Ferdinand, el toro al que le gustaban las flores. Un toro antitaurino