Pactos para la infidelidad de pareja (1º parte)

Con esta entrada comienzo una colaboración de un profesional de la psicología, LOM , con conocimientos de sexología, terapia de pareja y alguna otra cosilla  que seguro me olvido;  que abunda sobre un tema que alguna vez, algo más indirectamente, he tratado en este blog personal. El título que ha puesto es digno de SEO: “Pactos de infidelidad en la pareja” y se desarrollará en al menos 8 capítulos.

Lom, con motivo de las experiencias que ha vivido como psicólogo, aborda los pactos entre parejas, las diferencias entre infidelidades, pactos, engaños…, en resumen, la vida de las parejas, siempre más complicadas y diversas que lo que creemos, siempre.
No se habla de amantes, no habla de amor en dichos pactos (aunque a veces está implícito también ya que el enamoramiento es algo que puede suceder en cualquier momento), quizá debiera hacerlo en algún capítulo final porque estoy seguro que en muchos de estos pactos está muy presente el amor, el enamoramiento…., verdadero motor de relaciones intensas…
Tampoco habla de parejas “inusuales”, esas que llaman “liberadas” casi de manera despectiva, sino de parejas normales, esas que seguramente te cruzas diariamente en las calles cuando paseas, esas que, a fin y al cabo, son como tú mismo/a.

Os dejo con ello y os animo a comentar. Mañana…más

Hace poco en conversaciones con una persona cercana me comentaba una situación peculiar que ni es la primera vez que lo oigo ni me sorprendía, por lo que ya sabia al respecto. Me explico. Me hablaba que había llegado a un pacto con su mujer por el que había establecido que cada cual podía tener los “rollos” que les apeteciese sin tener que decirlo ni dar cuentas al respecto. Así que cuando salen de noche, cada cual a su pedo o con sus colegas, contactan o toman el teléfono para otro día quedar “al vicio”.. o simplemente “aquí te pillo aquí te mato”. Todo muy adulto y sano. Me comentaba que “si sale o surge pues bien pero que no va a la caza”. Y que las condiciones eran no repetir con la misma, que fuera solo sexo, no amantes, no ir a la caza y sobre todo que no quite ni un segundo de la vida a la pareja. Evidentemente para ejercer cosas asi de manera tan liberal o formal, tiene que haber mucha madurez o en su caso mucho morbo aparte de la pareja por parte de los dos. No me imagino no salir a “pillar” sabiendo que puedes hacerlo ni me imagino que su mujer no “provoque o incite” sabiendo que puede hacerlo igualmente. Imagino que puede darse el caso que antes de llegar a esta situación hayan tenido la una o el otro o los dos sus rollos ocultos, o sus amantes. Esto es así porque estamos hablando de una pareja convencional y no una pareja que sea liberal hasta ahora.
Por otro lado, para un permiso de ese tipo tienen que estar muy bien gestionados los celos, los miedos y las inseguridades respecto de la pareja y como no, tener claro y no controlar. El control… ¿no os parece que en situaciones así mirar el móvil a la pareja, ver que recibe alguna llamada extraña, notar que sale a veces sin saber a donde o que queda con alguien con la que luego no ha quedado, etc… suscita cualquier fantasma como no estés muy muy claro en todo ello? Pero tengamos en cuenta que ojos que no ven corazón que no siente…
Desconozco la evolución de una situación así. Solo imagino que en condiciones convencionales (y no de pareja liberal) una situación de esta guisa puede resultar explosiva o al menos de alto riesgo puesto que se alimenta el mundo privado individual (frente al mundo común de la pareja) pero si no se dice ni se cuenta, si todo queda en secreto para la pareja, si se respeta al otro bajo el pretexto de “es su vida”… ¿Cómo puede gestionar una pareja los líos, complicaciones, malos rollos o experiencias y posibles flipes que surjan en un momento dado? Porque no hay que olvidar que no se trata solo de que mi pareja tiene permiso para darse el gusto por ahí y yo lo mismo.. No es una cosa de dos sino de otras personas también, porque ¿con quien te enrollas? ¿con personas que tienes ese pacto también? ¿con personas que están libres de responsabilidad, pareja o similar? ¿con personas solo liberales? ¿No. Seguramente te enrollas con personas normales o convencionales que posiblemente “engañan” a su pareja igualmente… O personas que van a lo que van y no les importa mucho a quien afecta o engañan o molestan con su conducta.
Decía Stendhal que “para un amante ya no hay amigos”, ni pareja añadiría yo.. Creo que (encuestas aparte) la fidelidad es algo mas escaso que lo contrario así que a fin de cuentas lo de esta pareja no solo no es raro sino que vete a saber si una manera de entender la pareja mas elevada que la de los pobrecitos mortales como nosotros. Alienados bajo el corsé de la pertenencia clásica y la exclusividad sexual que luego cuando se puede mucho lo rompen con todo el morbo y deseo del mundo.
Respeto totalmente lo que la pareja, en el ámbito de su pareja, decida hacer con su vida de relación o compromiso mutuo. Respeto claramente el derecho a hacer con su vida lo que decidan y crear un estado aceptado por ambos. Respeto, por supuesto, cualquier acuerdo de equidad entre los dos libremente aceptado aunque vaya contra la “ideología” dominante y no pretenda imponer nada mas allá de su ámbito personal y privado a los demás ni causar dolor a otras personas directa o indirectamente. Y he aquí tres claves. Equidad, que puede ser nunca pidas mas que lo que estás dispuesto a ofrecer y haz como te gustaría que te hiciesen (las normas de derecho a hacer o de no hacer ciertas cosas que señalaba). Libremente, no impuesto de uno al otro por un “o lo tomas o..” fruto de necesidades insatisfechas de uno de los miembros (o miembras, que está de moda) y se comparta desde el respeto o el silencio de no contar. Y no causar dolor a otras personas, puesto que estamos hablando de relaciones o contactos en los que por lógica, están implicadas otras personas que puede que no tengan ningún pacto con sus respectivas parejas y que su motivo para tener un “rollo” escarceo, amante o revolcón sea otro mas condenable (engaño, infidelidad, morbo de otro tipo..) ya que las personas que tengas su rollos con los miembros de la pareja pueden tener su propia pareja ignorante, su novio o novia, su compromiso no cumplido u su cuelgue personal o ser “usadas” por el deseo y el acuerdo no expresado. Si te enrollas con permiso de la pareja, la persona que se enrolla contigo puede estar engañando a su pareja de otra manera o buscando otras cosas que no son las de esa pareja o creando situaciones de conflicto ajenas a un pacto. También pueden ser libres de compromiso o simples “depredadores” de sexo. Yo, desde la psicología, añadiría una cuarta clave, el equilibrio y conocimiento personal puesto que estamos entrando en situaciones de relación donde la persona, en interacción con su pareja y con otras mas o menos desconocidas, mueve mucho de su interior (por mucho que se diga “es solo sexo”) y todos tenemos partes oscuras de uno mismo, autoengaños, auto justificaciones engalanadas de lógica y argumentos justificativos de algo que uno no llega a entender realmente, insatisfacciones, cuelgues, historias personales, comidas de coco, desequilibrios o equilibrios compensados de aquella manera, aspectos neuróticos de cada cual……(por algo es difícil vivir en comunidad y mas en pareja) y a todo esto que llevas puesto cuando interactúas (en aspectos tan privados y complejos como el sexo, aunque solo fuese sexo que creo que eso no existe realmente) con otra persona añádele lo que lleve puesto la otra persona en si…(incluso tu pudieras tener todo muy claro pero ¿y el otro o la otra amante de turno?

ACTUALIZACIÓN:

Podéis ver el resto de entradas publicadas en los días posteriores en estos enlaces:
—Introducción-1: Introduciendo el tema (esta entrada)
—Introducción-2: Continuando la introducción
—Segunda parte. “Hagamos un sexpacto, cariño
—Segunda parte-2. Pactos sexuales dentro de la pareja
—Tercera parte-1. Los cuernos que yo pongo. 1ª y 2ª fase
—Tercera parte-2. Tercera fase. Pacto fruto del deseo de ambos
—Tercera parte-3. Cuarta fase. Tu pecas y yo peco
—capitulo Final: Quinta fase. más allá de los pactos

Publicado por

Pais Vasco - Juan

Juan Luis, Juanlas, Juan, Jon Koldo, Ibán...pero todos Yo Mismo.

15 comentarios en “Pactos para la infidelidad de pareja (1º parte)”

  1. hmmmmmmmnnnnnnnnn…………..me parecen que quieren defender lo indefendible, el amor es un hecho, no un pacto, el amor es decision consciente pero una vez hecho ata la carne y el espiritu, osea es exclusivo en todos los ambitos, por eso dios es perfecto y nosotros estamos mal…..

    post-data: la envidia es natural, eso no quiere decir que esta bien, el racismo tambien, eso no quiere decir que este bien, osea no siempre lo natural es lo mejor, hay que superarse……

  2. bueno, al escribir esta introducción al tema he querido expresar algo que sucede en la vida real. Los pactos (de amor, de sexo o de ambos) en el ambito personal de la pareja. Parejas hay de muchos tipos y formas. Aqui hablamos de pactos de carácter sexual peculiares en tanto que pretenden romper la “fidelidad” o mejor dicho “exclusividad” de sexo con solo mi pareja pero en el marco vamos a decir “convencional”. Para mi, los pactos de este tipo, igual que otros podemos pensar en otros aspectos de la ocnvivencia, son maneras de romper lo establecido pero sin romper con lo establecido, es decir una forma de escaparse de la “norma”.
    Quede claro que no planteo los pactos como algo deseable o no. Todo depende. Pueden servir para engañar o para ocultar y pueden servir para avanzar juntos en algo.
    Distingamos amor de todo esto. Además hay varias palabras que conviene ponerse de acuerdo en su significado y limite antes de hablar de esto. Una es que es amor (de pareja), otra que es pareja, otra que es ser fiel, otra que es pacto, otra que es sexo, Usamos la palabra amor pero seguro que cuesta definirla en la práctica. ¿Amar exige exclusivdad, por ejemplo? ¿amar es que uno o una sea todo? ¿amar tiene normas claras y precisas de como hacerlo? Para acercarnos un poco tenemos que asociar algo más al amor de pareja. En mi opinión, lo que debe estar cerca no es tanto tener sentimientos o estar “flipado” o “caladito por tus huesos” sino algo mas mental. Es un compromiso. Yo puedo amar a personas pero ese amor solo se define cuando se añade un compromiso. una firme decisión en un sentido, un responsabilizarse de algo en común cual vehiculo con el que transmitir ese amor. En cuanto a ser fiel parece presuponer que no engaño, que soy sincero y no que este o no con otro u otra. Por lo que ser fiel no se refiere tanto a que te amo solo a ti o no me voy con otros u otras como a que me he comprometido a algo que he prometido cumplir. Ser fiel es un pacto. No es amor. es un pacto entre dos personas que puedo cumplirlo o no. Pero ese pacto puede no ser de exculidad y por tanto la infidelidad no es tanto “me lo hago con” como no hago lo que acorde contigo.
    En cuanto a pacto. entiendo que es algo pensado, sincero y expresado en el que ambos estan de acuerdo. Hay pactos de facto que no se han dicho en palabras (pactos de silencio, de no tocar tal tema, de no hacer tal cosa,..) pero que ambos respetan quizá por temor a l perder y hay pactos hablados o escritos que se han definido con mayor precisión. Un pacto es un acuerdo al que se debe ser fiel o responsable del mismo. Y por último, sexo… que es sexo… ¿cualquier contacto placentero donde se impliquen dos cuerpos o más (o uno solo)? o ¿genitalidad en relación? ¿roce de piel? ¿simple fornicación? ¿una forma de comunicación donde se obtiene un placer) Los vascos para decir hacer el amor (esta expresión que suena idilica pero que poco tiene que ver con la realidad de cuando se expresa echar un polvo, chingar, cogerte, fornicar, follar, etc..) usan la palabra larrua jo (traducido tocar piel) suena mas real y amplia ya que finalmente es tocar piel pero sigue quedando corta para definir que es hacer sexo . (virtual, fantaseado, deseado, vestido, insinuado, seducido etc…)
    Susana puedes eligir uno pero nadie te asegura que seael unico, ni tu misma pero en tu comentario unes amor a unas condiciones. La pareja que hace un pacto sexual puede no hacerlo por cuestiones de amor sino de otras necesidades o gustos, puede hacerlo por puro placer o para justifica un engaño ante la pareja, puede hacerlo por puro sexo aparte de amores o por problemas de amor en pareja pero separemoslo.
    Jota, toalmente de acuerdo. La pelicula de Enmanuel refleja mucho una forma de ver el sexo distinta a la moral convencional y no por ello mala si bien quien rompe las normas es agrdido por la masa con frecuencia pero dejemos aparte lo bonito que es el amor de pareja y el cariño con el placer del sexo por muy perverso que nos pueda parecer..
    Tere, la foto me hizo gracia y qureo que esta muy bien explicada por juan. es provocadora y puede tener unas cuantas lecturas para fomentar una discusión o análisis tanto erotico como de poder, social, o similar. Como encontre de mujeres la puse. Yo la vivo mas como una critica al control que pretende la masa, lo social o el entorno.
    Sol precisamente nuestra evolución va haciendo que descubramos mas maneras para gozar y mas maneras para engañar, mas formas de avanzar y mas de destruirnos, mas modos de amar y mas de engañar.. Sino seriamos animales con un par de celos al año y pelear para montar a a la hembra y que la naturaleza de retoños de mis genes y no del resto
    Gatuferio, Te has centrado en lo virtual pero no es mi intención en esta serie de articulos. Lo virtual es un añadido mas, otro modo de ligar, de flirtear que modifica el medio y las técnica, modifica la estrategia pero no es en esencia muy disitinto a lo que puedas ver cualquier sabado noche en la discoteca. Estrategisa para no frustrarse y obtener tu dosis de deseo o morbo… Con tu parafernaria de frustraciopnes, cuelgues, necesidades isatisfechas o vicios no reconocidos del todo.. El mundo virtual es apasionate y el articulo es muy interesante (y dificil de aprehender del todo) Los pactos vrtuales para mi no son los que se hacen en la pantalla del ordenador sino los que se cumplen sin en realidad haberlo dicho ni hecho…En fin, esta es la primera entrega elico mas en las siguientes
    un saludo. LOm

  3. Quería haber mandado esto antes que el comentario pero no lo encontraba Ahí va. Espero a Juan le guste

    El erotismo e Internet

    César Hazaki

    Psicoanalista
    Trabajo presentado en el Primer Congreso Virtual de Psicoanálisis.

    Modulando para “chica aburrida”: Las comunicaciones facilitan más y más el contacto entre las personas, pero los vehículos de las mismas, como el canal 16 de radio de Prefectura Naval Argentina para la prevención de accidentes y auxilio náutico, termina siendo usado por gente que quiere hablar anónimamente de otra cosa. Así, desde las embarcaciones, la “chica aburrida” y sus festejantes llenan el éter con su discurso histérico de promesas imposibles. Por sus voces, parecen, la mayoría casi niños: la capacidad de seducción que la “chica aburrida” de turno ponga en juego convoca a otros varones con voz viril. Todos se enganchan en un ensueño pasional en el medio del Río de la Plata. En este medio de comunicación son relevantes las voces, sus contenidos, los tonos, los jadeos, etc.

    “Chica aburrida” pide que alguien la salve de su insoportable levedad, de su vacío existencial que se disfraza de necesidad de un hombre que la escuche, parece no soportar el silencio. Los rescatadores que se atreven a comentar sus fantasías dicen de sus sueños de conseguir a la hija del rico que pasea en su enorme crucero; de tener sexo con esa niña con cuerpo de mujer desplegado cual estandarte en la cubierta de los grandes y costosos barcos. La “chica aburrida” es considerada un rehén de un burgués impotente. Los piratas del éter sueñan beneficios por obra y gracia de su “enorme” potencia viril. Para favorecer la tesis del enigma femenino nadie conoce una “chica aburrida”. La cultura de masas, como se ve, no olvida el canto de las sirenas y a Ulises atado al palo de su barco. El código de comunicación del canal 16 es obsesivo, rígido en sus precisiones, con palabras que se repiten una y otra vez, siempre se da un comprendido final con todos los datos recibidos en forma precisa y exacta. De no ser así el código exige que se reitere todo el mensaje. Como se ve el par comunicacional histeria-obsesividad anda por el Río de la Plata mostrando su indisoluble complementariedad.

    Entonces llegó la red: Desde las entrañas del Pentágono, enmarcada en el proceso de capitalismo financiero salvaje surge y se expande Internet. Las enormes consecuencias van desde el intento de control absoluto de los ciudadanos con vehículos como el Echelón; hasta la más amplia y masiva horizontalidad de encuentro entre personas en tiempo real. Queremos reflexionar sobre otros dos grandes efectos de la red: flexibilización laboral que promueve el trabajo en casa por la eficacia de la comunicación por computadoras. Y los encuentros amorosos virtuales. Con el mismo vehículo se potencian ambas cosas. Nótese que el primer caso, el de la flexibilización laboral del trabajo habla, engañosamente por lo que vimos después, de la comodidad de “quedarse a trabajar en casa”, se propagó, se vendió esta idea y se logró, en realidad, que millones de personas en el mundo se quedaran en sus casas sin trabajo. Comodidad, de otro orden, que también acompañan los primeros pasos de los contactos virtuales dado que no piden ni desplazarse, ni hacer el esfuerzo del contacto cuerpo a cuerpo.

    Es evidente que no podemos dejar de mencionar que el 26% de la población de Estados Unidos esta conectado a Internet, mientras que aun dentro de los países desarrollados sólo el 1% lo está. Por lo cual el sesgo de algunas cuestiones no deja de ser una impronta del país que hegemoniza cultural y económicamente el mundo.

    Un gran porcentaje del tráfico de las comunicaciones por chat, por e-mail, es la vía regia de encuentro para los encuentros virtuales. La moda de los mismos, las distintas variantes de la pornografía, la gran aceptación del público usuario lleva hacia algunas reflexiones: ¿estamos ante un nuevo “destape sexual”, una nueva avalancha de propuestas que avanzan hacia una sociedad menos represiva?

    La respuesta afirmativa a esta pregunta volvería a imponer una nueva revisión sobre las siempre complejas relaciones entre los seres humanos y la sexualidad.

    Podríamos preguntarnos, por ejemplo, ¿las personas casadas establecen vínculos virtuales por la insatisfacción que la vida de pareja les produce? O ¿los amores virtuales están siendo practicados por la cada vez mayor población “single” de las grandes ciudades? ¿Es que los integrantes de ambos subgrupos se han lanzado sin reservas, ni censura a la experiencia del erotismo virtual?

    Esta situación puede llevar a preguntarnos ¿se está activando un modo novedoso del amor y el erotismo? Que mucha gente esté experimentando nuevos modos de encuentro erótico puede dar indicios de cambios importantes en la subjetividad. Esta concreción en tiempo real de la romántica carta perfumada o de los labios estampados en papel nos recuerda con qué enlaza históricamente: el viejo casamiento por poder, donde las colectividades trataban de no perder consistencia étnica pese a las migraciones. Se intentaba mantener la identidad, el origen, la pertenencia desde la cual el hambre, la ilusión, la guerra, la desesperación o la aventura los había arrancado. Las cartas de Freud a Martha son ejemplo del amor sostenido por misivas.

    Del confesionario al ciberespacio: Este discurso es anónimo, en primera instancia secreto, con escamoteo del cuerpo y donde, muchas veces, la identidad es trasvestida, dado que muchas personas cambian de identidad sexual para los mismos. El hábito del cambio de identidad sexual es más frecuente en los varones. Es mayor la cantidad de varones que se presentan como mujeres que la inversa.

    De la misma manera que en el canal 16 de auxilio náutico, en la red hay más varones conectados que mujeres. Podemos marcar una constante: en el mito de Ulises son dos o tres las sirenas, mientras que el héroe y sus marineros de oídos tapados son muchos, lo mismo ocurre en el canal 16 y en Internet donde se comunican más varones que mujeres. Si de cada cuatro personas tres son varones y una mujer se evoca las primeras definiciones de la masculinidad: el predador acechando, buscando saciarse.

    En la red seducen, convocan las letras, el uso del idioma, los puntos suspensivos, las imágenes que se le incorporan al texto. Es una seducción más diseñada, pero que sin duda se ejercita y desarrolla en y por las letras.

    Este primer modo de discurso, anónimo, secreto, con nombres en clave, se acerca a las definiciones que Foucault daba para la sexualidad desde el Concilio de Letrán de 1215, momento histórico del catolicismo donde la confesión se estableció como ritual mayor del que se espera la producción de verdad. De la sexualidad hay que hablar.

    Estos múltiples susurros muestran los novedosos efectos de la sociedad tecnológica, ¿es posible que los mismos indiquen que a partir del desarrollo tecnológico empieza a descubrirse un arte erótico? El mismo podría estar desarrollándose por la práctica y el descubrimiento del mundo virtual que las máquinas traen.

    Si esto fuera así los destinos de Occidente estarían incorporando, por vía inesperada, los descubrimientos eróticos orientales (Japón, China, India, etc.) no por la transmisión de un maestro, que posee y transmite un saber milenario del erotismo, sino por la facilitación de las máquinas, es decir donde el lugar del maestro del erotismo lo ocupan los múltiples sitios y portales de ideas y propuestas sexuales que la comunicación virtual plantea. No deviene, entonces, este saber por la transmisión de la vía erótico-religioso, sino por vía tecnológica, las máquinas estarían sustituyendo la falta de historia de Occidente en este sentido. Así el camino sería: ciencia tecnológica, práctica de “amores virtuales” y de la misma el surgimiento de un arte erótico.

    Es evidente que esta es una demostración más de que el erotismo está en todas partes y que el ser humano erotiza todo lo que produce, o lo que está a su alcance.

    Virtualidad y peste: Claro que este erotismo de los encuentros virtuales se produce bajo la sombra del sida, donde estarían renovándose aspectos represivos de la cultura, en especial donde el cuerpo, nuevamente, transmite y porta la peste por contacto sexual. Encarnación, reminiscencia del pecado original cuando el árbol del conocimiento es descubierto por la mujer y el hombre. Como una cruel muestra del destino humano las máquinas se contagian, hay que usarlas con preservativos (antivirus), tener contactos seguros, alejarse de los extraños (no abrir correos desconocidos). Es decir la metáfora de la peste que tanto aterroriza al ser humano se expresa también dentro de las máquinas.

    Por otro lado la aceleración de los tiempos sociales ha cobrado tal dimensión que nadie tiene tiempo para nada. Fugacidad, miedo al contacto ayudan a reforzar los encuentros en la red. Donde la multiplicidad de encuentros, la entrada y salida instantánea de los mismos, llenan de comodidad malestares mayores de nuestra cultura.

    La sonrisa del gato: El carácter que la sexualidad adquiera desde y por las máquinas es difícil de predecir, es cierto que el hombre parece estar cambiando privacidad por comodidad, al establecer un encuentro desprovisto del cuerpo en primera instancia, también es cierto que la industria que monopoliza Bill Gates prepara a gran celeridad el perfeccionamiento del encuentro virtual para alimentar y satisfacer este mercado cada vez más amplio de encuentros donde la sonrisa del gato, como en Alicia en el País de las Maravillas, queda suspendida en el aire luego del alejamiento del gato.

    Lo que no quiere decir que escape de los modos discursivos tanto obsesivos como histéricos que aún en la virtualidad prefiguran cuerpos y contactos.

    En los contactos virtuales la mayor capacidad de “histerizar” el discurso y su imagen en la pantalla atrapará como encanto de sirena a los Ulises de la red. Solo que ese discurso no se sabe con claridad quién lo realiza, tal vez no importe en la primera instancia de enamoramiento. Quizás sea un nuevo ser mitológico que como los cantos de sirenas tengan como convicción seducir al viajero del ciberespacio.

  4. Me gustó el trabajo, sobre todo porque no tiene una visión tremendista ni apocalíptica que recaiga sobre los lazos y las formas de hacer lazo, aunque sí realiza un analisis que liga lo tecnologico a lo politico. ME GUSTAN LAS PREGUNTAS
    ¿las personas casadas establecen vínculos virtuales por la insatisfacción que la vida de pareja les produce? O ¿los amores virtuales están siendo practicados por la cada vez mayor población “single” de las grandes ciudades? ¿Es que los integrantes de ambos subgrupos se han lanzado sin reservas, ni censura a la experiencia del erotismo virtual?

    Y LA HIPOTESIS:

    Esta situación puede llevar a preguntarnos ¿se está activando un modo novedoso del amor y el erotismo? Que mucha gente esté experimentando nuevos modos de encuentro erótico puede dar indicios de cambios importantes en la subjetividad.

    Yo creo que sí. Y me hizo pensar una idea que traigo hace tiempo. Yo encuentros erotismos esforzados también por internet. Cuando hay algo que mueve desde el deseo ese encuentro. Y tambien que si alguien se quedó sin empleo y tuvo que volver a su casa, e “inventarse” un trabajo, qué bueno que pueda erotizar eso de algún modo, lo que no necesariamente es alienarse. También puede ser alienarse, pero no sólo eso.

  5. Sol, a pesar del título de infidelidad, todo eso hablado se basa en pactos de la pareja por lo que no es una “infidelidad” real sino un juego más de la pareja. No por haber esos pactos debe desaparecer el amor, en absoluto.
    No se basa en el “todos con todas” y viceversa, y mucho menos animalismo, por supuesto. Son pactos, siempre los ha habido y siempre los habrá. y ya es hora de hablar de ello.

  6. si consideramos que, según versa por ahí algún escrito…” que todo está permitido en una pareja, siempre que no se atente contra la integridad de alguno que la compone”… me permito hacer la siguiente reflexión…. es acaso la infidelidad algo que no atente contra alguno o alguna??…si se trata de hacer pactos en pareja para dar rienda suelta a los deseos ocultos que no involucran a “la pareja solamente” ¿para qué mierda entonces se está en pareja????…no es mejor estar solo o sola y así tener la posibilidad de establecer sexo con quien esté a tu alcance???…mmm…. buen tema en este tiempo donde los convencionalismos están regados por el suelo y donde el Amor, ese infinito nexo que nos une al TODO se manifiesta de forma tan efímera….creo que se puede llegar a pactar cualquier cosa con quien sea…la infidelidad pactada…más me parece que ya no es infidelidad….sería algo así como todos (as) con todas (os)…., o sea, animalismo puro??????….que hay de nuestra evolución?????, o es que estoy muy retrasada???????

  7. Hola Tere. Bueno, la foto la había puesto así el autor por lo que decidí no cambiarla. De todas formas es ilustrativa, no por el hecho de que sean mujeres, sino por el hecho de lo que expresa,ver. es la famosa foto de tres personas (hombres mujeres, monos…la he visto de mil formas) en que una se tapa las orejas (es malo, está prohibido, oir), otra la boca (es malo, está prohibido hablar) y la ultima los ojos (es malo, está prohibido ver). En este caso iba a cuento de este artñiculo: se tapa el sexo: es malo, está prohibido el sexo con libertad.
    Que te conste que ya hay alguna foto de algún tío ¿no?
    Pero bueno, lo tendré en cuenta (es más, ya he puesto dos en dos de las entradas dedicadas al tema:
    http://ibasque.com/breve-historia-de-la-masturbacion-u-onanismo/
    http://ibasque.com/la-masturbacion-es-saludable-1/
    http://ibasque.com/historia-de-la-masturbacion-practica-sexual-saludable-y-2/
    http://ibasque.com/metodos-de-masturbacion-femenina/
    Un abrazo.

  8. Pues yo quería comentar la foto porque el articulo me parece impecable….
    ¿porque solo mujeres? la infidelidad solo tiene que ver con ellas?
    ¿Es un simil de la famosa foto de los monos …esa de no ver, no oir, no hablar….pero y la que se tapa la vagina?
    ná es por curiosidad…es que en el tema de la masturbación el simil era el de una mujer(claro que se hablaba de la masturbación femenina….vamos Juan que de vez en cuando pongas algún guayabo cascandosela o en bolas…dicho esto sin acritud que diría un común amigo del yahoo.
    un abrazo y tironcillo de orejas.
    Tere Marin

  9. Susana, entonces más que secretos lo llamamos fantasías ¿no?, fantasías que ambos querrían hacer realidad.

    Jota: estoy de acuerdo, lo mejor sería no tener necesidad de soñar con cosas que no tienes o te gustaría tener, claro, eso que dices es lo ideal en una pareja que se ama. Yo también estoy de acuerdo con esa sentencia que pones. Antes era pecado tener “pensamientos impuros” ¿ahora sigue siéndolo?.

  10. Una vez en un pelicula (Emmanuelle)uno de los personajes dice que la fidelidad no existe.Que siempre hay alguien,aunque sea en la mente del otro.Igual esa especie de intercambio que relata el articulo tiene algo que ver con al mi parecer, acertado pensamiento del protagonista de la pelicula.Pero también pienso que es mejor en una relación de cariño y amor de pareja,limitarla a eso,a imaginar.Jota

  11. perdón Juan me referia a secretos que ellos querían hacer realidad.
    Claro que toda persona tiene derecho a equivocarse, los principes azules existirán mientras tu los imaginas y comienzas a crecer en amor.

  12. Bueno susana, no habla el artículo de pactos secretos sino de pactos bien publicados entre los dos miembros de la pareja.
    Por supuesto, esta no es una situación ideal, ni mucho menos, sino una situación más que se da en muchas parejas.
    De todas formas, ¿acaso no tienes derecho en equivocarte por la elección de tu guerrero?. ¿acaso el que has elegido es el único, el verdadero? ¿y si te has equivocado?
    Lo ideal es no equivocarse y elegir al verdadero desde el principio pero…., los príncipes azules no existen en general
    los pactos son necesarios (no estos, todos los pactos que puedan existir)

  13. Bueno un tema para profesional como tu Juan de la psicología.
    Por mi parte te diré que se y creo que si amas no puedes entretenerte o buscar jugar con otra persona,y menos si esta “ocupado”(casado)el mal corre también a esa otra que posiblemente ignora todo y se merece lo mejor.
    He visto gente muy “canchera” en amores y está vacía en su corazón.
    Ahora respeto los matrimonios que adoptan distintos modos de vida para sentirse bien.No entraría nunc aen esos pactos secretos entre marido y mujer.
    Los tiempos cambian y el hombre va más a prisa en busca de la felicidad y originalidad. Se olvida que el dolor y el sufrimiento acompañan en esta vida a los demás sentimientos
    No me sentiría bien tampoco siendo infiel aunque supiera que ya no me aman.
    Lo que elige el corazón y espiritu no puede reemplazarlo nada ni NADIE POR MÁS GUERRERO QUE SEA. YA ELEGISTE UNO Y ese es todo.

Ongi etorri, bienvenido/a!