La sirena de Brasil

Hace un tiempo, se vio por las calles de San Pablo un cartel de Runner, (una de las cadenas de gimnasios más renombradas del Brasil), con la foto de una chica escultural y la siguiente frase: “¿Este verano qué quieres ser: sirena o ballena?”

Dicen que una mujer de San Pablo (cuyas características físicas nunca trascendieron) le envió este mail a la empresa Runner como respuesta: 

“Las ballenas están siempre rodeadas de amigos. Tienen una vida sexual activa, se embarazan y tienen ballenitas de lo más tiernas. Las ballenas amamantan. Son amigas de los delfines y se lo pasan comiendo camarones. También se lo pasan jugando en el agua y nadando por ahí, surcando los mares, conociendo lugares maravillosos, como los hielos de la Antártida y los arrecifes de coral de la Polinesia. Las ballenas cantan muy bien y hasta tienen CD grabados. Las ballenas son enormes y casi no tienen predadores naturales (si exceptuamos al mayor depredador: el humano). Las ballenas tienen una vida bien resuelta, son amadas por todos y hasta tienen organizaciones internacionales que se ocupan de sus problemas.

Las sirenas no existen. Si existieran, vivirían en permanente crisis existencial. “¿Soy un pez o soy un ser humano?”. No tienen hijos, pues matan a los hombres que se encantan con su belleza. Son bonitas sí, pero tristes y siempre solitarias. Runner, querida, prefiero ser ballena. ¡Si me quedaba alguna duda, ya quedó desterrada!

P.D.: Yo prefiero disfrutar un helado junto a la sonrisa cómplice de mis nietos, una copa de vino con un hombre que me haga vibrar o una pizza exquisita con amigos que me quieren por lo que soy, no por cómo luzco.”

Yo prefiero a una mujer que sepa encender velas para iluminar el deseo, que embruje con su sonrisa, que sepa gozar las caricias dadas,  que admire la poesía, la fotografía…., una mujer que sea mujer. Todo ello la hará la más hermosa siempre, sea como sea su cuerpo.

Publicado por

Pais Vasco - Juan

Juan Luis, Juanlas, Juan, Jon Koldo, Ibán...pero todos Yo Mismo.

2 comentarios en “La sirena de Brasil”

Ongi etorri, bienvenido/a!