29-Nov. La frase es hoy una poesía con corazón de ausencia.

basta…
basta
no quiero más de muerte
no quiero más de dolor o sombras basta
mi corazón es espléndido como una palabra
mi corazón se ha vuelto bello como el sol
que sale vuela canta mi corazón
es de temprano un pajarito
y después es tu nombre
tu nombre sube todas las mañanas
calienta el mundo y se pone
solo en mi corazón
solo en mi corazón.

Y es que hoy JUAN GELMAN, argentino de BBAA y residente en México; poeta que ha llevado la lucha por los derechos humanos a sus versos pero también el amor, ha sido condecorado con el Premio Cervantes 2007, el máximo galardón a las letras hispanoamericanas. Con sus 77 años es el poeta más premiado de su generación (premios como el Juan Rulfo, el de Literatura Latinoamericana y del Caribe, el Iberoamericano de Poesía Pablo Neruda, y el Reina Sofía de Poesía Iberoamericana). Y ha ganado el premio por delante de nombres como ese otro monstruo de las palabras llamado Mario Benedetti. Su compromiso izquierdista le obligó a marcharse de Argentina en 1975 y perdió a familiares suyos, entre ellos su nuera, María Claudia García, secuestrada en Buenos Aires en 1976 durante la represión desatada contra simpatizantes de izquierda bajo los gobiernos militares de la época. El cuerpo de su hijo Marcelo apareció días después del secuestro en la capital argentina y ella fue trasladada a Uruguay donde dio a luz a una niña y fue asesinada poco después, dando la niña (María Macarena) a un matrimonio relacionado con la dictadura uruguaya (se confirmó esta identidad en el año 2000 y María Macarena pudo a fin reencontrarse con su familia.
Entre las obras e Gelman destacan “Violín y otras cuestiones” (1956), “El juego en el que andamos” (1959) y “Velorio del solo” (1961). “Cólera buey” (1964), Fábulas (1973), valer la pena (2002), Oficio ardiente (2005), Miradas (2006)
Artículo sobre el asesino de María Claudia, nuera del poeta Juan Gelman

Publicado por

Pais Vasco - Juan

Juan Luis, Juanlas, Juan, Jon Koldo, Ibán...pero todos Yo Mismo.

Ongi etorri, bienvenido/a!