La historia no contada. Martin Txipia y Vitoria-Gasteiz

Con respecto a la reciente estatua que le han erigido a Ken Follet a los pies de la catedral de Vitoria-Gasteiz, for sale la gente está dividida…., ampoule que si está bien, apoplectic que si está mal, que si hay miles de otras personas que se lo merecen más, que si Follet ha hecho por el conocimiento de Vitoria en 1 año más que otros en 100…
Y en esto va Joseba Mikel Agirre Oar y nos regala un artículo en la sección de Tribuna Abierta del diario de noticias de Álava que titula Estatua para Martín Txipia, heroico defensor de Vitoria.
Me ha encantado sobre todo porque con esa excusa aprendemos historia, historia de verdad, no la historia contada por los vencedores sino también la otra historia,la olvidada, la de quienes perdieron. Ójal siempre tuviéramos las dos versiones. Un placer leer este artículo, muy ilustrativo, os lo recomiendo aunque no seáis de esta ciudad, porque sguro quene todas las ciusdadesha pasad algo semejante.
Yo, aprovechando las obras, quitaría el monumento, o mausoleo o lo que sea que está en la Plaza de la Virgen Blanca y pondría una de Txippia en su lugar, después de tantos años se merece algo así ¿no?.

fotog5.gif
Martín Txipia, heroico defensor de Vitoria frente a la anexión de Castilla

Hace tiempo me venia rondando la idea en la cabeza, pero la invitación, en forma de “pregunta a los lectores” y la carta irónica de Javier Vegas, sobre lo ” cosmopolitas que somos”, dedicando una estatua al Sr. Ken Follet, me anima a proponer una estatua, o, al menos un monolito, en un lugar bien destacado de zona alta, en el Campillo, donde se desarrollo su heroica intervención, a la figura de Martín Txipia , desconocida por los gasteiztarras.

Desconocida por como nos han contado la historia aquellos que acusan a los textos del sistema de educación vasco actual de manipular la historia. Ellos, nos ocultaron a héroes como Txipia y otros, pero nos metieron a fuego en el cerebro las gestas de Guzmán El Bueno o el General Moscardó.

En el 1199, el Rey de Castilla, aliándose con el de Aragón, decidieron atacar a lo que era el reino de Navarra y repartírselo. No hay que olvidar que ambos Reinos, juntos, formando ya la España Imperial, consumaron este expolio en el 1521, tras la batalla de Noain. Hay que señalar que la Castilla y el Aragón originales, eran unos simples Condados del reino de Navarra, que se independizaron, unilateralmente, cuando el Rey Sancho El Grande, los cedió a sus hijos Alfonso (regulo de Castilla) y Ramiro como regulo de Aragón, al repartir su reino al morir en el 1033.

Anteriormente ya la habían dado un buen mordisco al Reino Vasco, arrebatándole gran arte de la Rioja así como la Bureba, tierras tan euskaldunes entonces, y asi lo prueba su abundante toponímia, como lo podían ser Arratia, Baztan o el Goiherri

La Alava Nuclear, la que administraba la Cofradía de Arriaga ( y en la que no estaban representados los territorios de Ayala, ni Aramaio, ni los valles orientales al Oeste del Bayas, ni Rioja Alavesa), estaba adscrita desde siempre, por razones de etnia e idioma , -idioma que los aglutinaba y les daba una identidad especifica ,frente a los visigodos, celtas y francos-con el reino de Pamplona, creado en el año 800, en torno a el clan de un líder guerrero, los Arizta, liderazgo que surgió tras la victoria vascona en Orreaga, sobre Carlomagno, y en la que intervinieron vascos de todos los territorios, incluidos los caristios, várdulos y autrigones que habitaban el actual territorio de Alava.

Siendo, pues, la Llanada Alavesa territorio adscrito, como uña y carne, al reino de Pamplona ,(hasta el 1162 no se denomino de Navarra),el rey Sancho VI El Sabio, precisamente, por la potestad que le otorgaba la soberanía que tenia sobre dicho territorio, decide reforzar la aldea de Gasteiz ( asi aparece escrito en La Reja de San Millan), situada en la colina de lo que hoy llamamos El Campillo o Villa Suso, fortificarla, repoblarla y refúndarla con el nombre de Nova Victoria y fueros propios, distintos a los de la Cofradía(1181) Su intención era, precisamente, defenderse de las intervenciones anexionistas de Castilla sobre sus territorios vascos, territorios que siempre habían formado parte de dicho Reino, en este sentido había, también, creado las villas fuertes de Treviño(1161) y Arganzon (1191), así como otras en Bizkaia y Gipuzkoa (Donosti y Hondarrabi).

En el año 1199, de forma alevosa, el Rey Alfonso VII de Castilla , aliándose con el de Aragón, aprovechan de forma traidora y rastrera, la ausencia del rey de Pamplona, SanchoVII El Fuerte, quien había acudido a Marruecos para ayudar al rey Aben Jacub en un conflicto que tenia con otro monarca norteafricano. La situación de desamparo y vacío de poder en que quedo el País fue aprovechada por ambos monarcas extraños para atacar, Aragón por el Este (Roncal y zona de Aibar), y Castilla por el sudoeste, presentandose ante Vitoria con la intención de tomarla sin mas razon que la fuerza de las armas. Le ayudaban en esta felonía los nobles alaveses del bando traidor de Oña( a la manera que hizo Pierres de Peralta, mas tarde, en la propia Navarra nuclear y sus beaumonteses en el siglo XVI).. La ciudad resistió heroicamente, de forma numantina, el cerco, durante medio año. El precio de vidas cobradas por la lucha, enfermedades, hambre ( habian agotado todas las fuentes de alimentación, llegando, en casos ,al canibalismo) hizo que el mismo Obispo de Pamplona Don García, acudiese con uno de los mas destacados de los defensores de la plaza, hasta Marruecos , e informar al rey Sancho y pedirle su licencia para rendir la misma vista la situación en que se encontraba su población. Solo así, un día del mes de Enero, los cronistas no dicen cual, del 1200 (hace ahora 808 años) se rindió la ciudad. Su defensor era el Tenente (sin “i”, detentador del poder militar de una plaza fuerte del reino) de la misma: MARTÍN TXIPIA ( o CHIPIA).

A la caída de Vitoria, siguió, como en un domino, la de Gipuzkoa y el Durangesado, El resto de Bizkaia ya se había vendido a Castilla de la mano del traidor Lopez de Haro, que precisamente fue quien sustituyó, como tenente, por la parte castellana, en Vitoria, a Martín Chipia.

Esta es la historia de la anexión por conquista cruel, sangrienta, por las armas, y de forma alevosa de Gasteiz, su integración de forma violenta en la orbita castellana, con todo lo que eso supuso de perdida de identidad, a pesar que se le mantuvieron, a modo de consolación, unos “fueros”, su desnacionalización, la enajenación de su cultura e idioma original, relegado a la vida rural, impulsando, a través de la nueva administración, la cultura, idioma y valores del ocupante. Las clases poderosas- no todos- se unieron al ocupante que los premio con puestos en la administración, la misma Corte y títulos nobiliarios

Lo mismo ocurrió con Bizkaia y Gipuzkoa. No hay que ser muy agudo para comprender las consecuencias que trajeron a la supervivencia a largo plazo de un Estado Vasco, sus consecuencias aun se manifiestan en el tema recurrente de la territorialidad. Y hablando de territorialidad. La única plaza que no pudo ser rendida fue Treviño, que siguió en manos vascas, hasta que fue intercambiada por las plazas de Inzura, en Amezkoa y Miranda de Arga. De ahí su paso a Castilla.

Creo que con mas merecimiento que otros, Martín Txipia, merece ser recordado por un monumento en lo alto de el Campillo, en el lugar donde estuvo siempre el poblado de Gasteiz.

* Joseba Mikel Agirre Oar.- Miembro de Euskaria fundazioa

Publicado por

Pais Vasco - Juan

Juan Luis, Juanlas, Juan, Jon Koldo, Ibán...pero todos Yo Mismo.

9 comentarios en “La historia no contada. Martin Txipia y Vitoria-Gasteiz”

  1. Imagino que todo lo que dices lo dices con fuentes fiables ¿no?m pro favor, envia tu fuentes,si no no puedo creerme nada.Y menos si es un largo texto que sirve solo para insultar.
    Eso sí, lo último de la batalla de Vitoria, no sé de donde lo puedes sacar aparte de tu imaginación. “desposeer el monumento?, “solaparlo con este otro de Tippia?.
    No conoces como se conmemora aquí la batalla de Vitoria cada año?, no conoces como se ensalaza al general álava e incluso a ese lugareño que se supone (no se ha sabido si es cierto del todo) avisó del flanco francés que estaba protegido y que gracias a eso la batalla sucedió como sucedió?
    Por cierto, había mucha gente que apoyaba a los liberales aquí en Vitoria y en muchos lugares, frente al feudalismo del rey anterior. ¿qué era mejor?, al fin y al cabo era un pais, Francia, apoyando a unos y otros paises apoyando a otros….¿o no?. ¿Es la historia de como nos la contaron?. Quí lo sá!
    Bueno, espero tus fuentes y por favor, deja que la gente tenga sus defensores de ciudad, no hacen mal a nadie mas que a quien no quiere que se derrumben sus creencias (y de esos hay en todos los lados)
    Te aconsejo este enlace mientras espero los tuyos, eso que para tí son los únicos verdaderos. Que no lo creo.
    http://enklabe.blogspot.com.es/2016/11/ayudo-el-castillo-de-san-vicente-en-el.html
    http://enklabe.blogspot.com.es/2016/11/el-asedio-castellano-vitoria-11991200.html
    http://enklabe.blogspot.com.es/2017/03/diecisiete-dias-mas-de-esperanza.html
    http://enklabe.blogspot.com.es/2017/04/presencias-apocrifas-en-el-asedio.html

    Un saludo

  2. Estoy de acuerdo con vuestros en la idea de la existencia de seres autoritarios y manipuladores de hechos acaecidos, jamás he dudado que hubo, los hay y seguirán habiendo políticos, historiadores, grupos sociales y otros archipámpanos que actúan como corrosivos distorsionadores de la historia:
    Estos, están especializados en detectar las debilidades ajenas; No se detendrán hasta conseguir lo que desean; Son insaciables, la manipulación les hace sentir poderosos y como suele ocurrir con el poder, siempre desean más; Son maquinadores, necesitan el control por su complejo de superioridad, con rasgos de egocentrismo y narcisistas; Son incitadores, hacen alarde de fuerza con actitudes agresividad; Los desprestigitadores, se sienten perfectos, ellos son la medida de la razón, su regla es la única que vale y hacen hincapié en que los demás están equivocados; Estos interpretadores, son de una personalidad maquiavélica y retorcida, actúa extrayendo partes seccionadas de la historia, cambiando intencionadamente mediante la trasmutación de la histórica real narrada en documento legales; Se sienten constantemente víctimas, a estos sujetos los demás le han hecho daño y no cesan de lamentarse. Se centra mucho en su propio malhadado y tribulaciones, inculcándonos la idea que son los otros los que abusan de ellos, reclaman justicia y se tiene a sí mismo como unos inocentes maltratados, apreciándose en sus conductas el síndrome de Job.

    Manifestáis que os impusieron una historia falsas, jamás he dudado que hubo, los hay y seguirán habiendo manipuladores y adulteradores de hechos acaecidos en la historia de este país, un ejemplo bien cercano y actual lo tenemos en vosotros mismos y las instituciones que os apoyan: Ayuntamiento, Diputación, Gobierno vasco, en colectivos “culturales” como Martin Ttipia y en algún que otro psiquiatra embaucador metido a historiador.
    Seguir haciendo trapacería con la historia, esto solo os servirá para embaucar o engañar durante un periodo breve de tiempo a una mayoría de adiestrados, hasta que algunos de estos empiecen a pensar por sí mismo, entonces vuestras mendacidad se desvanecerá como las brumas del amanecer en nuestros valles y montañas.
    Expongan ¿en qué documento se hace referencia que el citado Martín Ttipia, en la época de 1199 o 1200 bajo el reinado de Sancho VII El Fuerte, fuera tenente en Nova Victoria,?. Como se aventuran a juzgar o valorar hechos acaecidos en tiempos pretéritos con una visión actual, los territorios y las poblaciones desde las épocas más antigua de la humanidad variaron, varían y seguirán variando hasta el final de los tiempos, Actualmente es indiferente quien fue Tenente en la fecha citada, pero esto no es óbice para manipular la historia.
    Tomen notas para sus próximos montajes teatrales:
    Montajes 1º: La expansión e invasión hacia otros territorios por el Rey de Pamplona Sancho Garcés I “El Grande” (905 – 925), hijo de García Jiménez de la dinastía “Jimena”, durante su reinado estuvo centrado en el expansionismo del reino Pamplonés, invadiendo y avasallando la zona del valle del Ebro, La Rioja y Aragón. ¡Pero claro, es no es anexionismo!
    Montaje 2º.- La presencia castellana en el condado Alavés en el siglo IX, período en el cual Fernán González (932-969) y sus descendientes lo mantienen bajo su control
    Montaje 3º: La verdad sobre los destinos y fechas del Tenente Martin de Ttipia, por que hacer a Martin Ttipia un héroe sin tener constancia alguna de su presencia en el cita asedio. Las historias que nos existieron, jamás se podrán contar, por lo menos como verdaderas, erudito Joseba.
    Montaje 4º: El laudo arbitral presentados por Alfonso VIII rey de Castilla (1155-1214) y Sancho VI rey de Pamplona (1150 – 1194) a Enrique II rey de Inglaterra (1154-1189), el cual, el 25 de Abril de 1176 se pronunciaba sobre la invalidez de parte del testamento del rey Sancho III el Mayor, declarando que el rey Sancho VI de Pamplona debía devolver las tierras invadidas en su día, las cuales no formaban parte de su patrimonio y pagar una indemnización de tres mil maravedís de oro.
    Parece ser que al rey Sancho VI rey de Pamplona, no le gusto el laudo arbitral que de mutuo acuerdo habían pactado con el rey Alfonso VIII rey de Castilla, por cierto sobrino del primero y está documentado que no quería devolver lo arrebatado por la fuerza y luego ustedes gentes de paz, nos hablan de injusticia.
    Leer un poco de la historia escrita en siglos pasados y nada dudosa de manipulación, no viene mal para el entendimiento, hay podrán comprobar la veracidad de ciertos acontecimiento narrados en la actualidad por charlatanes malintencionados y descubrirán como el rey Sancho VI tubo de devolver parte de los territorios ocupados al rey Alfonso II (La rioja, incluida Logroño).
    Lo narrado se puede constatar por cualquier persona si pone un poco de interés, luego determinen que rey de los dos implicados tenía razón y quien cometió una injustica al permitir que durante nueve meses se asediase a los ciudadanos de la Nova Victoria.
    A se me olvidaba, me quieren decir usted señores doctos en historia de este país, ¿ qué diferencia existe entre el ataque acaecido por un ejército foráneo contra los pobladores de esta población en el año 1119 y otra acaecido 648 años después en 1813?. Yo creo que ninguna, en los dos ataque hubo sufrimientos y penalidades, porque ese empeño en conmemorar el primer ataque e intentar solapar el segundo, aun mas, querer desposeer el monumento que conmemora el segundo para implantar uno en la figura del tal Martin Ttipia en recuerdo al primero, es decir, silenciar un hecho real para ensalzar uno de dudosa realidad. Usteak, erdia ustel.
    Kanpaia nahi ez duenak aditu, ez dezala soka mugitu.

  3. Joseba Mikel, yo también llevo tres años para contestarle pero nunca encuentro el tiempo para hacerlo (ya tengo algunas cosillas guardadas pero…, ), bueno, que me alegro que tú puedas hacerlo y además así de sintetizado.
    Eskerrik asko
    Juan

  4. Pues no había entrado en este espacio, así que contestaré a Orlando con más de 3 años de retraso.

    lo de de leovigildo es tan cierto como decir que la fundaron los reyes magos. ese es un mito ( yo así lo estudié en la historia de España del Bachiller franquista) es decir un Mito de los historiadores hispanistas o españolistas: una mentira. Lo cierto es que en la actual colina , también llamada el Campillo, la parte más alta de la ciudad, había una aldea llamada Gastehiz (sí, con “h” intercalada), y así aparece en el Cartulario de la Reja de San Millán. Debía ser la aldea mayor de la comarca pues era la que más “rejas” de hierro paraba al citado monasterio. Sobre aquella aldea, fortificada y repoblada, refundó Sancho el Sabio la Villa de Nova Victoria en el 1181. La población tenía una función estratégica de defensa y vigía frente a la amenaza de Castilla, a favor de Navarra.

  5. Eskerrik asko Josu,
    Elq ue no quiere verlo es porque jamás tiene intención de conocer, hoy en día podrían informarse de la historia , mediante internet, de miles de formas.
    Pero parece ser que siempre habrá gente que se pone las orejeras y seguirá diciendo eso de Vitoria, ciudad castellana desde su fundación….
    Ongi etorri de un gasteiztarra.
    Juan

  6. Soy bastante nuevo en esto de la historia del Reyno de Navarra. Me he documentado un poco y sigo haciéndolo ya que me ha apasionado. Pero hay algo que no consigo entender y es el empecinamiento de muchos Vitorianos (que no Gazteiztarras) de no reconocer un pasado vascón (que era el Reino Pirenaico) y si castellano (conquista a sangre y fuego). Evidentemente Vitoria no fue fundada por Sancho VI, pero es que ningún rey fundó ninguna ciudad de la nada. Aprovechaban viejos emplazamientos ya existentes, pero al decir fundar no se refiere a construirla sino dotarla de unos Fueros, unas leyes. Por último, destacar el papel de Martín Ttipia en la defensa de la ciudad y un saludo a todos aquellos que como yo cada vez estén más convencidos que la historia no tienen porqué escribirla los vencedores.
    AGUR ETA ESKERRIK ASKO.

  7. Varias cosas.
    Vitoria no fue fundada por ningun rey. Ya que el primer rey que llega a GASTEIZ fue el rey Sancho VI El Sabio, y la aldea dd gasteiz ya estaba fundada, Dicho rey cambio el nombre de la aldea por el de “Nova Victoria” y por eso hoy en dia la ciudad se llama Vitoria-Gasteiz que es la union de los dos nombres que a tenido la ciudad.
    El rey Sancho VI El Sabio no mando construir la muralla sino que esta se comenzo a construir antes de su llegada a la cuidad, se desconoce el autor de dicha construccion y la financiacion pero por su puesto no fue por el rey.
    Ultima cosa, la muralla se construyo con diversos fines la primera era la defensiva ya que estaba en la frontera entre dos reinos y la segunda era la de cobrar un impuesto por comerciar dentro de la muralla.

    Un saludo.

  8. vitoria se funda en el año 582 por el rey visigodo Leovigildo.Victoriacum la llamo.
    pamplona por pompeyo.

    se te olvida la reconquista tambien.

    por que querer cambiar la historia

Ongi etorri, bienvenido/a!