Tomame que ya es la hora

Hacía tiempo que no ponía una poesia para terninar el día, pero es que mis pensamientos estaban dispersos en Gaza y otras ciudades…, pero hoy me siento poeta (más bien escuchador de poetisas) así que ahí va este poema – regalo de esta gran poetisa:
LA HORA
Tómame ahora que aún es temprano
y que llevo dalias nuevas en la mano.
Tómame ahora que aún es sombría
esta taciturna cabellera mía.
Ahora , que tengo la carne olorosa,
y los ojos limpios y la piel de rosa.
Ahora que calza mi planta ligera
la sandalia viva de la primavera
Ahora que en mis labios repica la risa
como una campana sacudida a prisa.
Después…¡oh, yo sé
que nada de eso más tarde tendré!
Que entonces inútil será tu deseo
como ofrenda puesta sobre un mausoleo.
¡Tómame ahora que aún es temprano
y que tengo rica de nardos la mano!
Hoy, y no más tarde. Antes que anochezca
y se vuelva mustia la corola fresca.
hoy, y no mañana. Oh amante, ¿no ves
que la enredadera crecerá ciprés?
(Juana de Ibarbourou)

Publicado por

Pais Vasco - Juan

Juan Luis, Juanlas, Juan, Jon Koldo, Ibán...pero todos Yo Mismo.

4 comentarios en “Tomame que ya es la hora”

  1. Gracias por este poema, se cumplieron 30 años de su muerte física pero está mas viva que nunca en nuestro corazón…
    Saludos!

  2. Ardiente y apasionada enamorada
    Pareciera me, que teme a la vejez (“tómame que aun es temprano y llevo dalias en las manos”) ¿o a la muerte?.
    Y gira mi pensamiento y pregunto:
    Por qué señora ese sentimiento de temor cuándo hay tanto amor de su parte?
    Si uno ama no teme.
    Es cuando uno no ama que teme. Qué teme? perder las fantasías que acompañan el insomnio

Ongi etorri, bienvenido/a!