Una imprenta digital amenaza con vaciar las estanterías de las librerías

Es una especie de fotocopiadora enorme, una máquina que imprime un libro previamente seleccionado por el comprador en sólo seis minutos. Ha comenzado a extenderse en Estados Unidos y desembarca en Europa a través del Reino Unido. Puede colocarse en bibliotecas y librerías, cuesta 37.000 euros y ofrecerá en poco tiempo millones de obras en múltiples idiomas. Aunque hoy es una máquina grande e incómoda, según sus creadores en el futuro tendrá el tamaño de una fotocopiadora e imprimirá libros aún con mayor rapidez.Su nombre: Expresso Book Machine (EBM) y es capaz de producir un libro de bolsillo de 300 páginas a partir de un fichero digital entre seis y ocho minutos. Se conecta a una base de datos de la empresa fabricante, permite que una persona pueda elegir una obra de un fichero almacenado en la editorial. Marca dos o tres números sobre un teclado, espera varios minutos y tiene entre sus manos un ejemplar del libro recién impreso y encuadernado a cambio de sólo unos dólares, que pueden pagarse con tarjeta de crédito.

La máquina funciona prácticamente sin intervención humana y al no requerir el despliegue industrial de las más modernas imprentas, puede ofrecer precios muy ventajosos tanto para las librerías y bibliotecas donde se instala, como para el comprador del libro.

Este modelo evita asimismo los gastos de envío del libro servido por correspondencia, por lo que elimina los gastos de transporte además del costoso almacenamiento de volúmenes en las librerías. La disponibilidad global simultánea de millones de títulos que la máquina ofrecerá en el futuro en cualquier idioma, beneficia a los tres ejes de la industria editorial: al autor, al consumidor y al vendedor (en este caso el depositario de la máquina).

Se puede abaratar el coste del libro, se puede hacer que no sobren ejemplares de libros, se pueden editar a la carta pero… estoy seguro que algo malo tendrá, lo que nos imaginamos ¿no?, sobre tod cuando la máquina sea más barata y más pequeña y cualquiera puda disponer de una y hacer “negocios”.

Una imprenta digital amenaza con vaciar las estanterías de las librerías

Publicado por

Pais Vasco - Juan

Juan Luis, Juanlas, Juan, Jon Koldo, Ibán...pero todos Yo Mismo.

Ongi etorri, bienvenido/a!