Una sonrisa es un placer

Nada más imponente que conseguir una sonrisa en un rostro triste, en un rostro preocupado. me gustaría lograrlo en mi mismo  pero al mirar a mi espejo no me veo reflejado.

Nos queda Gioconda Belli que nos vuelve a regalar sonrisas, y yo…., las reparto. Mi sonrisa es muy especial, no vale cualquiera. Y cuando la obtengo, lleno el mundo de poesia y el corazón de gozo. Fusión y esperanza, como siempre, aún sin saber….nunca dejo de esperar.

INVOCACIÓN A LA SONRISA
Dame la ternura desde el sueño,
dame ese cucurucho de sorbete que tenés en la sonrisa,
dame esa lenta caricia de tu mano.
Yo te daré pájaros
que cantaran tu nombre
desde lo más alto de los arboles.
Te daré piñas, zapotes, nísperos,
enredaré maizales en tu pelo.
Yo invocaré los dioses de nuestros antepasados
para que caigan tormentas,
para que miedosos y cogidos de la mano,
miremos la furia del rayo y del relámpago.
Yo tejeré ilusiones con ramitas y hierbas,
tocaré las rocas para que brote agua y nos bañemos,
yo haré poemas, cantos,
mi amor, cuando me hayas mirado,
cuando corra las cortinas del sueño,
cuando me coma el sorbete de tu sonrisa.

Publicado por

Pais Vasco - Juan

Juan Luis, Juanlas, Juan, Jon Koldo, Ibán...pero todos Yo Mismo.

Un comentario en “Una sonrisa es un placer”

  1. Que sensación de bienestar te produce este poema, y si lo vas repitiendo despacito y piensas en tu guerrero, ya tienes un día lleno de amor.
    Claro que es bueno sonreír y comunicar esperanza, alegría y apoyo cuando las cosas no andan bien.

Ongi etorri, bienvenido/a!