Homicidios, maternidad y masculinidad

Una visión distinta sobre sobre la violencia doméstica, interesante lectura ¿CÓMO LO VEIS? (Sacado de Diario de NOTICIAS DE ALAVA)

Homicidios, maternidad y masculinidad (AMAIA BERANOAGIRRE*)
ESTE mes la sociedad se ha conmocionado con la muerte de dos hijos intoxicados por su madre en Navarra, así como hace unos meses otra madre degolló a su hija en Girona. Es llamativo ver el tratamiento tan diferente que reciben los casos de violencia doméstica según la relación entre la víctima y el/la agresora, y el género.
Diferentes investigaciones realizadas en China, Finlandia, India, EEUU, España y Kenia muestran que son las madres quienes maltratan a los niños/as en mayor proporción que los padres; lo explica el que son las madres quienes están más tiempo con los/as hijos/as. Tanto las madres sanas como enfermas, maltratadoras como madres amantísimas, consideran suyos a los hijos/as, por eso, cuando hay una descompensación psíquica o déficit psíquico, pueden acabar con sus vidas, porque los consideran suyos. Los hombres no tienen un sentido de la propiedad de los hijos tan apegado como las mujeres. Se podría decir, que las mujeres están más apegadas a sus hijos/as y los hombres a sus mujeres.
En los casos de las madres que matan o maltratan a sus hijos/as se tiende a intentar entender lo que ha sucedido en su mente. Se busca un diagnóstico psicológico de depresión, esquizofrenia o crisis se procede al tratamiento de la afección psicológica hallada, y no a un tratamiento como maltratadoras. La palabra maltratador/a es un calificativo social, no es un diagnóstico clínico. Sería ineficaz referir a un mismo tratamiento maltratadoras con diferentes patologías o perfiles psicológicos. Lo mismo ocurre con los maltratadores, las afecciones psíquicas de los/as maltratadores/as pueden ser diversas.
El que determinadas afecciones psíquicas se consideren patologías o no, dependerá de la escuela psicológica que lo considere. De las patologías psíquicas existentes son muy pocas las que eximen de responsabilidad legal; los trastornos de personalidad, las psicopatías o las caracteropatías no suponen ninguna disminución de conciencia, ni crisis de locura y, por tanto, tampoco eximen de responsabilidad penal. Pero tener un buen diagnóstico es un paso imprescindible para un tratamiento adecuado. Obviamente, la psicopatología o los cuadros psicológicos son resultado de factores biológicos, psicológicos, históricos y sociales; pero por ello no dejan de ser perfiles psicológicos que hay que diagnosticar para saber qué ocurre y cómo intervenir.
A pesar de ser las madres las que cometen más filicidios y que consideran suyos a los/as hijos/as, a nadie se le ocurre pensar que la causa única de estos homicidios sea el poder que las madres tienen sobre los/as hijos/as, sino que pensamos que algo anómalo ha ocurrido en la mente de la homicida.
Asumimos que las madres psíquicamente sanas tienden a querer y proteger a su progenie, del mismo modo que los hombres sanos tienden a proteger a mujeres y niños, siendo uno de los componentes de la masculinidad.
Las noticias de hombres que arriesgan sus vidas para salvar la de niños y mujeres son frecuentes. En el hundimiento del Titanic se salvaron un 74% de mujeres y un 55% de niños, frente al 22% de hombres. Una mayoría de hombres dieron sus vidas voluntariamente para que mujeres y niños/as se salvaran; si los hombres hubieran valorado sus vidas por encima de la de las mujeres y niños, lo hubieran tenido fácil dada su mayor fuerza física.
Quizá se deba a su identidad de género, tan denigrada en estos tiempos. Si estos hombres consideraran a las mujeres seres menos valiosos, ¿arriesgarían sus vidas o su integridad física para salvarlas? ¿Qué sentido tiene calificar como violencia de género la muerte de mujeres por hombres?
Murray A. Strauss ha sido pionero en investigar sobre maltrato utilizando muestra masculina y femenina. Los resultados de este estudio sobre violencia efectuado en 32 países, muestran que casi un tercio de las mujeres y de los hombres agredieron físicamente a una pareja, y que el patrón más frecuente fue la violencia mutua, seguida por la violencia exclusivamente femenina. La violencia exclusiva por parte del hombre era el patrón menos frecuente según los participantes femeninos y masculinos.
Las estadísticas también muestran cómo los países con mayor tradición en las políticas de igualdad de género encabezan la lista de mujeres muertas a manos de sus parejas; Finlandia ha encabezado la lista en años sucesivos, siendo un país en que el sufragio universal se logró al mismo tiempo para hombres y mujeres.
Ni la maternidad ni la masculinidad son positivos ni negativos en sí mismos, sino que cuando mujeres u hombres sufren una crisis o enfermedad psíquica pueden llegar a asesinar a sus seres más queridos: hijos/as, parejas o padres/madres.
Pero que las muertes de mujeres por hombres quizá no se deban en primera instancia a la masculinidad, sino a otros factores como enfermedades o desequilibrios, no quiere decir que el poder social y político no siga estando en manos de una minoría predominantemente masculina.

* Psicóloga. Vitoria-Gasteiz

Publicado por

Pais Vasco - Juan

Juan Luis, Juanlas, Juan, Jon Koldo, Ibán...pero todos Yo Mismo.

11 comentarios en “Homicidios, maternidad y masculinidad”

  1. Bueno, no creo que la psicóloga esa o haga por ninguno de esos dos motivos, ya he comentado que es experta y si lo dice no es por darle menos importancia aun dato que a otro sino para expresar que hay otras muchas violencias que se callan. Ahora está de “moda” el tema de la violencia contra la mujer (no hay más que ver a los políticos como hablan de ello en sus campañas. también sabemos que este tema da “trabajo” a muchas personas y eso es otro factor. Claro que es mucho más el número de mujeres muertas pero es que matar a un hijo es algo totalmente especial ¿no?. En el asesinato de mujeres intervienen muchisimos aspectos sociales y estructurales (machismo, peleas en la pareja, celos, separaciones traumáticas, traiciones…). asesinatos va a haber siempre, lo que hay que hacer es tratar de que esas estructuras sociales que influyen en la mente de los hombres cambien, yo prefiero estar en esa batalla que es más amplia y menos sesgada. Imaginaos que debe pasar en la mente de una mujer para matar a su hijo de 2 años… (con él no se ha peleado, ni le han puesto los cuernos, ni es más macho por hacerlo, ni…). Además, aunque la estadística nos dice que son unos 10 niños al año ( y algunos de ellos son asesinados por padres, no por madres…en comparación (porcentual sobre los niños de 0 a 14 años que existen) es un buen número ¿no?. Sin hacer al cuenta es posible que mueran más niños asesinados por millón de niños que mujeres de 18 a 80 por millón de mujeres ¿no?

  2. Yo estoy con Ana Echarri, no me cuadra. Y en cualquier caso, no me parece comparable: los hijos muertos por sus madres hacen un número absolutamente insignificante en comparación con el de mujeres muertas por sus parejas. Lo primero es casi anecdótico (por eso sorprende tanto cuando se produce), lo segundo es un problema de todos los días (o casi todos). Para mí es como si quisiera desviar la atención del asunto; o eso o ser original (a cualquier precio) estableciendo unas relaciones forzadas que, en realidad, confunden e incluso podrían reforzar las actitudes machistas.

  3. La verdad es que no sé de donde saca los datos. No obstante te comentaré que esta psicóloga ya ha escrito otros artículos en periódicos hablando del tema este así que la imagino bastante documentada, si no no escribiría a periódicos imagino).

  4. Este artículo no me cuadra nada, para empezar no muestra ningún enlace para saber de donde saca los datos.
    Y cuando habla de China, ¿está contando todos los asesinatos o abortos de niñas por la política de “Hijo único” que durante años se ha realizado?
    Creo que sería bueno disponer de unas estadísticas fiables.

  5. si cierto, hay un padecimiento mental principamente, claro. me voy a informar mas sobre el tema en distintos paises,y en el mio. no lo he profundizado tanto hasta ahora la verdad, pero me interesa. vienen bien los aportes para pensar y para mi intervencion en el campo social, hasta donde puedo llegar, despues les correspondera a un psicologo lo de los tratamientos.no??? gracias de nuevo!!

  6. Hola Irune, como decía antes, el artículo de esa psicóloga está bien estructurado. Yo tampoco sé las estadísticas pero sí me suena más infanticidios por parte de mujeres que por parte de hombres. Mi hipótesis es que la mujer comete menos maltrato a sus hijos (maltrato diario) pero más infanticidio. El hombre comete el maltrato más a menudo. Son dos cosas: el maltrato por la situación de poder (soy más fuerte que tú) y el infanticicio y el uxoricidio por la situación de pertenencia (eres mío, eres mía). El hombre mata a la mujer porque o es de él o de nadie y la mujer mata al hijo por la misma causa. Sobre todo cuando la enfermedad les lleva al suicidio). Todo lo que dices interviene, por supuesto, la pobreza, la educación,la depresión, la soledad…,pero ya sabemos que estos asesinatos se dan en todas las clases sociales. Al final la depresión, la psicosis, la paranoia y otras enfermedades mentales,latentes o no latentes, son, creo yo, la causa principal.

  7. yo hasta ahora nunca habia escuchado que la mujer era mas propensa a la violencia con los hijos que el hombre, pero quizas lo mas importante no es discutir acerca de en que género es mayor, para eso estaran las estadisticas si se llevan bien a cabo, lo que si que es un problema que importa determinar cuales estan siendo las causas principales: si algun padecimiento psiquico, o la situacion de pobreza, si otra relacion de maltrato que padece el “maltratador”, si la dificultad para espresarse por otro medio, si la falta de otras oportunidades, o la educacion,si la depresion,si la soledad, o la impotencia que genera esta sociedad para “quien no es el mas fuerte”…..

  8. Uxoricidio (wikipedia)
    El uxoricidio (del latín uxor, ‘esposa’ y -cida —del latín caedere, ‘matar’—, ‘asesino’) es el asesinato de la esposa por parte del marido. El uxoricidio, en la mayoría de los casos, tiene como determinante los celos.
    En ocasiones, este tipo de violencia es consecuencia del solapamiento de dos mentalidades en conflicto. Para muchos sociólogos, el aumento del uxoricidio en los últimos tiempos se achacaría a que los hombres con una mentalidad machista no aceptarían la emancipación de la mujer o el aumento de su libertades. En muchas sociedades patriarcales el uxoricidio se ve de hecho como un homicidio de menor calado, sobre todo en caso de adulterio, incluso se llega a considerar lo que tiene que hacer el esposo en estos casos.
    En la India una causa frecuente de uxoricidio son los problemas de una dote que no satisface al marido o a la familia de éste.
    En la literatura, nos encontramos con el asesinato de la esposa de (Othello) Otelo, Desdémona, en la famosa obra de William Shakespeare.

  9. uxoricidios?…eso lo tengo que mirar en el diccionario…jopé, qué palabreja.
    Pues la verdad es que el artículo está bien estructurado aunque no sé si es real o no pero si que estoy de acuerdo que las madres consideran que sus hijos son “suyos”, en eso tiene razón, y se ve cuando muchas veces que una madre se suicida (por las razones que sean, que eso es otro cantar), lo hace matando también a sus hijos pequeños porque piensa que sin ella…¿qué van a hacer solos en esta vida?

  10. Es muy complicado. Cuando se habla del maltrato de las madres hacia los niños, habría que ver a qué se refieren con maltrato. Ahora mismo según la ley es maltrato pegar una torta al niño, aunque seguramente todos lo hemos hecho y no nos consideramos maltratdores. Que las madres pegan más tortas a sus hijos es evidente, en tato que estén más tiempo con ellos y tengan que bregar con sus rabietas ocasionales. Pero eso tiene poco que ver con el auténtico maltrato, el que se ensaña con la víctima. produce lesiones y puede llevar a la muerte. De ese no me lo creo, o si no que me lo demuestren, que haya más mujeres que lo practiquen con sus hijos que hombres con sus mujeres (y no hay más que ver las noticias). Y en el caso de las mujres, como las citadas, que deciden asesinar a sus hijos, también es diferente. No los asesinan porque ellos ya no quieran estar con ellas o quieran vivir una vida aparte, no los asesinan porque consideren que son suyos y que sólo con ellas pueden vivir; algo que, en cambio, sí ocurre con frecuencia en el caso de los uxoricidios.

Ongi etorri, bienvenido/a!