Igualdad rentable. Maria Pazos

Una muy interesante entrevista con María Pazos. Con mucho criterio,como siempre acostumbra a hacer.
“La igualdad es eficiente y económicamente más rentable”

MarÍa Pazos (Instituto de estudios fiscales)
Matemática de carrera, María Pazos ha trabajado en los ministerios españoles de Trabajo y Economía y Hacienda. Actualmente es Jefa de Estudios de Investigación en el Instituto de Estudios Fiscales, desde donde coordina la línea de investigación Política Fiscal y Género de este Instituto. Esta semana ha estado en Donostia invitada por Plazandreok.
Entrevista de Maider EIZMENDI  en Gara del dia 24.
Usted ha afirmado que las políticas públicas actuales potencian la desigualdad, ¿en qué sentido y medida?
Lo importante es qué modelo de sociedad queremos potenciar. Hasta ahora las políticas públicas han reflejado y potenciado un modelo de sociedad basado en la familia de un sustentador masculino y esposa dependiente. Y todas las políticas sociales, de seguridad social, de impuestos, educativas… han estado preparando a las mujeres para ser amas de casa y a los hombres para que accedan al mercado laboral. Todas las políticas públicas están conformadas así, aunque no se vea. Lo que sería conveniente es propugnar un modelo de igualdad donde las políticas públicas se basen en potenciar un modelo de sociedad igualitaria, donde todas las personas sean personas sustentadoras y cuidadoras a la vez, y que nadie dependa económicamente de nadie. Cada persona ha de recibir su salario y sus prestaciones. Ese modelo sólo puede estar basado en una integración total de los hombres en el trabajo doméstico para asumir su 50% y una red de servicios público adecuados.
¿Leyes para transformar la sociedad o transformar la sociedad para revertir las leyes?
Las políticas públicas son leyes. La plataforma PPINA (Plataforma por Permisos Iguales e Intransferibles de Nacimiento y Adopción) lo que propone es una ley de reforma de los permisos de nacimiento y adopción, donde se declare que deben ser iguales y se establezca un calendario para que el de paternidad se equipare progresivamente al de maternidad. Eso sería un vuelco no solamente en la práctica sino, culturalmente, simbólicamente… Y sería educativo. Además, se lanzaría a los empresarios el mensaje de que los hombres van a estar igual de disponibles que las mujeres y no más. Potenciaría la igualdad en el mercado laboral. Todo va unido: las políticas de empleo, las políticas de seguridad social, las políticas educativas, la moda, los medios…
Pero, sin embargo, se habla de la conciliación como un tema que incumbe a las mujeres.
Es ésa la imagen de la sociedad. Las mujeres antes estaban en la casa, ahora se han incorporado ellas solas, sin que nadie las ayude. Las mujeres tienen la voluntad decidida de estar en el mercado de trabajo y se están poniendo en marcha políticas para que no abandonen totalmente el hogar. Pero no se están poniendo en marcha políticas eficaces para que los hombres asuman el trabajo doméstico. Se sabe que los hombres se toman los permisos cuando son intransferibles y cuando son pagados al 100%. Vendría muy bien que además fueran obligatorias en la misma medida que para las madres, que son 16 semana. Eso es lo que funciona.
¿Cómo valora la aplicación de cuotas para mujeres?
Estoy en contra de las discriminaciones positivas, de las medidas compensatorias, de que les ofrezcan pequeñas prestaciones a las mujeres por ser mujeres, porque eso no resuelve el problema y porque esas prestaciones son mínimas. Pero, sin embargo, las cuotas a mí no me parece que son ese tipo de discriminación positiva. La paridad es un cosa fundamental, porque es una cuestión de justicia y no se trata de que pasen las mujeres porque son mujeres, es dejar pasar a las mujeres porque son igual de capaces que los hombres, pero no se les ha dejado pasar. Hay que eliminar esta barrera. Cuando se normalice la cuestión, no se necesitarán cuotas. Hasta ahora sí, porque mientras que las mujeres tenían mejores resultados académicos, resulta que en los gobiernos, como sigue pasando en muchos países, eran todos hombres. La paridad es fundamental, gracias a las cuotas las mujeres han conseguido pasar ese techo de cristal. Además, de ser una normalización democrática elemental, es lo que va a permitir que haya más sensibilidad hacia la igualdad.
Ha afirmado en varias ocasiones que actualmente se despilfarran muchos recursos.
La igualdad es eficiente, es rentable económicamente. Esta sociedad basada en la desigualdad despilfarra los recursos de las mujeres; no las deja que se coloque en el mercado de trabajo donde les correspondería y es una organización del trabajo ineficiente. La organización del trabajo doméstico basada en que las mujeres destrocen su carrera profesional por cuidar a uno o dos hijos durante diez años es totalmente ineficiente. También lo es que los hombres no se integren al trabajo doméstico, porque están ahí haciendo jornadas enormes que no les rinden. Asimismo, se está desaprovechando su potencial cuidador. Si eso se revirtiera, cada persona podría encontrar su ubicación óptima y ésa es la definición de eficiencia.
¿Hay voluntad para dar ese cambio?

Yo creo que se dan condiciones, lo de la voluntad está por ver. Al sector empresarial la igualdad le exige organizarse, pero también hay muchos estereotipos. Hay un estudio que demuestra que en las empresas donde más mujeres hay en las en los consejos de administración, tienen rendimientos empresariales muy superiores, porque se organizan mejor, aprovechan mejor el talento y no son víctimas de las supersticiones y estereotipos. Las mujeres rinden muy bien y trabajan muy bien, sólo tendríamos que liberarnos de las inercias del pasado y que el sector público nos ayude.

Publicado por

Pais Vasco - Juan

Juan Luis, Juanlas, Juan, Jon Koldo, Ibán...pero todos Yo Mismo.

8 comentarios en “Igualdad rentable. Maria Pazos”

  1. Susana, yo soy de los que piensan que en la mayor parte de profesiones no importa en sexo sino la “genialidad”,la intuición,la disposición, el cariño con que haces las cosas. Y partiendo de esa premisa, un psicólogo no es mejor que una psicóloga sólo por el hecho de tener algo distinto entre las piernas. Yo recuerdo que ya en mi época (y ahora más), las psicólogas eran mayoría sobre los psicólogos (en mi clase eramos en primero unos 20 hombres con 100 mujeres mas o menos. Estoy de acuerdo en la importancia de la intuición (incluso en la física, muchos descubrimientos se han hecho en base a la intuición) Pero esa intuición aún considerándose un rasgo “femenino” (de género), no es un rasgo sexual (de mujer). La intuición la tenemos todas y todos aunque quizá en las mujeres, por causas estructurales dela sociedad, se ha desarrollado (habitualmente) más. Pero lo que decía, que no son rasgos de sexo sino de genero y género y sexo aunque parezcan lo mismo,no son sinónimos. Pero..gracias por penar que soy eficiente y sobre todo gracias por decir que con este blog aprendes, yo también estoy aprendiendo mucho,a escuchar sobre todo.
    ¿tanto frío hace por allá?, aquí empieza el buen tiempo ahora aunque llevamos un mes que llueve casi todos los días..a ver cuando vemos el sol reluciente dos días seguidos….
    Feliz día

  2. Juan, Empiezo diciéndo que los psicólogos son más eficientes que las psicólogas, asi que lo que diga de aquí en más lo aceptes.(ja,ja)
    Dices:
    “Así que no te reto a nada pero tampoco rectifico”
    Oye, quién dijo que los vascos son tozudos? Ahora lo puedo desmentir(ja,. ja).
    Me gusta mucho lo que voy aprendiendo cada día en cada tema de tu blog.
    La escarcha de las calles (en este momento en mi ciudad) es abrasadora. Con ste oximorón evito decir mala palabra
    Feliz y muy productivo jueves.

  3. Tere, gracias por opinar de lo que dije, tal vez no me ganes en años, pero si en ver el mundo como es y como se desenvuelven los “personajes”
    Yo tengo arraigada la concepción de que las mujeres no somos machistas porque no me siento machista ni feminista, me siento mujer y femenina. Será la crianza de una época
    Creo que el hombre se desenvuelve mejor en otras profesiones que las mujeres, y las mujeres en algunas mejor que los hombres.
    Mi confesión aunque de para risa:
    Me siento con menos miedo si me interviene un cirujano que la cirujana. En política me gusta más una mujer presidente o primera ministra,¿un pequeño “arranque de feminismo?. La La mujer se guía más por la intuición que por la razón, y la intuición vale muchísimo. Claro si todo fuera intuición no existiría la física ¿no?
    Si un hombre va al volante pienso que tengo menos peligro que con una mujer.Prefiero odontólogos a odontólogas, los hombres tienen más precisión y fuerza al extraer un diente.
    Ahora entre poeta y poetisa les encuentro a los dos un mismo pero diferente encanto: el poeta llora a su amada perfecta por eso la ama. La poetisa llora a su amado con defectos y virtudes y lo ama igual.
    Gracis por escuchar tanta palabrería “barata”

  4. Susana, dije la mitad delas mujeres por decir, no tengo la estadística. Es más, si tu preguntas a hombres o a mujeres…solo el 5% se declararían machistas(como mucho, también lo digo de oidas), jaja. Pero mi experiencia en la vida(y llevo mucho leído y visto) es que hay tantas machistas como no machistas (entre las mujeres). Y como dice Tere, es normal, tanto ellas como nosotros hemos recibido la misma educación estructuralmente machista. Desde el principio nos visten de azul o rosa y nos enseñan a jugar al fútbol o a muñecas… Y eso solo es una grano de arena de lo que nos marcará siempre. Así que no te reto a nada pero tampoco rectifico (bueno, si, no sé si es el 50% de las mujeres pero si sé que tantas lo son como las que no lo son (aproximadamente, jeje). Claro que entre los hombres somos mucho más alto ese porcentaje

  5. Susana , yo creo que hay hombres y mujeres machistas(no sé cuantas) y conozco personalmente más de una….es natural aunque no deseable que las haya porque ellos y ellas reciben-recibimos la carga que dá una sociedad patriarcal y machista…
    €n el otro punto ,creo que las medidas legislativas por la paridad deben establecerse, con carácter obligatorio, y mantenerse mientras existan descompensaciones, o se corra el riesgo de que aparezcan, en cada ámbito.Por supuesto se comprende que elegir a una mujer para un cargo no lo es por ser mujer si no porque es válida para lo que se exige.Una vez que cambie la mentalidad y se elijan cargos o se llenen puestos laborales sin distinción de sexo no será necesaria dicha Ley.
    Un abrazo
    Tere Marin

  6. María dice:
    Hasta ahora las políticas públicas han reflejado y potenciado un modelo de sociedad basado en la familia de un sustentador masculino y esposa dependiente”.
    Pienso qe cada vez menos,aqui con la crisis que tuvimos despues de malos gobiernos quedó en teoría ese modelo,la mujeres barren calles,(cosa que de joven le criticaba a la Rusia comunista)y “laburan” (slang argentino) como burras. La mujer aqui trabaja y suele mantener al marido y los argentinos se han acostumbrado a quedarse en la casa y hacer las tareas domésticas, o bien compartirlas aunque algunos de mala gana.
    Es cierto que hay empresas donde están a cargo mujeres que son florecientes y rinden más que alguna que cuenta con personal masculino pero eso no es para hacer “Carteles” pues hay también empresas de hombres que son excelentes. Lo importante es como dice María que se propugne la igualdad con nosotras y ellos en lo laboral para que se sientan bien ambos y no para competir
    Bueno, creo que lo peor es tener una “cohorte” de misoginos en organizacione públicas y se da aqui,allí y hasta en la China
    María agrega:
    “La organización del trabajo doméstico basada en que las mujeres destrocen su carrera profesional por cuidar a uno o dos hijos durante diez años es totalmente ineficiente”.
    Según como se enfoque:es eficaz dar buenos ciudadanos a un país y una buena crianza al lado de la madre lleva a esto.
    Tampoco es destrozar la profesión, es sólo dejarla un tiempo en “letargo” por algo especial y único.
    Pero María conoce a fondo (yo toco de oído nomás) los tiempos nuevos que vivimos y como se tienen que mover las sociedades en el futuro para alcanzar igualdad que va a ser posible, si, pero cuando pongamos en práctica el amor.
    Juan: las mujeres no somos ni siquiera feministas, somos femeninas, ¿de dónde sacas eso que la mitad somos machistas?, ah! buen y excelente psicólogo no voy a entrar en discusión contigo POR QUE TIENES MUCHA EXPERIENCIA PROFESIONAL. PERO, SI TE VOY A RETAR PARA QUE TE RECTIFIQUES DE INMEDIATO.
    Bendiciones

  7. Es puro sentido común. Efectivamente la igualdad es “eficiente y económicamente rentable”. El problema es hacer que este mensaje sea asumido por la sociedad (incluidas las mujeres que han sido educadas en ese reparto tradicional de tares). Poco a poco van cambiando las cosas en legislación, pero el gran cambio es el que tiene que producirse en la mentalidad, y ese es más lento. Pero llegará, seguro.

Ongi etorri, bienvenido/a!