Preciosa poesía, un minuto de belleza

He apilado los libros junto a mi cama,

He apagado el flexo y encendido mi corazón.

Hoy he llegado nervioso a casa

Porque en el ambiente decoraron mal

El camuflaje de los policías sociales

Y porque debí recoger del suelo,

Los carteles rotos que hemos pegado esta mañana.

Bajo la cama, busco el periódico fascista

que acaba de caer con los dedos

Todavía

Guardo el ejemplar en el que publicaron tu foto,

Aunque las hojas amarillean y sé

Que tú no eres la de la foto.

Y he preparado el ritual,

Y te beso en la frente y

Me quito el pantalón del pijama y me aseguro

De que el papel higiénico está en la mesilla.

No vienes tú de la luz que se cuela por la persiana;

La he bajado hasta que la oscuridad lo trague todo,

Luego te he imaginado tal como estabas por la mañana,

El nuevo peinado te dibuja un cuello más deseable,

Desde la autovía que se aleja hacia el sur de tus labios,

Bajo el polo gris,

No he podido adivinar,

El color de tu sujetador.

Pero creo que lo llevas blanco,

Tú nunca… bueno, pocas veces.

Y me he dado cuenta de que hoy no me has mirado

Que ha enmudecido nuestro alfabeto secreto

Y en mis manos sólo queda

La carta dormida del recuerdo de un sueño decadente.

Que los vaqueros te quedaban bien,

Que te dibujaban las bragas,

Y que describían la otra línea

Que tratabas de ocultar y yo

He podido sentir tu tibieza tras las orejas y

Que, casi sin darte cuenta, me agujereabas la espalda,

Tocándome con tus pechos bajo tu camiseta blanca.

Pero no, hasta para masturbarme tranquilamente:

Hoy suenan demasiado las sirenas.

© Urtzi Urrutikoetxea

Publicado por

Pais Vasco - Juan

Juan Luis, Juanlas, Juan, Jon Koldo, Ibán...pero todos Yo Mismo.

2 comentarios en “Preciosa poesía, un minuto de belleza”

  1. Además lo bueno es que tiene muchisimas interpretaciones, seguro que cada cual le da la suya, desde connotaciones politicas a sexuales, a cosas de amantes a cosas de amistad verdadera…hay un poco de todo. Yo me elijo…..esa, la mía…jeje
    Me alegro que guste, las graciass a su autor: Urtzi.

Ongi etorri, bienvenido/a!