La discriminación de género de los hombres

Un amigo me pasaba esta ponencia que presentó Oscar Guasch en la Universidad Complutense de Madrid dentro del proyecto Mageeq (proyecto de investigación para analizar y mejorar las políticas de igualdad de género de la Unión Europea y de sus países miembros.
Al leerlo me he dado cuenta se que es un verdadero resumen de todas aquellas discusiones que he tenido en los últimos tiempos tanto con hombres y mujeres machistas como por personas que se consideran “feminsitas”.
Querido Oscar, estoy al 100% de acuerdo contigo, hasta en los puntos y las comas.
¿QUÉ HAY DEBAJO DE LAS POLÍTICAS DE IGUALDAD?
Oscar Guasch (Dpto. Sociología Universidad de Barcelona).

Muy buenas tardes y muchas gracias por haberme invitado. Mi intervención será breve porque tenemos poco tiempo. Y será una intervención leída, porque
quiero medir, exactamente, el alcance de mis palabras. Mi intervención se basa en el respeto, en el agradecimiento, en la ideología, y en la crítica elaborada a partir de la experiencia.
Agradecimiento, respeto, ideología, y crítica basada en la experiencia.
Primero, es preciso dar las gracias a tantas y tantas personas, sobre todo mujeres (pero no solo a ellas) que llevan años luchando por la igualdad y
contra la discriminación.
Segundo, mi intervención es una intervención ideológica. Pero no es más ni menos ideológica que las intervenciones de quienes me han precedido en
estas jornadas. Las prácticas profesionales y expertas, a mi entender, siempre son prácticas ideologicas, es decir, son prácticas políticas. Es un acto de honestidad
científica y ciudadana el reconocerlo.
Tercero, mi intervención se basa en el respeto de las posiciones ideológicas de quienes me han precedido. Respeto, pero discrepo.
Cuarto, mi intervención será muy crítica y se basa en mi experiencia. Mi experiencia investigadora y como persona ciudadana es lo único que puedo
compartir con ustedes. Agradecimiento, respeto, ideología, y crítica basada en la experiencia. Vamos con ello.
Veo que soy el único hombre que participa como ponente las distintas mesas de este seminario. Y se supone (de forma implícita) que estoy aquí por ser
homosexual o gay.
Bien. Pues quiero decirles que estoy aquí porque soy un hombre. No estoy aquí porque ser homosexual ni tampoco por ser gay. Es cierto que fui homosexual. Pero ya no lo soy. Entendí con rapidez que la homosexualidad es una forma científica de homofobia. Así que dejé de ser homosexual.
También fui gay. Pero dejé de serlo. Dejé de ser gay cuando esta identidad se banalizó y fue traicionada por la política y absorvida por el mercado. La identidad gay actual es una identidad basura, como lo son la mayoría de las realidades de nuestra sociedad.
Ya no soy homosexual. Ya no soy gay. Soy tan solo un hombre que padece, como tantos otros hombres, la homofobia de quienes no respetan mis opciones
de género.
Sin embargo, ahora, se que no estoy solo. Hay otros hombres que, como yo, no son homosexuales ni gays, y que también padecen esta forma de violencia de género que es la homofobia. En nuestra sociedad, todos los hombres (homosexuales o no) padecemos discriminación y violencia de género.
Son discriminaciones sutiles y son violencias socialmente invisibles, pero existen. Resulta insólito argumentar que los varones padecemos discriminación y
violencias de género. Pero así es. A los varones (al igual que a las mujeres) nos prescriben y proscriben roles, emociones y actitudes.
El genero discrimina a los hombres porque ciertos recursos y posibilidades sociales nos son menos accesibles que al resto de personas. Veámos algunos ejemplos de discriminación de género que padecemos los hombres.
Primer ejemplo:
La definición de la maternidad como función biológica (y no como lo que es: una función social que se puede aprender) es un ejemplo de discriminación a
los hombres que, además, genera una visión sesgada de nuestras identidades y capacidades sociales como personas. Los hombres tenemos derecho a ser madres. ¿O es que acaso la biologia es el destino?
Segundo ejemplo:
El estudio de los hombres y de nuestras posiciones sociales de género, se está haciendo hace desde una perspectiva que prima la estigmatización de los
varones por el mero hecho de serlo. En el imagiario social hegemónico parece que, ser hombre, sea una suerte de agravante de no se sabe muy bien qué. Y si se es hombre heterosexual, peor todavía. Son más sospechosos. Aunque nadie sepa exactamente de qué.
Tercer ejemplo:
Para pensar y estudiar a los hombres apenas se usa el concepto de género, y se recurre, más a menudo, al concepto de masculinidad. Sin embargo, rara vez se emplea el concepto analogo de feminidad para pensar y estudiar a las mujeres. Estudiar a los hombres desde la masculinidad y no desde la perspectiva de género, elude aplicar al estudio de los hombres los mismos instrumentos de análisis que se emplea para hacer lo propio con las mujeres. Esta pirueta teórica y conceptual permite obviar, invisibilizar y negar las condiciones sociales que posibilitan nuestra discriminación de género.
Cuarto ejemplo:
Este ejemplo lo tomo prestado de Jose Antonio Lozoya, que es el Director del Programa de Hombres por la Igualdad del Ayuntamiento de Jerez. El fracaso escolar tiene género. Los que fracasan más son los hombres. Sin embargo, la perspectiva de género apenas se usa para explicar el fracaso escolar. José Antonio Lozoya se pregunta qué sucedería si el fracaso escolar tuviera rostro de mujer.
Qunto ejemplo:
Que “calzonazos” sea un insulto, o que “paternalista” signifique negar la capacidad de elección de otros (en vez de un intento de cuidar y ocuparse de ellos) son ejemplos de cómo el lenguaje sexista afecta también a los hombres.
Sexto ejemplo:
Cuando en los procesos de divorcio se otorga la custodia a las mujeres por el hecho de serlo.
Séptimo ejemplo:
La sexualidad de los hombres es definida de forma estereotipada, simplista, sexista, e interesada. Se ha creado el mito de que la sexualidad de los hombres es agresiva y
compulsiva. En consecuencia, hay actos corporales definidos como perversos cuando quienes los realizan son varones, pero no cuando quienes sus actrices son
mujeres.
Con siete ejemplos basta. Aunque con uno solo ya sería suficiente. En cualquier caso, es preciso aclarar que la discriminación de género que padecemos los hombres tiene una calidad distinta de la que padecen las mujeres. Pero eso no significa que no exista. Si acaso, es socialmente invisible. La discriminación de género que padecemos los hombres se basa en las mismas estructuras sexistas que posibilitan la discriminación de las mujeres.
Es preciso recordar que el sexismo, como el poder, está en todas partes. Y es preciso destacar que las políticas de igualdad se siguen pensando como
si los hombres y las mujeres fueran grupos homogeneos. Y no es así. Unos y otras somos radicalmente diversos.
Bien. Este seminario pregunta ¿qué hay debajo de las políticas de igualdad? Yo no puedo decirles lo que hay. Solo puedo decirles lo que yo veo. Debajo de las políticas de igualdad veo a los hombres escondidos y desorientados.
Debajo de las políticas de igualdad veo la negación y la invisibilización de la discriminación de género que padecemos los hombres.
Debajo de las políticas de igualdad, se olvidan, se niegan, y se invisibilizan las experiencias de dolor y de discriminación de los hombres separados y divorciados.
Debajo de las políticas de igualdad, se ignoran los programas educativos dirigidos a los hombres para mostrar que ser macho mata.
Debajo de las políticas de igualdad, se ignora el acoso escolar contra quienes no se adecuan a las expectativas de género previstas para los hombres.
En el colegio se acosa a los maricas, pero también a los calzonazos, a los cobardes, a los nenazas, y también a quienes llevan gafas y son gorditos o tienen un aspecto asiatico.
Y eso son formas de homofobia. Es decir, son formas de violencia de género. Debajo de las políticas de igualdad, siguen sin reconocerse las contribuciones que los hombres insumisos hicieron a la crítica del machismo social y militar español.
Ya termino.
Los insumisos, los calzonazos, los maricas, los cobardes, y los poetas, padecemos opresión y discriminación de género por serlo. ¿Pero en qué parte de este seminario se habla de todo esto? En ninguna.
Si yo estoy aquí es, al menos en teoria, para hablar de derechos de homosexuales y de lesbianas. Y las preguntas que, se supone, debo responder, tienen que ver con eso: con las y los homosexuales.
No me es posible hablar de los ni de las homosexuales. Y es que ya na nadie estudia los negros. Se estudia el racismo. De igual modo ya nadie estudia homosexuales. Se estudia la homofobia. Y la homofobia afecta a todos los hombres. Sean o no sean homosexuales o gays.
Mi experiencia en los grupos de hombres, me dice que la homofobia y la violencia y la discriminación de género que comporta, afecta a todos los hombres sin excepción.
Pero hay demasiadas resistencias e intereses creados como para asumirlo. Creo que las políticas de igualdad de género están mal formuladas, porque obvian e invisibilizan las experiencias de dolor y de discriminación de los hombres.
Les hablo desde el agradecimiento, desde el respeto, y desde una posición que no es ni más ni menos ideológica que la de quienes me han precedido.
Pero también les hablo desde la crítica. No es de recibo que se siga pensando el patriarcado como un producto masculino con el que las mujeres no tienen nada que ver, excepto como víctimas.
Muchas gracias.

Óscar Guasch es licenciado en geografía e historia, doctor en antropología social y profesor de sociología de la Universidad de Barcelona. Especialista en sociología de la sexualidad y en técnicas cualitativas de investigación social, ha publicado “La sociedad rosa”, “Observación participante” y “La crisis de la heterosexualidad”, además de diversos artículos en revistas especializadas. Escribió el prólogo en el libro “Gestión familiar de la homosexualidad”

Publicado por

Pais Vasco - Juan

Juan Luis, Juanlas, Juan, Jon Koldo, Ibán...pero todos Yo Mismo.

67 comentarios sobre “La discriminación de género de los hombres”

  1. Hola Romero. El maltrato tiene mil formas, no cabe duda. En divorcios hay mil formas de maltrato vengativo. No obstante el maltrato de género es siempre de unas personas que por su seco se creen con derecho usarla fuerza contra el otro seco por ser inferior. Por eso se distingue entre maltrato machista o de género y maltrato doméstico de una mujer a un hombre por ejemplo. Suerte en tu divorcio. Ojalá vaya a mejor.

  2. Hola a todos es la primera vez k voy hablar
    yo soy divorciado yo pedí el divorcio en este caso pienso
    k hay hombres i mujeres k son maltratadores pero si es cierto kien realmente tiene la mala fama es el,hombre lo k si pienso i pongo mi kaso ke,el hombre maltrata de una manera y la mujer de otra esa conclusión la saquo de lo k me a pasado a mi pegar a una mujer sin duda es maltrato pero tener que,consentir i conpatir todas las decisiones que mi,ex mujer hace i ni siquiera cuenta con tigo !! que alguien me diga lo que es esto

  3. el feminismo es lo mismo que el machismo, patucos rosas, banderas rosas,… que mas da. todos somos personas. el feminismo y el machismo son una lacra social.

  4. Geniodg, estoy de acuerdo.
    LLevo años luchando por ello, el machismo no es algo propio de machos, de hombres, en absoluto, el machismo es inherente a todas las personas, hombres y mujeres.
    Hay tantas machistas mujeres como hombres machistas. Y estas desigualdades las general el machismo. El problema es que cada vez más las mujeres van cambiando (muy lentamente) pero a los hombres aún vamos más a paso de burra coja.
    El dia que una mujer no ponga su primer patuco azul o rosa, segun el sexo, a su bebé, diré que las cosas empiezan a cambiar en serio.
    Un abrazo

  5. Me parece muy bien, y creo que esto lo ha generado el mismo machismo, de parte de hombres y de mujeres, quienes se enfocan en dar ayuda y ventaja a la mujer, y al hombre lo dejan botado, ya es hora de que la igualdad se dé sin importar el género.

  6. Una persona allegada a mi esta siendo maltratado sicologicamente por la madre de sus hijos,y desde x dia ya no pernocta en la vivienda pues ya era imsostenible e imsoportable el seguir viviendo esa situacion .El abogado le ha dicho que no le puede denunciar por abandono de hogar ,que eso ya no esiste,(de todas formas el se esta haciendo cargo de igual manera de todos los gastos y de los nenes de igual manera),hay alguien que me pueda decir que esto sea asi.GRACIAS.

  7. Paisvascopili, me alegro de que a ti las cosas te fueran bien , yo no confío demasiado en la justicia pero en la divina añun menos, la verdad. Lo que no pueda pelear yo, no creo que ningun Dios me lo haga por mi. Hay locas y locos en todos los lados y ene stos temas de separaciones las lucuras se embrutecen de una forma que es peor que la selva. No es cuestión de hombres o meujeres sino de malas personas o buenas personas.

    Ah, yo tampoco he entendido lo de Tania, y menos meter ahí a un “gay” o no gay…..

  8. Hola Estíbaliz, tu caso no es único, ya lo sabes, es muy difícil a veces desmostrar quien tiene razón pero no estoy de acuerdo con Vuelta en que te va a ir mal y que los hombres tal y cual y las mujeres tal y cual…. Que tu hermano no desespere, que denuncie, que se mueva, que no decaiga, que luche por sus hijos, que haga lo imposible y que sobre todo se rodee constantemente de testigos. Yo te aconsejaría ir a la Asociaciçon de padres y madres separados de Álava (tienen abogados allí que puden asesorarte muy bien), su teléfono es 945 25 98 31 y la direccion de email es: amapase@amapase.org
    Suerte a los dos!, hay cosas por las que me ece luchar, esa es una de ellas
    Postdata: Cuida la ortografía por favor (sobre todo lo de “heya” – ella)
    Juan

  9. En este pais somos todos iguales!Queee?ante que,quines?Porfavor la realidad no es esa.Yo soy mujer y pido la igualdad entre hombres y mujeres en todo y para todos los sentidos,aqui no se esta discriminando a nadie y por desgracia estoy viviendolo de muy cerca por un familiar cercano y conodco de otros casos.

  10. sinceramente , no deben discriminar a una persona porque todos en este pais somos iguales ,es mas habeses puedo observar que un gay , o lo que sea es mejor persona que cualquiera..
    sigan para delante y sigan luchando por su derecho , no se caigan por los comentarios de los ignorantes..
    suerte.

  11. Hay muchas mujeres que utlilizan a los hijos como herramienta en propiedad(pues se las llenan la boca cuando dicen “mis hijos”)para destruir al hombre,sin mirar las consecuencias que esto acarea sin pensar en esos niños que tambien tienen derecho a tener un padre y a su vez a la familia de este.Esas mujeres que van a contestar a esos niños cuando estos preguten?son unas desequilibradas malvadas y perversas ,que yo no se con que conciencia se acostaran,pero soy de la opinion de que la vida se lo haran pagar.Creo en la justicia DIVINA.Yo nunca utilice a mi hijo en mi separacion y fijate que pasados unos años hemos vuelto.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>