer de mama. Luego de la muerte súbita de su marido de hemorragia cerebral en 1934, Gilman regresó a California para vivir cerca de su hija.
Defensora de la eutanasia, Gilman puso fin a su propia vida al tomar una sobredosis de cloroformo para morir en paz y rápidamente. Su auto-biografía, La vida de Charlotte Perkins Gilman (1935) fue publicada de manera póstuma. Su novela misteriosa, Unpunished, sólo fue publicada en 1997 en The Feminist Press. Gilman y su obra fueron olvidadas durante dos décadas hasta que el movimiento feminista de los años 60 creó un renovado interés.

Publicado por

Pais Vasco - Juan

Juan Luis, Juanlas, Juan, Jon Koldo, Ibán...pero todos Yo Mismo.

Ongi etorri, bienvenido/a!