La vida es un pequeño inmenso paso

Hoy quiero terminar positivo, alegre, adolescente incluso. No porque haya conseguido todos mis deseos sino porque hoy he sentido, aunque solo sea un rato, que era alguien importante, querido, útil… Porque sí, porque me gusta sentirme así de vez en cuando, que creo que me lo merezco también. ¿Y a qué vienen tantos autocariños?: de repente te enteras de que alguien que conoces está muy enfermo, alguien en la plenitud de la vida  está luchando desesperadamente por la vida, por su vida, esa lucha fraticida que acaba por vencerte. Y tú, que has estado cerca de esa persona alguna vez, con un simple catarro, quejándote… de repente ves que ¡joder!, eres un privilegiado que tienes casi todo en la vida…y sólo puedes hacer dos cosas….llorar por esa persona que es la que menos se merece su enfermedad,… o quererte muchísimo a tí mismo por “ser”, por “estar”.

Y hoy he optado por la segunda posibilidad, ¡qué afortunado soy!.  Y lo mejor, ¡tengo tiempo para seguir siéndolo!.  Siempre me quedará París….

Por eso las dos frases de hoy son las siguientes, para interiorizarlas muy dentro:

“Aprende a valorarte, lo que significa luchar por tu felicidad.” (Ayn Rand).

“No tengas prisa. No te preocupes. Sólo estas aquí para una breve visita. Así que, a lo largo del camino, no olvides detenerte a oler las flores” (Walter Hagen)

Publicado por

Pais Vasco - Juan

Juan Luis, Juanlas, Juan, Jon Koldo, Ibán...pero todos Yo Mismo.

Ongi etorri, bienvenido/a!