Mahatma Gandhi, un nacionalista, a los 60 años de su muerte

Mohandas Karamchand Gandhī (Mahatma Gandhi (la palabra mahatma significa “gran alma”))

Nació el 2 de octubre de 1869 y murió el 30 de enero de 1948. Hoy se cumplen por ello 60 años de su muerte y esta entrada trata de rememorar su lucha pacífica.
Era el hijo del Primer Ministro local y su familia era de la casta vaisia (comerciante). Estudió derecho en las universidades de ahmedabad y Londres y ejerció como abogado en Bombay. Mientras trabajaba para una empresa en ese país, se interesó por la situación de los 150.000 compatriotas que residían allí, luchando contra las leyes que discriminaban a los hindúes en Sudáfrica. Una vez en su país, desde 1918 figuró abiertamente al frente del movimiento nacionalista indio. Instauró nuevos métodos de lucha (huelgas, huelgas de hambre…), y en sus programas rechazaba la lucha armada y predicaba la no violencia como medio para resistir al dominio británico.
Preconizaba la total fidelidad a los dictados de la conciencia, llegando incluso a la desobediencia civil si fuese necesario. Encarcelado en varias ocasiones, pronto se convirtió en un héroe nacional.
Una vez conseguida la independencia, Gandhi trató de reformar la sociedad india, apostando por integrar las castas más bajas (los sudra o ‘trabajadores’, los parias o “intocables” y los mlecha o ‘bárbaros’), y por desarrollar las zonas rurales. Desaprobó los conflictos religiosos que siguieron a la independencia de la India, defendiendo a los musulmanes en territorio hindú, siendo asesinado por ello por Naturam Godse, un fanático integrista indio, a la edad de 78 años. Sus cenizas fueron arrojadas al rio Ganges.
Nacionalista, no violento y partidiario e la desobediencia civil.

Por esos motivos hoy en día hay unos cuantos encarcelados en base al proceso 18/98.

Publicado por

Pais Vasco - Juan

Juan Luis, Juanlas, Juan, Jon Koldo, Ibán...pero todos Yo Mismo.

2 comentarios en “Mahatma Gandhi, un nacionalista, a los 60 años de su muerte”

  1. Pingback: aupatu.com

Ongi etorri, bienvenido/a!