Murió Txillardegi, una de las personas más influyentes en la literatura vasca y quien dio nombre a ETA

El día en que seguramente todos los periódicos pondrán en su portada grandes biografías, halagos y lamentaciones por la muerte de Manuel Fraga Iribarne, el ministro franquista reconvertido a la democracia fundando lo que hoy es el PP, el mismo que al grito de “LA CALLE ES MIA fue responsable de la actuación policial que realizó la matanza de obreros del 3 de marzo de 1976 en mi ciudad…… quiero rendir mi homenaje a una persona que durante su vida ha hecho lo posible, y hasta lo imposible, por el Euskera y por el reconocimiento del Pais Vasco en general: José Luis Alvarez Enparantza, más conocido como TXILLARDEGI, lingüista, escritor y político. Falleció anteayer sábado 14 de enero, a los 84 años de edad.

Aparte de consideraciones políticas, porque cada cual que lea esto tendrá las suyas, nadie puede negar hoy en día que Txillardegi, una persona que tuvo que aprender euskera por su cuenta porque sus padres ya no lo hablaban, puede ser considerado como una de las personas que más ha influido en el nacionalismo vasco y la cultura vasca en la segunda mitad del siglo XX. Su obra “Leturiaren Egunkari Ezkutua” (El diario escondido de Leturia, 1957) se considera la primera novela moderna escrita en euskera, donde aborda el existencialismo y con la que nace la nueva narrativa vasca.

‘Txillardegi’, una vida dedicada al euskera

Nació en Donostia -San Sebastian el 27 de septiembre de 1927.. Su apodo, Txillardegi, es el nombre de un lugar próximo a su casa natal y empezó a utilizarlo en 1954. . Sus padres conocían el euskera, pero no lo hablaban, de manera que tuvo que aprenderlo por su cuenta más tarde. En 1948 empezó a estudiarlo en serio. Siendo estudiante de Ingeniería en Bilbao fue encarcelado por primera vez, por su militancia dentro del movimiento patriótico vasco. .
Se licenció en Lingüística en París y realizó el doctorado sobre el acento vasco en la Universidad de Barcelona, tras una estancia en la universidad MTT de California.
Desde 1957 es académico no de número de Euskaltzaindia-Real Academia de la Lengua Vasca, pero nunca ha ocupado un sillón de académico, según él por haber sido la “oveja negra” de la institución.
En la década de los 80, y tras unos años de profesor en el campus de San Sebastián de la Universidad de Deusto, comenzó a dar clases como profesor titular en la Universidad del País Vasco. A finales de la década de 1990 fue nombrado por la UPV profesor emérito
En el año 2001 dejó el cargo de director de la revista Bat de sociolingüística. Había ejercido esa función durante diez años.
En noviembre de 2004 es nombrado miembro de Honor de Euskaltzaindia.
Como literato es fundamental su aporte a la renovación de la narrativa vasca, pese a que ha declarado que para él siempre fue una actividad “marginal”. Sus primeras novelas rompieron con la narrativa tradicional imperante hasta el momento. Resumiendo aquí el estudio que ha realizado Mari Jose Olaziregi (Historia de la literatura vasca, Edit. UNED, 2000), se puede decir que es un escritor al que siempre le ha preocupado el compromiso del intelectual con los avatares históricos de su tiempo. Su primera novela, Leturiaren egunkari ezkutua (Edit. Euskaltzaindia, 1957), marca el inicio de una trayectoria influida por el existencialismo. La novela narra la relación amorosa entre Leturia y una mujer llamada Miren, la cual, al igual que todas las relaciones personales presentes en la novela, está destinada al fracaso. Finalmente, Miren enferma y muere, y Leturia se suicida. El tema principal de la narración es la angustia que produce el tener que elegir. Leturia va plasmando en su diario los temas cruciales del existencialismo: la soledad, el fracaso, la muerte y la existencia de Dios; es una existencia que Leturia no niega. Así, según Karlos Otegi (Pertsonaia euskal nobelagintzan, Edit. Mensajero, 1976), Leturia es “el primer héroe problemático de la novela vasca”. Escribió esta primera novela en la soledad de un cuartel, mientras hacía el servicio militar como alférez -dado que había acabado la carrera de Ingeniería- en El Ferrol (Galicia). Nunca una novela en euskera había ofrecido ese tipo de meditaciones filosóficas, y provocó muchas críticas negativas, por ejemplo por parte del escritor Nicolás Ormaetxea “Orixe”. Más tarde, Txillardegi declaró que la literatura de entonces vivía una situación diglósica: “La literatura se relacionaba sólo con la religión y el caserío”. (Podéis ver más datos literarios de otras novelas en el mismo texto de donde he sacado este: http://www.euskomedia.org/aunamendi/9273 )
Otras novelas escritas por Txillardegi:
NOVELA: – Peru Leartzako (Edit. Itxaropena, 1960), Elsa Scheelen (Edit. Lur, 1969), Haizeaz bestaldetik (Autoedición, 1979), Exkixu (Edit. Elkar, 1988), Putzu (Edit. Elkarlanean, 1999) que parece tener algus rasgos autobiográcficos. También esctribió un libro de cuentos: Kosmodromo (Edit. Haranburu, 1984).
ENSAYO: También Txillardegi es clave en la renovación del género del ensayo. Según Ibon Sarasola (Euskal literaturaren historia, 1971), renovó el ensayo en euskera “sacándolo de las páginas de las revistas y dotándolo de un lenguaje matizado y funcional, del que estaba necesitado. Títulos: Huntaz eta hartaz (Edit. Goiztiri, 1965), Hizkuntza eta pentsakera (Edit. Mensajero, 1972), Euskal Herritik erdal herrietara (Autoedición, 1978), Euskal kulturaren zapalketa (Edit. Elkar, 1984) Euskal Herria helburu (Edit. Txalaparta, 1994).
LINGÜISTA: Ya bastante antes del congreso de Arantzazu en 1968 se destacó por defender la necesidad de crear cuanto antes un idioma unificado. Desde 1957 es académico no de número de Euskaltzaindia-Real Academia de la Lengua Vasca, pero nunca ha ocupado un sillón de académico, según él por haber sido la “oveja negra” de la institución. Ha escrito Euskara batua zertan den (Revista “Jakin”, 1974), Oinarri bila (1977, con materiales diversos dirigido a los interesados en alfabetizarse), Euskal gramatika (Ediciones Vascas, 1978), Euskal Fonologia (Ediciones Vascas, 1980), Euskal Dialektologia (Autoedición, 1983) y Euskal azentuaz (Edit. Elkar, 1984).
OTRAS: Ha publicado una historia de su barrio natal de San Sebastián: Antigua 1900 (Edit. Kutxa, 1992) y una autobiografía: Gertakarien lekuko (Edit. Haranburu, 1985).
TXILLARDEGI, EL POLÍTICO FUNDADOR DE ETA
A pesar de su importancia literaria a Txillardegi se le conoce casi más por su faceta política, por ser uno de los fundadores de ETA.
En su faceta política, Txillardegi fue uno de los jóvenes fundadores de Ekin, precursora de lo que luego fue ETA, y del propio grupo armado, en 1958. Militante de la organización juvenil del PNV, Alvarez Enparantza fue detenido por vez primera en 1950. A principios de los años cincuenta fue uno de los fundadores de Ekin, formó la primera célula de esta organizción en San Sebastián de la que formaba parte también Rafael Albisu, el padre del que fuera máximo dirigente de ETA Mikel Antza.
Las tensiones entre los miembros de Ekin y el PNV se agudizaron en 1958, año en el que Txillardegi, junto con otros miembros de la organizción juvenil, se entrevistó con el lehendakari en el exilio José Antonio Aguirre. Los desacuerdos llevaron, en diciembre de 1958, a la constitución de una nueva organización que sucedió a Ekin y que fue bautizada como ETA. De hecho, fue el propio Txillardegi el que propuso adoptar el nombre de Euskadi Ta Askatasuna (ETA). La otra denominación que se barajó fue Aberri Ta Askatasuna (Patria y Libertad), que fue finalmente descartado porque sus siglas, ATA, significan “pato” en euskera. En 1960, José Luis Alvarez fue detenido por segunda vez y encarcelado durante tres meses en la prisión de Martutene. Tras quedar en libertad huyó a Francia, lo que hizo que fuera el primer miembro de ETA que fue al exilio. Las autoridades francesas le prohibieron su estancia en el país, por lo que a principios de 1965 se trasladó a Bruselas, donde permaneció residiendo durante cinco años.
En 1967 abandonó ETA.
Tras la muerte de Franco, habiendo pasado 16 años lejos de casa, volvió del exilio en 1977 y fundó el partido político ESB, junto con Iñaki Aldekoa. También nada más volver del exilio fue uno de los fundadores del movimiento Euskal Herrian Euskaraz. En 1980 fue expulsado de ESB, tras una polémica sobre el papel del euskera en esa formación política. Más tarde fue senador por la coalición Herri Batasuna.
En 2008 Txillardegi fue candidato al Senado por Acción Nacionalista Vasca. Txillardegi también es padre del dirigente de la izquierda abertzale Joseba Alvarez.

HOMENAJE el día 29 de enero

La ziquierda abertzale ha emitido un comunicado en el que informa de la celebración de un acto de homenaje en memoria de un “histórico militante” para el día 29

Publicado por

Pais Vasco - Juan

Juan Luis, Juanlas, Juan, Jon Koldo, Ibán...pero todos Yo Mismo.

Ongi etorri, bienvenido/a!